SAN PERRESTRE 2012: A CORRER CON TU PERRO POR EL CENTRO DE MADRID!!!!

No me he podido resistir....

Tantos años hablando de la San Silvestre Vallecana (y eso que tengo un par de primos y un amigo que la corren todos los años), y resulta que el año pasado hubo una carrera paralela y no me enteré. Carrera, de la que por cierto este año darán buena cuenta de su segunda edición y que es muy especial. 

Se trata de la San Perrestre, una carrera para correr con nuestros amigos peludos. Quienes tenemos perro, sabemos que necesitan ejercicio, que se lo pasan genial al aire libre, y ¡qué narices!, nosotros también con ellos. Esta iniciativa de la San Perrestre es una ocasión excepcional para que disfrutemos con nuestros perretes. Voy a llegar a casa y se lo voy a contar a mi Athos, a ver qué cara me pone...

A él le encanta correr, así que no creo que tenga ningún problema, si acaso el problema lo tendré yo, me temo... :( Ah, pero no, que leo que esta iniciativa es una carrera desde el punto de vista de que tiene salida y llegada pero ni tiene jueces, ni tiempos, ni cronómetros... se trata simplemente de disfrutar con nuestros perretes!!!


Correr con nuestros perros, pasear, bailar, conocer gente, divertinos y, este año además, dar las campanadas y comernos las uvas todos juntos. Y por supuesto, recordar a todos nuestra obligación de respetar y proteger a los animales, y concienciar sobre la importancia de adoptar a los que tuvieron la mala suerte de ser abandonados o maltratados.

Éste es el verdadero objetivo de esta carrera, tal como nos lo indican en su blog


¿Cuándo? El 30 de diciembre, es decir, pasado mañana, hay que darse prisa!!

Entradas a 5€, incluye humano, perro y unos regalitos para ambos: uvas y camiseta para el amito o amita en cuestión y un pañuelo súperchulo para nuestro perrete. 

Lo organiza El Refugio. Para inscribirnos tenemos que enviar un email a info@elrefugio.org con el nombre y apellido, correo electrónico y teléfono de cada persona que quiera inscribirse.

Empiezan a repartir las camisetas a las 10 de la mañana, pero la carrera en sí empezará probablemente a partir de las 11 de la mañana. Puede ser un plan estupendo para una mañana de invierno navideño.

El recorrido lo podéis ver en el mapa (más abajo). No es un recorrido difícil ni extenso, no hay que correr si no se quiere, se puede pasear, pasar un buen rato... Simplemente se trata de recorrer desde Cibeles a Atocha y media vuelta, es decir, pasear, correr, o lo que tú quieras, arriba y abajo el Paseo del Prado.


Más información en el blog de San Perrestre y sus perfiles en Facebook y Twitter.


¡¡¡Venga, que aún estáis a tiempo!!!!


FELIZ NAVIDAD 2012

Estaba pensando en hacer un post navideño, que las fechas parece que es lo que piden... Pero no sé si fue por la comida (y bebida) de Navidad de empresa de ayer o por qué, pero parece que las musas me han abandonado... 

Pido disculpas y simplemente, desearos que paséis unas bonitas fiestas, cada cual a su modo, y a ser posible con no demasiados dramas familiares (que haberlos haylos, como las meigas). Yo me cogeré unos diítas para desconectar y cargarme de ilusión. 



¡¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD 2012 PARA TODOS!!!!

MADRID CON NIÑOS 2: CALIXTA Y NICANOR, AYÚDANOS A SALVAR LOS CUENTOS


El domingo fuimos al teatro. Probablemente no tendría nada de particular salvo porque ha sido la primera vez que mi pequeñaja iba al teatro, una fecha que recordaremos toda la vida. Y lo que tampoco olvidaremos es el nombre de la obra teatral: Calixta y Nicanor, Cuentos al por mayor, una obra hecha con pocos recursos y con muchísimas ganas. Un montaje magnífico que podemos disfrutar en Madrid y donde los más pequeños se lo pasarán fenomenal. 

En estas fechas navideñas, parece que se pone de moda llevar a los más pequeños de la casa a algún espectáculo. Bienvenido sea, creo que es una actividad estupenda y que debemos enseñar a los más pequeños de la casa, desde chiquitines, a valorar y disfrutar del noble arte del teatro. Pero además de los espectáculos comerciales (de Gran Vía, Circo Price y demás) existen muchas otras obras de teatro independientes, también para niños, donde, aunque la sala no disponga de tantos efectos especiales, normalmente los actores suplen con creces con sus ganas lo que espectáculos más comerciales pueden ofrecer.

Me gusta visitar salas independientes, pequeños lugares del noble arte donde, sin tantos recursos, muchos jóvenes y no tan jóvenes luchan por sacar adelante sus espectáculos y ofrecer a su público unos montajes llenos de ilusión, que no olvidarán. Calixta y Nicanor, Cuentos al por mayor es uno de esos espectáculos, tan llenos de ganas y de ingenio, tan divertidos y cercanos, en  los que mayores y pequeños se lo pasarán bomba y saldrán de allí con una sonrisa en la boca y la sensación de que ha sido corto por lo bien que se lo han pasado.


CALIXTA Y NICANOR: LA RIVALIDAD QUE SE CONVIERTE EN BELLA AMISTAD.

Calixta la más lista y Nicanor el Trovador han sido rivales toda su vida. Los dos luchan por convertirse en los mejores cuentistas del reino y hoy, ha llegado el momento final: el Gran Certamen Definitivamente Definitivo de Cuentistas sin Fronteras, donde ambos se baten en duelo con sus mejores cuentos a modo de armas, intentando demostrar que cada uno de ellos es el mejor cuentista de toda la historia.

Sin embargo, el concurso no sale como ellos esperaban y, de pronto, ambos se quedan en blanco. Nicanor pierde sus rimas y Calixta no recuerda su cuento. Algo horrible ha pasado, los cuentos se han perdido y el reino de los cuentos puede olvidarse para siempre....

Calixta y Nicanor deberán dejar de ser rivales y colaborar juntos para lograr que los cuentos se salven, que los personajes de cada cuento regresen cada uno a su historia y que los cuentos se salven. Para ello, tendrán que hacerse amigos, olvidar sus viejas rencillas y colaborar juntos, echándole además mucha imaginación al asunto.


Os puedo asegurar que os encantará cómo se va desarrollando toda la trama. Calixta y Nicanor son dos personajes maravillosos, con los que resulta imposible no encariñarte en seguida. Aunque Calixta, más que lista sea una listilla y Nicanor, a veces resulte de lo más repipi, la verdad es que ambos tienen un corazón enoooooorme y en seguida quieres hacerte amigo suyo y ayudarles para que salven al mundo de los cuentos. Porque, ¿qué sería la vida, y más aún la infancia, sin cuentos?


LOS OBJETIVOS DIDÁCTICOS DE CALIXTA Y NICANOR. 

