¡¡¡¡VIVA LA NIEVE!!!!

Supongo que ayer y hoy muchos blogs de este país habrán hablado de la nieve, y no me extraña, es un tema recurrente. Lo cierto es que la gran nevada parece que nos pilló a todos por sopresa. Yo estaba trabajando, sentada en mi mesa en la oficina en Tres Cantos, un pueblo de la sierra norte de Madrid, y comenzó a nevar de tal forma y a tal velocidad que pensé que nos tocaba quedarnos allí el fin de semana completo. De hecho, casi fue lo que pasó, terminó cerrando la empresa a las cinco porque los del turno de tarde no pudieron llegar a trabajar, y los de la mañana lo tuvimos chunguillo para salir de allí, nos fuimos a las cinco a la estación, que estaba totalmente abarrotada, y el tren pasó a las 17.50, casi una hora después, pero por lo menos pasó y nos pudimos ir a casita.

El espectáculo de la nieve es grandioso, vale que casi haya paralizado el país, pero no se le puede negar su belleza. Ayer por la tarde, justo antes de entrar en casa me encontré con este simpático muñequito de nieve que habían hecho los niños del bloque de enfrente. No se les puede negar el talento, la verdad es que les quedó monísimo, no le faltaba de nada.

Hoy al abrir la ventana el parque que hay frente a casa se veía totalmente nevado, y como es sábado, yo no tenía que salir de casa, podía quedarme tranquilamente a ver el espectáculo desde aquí, calentita (qué bien). Que lo de burrear a bolazo limpio de nieve ya lo hicimos ayer por la tarde. Lo siento, pero no me había llevado la cámara al trabajo y desgraciadamente no hay fotos para ilustrar y rememorar ese momento, así que os dejo las vistas desde mi ventana.


Y como hace frío, ya no nieva y ha hecho un día de sol espléndido pero frío, por lo que la nieve se ha helado y ahora sí que tiene que estar fastidiado eso de ir por la calle, como yo me puedo quedar en casa hoy, pues calentita entre las mantas llevo todo el día. Este fin de semana pensaba ir de rebajas, por lo que eso que me ahorrado, que tal y como está todo. He de reconocer que llevo un día fantástico y calentito en casa en el que me he leido una novela, he visto dos películas, he estado interneteando y ahora escribiendo en el blog. Eso sí, empecé el día con buen pie, os pongo una foto del fantástico desayuno que me han traido hasta la cama (esto de la nieve está teniendo muuuuuchas ventajas).


Así que a disfrutar de la nieve, que es un espectáculo grandioso. Y yo que pensaba que la única nieve que iba a ver era la de la bola de cristal del Winnie the Pooh y el Tigger que me había comprado el otro día en las rebajas de la tienda Disney... Pero no, grandiosa nieve la que ayer cubrió media España, y el caos que provocó.


DE VUELTA

Bueno, ya estamos de vuelta a la rutina (por decirlo de alguna manera), las navidades se han acabado y yo no les he dedicado ni una mísera línea en mi blog. Y ahora que terminan es cuando yo me acuerdo de ellas, como todo en mi vida... No es que me apasionen estas fechas, aunque reconozco que tienen cosas bonitas: el ambiente en general, las lucecitas de navidad en las calles, las vacaciones si las tienes, volver a ver a tu gente... Pero no soy una apasionada de la navidad, creo que se nota. Pero hoy, 7 de enero, un día más de trabajo (porque trabajé el 29, 30, 31 de diciembre, 1 y 5 de enero, por lo que salvo la semana de navidad, he pringado el resto), me he encontrado de nuevo con el tráfico, el estrés, las calles sin luces... todo muy poco zen, estábamos mejor en Navidad.

A sus Majestades los Reyes Magos, los vi a través de la ventana de un bar en Segovia, donde estábamos maravillosamente bien tomando nuestras cañitas y nuestras tapitas, mientras el resto salía a la calle a ver la cabalgata a bajo cero. No se han portado mal conmigo, aunque tampoco hemos tirado cohetes, será cosa de la crisis. El sábado me voy de rebajas, a ver si enmendamos sus errores...

Y sobre el 2009... veremos qué nos depara. Podría hacer mil propósitos que seguro que luego no cumpliré, así que me ahorro la lista. Es un año nuevo y vendrá cargado de cosas, algunas buenas y otras malas, habrá que ir viviéndolas poco a poco... De momento que me quede como estoy, que de momento tengo salud, tengo amor, no tengo dinero pero sí trabajo, y tengo ilusiones. Espero que el año me dé la oportunidad de hacerme algún viajecito que otro (cuantos más mejor), de leer, conocer gente nueva, vivir cosas novedosas e interesantes (el blog surgió en el 2008, a ver qué se me ocurre en el 2009) y sobre todo no sólo sobrevivir sino vivir intensamente....


A ver qué nos deparas, 2009, en ti pongo mis ilusiones!!!!