SI ALGUNAS PALABRAS HACEN PENSAR

Cada libro es un pequeño tesoro, un universo entero por descubrir, lleno de secretos, lleno de ilusiones, una historia que te hará soñar y que su recuerdo te seguirá a lo largo de tu vida. En un viaje a Lisboa, en esa ciudad llena de nostalgias y que adoro tantísimo, encontré en una callejuela una furgoneta en la que hablaba del poder de los libros.



Simplemente decía:


"SI ALGUNAS PALABRAS HACEN PENSAR, IMAGINE UN LIBRO".









Precisamente los libros están para eso, para pensar, para aprender, para crecer, para desarrollarnos, para tener sueños...
Y si algunas palabras, te hacen pensar, imagina lo que puede hacer un libro....
La relación con un libro es inexorable, un buen día cae en nuestras manos más o menos por casualidad, lo cogemos, acariciamos su lomo y sus páginas y lo abrimos de pronto por una de ellas y empezamos a leer. Y allí en el libro, entre los misterios de su lectura vamos cayendo atrapados en sus redes, vamos haciéndonos parte de él y haciéndolo a él parte de nosotros mismos.
No sé cómo hay tanta gente que puede vivir sin leer. Si yo no leyese, simplemente no viviría, o no lo haría del modo intenso en que intento hacerlo cada día.