La historia de Calixta y Nicanor es una historia extraordinaria, son algo así como unos superhéroes que tienen sobre sus espaldas la responsabilidad de salvar los cuentos. Imaginaos si nos pasa a nosotros, ¡cuánta responsabilidad! Los niños del mundo (y también los mayores) no podemos quedarnos sin cuentos para soñar!!!!!!!

En seguida te encariñas con los personajes y te dejas enamorar por su universo de historias y de palabras...

Pero es que además, este montaje está muy bien definido y muy bien pensado. Además de entretenernos y hacernos pasar un estupendo rato en el teatro, Calixta y Nicanor quieren que los niños aprendan muchas otras cosas.

Por ejemplo...

Despertar el interés por la lectura entre los más pequeños. Los cuentos son la llave de los lectores, yo al menos siempre lo he pensado. Cuando de pequeño aprendes a amar los cuentos, primero a que te los lean y luego a leerlos tú directamente, amarás la lectura durante toda tu vida. Por eso es bueno meterles "el vicio de la lectura" en el cuerpo desde pequeñitos.

Desarrollar el espíritu de colaboración y de trabajo en equipo. Calixta y Nicanor, a pesar de llevar mucho tiempo siendo rivales, deben hacerse amigos y ayudarse mutuamente para salvar el mundo de los cuentos. Además, también pedirán la colaboración de los niños y mayores de la sala, para que les ayudemos a salvar los cuentos. Entre todos, trabajando juntos, lograremos conseguirlo.

Fomentar el respeto y la tolerancia en relación a las diferencias de cada uno. Calixta y Nicanor son muy diferentes entre sí, de hecho no se llevan nada bien y llevan muchos años siendo rivales antagónicos, pero a lo largo de la función aprenderán a ser amigos, a quererse, aceptarse y respetarse tal y como son cada uno. Ambos tendrán que ayudarse y colaborar juntos para conseguir que los cuentos no desaparezcan...

Fomentar la participación y el desarrollo creativo. Para salvar a los cuentos, nuestros queridos amigos tendrán que utilizar la imaginación. Y además, necesitarán que los niños (y mayores) de la sala les echen una mano para conseguir su objetivo.



LA EXPERIENCIA DE ITACA (Y DE SU HIJA HENAR).

Era la primera vez que Henar iba al teatro (seguro que no será la última, quiero meterle el vicio del teatro en el cuerpo desde chiquitita). Creo que la experiencia fue realmente fantástica. Soy consciente de que, a sus diez meses, aún era un poco pequeña para este espectáculo, que busca la interacción con el público más pequeño y que los niños un poco más mayores (probablemente de 3 ó 4 años en adelante) seguro que disfrutarán mucho más. Pero la verdad es que las dos nos lo pasamos fenomenal.

Henar estuvo durante media hora con la boca abierta, mirando con los ojos muy abiertos a todo lo que se cocía en el escenario. Luego, fue perdiendo la atención y 55 minutos en total de función se le hicieron un poquito largos, pero es que es sólo un bebé y 30 minutos de función absolutamente fascinada, creo que está francamente bien. Seguro que cuando sea un poco más mayor ayudará a Calixta y Nicanor a recuperar los cuentos del mundo!!!

Personalmente, me encantó este montaje. Creo que los dos actores le ponen verdadera pasión y se nota que disfrutan muchísimo con lo que hacen. Patricia Sánchez, la chica que interpreta a Calixta y la ideóloga de este espectáculo, es además un torbellino sobre el escenario, que sabe llevarse a los niños a su terreno y que  se lo pasen francamente bien en su espectáculo. Desde luego, ya tienen dos fans nuevas para los espectáculos y montajes que puedan desarrollar en el futuro.



Pero si tenéis interés, aún estáis a tiempo de llevar a vuestros peques a este espectáculo. Me parece una actividad fantástica para Navidad con los más pequeños de la casa. Sólo tenéis que llevarlos a La Escalera de Jacob de La Latina, y si no es en Navidad seguro que en el 2013 volverán con su maleta de cuentos y sueños para hacernos pasar un rato estupendo a pequeños y mayores.


Las próximas funciones:

MADRID. LA ESCALERA DE JACOB - LA LATINA (c/ Mancebos)
7 de Enero, 16:30
19 de Enero, 17:15
26 de Enero, 17:15


COLABORA CON BANKILO Y HAZ #FOODBANKING

Comienza la semana y afuera está cayendo una muy grande... Y no me refiero a las condiciones meteorológicas, sino a que, para muchas personas, las cosas se están haciendo muy cuesta arriba. Y mientras, muchos de nosotros (por no decir LA MAYORÍA de nosotros) seguimos en nuestras casitas, calentitos, y de brazos cruzados sin hacer nada o haciendo mucho menos de lo que deberíamos

Sé que algunos aducirán, probablemente con cierta razón, que tampoco están los tiempos para tirar cohetes y que la mayoría de nuestras economías domésticas se han visto reducidas y que nosotros también hemos tenido que hacer ajustes y que no es que nos sobre el dinero precisamente... No dudo de que es verdad, pero seguro que podemos hacer un pequeño esfuerzo, o muchos pequeños esfuerzos, no debemos olvidar nunca que una playa no es más que millones de granitos de arena). 

Hoy vengo a proponeros, a los que vivís en Madrid, algo muy sencillito y con lo que podemos ayudar. Salid de vuestras casas, id a la tienda más cercana y comprad alimentos no perecederos (por ejemplo lentejas, garbanzos, arroz, latas de conserva...). Cada uno puede invertir el presupuesto que quiera en ello (cualquier aportación será bienvenido), seguro que puedes hacer un esfuerzo e invertir 3, 5, 10, 15 euros en esto. 

Luego, tienes que coger la bolsa con las cosas que hayas comprado y colaborar con el proyecto BANKILO, que por cierto es un proyecto maravilloso que están llevando a cabo estudiantes de la Complutense, convencidos de que otro mundo es posible y que sobre todo la solidaridad ahora, en nuestro mundo, es más necesaria que nunca



La recogida de alimentos tendrá lugar estos días, depende del punto de recogida tienen unos horarios y unos días de recogida, lee más abajo para tener toda la información. 

Puedes entregar los alimentos que quieras en los siguientes puntos de recogida: 

1. Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. Desde el día 10 al 14 de diciembre en horario de 9 a 20 horas, entrega en el Hall de la Facultad. 

2. Colegio Mayor Universitario Chaminade. Paseo de Juan XXIII, 9. Recogerán desde el día 8 hasta el 17 durante todo el horario de apertura del Colegio Mayor. 

3. Tiendas Tiger. Ojo, no recogen en todas las tiendas Tiger de Madrid, sino en concreto en tres de ellas. Todas ellas recogerán del 10 al 20 de diciembre, en horario de Lunes a Sábado de 10.30 a 21 horas y los domingos de 12 a 20 horas. 
  • Tiger Alcalá: Calle Alcalá 372
  • Tiger Fuencarral: Calle Fuencarral 103
  • Tiger Goya: Calle Goya 20
¿Quieres conocer el proyecto en profundidad? Visita su web, o síguelos en Twitter o Facebook.  

