ROCÍO

Rocío atravesó la pantalla del ordenador y llegó al mundo real, a las intensas calles de Madrid de un día de finales de verano. Acompañada por Miguel esperaban a una Itaca transformada, que también había decidido traspasar los umbrales seguros de la pantalla del ordenador y aterrizar en el mundanal ruido de su querido Madrid, para conocer por fin en persona a su amiga virtual en cuyos ojos podría notar al instante la ternura y la amistad.

Porque la amistad, la de verdad, es muy difícil de lograr, pero a veces se forja de la manera más extraña, o a través de las nuevas tecnologías, nunca se sabe… De aquí te dejo unas líneas, de aquí te comento un post, de allá me preguntas, de aquí te saludo… Pero después de los años esas personas virtuales se convierten en tus auténticos amigos y, con el tiempo, vas sabiendo quién es quién en el juego cibernético, quién merece realmente la pena, quién se ha convertido en tu amigo en el mundo virtual y puede, quizá, convertirse en tu amigo en el mundo real. Sólo falta dar ese paso de traspasar la pantalla, a veces tan difícil como un paso de gigante.

Y así llegó Rocío, presagiando el otoño, presagiando ese mes de octubre de hojas amarillas que caen al suelo e invaden el ambiente de nostalgia. Pero llegó con alegría, con ternura, con una amistad forjada sin ser muy conscientes, con ilusión, con ganas de sentarse a hablar, reír, abrazarse, como si nos conociéramos de siempre… Pero ahora ya nos conocemos, ya nos ponemos cara, ya sonreímos al reconocernos, ya volveremos a vernos espero que muy pronto.

Y tras ese halo de alegría y de buenas vibraciones, de la buena gente que se encuentra, se reconoce y se abraza, me dejó una hoja de otoño para mecer las nostalgias de ese octubre presagiado que nos embruja y que su recuerdo nos traerá a cada momento el recuerdo de esta amistad.

Gracias, Rocío.

4 comentarios:

  1. Ohhhhhhhhhhh, lo bonito que es conocerse "de verdad" después de un tiempo de comunicación únicamente virtual... :-)

    ResponderEliminar
  2. Desde luego que se conoce a gente estupenda por Internet! Tú y yo lo sabemos bien :D

    ResponderEliminar
  3. Y vosotras dos, Espe y Pepa, sois dos buenos ejemplos de ello. De cómo el buen rollo por internet traspasa la pantalla, llega al mundo real y se convierte en una bonita amistad. Gracias, chicas :)

    ResponderEliminar
  4. Hermoso encuentro y hermoso recuerdo el de la hoja, preciosa!

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)