¿De verdad que no puedes poner tu granito de arena y ayudar?

Venga, te están esperando!!!!

EL ÚLTIMO JINETE, HISTORIA DE UN SUEÑO

Este martes (sí, ya sé que llevo un par de días de retraso en posts) tuve el placer de asistir al preestreno del Musical El Último Jinete. Desde aquí, tengo que dar las gracias a la revista Yo Dona, que me invitó a este preestreno a través de uno de sus concursos, ofreciéndome una entrada doble de manera totalmente gratuita y un minitour antes del comienzo del espectáculo para ver entre bambalinas cómo son los minutos previos a un gran montaje como éste. 

Creo que este sábado en la propia revista Yo Dona van a hacer un pequeño reportaje con fotos de los agraciados en este concurso, así como la pequeña entrevista que nos hicieron al día siguiente tras haber disfrutado del espectáculo. Miraré este sábado a ver si aparezco en dicha publicación (qué ilusión!), y de ser así, me temo que os "brearé" con un pequeño post que incluya mi aparición en Yo Dona. 

EL MUSICAL PARA ESTA NAVIDAD EN LOS TEATROS DEL CANAL

Me gustan los Teatros del Canal, y además me gustan por muchas razones: me gusta el lugar, su acústica, su disposición... pero también me gustan mucho sus montajes. Hace un año y medio aproximadamente pude disfrutar allí de un maravilloso montaje de El lago de los cisnes interpretado por el Ballet Nacional de Cuba. Hace apenas unos meses, disfruté por ejemplo de un espectáculo muy diferente, Eoloh, una especie de circo donde la diversión estaba más que asegurada. 

Volver a los Teatros del Canal siempre es un placer y máxime para ver..... ¡¡¡¡¡¡¡un musical!!!!!!! Y es que, aquí la que suscribe, se pirra por los musicales. Ya veis, gustos que tiene una.... y éste se me había pasado. No porque se me hubiese pasado físicamente (ya que al ir al preestreno, como su propio nombre indica, ni siquiera lo habían estrenado, por lo que disponía de unas cuantas sesiones por delante para verlo, y además en época navideña que, al menos para mí, siempre es un plus), sino porque, como suele decirse, no me había yo "pispado" de este montaje. 

Me alegro muchísimo de haber sido agraciada con el premio de poder acudir gratuitamente a este musical en el concurso de Yo Dona, porque además de pasármelo fenomenal, descubrí un musical con una puesta en escena fantástica y unos efectos luminosos francamente maravillosos. Toda una sorpresa inesperada en un musical muy adecuado para estas fechas navideñas y que creo que no debéis perderos. 

EL ÚLTIMO JINETE: LA HISTORIA DE UN SUEÑO. 

No sé por qué, pero salvando las distancias, el hilo conductor de este musical me recordaba, de alguna manera, a la historia de El alquimista, de Paulo Coelho. La moraleja del mismo es que hay que perseguir tu sueño. Pues esto es precisamente lo que persigue el protagonista de su sueño: encontrar al caballo más precioso y magnífico del mundo, que nació en sus sueños y que está seguro de que terminará encontrándolo y siendo el jinete del corcel más bello del mundo. 

Aunque su paupérrima vida no permite siquiera imaginarlo, quizá este jinete está destinado a encontrar su corcel blanco, y no sólo eso, sino también a perseguir su sueño, conseguirlo y lograr vivir una aventura que le llevará a conocer lejanas tierras y vivir peripecias que nunca habría podido imaginar. 


La historia de "El último jinete" es una historia épica, una aventura en la que además se mezclarán muchos elementos de otras historias conocidas. A veces piensas que estás dentro de la historia de Aladdin, en otros momentos que has llegado al Londres de Mary Poppins o de My Fair Lady e incluso en algunos momentos te vendrán a la retina retazos de El Rey León o de Cabaret. El viaje iniciático será ecléctico donde los haya, pero ya se sabe que todo es posible si lo que está en juego es el cumplimiento de un sueño. Porque para hacer realidad un sueño, absolutamente todo merece la pena. 

UN MUSICAL CASI MÁGICO (PERO CON ALGUNOS DETALLES A MEJORAR). 

Si hay algo especialmente reseñable de este musical es que parece casi magia. La historia es preciosa, pero sobre todo resulta fascinante el modo en que es narrada, llena de sorpresas y de aventuras vividas por su protagonista, en busca de su sueño, que le hará transportarse por mundos que nunca podría haber imaginado siquiera. Incluso, estará ayudado de otros personajes, sacados casi del mundo de los sueños o de la magia, logrando una puesta en escena espectacular. 

Y es que, si algo sorprende especialmente de este montaje es su maravillosa puesta en escena. Estéticamente resulta de lo mejor que he visto, el vestuario ha sido diseñado con esmero y pensando en cada detalle. Los personajes aparecen caracterizados con diferentes vestuarios, algunos de ellos sorprendentes (y de los que luego os hablaré). He leído que muchos de los trajes, especialmente los de inspiración árabe, han venido desde Marruecos, para poder representar estos trajes de manera más verídica.

Sin embargo, me queda el resquemor de que este musical pudo haber sido algo fantástico que se quedó a medias. Se trata de una propuesta arriesgada, el primer musical inédito estrenado en más de una década, con una mezcla de estilos quizá demasiado ecléctica para el gusto del espectador de a pie (una mezcolanza que, tal y como os comentaba antes, quizá tenga demasiados elementos reconocibles de otras obras y montajes), con dinero saudí en la inversión y todo. El escritor Ray Loriga también forma parte de esta fórmula que en muchas ocasiones resulta sorprendente pero en otros momentos patina un poquito.

Creo personalmente que hay números que sorprenden (como por ejemplo el de las langostas), otros que no se entienden demasiado (véase el de la coreografía de las camellas) y en general la historia resulta inconexa y para mí, el resultado final es una obra demasiado larga en la que el espectador termina desconectando (hay que tener en cuenta que, incluyendo el descanso, al final estaremos en total casi tres horas en este espectáculo).

En general, da pena que no se haya conseguido un resultado más redondo, ya que medios e imaginación no le faltan. Quizá se hayan pasado con la imaginación y sobre todo con la simbiosis de historias y estilos que hacen que el eclecticismo supere las barreras de lo que podríamos llegar a resistir como espectadores.


Si lo acortasen e hiciesen que la historia fuese más lineal, recortando y a la vez trazando mejor la línea de la historia, creo personalmente que mejoraría mucho. Creo que la idea y todo el elenco se lo merecen, especialmente el elenco de actores y actrices, joven y con muchas ganas de meterse al público en el bolsillo, que dan lo mejor de sí mismos en el escenario desde el minuto uno, y que no sucumben ni ante el cansancio ni ante nada, a pesar de la longitud del musical en sí.

Lo tendréis en cartel desde el 5 de diciembre hasta el 6 de enero y puede ser un buen espectáculo del que disfrutar uno de estos días navideños. Aunque las entradas no son baratas (nunca lo son para un musical y el despliegue de medios sin duda merecen ese precio), existen algunas ofertas interesantes. Por ejemplo, los de Letsbonus tienen una oferta de entradas a 20€ (un precio francamente bueno), eso sí, siempre que saques un pack familiar de cuatro personas. Pero en cualquier caso, como siempre, os recomiendo que estéis atentos a las webs de descuentos, seguro que en algún momento sacan alguna oferta interesante.

En cualquier caso, quedémonos con la historia de que siempre merece la pena perseguir un sueño y luchar por él. Y uno de los puntos fuertes de este musical es que no es, ni más ni menos, que la historia de un sueño.

Y ya lo decía Paulo Coelho:



Cuando quieres algo, todo el Universo conspira para que lo consigas.                                                             



¿QUÉ ES LA VIDA? UN FRENESÍ, ¿QUÉ ES LA VIDA? UNA ILUSIÓN...

El sábado pasado (¡¡¡¡por fin!!!!!) pude ir a ver al Teatro Pavón su montaje actual: La vida es sueño, probablemente una de las obra más conocidas de Calderón de la Barca. Este montaje en concreto ha traído cola, ya que el papel protagonista, Segismundo, no está interpretado por un hombre, como suele ser lo habitual, sino por una mujer... Y menuda mujer... y sobre todo ¡¡¡menuda actriz!!! Porque ver a Blanca Portillo sobre las tablas de un escenario es siempre una oportunidad magnífica, a la que no se debe decir que no. Y menos aún si además tenemos en cuenta que recientemente ha sido galardonada con el Premio Nacional de Teatro. Nos sobran motivos para ir a verla en este papel. 

Desde luego, a mí motivos me sobraban, pero lo que me faltaba era buena suerte. Esta obra, y sobre todo el papel protagonista de la Portillo ha tenido tanto tirón que las entradas llevan agotadas ya muchas semanas. De hecho, inicialmente yo tenía entradas para el 11 de octubre, pero mi hija se puso mala y me dejó con muchas ganas de ver esta representación. Volví a sacar las entradas... ¡¡¡¡disponibilidad para el 1 de diciembre nada menos!!!, y si me descuido, me quedo sin ellas. Esperaba que los hados esta vez me sonriesen y me dejasen ver esta obra, y aunque casi no llego (esto daría para otro post), por fin pude ir y disfrutar de la obra. 


EL PAVÓN Y LA COMPAÑÍA NACIONAL DE TEATRO CLÁSICO.

Quizá no vaya al Pavón tanto como debería... Y digo esto porque desgraciadamente, suelo perderme muchos de sus montajes. Pero también es un teatro por el que suelo recalar una o dos veces cada temporada sin faltar ni una sola. 

Y es que hablar de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, con sede en el Pavón, son palabras mayores. Esto es teatro del de verdad, del de siempre, del que desde la butaca te transporta inmediatamente a nuestro Siglo de Oro de las letras. Puedo evocar grandes tardes en ese patio de butacas, recuerdo ahora mismo El alcalde de Zalamea, El perro del hortelano, La celosa de sí misma... Pero la Compañía de Teatro Clásico siempre es capaz de sorprenderme, con grandes clásicos y con obras menores, sus montajes siempre son extraordinarios y nos recuerdan que en este país sí se hace muy buen teatro. 

En cierto modo, me parece injusto que el renombre de algunas estrellas, como es el caso de Blanca Portillo, brille más que el excelente trabajo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Estamos ante una de las mejores compañías no sólo de España sino del mundo y está bien que el renombre de actores o actrices conocidos lleven más público a su escenario, pero no debemos olvidar nunca el excelente trabajo de sus intérpretes como compañía y a nivel individual. 

Y en este punto, a riesgo de repetirme hasta la saciedad, nunca, en ningún montaje de esta compañía en la que él participe, puedo dejar de hablar de Joaquín Notario. Siento fascinación por el trabajo de este actor,  que siempre interpreta magistralmente todos sus registros y suele tener personajes principales en los montajes. Todavía no me he quitado de la retina su interpretación de Pedro Crespo en El alcalde de Zalamea. En esta ocasión, no tiene un papel tan protagonista (el protagonista de la obra es Segismundo obviamente) pero sí un papel principal: el del Rey, padre de Segismundo. Una vez más, Joaquín Notario nos deja sin palabras en su magnífica interpretación. Y es que, lo dicho, me fascina el trabajo de este actor. 



PORQUE TODA LA VIDA ES SUEÑO, Y LOS SUEÑOS... SUEÑOS SON. 

No creo que sea necesario explicarle, a cualquier amante del teatro clásico, la historia de La vida es sueño. Pero por si acaso, me permito hacer una brevísima sinopsis de la misma: 

Segismundo es el príncipe de Polonia, pero él no lo sabe. Lleva toda su vida, miserable, atado con unas cadenas y encerrado en una torre, sin relacionarse con nada ni con nadie, sólo Clotaldo, su carcelero, le visita y le instruye a lo largo de todos esos años, pero nunca le cuenta quién es. 

Un buen día, dos viajeros que vienen de muy lejos arriban a la torre: Rosaura y Clarín (este último, arquetipo de bufón). Ella, que en realidad es hija de Clotaldo, pero tampoco lo sabe, no puede evitar sentir conmiseración por Segismundo y, pretendiendo ayudarlo, termina siendo llevada a Palacio, a presentarse frente al Rey Basilio, padre de Segismundo, que podrá hacer con ella lo que desee, ya que ha visto a Segismundo y puede resultar un peligro para el gran secreto.  

Pero el Rey no tomará ninguna represalia frente a la joven, ya que esa misma mañana, ha hecho público su secreto. Ha contado ante sus dos sobrinos: Astolfo y Estrella, pretendientes al trono, y ante el resto de la Corte, que tiene un hijo, que vive encerrado en una torre desde su nacimiento, ya que las estrellas predijeron que se convertiría en un rey déspota y cruel. Pero que ha decidido sacarlo de la torre, haciéndole creer que es un sueño, y convertirlo en príncipe, para ver si es verdad o no lo que predijeron los astros. 

Segismundo sale de su encierro y efectivamente se comporta de una forma cruel y salvaje, por lo que vuelve a ser recluido y siempre le quedará la duda de si ha sido un sueño o no... Ahí se desarrolla el texto más conocido de esta obra de Calderón:

¿Que es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión, 
una sombra, una ficción; 
y el mayor bien es pequeño, 
que toda la vida es sueño, 
y los sueños, sueños son...

Pero Segismundo tendrá una segunda oportunidad. El pueblo le aclamará como su verdadero príncipe, quien quiere que se convierta en soberano y que no accedan al trono sus primos, extranjeros. Comenzará una guerra en la que Segismundo habrá cambiado su carácter y habrá comprendido que la crueldad no es el camino, que no por hacer pagar a todos los que lo hicieron cautivo durante tantos años, ni él ni las cosas van a mejorar...

Como toda obra del Siglo de Oro, ésta también posee su propia moraleja y unas cuantas ideas sobre las que darle vueltas. 


LA POLÉMICA ACTUACIÓN DE BLANCA PORTILLO. 

Blanca Portillo creo que es de esas actrices que no dejan indiferente a nadie, ni para bien ni para mal. Y en un montaje como el de La vida es sueño, a cargo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico y encima en el papel protagonista del príncipe Segismundo, desde luego, indiferencia no se esperaba. 

Está claro que esta chica es una actriz excepcional, pero también que no sólo le van los retos (que le encantan) sino más aún, le gusta la confrontación, le gusta que sus papeles generen comentarios y en este caso, sin duda lo ha conseguido. 

No es la primera vez que una mujer interpreta el papel de un hombre, tampoco la primera vez que Blanca Portillo hace de hombre. Yo, personalmente, tengo nítido el recuerdo de su papel de Bocanegra en la película de Alatriste. Y yo no digo que lo haga mal, porque para mí, personalmente, lo hace francamente bien, aunque entiendo que su actuación no guste a todo el mundo. 

Una de las cuestiones a plantearse es si este papel no hubiese estado mejor representado por un hombre. Probablemente sí. 

Otra, preguntarse por qué le han dado este papel precisamente a ella. Y aquí entran sin duda muchas variables, la mayoría de ellas comerciales. Hay quien me ha comentado que no le parece justo para los integrantes de una maravillosa compañía como la Compañía Nacional de Teatro Clásico y probablemente no sea justo. 

Pero una cosa es que probablemente haya muchos que preferirían a un hombre en ese papel de hombre, o que no entiendan por qué, de ser una mujer, ha de ser ella. Sin embargo, creo que al César lo que es del César. Eso son unas cuestiones y otra muy diferente es si Blanca Portillo lo hace bien o no. Para mí, Blanca Portillo está bien en el papel de Segismundo, no deja de resultar chocante ni de tener otro tipo de condicionantes, pero a nivel de interpretación, yo me creo a pies juntillas a su Segismundo. 



LA EXPERIENCIA DE ITACA.   

Me encanta el teatro, lo sabéis de sobra... pero el Teatro Clásico me parece sublime. Reconozco que no es un teatro para ver muy a menudo porque probablemente es tan denso que puede llegar a cansar. Pero precisamente, al espaciar en el tiempo mis visitas al Teatro Pavón, hace que cada una de ellas la paladee y la disfrute segundo a segundo... Y es que creo que el trabajo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico es sublime. 

En este caso, la posibilidad de ver a Blanca Portillo en el papel de Segismundo es una oportunidad única, que no se debe dejar pasar. Hay representaciones que marcan una época. Por ejemplo, han pasado varias décadas y todavía queda en la memoria colectiva el papel de Carmen Sotillo interpretado por una magnífica Lola Herrera en Cinco horas con Mario. Y no sé si el papel de Blanca Portillo como Segismundo será recordado durante tanto tiempo (la verdad no lo creo) pero es un papel del que se habla, y probablemente se siga hablando durante mucho tiempo. 



Y luego cada cual, después de haber asistido al espectáculo, que saque sus propias conclusiones. 

ATLAS DE GEOGRAFIA FEMENINA

Ayer fui a ver Atlas de geografía humana en el María Guerrero.

Seguro que os suena, es una novela de Almudena Grandes, una de mis escritoras favoritas. En concreto, esta novela la leí en dos ocasiones, la primera hace unos cuantos años, y la segunda hace casi cuatro ya (¡cómo pasa el tiempo!). Lo sé porque mi amigo Pedro me pidió en su día una reseña que en su día también le hice gustosa y que os enlazo por si a alguien le interesa. 

El caso es que, hace un par de meses, me enteré que iban a representar esta obra en el María Guerrero. Tenía claro que no podía quedarme sin verla, así que, rauda y veloz fui rápidamente a sacar las entradas (y de paso beneficiarme del superdescuento del 50% del día del espectador) para no quedarme sin ellas. 

Aviso a navegantes teatreros: la obra estará en cartel hasta finales de diciembre y las entradas están ya casi agotadas, así que si tenéis interés, comprarlas ya aquí. La representan en la Sala de la Princesa (la sala pequeña del María Guerrero) y el aforo es más que limitado. 


LA GENERACIÓN DE CUARENTAÑERAS (QUE NO CUARENTONAS) QUE PLANTAN CARA A LA VIDA CADA DÍA. 

Al entrar a la representación, nos dieron el programa de la obra como es habitual, y en él, se encontraban las palabras de la autora, Almudena Grandes. Me sorprendió de dónde nació la idea de esta novela (es algo habitual en mí, sorprenderme de esos momentos de los que nacen ideas que a veces se convierten en pequeños posts, otras en grandes novelas). Todo surgió en una conversación en una terraza, en una fría y plomiza mañana de la primavera de Madrid. ¿Tú dices mucho "amor mío"?, ¿Le has llamado "amor mío" a alguien con frecuencia?. El "amor mío" lo había pronunciado el hombre equivocado de aquella temporada, con la que la amiga de Almudena Grandes habría tenido una historia de ésas que terminas olvidando.

Una simple frase hizo "click" en la cabeza de Almudena, y se dijo claramente que debía escribir una novela sobre los conflictos de identidad de la generación  de la Transición. Y esa novela, como no podía ser de otra forma, es Atlas de geografía humana. Una novela que tiene como protagonistas a cuatro mujeres muy diferentes entre sí, con pasados y formaciones diferentes, que coinciden trabajando en una editorial y que representan la problemática de esa generación: Fran, Rosa, Ana y Marisa, cada una con sus matices, cada una con su historia a cuestas, con sus problemas, con sus sueños, con sus vidas...



FRAN, ROSA, MARISA, ANA... PERO SOBRE TODO ANA...

Tengo pocas, muy pocas actrices fetiche, pero alguna tengo. Y probablemente una de esas rara avis sea Ana Otero, es chica discreta, de barrio, pero sensual... Aún recuerdo cómo me fascinó en su papel de Judith en la adaptación de mi novela favorita de uno de mis escritores favoritos: Sandor Marai y La mujer justa, cuya adaptación pude disfrutar en el Teatro La Abadía el año pasado, y sobre todo pude disfrutar de la actuación de Ana (por si tienes interés en la reseña, clica aquí). 

Desde entonces, me temo que me haya enamorado de Ana Otero. Y que interprete un papel en esta obra, para mí ya era un plus importante, pero que además interprete el papel de Ana.... Y es que Ana es para mí la pieza más brillante de las cuatro, la historia empieza y acaba en ella, al menos de manera onírica. 


Ana, la adolescente que quiso vivir demasiado deprisa y que terminó estrellando sus sueños en las calles de un París que no la quería. Pero volvió a Madrid, dejó en el pasado su dolor y comenzó a luchar por sí misma, como siempre lo había hecho. Ana es guapa, más que guapa, interesante... de esas personas que mirándolas a los ojos pueden atisbar su profunda inteligencia y su tesón. Vivió demasiado deprisa y ahora a sus treintaytantos tiene una vida con agujeros, una hija adolescente, cierto rencor a los hombres y muchos problemas para encajar los bolillos de su economía y poder pagar las facturas a fin de mes. Pero un buen día, comprenderá que las cosas pueden cambiar, que a veces cambian y que con ella la suerte va a sonreír, poniéndose a su lado. El riguroso autor, el hombre más pedante de toda la redacción, terminará convirtiéndose en su amante, en su cómplice, en el hombre de su vida que, meses atrás nunca creyó que pudiera existir sobre la faz de la tierra. Pero a veces las cosas, aunque no sean fáciles, salen bien. Y ella sabe que debe luchar por sus sueños. 

Personalmente, no se me ocurre a nadie mejor para interpretar a Ana que la propia Ana Otero


Rosa, ay, Rosa.... me resulta inevitable no sentirme identificada contigo, no verme reflejada en tus palabras. Eso de mujer en casa, trabajadora a tiempo total (dentro y fuera), chica de los recados, organizadora de agendas... ¿por qué será que me suena? La otra parte de su vida, todavía no me ha tocado (creo). Rosa no es feliz, la han timado como nos han timado a tantas, diciéndonos que ser madre trabajadora es lo más chachi del mundo, ¡mentira!, vivir con la angustia de que el reloj siempre te gana la partida y que tú y tu vida ya no existís es una mierda. Rosa, un buen día, se lía con un compañero de trabajo para escapar de la rutina... pero la cosa no sale como ella querría, por mucho que le diga amor mío... Tampoco su matrimonio sale como ella querría, después de mucho tiempo de mirar para otro lado, al fin es capaz de mirar la verdad a los ojos, de coger la vida por los cuernos (con y sin metáfora) y tomar las riendas de su propio destino. 

Nieve de Medina es quien da vida a Rosa en esta adaptación. 


Fran es una de esas mujeres sin fisuras, de esas mujeres fuertes, perfectas, que lo tienen todo controlado: desde su trabajo de jefa en la editorial hasta su casa perfecta, su matrimonio de pijos de izquierda, en su mundo no caben las fisuras... pero todos, absolutamente todos, tenemos momentos en los que nos derrumbamos, momentos en los que tras la piedra sale el agua de las lágrimas. 

El papel de Fran es interpretado por Arantxa Aranguren


Y por último está Marisa, el patito feo, la chica que tartamudeaba, la que vivió con su madre hasta la muerte de ésta y que aún no ha sabido librarse de los lastres de su pasado. Nunca ha tenido una relación personal duradera y ahora vive una historia con Foro, quien también tiene sus propios lastres, y cuya relación no se atreve a confesar al resto de sus compañeras. Pensaba al leer el libro que era el personaje menos atrayente de los cuatro... y lo sigo pensando tras la representación teatral. 

En este caso, Rosa Savoini es la encargada de dar vida a Marisa. 


UNA BUENA ADAPTACIÓN TEATRAL. 

Una cosa es una novela de cientos de páginas, con espacio suficiente para desarrollar una historia, o un universo de historias como el que se entreteje en Atlas de geografía humana. Pero ese mismo universo de historias, que engloba tras de él a una generación completa, resulta prácticamente imposible de limitar a poco más de una hora de interpretación sobre las tablas de un escenario. 

Por eso, creo que la adaptación llevada a cabo en este caso por Luis García-Araus es francamente buena y digno es reconocérselo. Lógicamente ha tenido que tirar de tijera y recortar mucho la novela, pero lo ha hecho muy bien, sin perder la esencia de las historias que trazaba Almudena Grandes en su libro. Y eso, es muy de agradecer, tanto para un espectador de esta obra teatral como (más aún) para alguien que además haya leído la novela anteriormente. 


LA EXPERIENCIA DE ITACA TEATRERA. 

Me ha gustado mucho esta obra y creo que a las tres amigas con las que asistí, también. No se hizo larga, sino quizá incluso un poco corta, era teatro condensado, una joya con una buena escenografía, un excelente elenco de actrices y además un violín que hacía casi que te pareciese un sueño todo aquello. 

Disfruté muchísimo con uno de los mejores montajes a los que he tenido el placer de asistir en este 2012 y salí de allí con muy buen sabor de boca. 

La historia de Atlas de geografía humana es la historia en femenino de una generación. Pero aunque sea la generación de Almudena Grandes, de esas mujeres que hace veinte años tenían más o menos mi edad, es decir, la generación de mi madre arriba o abajo (lo acabo de mirar y Almudena tiene cinco años menos que mi madre), mi generación, en cierta medida, no está tan lejos de aquella generación y sobre todo de sus problemas. Personalmente, me resulta muy fácil sentirme Rosa en algunas ocasiones, sentirme Ana en otras... quizá me siento muy lejos de Fran, mucho más aún de Marisa. Pero, en definitiva, es una buena radiografía de los problemas de las mujeres hace veinte años y de los problemas que seguimos teniendo hoy. Porque, al fin y al cabo, las cosas, en muchos aspectos, no han cambiado tanto...

Un montaje teatral francamente bueno, que creo que no deberíais dejar pasar. Así que, si os interesa, daros prisa, no os quedéis sin entradas, que quedan muy pocas!!!!

GUÍA DE CÓMO JUGAR A LOS BOLOS PARA PATOS MAREADOS


No sé por qué, hoy recordé que hace tiempo había escrito una guía para jugar a los bolos teniendo pocas aptitudes naturales para ello. La publiqué en su día en otra página de internet pero no aquí en mi blog, así que la recupero, que creo que puede dar juego (y nunca mejor dicho).

1. DECISIÓN
Para empezar algo siempre resulta conveniente hacerlo por el principio. Para tomar la decisión de ir a jugar a los bolos se precisa valorar una serie de circunstancias. Para ello mejor nos basamos en razones que nos puedan inducir a ello:
1.1. UN BUEN JUEGO DE EQUIPO
Es algo básico, uno no va a los bolos a jugar contra sí mismo porque no tendría ninguna gracia, sino que va en equipo (de amigos, de compañeros de trabajo, de vecinos… de lo que se os ocurra). En cada pista de bolos normalmente pueden jugar un total de ocho personas, que en principio puntúan de manera individual (al menos eso ocurría en la bolera de Chamartín), pero para formar equipo, nada tan fácil como dividiros entre dos y sumar las partes de uno y otro equipo, que es lo que hicimos nosotros. Además, si no jugáis de modo individual sino en equipo, se fomenta el buen rollo, las risas, el meterse los unos con los otros, el hacer piña entre los del mismo equipo… en definitiva, resulta muchísimo más divertido.
1.2. UNA OPCIÓN BARATA
También es importante, especialmente en los tiempos que corren. Jugar a los bolos es divertido, un juego de equipo y además barato. Cierto que los precios varían mucho (no conozco las tarifas actualizadas, pero sigue siendo una opción muy asequible entre semana y un poquito más cara pero también asequible los fines de semana). Cuanto más grande es el grupo, más se desarrolla en el tiempo la partida, cunde más y te ríes más.

2. QUÉ NECESITAS

2.1. TENER HUMOR Y NO SER UN PATO COJO MAREADO
Se aceptan patos cojos, se aceptan también patos mareados, pero ambas cualidades juntas se rechazan por el bien de la humanidad y los que están alrededor. En serio, que no necesitas ser un crack, ni un gran jugador de bolos ni un deportista de élite, simplemente necesitas llevar tu buen humor, intentar dar lo mejor de ti y pasártelo bien. Hombre, si eres un mentalista y eres capaz de redirigir la trayectoria de la bola, pues no estará de más, pero parto de la base de que esta habilidad no está al alcance del común de los mortales.

3. EQUIPAMIENTO
3.1. ZAPATOS DE BOLOS Y “CALCETINES”
Tranquilo, no tienes que tener unos zapatos de bolos en casa, simplemente pagas por el alquiler de unos en la bolera. Ese alquiler suele consistir algo así como en 1€ por partida, y simplemente tienes que pedir tu número y te darán unos zapatos muy monos, con ni se sabe cuántos usos anteriores, pero no te preocupes, que te echan un chorrito de desinfectante. En este caso, yo no soy anda escrupulosa, pero habrá quien lo sea, y aviso de que al meter tu lindo piececito dentro se moja, y si llevas calcetín (algo recomendable) también, por lo que la sensación puede ser un tanto extraña. Así que, aunque os faciliten los zapatos en la bolera (que de hecho no os podéis llevar vuestros propios zapatos de casa), acordaros de llevar calcetines.

3.2. LA BOLA MÁGICA
En este caso, creo que si eres un friki y tienes tu propia bola para jugar a los bolos, te la puedes llevar de casa. Pero si eres un friki de los bolos, esta guía para principiantes y patos mareados como yo, no te servirá de mucho, así que mejor deja de perder tu tiempo leyendo esto. Para el resto de los mortales que no tenemos una bola de bolos en el armario de nuestra habitación, decir que las bolas os las presta también la bolera. Son del mismo tamaño pero varían en peso y en colores (cada color tiene un peso asignado). Simplemente tendréis que ir allí y ver cuál os viene mejor (se puede probar con varias hasta encontrar la que más se ajuste, aunque mejor que la encontréis pronto, que si no se acaba la partida). Además del peso, también depende del tamaño de vuestros dedos, ya que tienen que entrar en la cavidades de la bola, para lo que, como os decía, tendréis que tantear hasta encontrar la bola que mejor os vaya.

Y con esto, ya tenéis más que de sobra para empezar a jugar. Se recomienda a las chicas llevar si no pantalones al menos faldas largas para evitar ciertos momentos ejem ejem y a ser posible andar con ojo y no resbalar con los zapatos (a mí no me ha pasado, pero he visto otras veces a alguna persona caerse).

4. QUE DÉ COMIENZO EL ESPECTÁCULO, DIGO QUE EMPIECE EL JUEGO.
Más bien espectáculo, porque verme a mí en plan pato mareado que no sé ni cómo coger la bola tenía su aquél. Pero bueno, mejor utilizaremos el término juego, que al fin y al cabo, aunque también pueda llegar a ser un espectáculo, los bolos pretenden ser un juego y un entretenimiento.

4.1. FORMAR EQUIPO: SOMOS UNA PIÑA

Lo de formar equipo entre nosotros, hacer piña y motivarnos y apoyarnos entre nosotros resulta fundamental. Hay que crear buen rollito y estructura de grupo, porque aunque luego no ganemos (si lo hacemos, mucho mejor), hay que hacer equipo y darlo todo en la pista.


4.2. METERSE CON LOS DEL EQUIPO CONTRARIO

Hacer piña con nuestro equipo supone que el equipo contrario también la haga, y como podéis imaginar, que se formen piques entre uno y otro, abucheos y esas cosas, pero nunca perdiendo el buen humor. De hecho, la mayoría de las risas que nos echamos (además de por darnos cuenta de que la mayoría éramos unos patos mareados) fue precisamente por hacer equipo y después picarnos entre unos y otros. Pero insisto, nunca perdiendo el buen humor y el buen rollo.

4.3. TU OBJETIVO: INTENTAR TIRAR BOLOS (SI SON TODOS MEJOR, SI NO ALGUNOS)

No perdamos de vista nuestro objetivo, que luego no nos centramos en él, pensamos en otras cosas y nos pasa lo que nos pasa. Se trata de tirar los bolos y estamos ahí para eso, si nos reímos, mejor, pero si no tiramos ni una solo, se reirán más aún de nosotros. Por eso, pon toda tu atención, coge la bola, lánzala por el centro y encomiéndate a todos los santos celestiales (si crees en ello) para que por lo menos alguno caiga. Y si son todos, ¡salta!, ¡que se note tu alegría!

5. PASOS QUE DEBES DAR PARA TIRAR LOS BOLOS

Establezcamos unos pasos mínimos, que aunque resulten obvios, puede ser que a alguno no le parezcan tanto.

5.1. ESCOGE TU BOLA

Has llegado, has pagado la partida, te han dado los zapatos y vas con ellos humeantes en la mano de camino a la pista que te ha correspondido. Por el camino, haces una parada técnica si puedes para escoger tu bola según el tamaño y peso que mejor se adapten a ti y a tu mano. Te la llevas y la colocas en el carril central, en medio de las sillas, junto con la de los demás jugadores que comparten partida contigo.

5.2. PONTE LOS ZAPATOS DE BOLERA
¡Fundamental! Los has traído hasta aquí desde la entrada, te da cierto repelús verlos mojados con el desinfectante a chorro ése, pero te los tienes que poner. Te pones los calcetines gordos (cuanto más gordos mejor) si no los llevabas puestos y te atreves a meter tus lindos pies dentro de los zapatos. La sensación será de chof chof, como cuando te pilla una tormenta y acabas calado hasta los huesos, sentirás cómo tu calcetín absorbe la mayor parte del desinfectante. Pero tranquil@, la sensación es pasajera, pronto se te olvidará.

5.3. LEVÁNTATE CUANDO SEA TU TURNO, COGE LA BOLA Y AL LÍO
Te levantas, coges la bola, titubeas sobre si realmente era la bola que necesitabas o te has equivocado escogiéndola, te acercas al inicio de la pista, invocas dios sabe a quién, te agachas un poco y tiras la bola…. Y que salga el sol por Antequera… Miras de reojo y puede ser muchas cosas:

5.3.1 QUE HAYAS TIRADO ALGÚN BOLO
Bueno, no se te da mal si a la primera tiras algo, ya es bastante que no se te haya ido por el carril izquierdo o derecho (esos malditos carriles), puede ser que salga algo de esta partida y que aunque te sientas como un pato mareado, no lo seas tanto.

5.3.2. QUE NO HAYAS TIRADO NINGUNO
Sí, ya lo sabías tú que esto no era lo tuyo y que no ibas a ser capaz de tirar ni un solo bolo, pero no te desanimes, que nadie nació aprendido del todo. Ha sido la primera tirada, tendrás que probar más veces, a ver si en la siguiente hay suertecilla.
En total son diez tiradas por partida, pero en cada tirada puede ser que te toque tirar dos veces. Esto ocurre cuando tiras algún bolo, vuelves a tirar para ver si los tiras todos. Lo mismo si no tiras ninguno, vuelves a tirar a ver si en esa segunda vez te ilumina alguien o algo y tiras algún bolo. Incluso en la décima tirada y última puedes llegar a tirar tres veces, tres oportunidades para tirarlos todos entre las tres.

5.3. QUE LOS TIRES TODOS
Pero menudo crack que estás hecho, ohhhhh, todo el mundo te mira asombrado. Puede ser que tengas un don para esto, o puede ser sencillamente que sea la suerte del principiante, así que no te tires mucho el pisto y espera a la siguiente tirada. Si en las tres tiradas siguientes sigues siendo el mismo crack, se te permite pavonearte a discreción; en caso contrario, pues no :P

6. CUENTO, RECUENTO, RISAS Y COCA-COLAS
El sistema de contar y recontar los puntos… pues a mí no me quedó del todo claro a decir verdad. Resulta fundamental, ya que si no, no sabes bien quién está ganando y esas cosas. En la pantallita que hay situada encima un poco antes del comienzo de pistas veréis cómo va cada uno. Al menos en la bolera de Chamartín no te permiten hacer grupos y que salgan los puntos por grupos, así que os tocará ir sumando a groso modo. Al final de la partida, en la entrada os darán un papel impreso de la información aparecida en la pantalla y así saldréis de dudas sobre qué equipo ha ganado, en el caso de que las haya.
Decíamos que por cada tirada se puede tirar dos veces, salvo que los tires todos, que entonces tiras una vez. En el caso de que en la doble tirada consigas tirar todos los bolos (bien en una sola tirada o en dos) en la siguiente tirada (la primera dentro de la siguiente doble tirada) los puntos se multiplican por 2 si no me equivoco, salvo en la última que se multiplican por 3??? No me hagáis mucho caso, que no me estoy muy segura.
Pero sobre todo de lo que se trata es de pasártelo bien, reírte, disfrutar…y si tienes sed, te levantas a la barra del bar, que está allí al lado, y te pides una coca-cola o lo que te apetezca. Es un bar pintoresco, por haber, el día que nosotros fuimos, había hasta jubilados jugando a las cartas.

7. LOS CONSEJOS DE ITACA
Anda que estoy yo guapa para dar consejos sobre bolos. Bueno, he de decir en mi descargo que lógicamente ni fui la mejor del equipo, ni tampoco la peor. Sin embargo, también he de decir que fui muy inconstante en mi actuación, ya que hubo tiradas (una) en que tiré todos los bolos y salté de alegría, y otras (varias) en que no tiré ninguno. Pero bueno, en el ranking quedé de la mitad para abajo pero no quedé mal en conjunto. Eso sí, no contéis conmigo para haceros fuerte en las crisis boleras, porque soy de lo más variable y los últimos puntos para ganar el juego mejor que no dependan de mí :P

7.1. LA BOLA CON TENDENCIAS POLÍTICAS
Os parecerá una tontería, y no digo yo que no lo sea, pero aquellas malditas bolas en un porcentaje muy alto de ocasiones terminaban en el carril de la izquierda o de la derecha. Hasta ahí todo bien, pero es que según las tendencias políticas de cada uno, solían terminar de un lado o de otro, y la mía siempre acababa en el mismo carril, que coincidía con mi pensamiento político. Y la de una compañera, de signo político adverso al mío, terminaba en el carril contrario. ¿Casualidad? Quizá sí, quizá no, ¿quién sabe?

7.2. PEQUEÑO TRUQUILLO, QUE LA BOLA NO REBOTE
Me explico, rebotar una bola de bolos es seriamente complicado, y mejor que sea así. Pero si al dejarla caer en el centro da un golpe y un pequeño rebote, termina yéndose para un carril u otro. Eso es al menos lo que me pareció a mí, pero probablemente sea una cuestión de sensaciones, nada empírica por cierto (como casi todo el resto de mi opinión). Es simplemente una sensación que yo experimenté y que creo que se puede corregir lanzando la bola con un poco más de suavidad, pero por supuesto estoy abierta a todo tipo de comentarios de personas que seguro sabrán muchísimo más que yo de en cuanto a bolos se refiere.

7.3. ID EN GRUPO
Jugar a los bolos entre dos no tiene ninguna gracia, salvo que se trate de un pique personal con el adversario. Lo realmente gracioso es jugar en un grupo grande, terminas teniendo mejor ambientillo y mejor pique. Además, cuando el grupo es grande (en el caso de la bolera de Chamartín el máximo es de ocho personas creo), la partida dura más y parece que te cunde mucho más también. Terminas echando una hora y media en cada partida (especialmente si en el grupo hay abundancia de patos mareados) y parece que el coste de la partida tienes la sensación de haberlo amortizado más y mejor.

7.4 DISFRUTA Y PASA UN BUEN RATO
Lo mejor de los bolos es que te lo pasas fenomenal y además a un coste bastante ajustado. De verdad que yo aún lloro de risa cuando recuerdo alguno de los mejores momentos de aquella tarde, porque realmente nos lo pasamos fenomenal. Probablemente, muchos de vosotros nunca os hayáis planteado la posibilidad de ir a pasar una tarde en la bolera, y seguro que alguno, o muchos, creéis que eso de tirar la bola y esperar a que se caigan los malditos bolos, no tiene ninguna gracia. Pues sí que la tiene, una gracia simple y portentosa, porque terminas sintiéndote como cuando eras niño, te ríes y te lo pasas fenomenal. Creo que lo mejor suele ser no tener grandes expectativas, no frustrarte y disfrutar del momento, que no está nada mal.


LA EXPERIENCIA DE ITACA
¿Me imagináis jugando a los bolos? Sí, habéis acertado, soy un peligro en potencia y con una pesada bola en la mano, puedo causar verdaderos estragos….
No me englobo en la categoría de pato mareado sin ninguna posibilidad de redención, pero sí en la categoría de pata mareadilla que no sabe muy bien de qué va esto. Pongo lo mejor de mi parte, miro fijamente a los bolos, hasta conjuro un mantra si hace falta… Pero mi bola tiene tendencias políticas e inevitablemente se va hacia el lado al que se va quien la tira. Aún así, a veces tiro algún bolo que otro, incluso a veces logré tirarlos todos y aquello fue una fiesta con saltos y lo que hiciera falta.
Pero me lo paso como una niña con zapatos nuevos, y si lo piensas, aunque fueran de no sé cuántos usos, los zapatos eran novedosos para mí, incluido el sonido del chof chof del calcetín dentro del zapato inundado por el desinfectante a chorro…
Me ha entrado mono de bolos, que han pasado casi tres años desde mi última experiencia, y ahora al releer este texto me ha entrado morriña de jugar a los bolos. Que la risaterapia con la boloterapia viene de fábula en estos tiempos que corren……
Así que, ya sabes…. A JUGAR A LOS BOLOS!!!!!