VINE A PRAGA A ROMPER ESTA CANCIÓN

Como este año ni voy a Praga ni me escapo del territorio español, vamos a evocar recuerdos con las palabras del maestro.



Ay, Praga, Praga, Praga...

IDIOTAS Y LISTILLOS SIN CENAR





Hay cosas que no tienen lógica. No, no la tienen, desde ningún punto de vista. Y es que… ¿cómo puede tener lógica que esta obra, La cena de los idiotas, se lleve representando en Madrid durante años, temporada tras temporada y yo todavía no hubiese ido a verla hasta hace unos días? Es más, creo que casi ni me enteré. En algún momento me dio la tentación de ir a verla pero luego terminé decantándome por otro título de la cartelera.



Piiiiii, piiiiiiiii!!!!!
.

Error, craso error!!! Aquí he de decir que no estuve yo precisamente fina, porque cuando, ¡¡¡por fin!!!, la semana pasada fui a ver La cena de los idiotas me lo pasé tan bien, me reí tanto…. que me daban ganas de tirarme de los pelos por no haberme animado antes a verla.


Es una obra realmente genial (yo ya conocía la película), una actualización teatral del film que te deja un sabor de boca estupendo. Porque no puedes dejar de reír a carcajada limpia y te lo pasas francamente bien.

Hacía mucho, pero mucho tiempo que no me reía tanto…

De verdad que no deberíais dejar pasar la oportunidad, os encantará esta obra, capaz de hacer que os olvidéis del mundanal ruido (que de vez en cuando, con lo que está cayendo, es de agradecer) y os proporcionará carcajadas aseguradas. 
.


LA CENA DE LOS IDIOTAS, UN CLÁSICO DEL CINE EN VERSIÓN TEATRAL.



Seguro que os sonará la película homónima en la que se basa esta representación teatral. Se trata de una película francesa de hace algunos añitos (creo que de finales del 1998). Yo la vi ya hace unos cuantos años pero aún recuerdo las carcajadas, ya que el argumento es bueno, pero realmente, el quid de la cuestión recae sobre “el idiota” y si el actor que le da vida realiza una buena interpretación (como ocurre en la película y también en este montaje teatral) entonces el éxito estará asegurado.

La cena de los idiotas es precisamente eso, una cena de idiotas preparada por listillos. Un grupo de amigos, de ésos que van por la vida creyéndose mejores que los demás, han ideado una cena semanal en la que, cada semana, uno de los listos lleva a “algún idiota” para que luego todos 
se rían de él.



Es algo así como una competición para ver quién consigue encontrar al más idiota entre los idiotas.Como planteamiento humano, resulta sencillamente deleznable.


Sin embargo, la vida a veces te da sorpresas, y quizá quien se pase de listillo al final termina siendo el más gilipollas… Y ésa creo que es la gran moraleja de esta historia. Pero no adelantemos acontecimientos…


Carlos Bermúdez (el Pierre Brochan de la película) está encantado de la vida, porque ha conseguido su “caballo ganador”, el más tonto entre los tontos, un pobre infeliz llamado Francisco Piñón (Francois Pignon), que trabaja de currito en Hacienda y cuya mayor pasión en el mundo es realizar maquetas de grandes construcciones a nivel mundial (de la Torre Eiffel a las Pirámides de Egipto pasando por la Estatua de la Libertad o la Puerta de Brandemburgo) ¡¡¡¡con cerillas!!!!


Y es que Bermúdez, encantado él siempre de haberse conocido, está que no cabe en sí de gozo. Con semejante imbécil (Piñón) va a ganar el superconcurso de los listillos, nadie habrá triunfado tanto como él en “la cena de los idiotas”.

Pero a veces algo superior pone las cosas en su sitio. Bermúdez sufrirá un ataque de ciática y tendrá que quedarse en su casa sin poder ir a la cena. Pretende avisar a Piñón a tiempo, pero no lo logra y éste se presenta en su casa. No sabe aún Bermúdez lo que va a cambiar su vida aquella noche… le abandonará su mujer y emprenderá una frenética carrera (desde el salón de su casa) por intentar localizarla y ¿salvar su matrimonio? Pero las cosas se irán liando… más y más… y es que un idiota como Piñón es especialista en liar las cosas y arrancar la absoluta y rotunda carcajada en el público presente.
.


EL MONTAJE TEATRAL DE YUSTE, JIMÉNEZ Y FELISUCO… PARA MORIR DE UN ATAQUE DE RISA.



Tres grandes maestros de la comedia sobre el escenario, señores.

¡Pasen y vean!, ¡Pasen, vean y DISFRUTEN!!!!


Había leído antes en algún lugar de internet (lo siento, no recuerdo la fuente, pero probablemente fuese Atrápalo o similar) que durante los 100 minutos que dura esta obra te olvidas de lo que sucede fuera. Se te olvida la crisis, los recortes, la prima de riesgo… que sí, que estarán ahí cuando salgas, pero dentro del teatro sólo impera la carcajada y esa carcajadaterapia te vendrá genial para sofocar la vida real, ya lo verás…


Josema Yuste, lo conocemos todos. Y si no te suena por el nombre, te diré que es el alto de Martes y 13, a que ahora si caes ¿eh? No es uno de mis actores con vis cómica favoritos pero no me cae mal. Tiene una cierta elegancia innata sobre las tablas y aquí la reproduce absolutamente. Da vida a un impecable Bermúdez, estiradillo y prepotente, pero con su punto socarrón y divertido.
Felisuco (Félix Álvarez) también lo conocemos todos, desde su etapa del Informal allá por finales de los 90, ha terminado por convertirse en actor y no lo hace nada mal. Está bien en los dos papeles que interpreta en la obra: el de Silvio el súpergay masajista y curandero de Bermúdez y el del Inspector de Hacienda, tartaja y amigo de Piñón para más señas, que nos hará reírnos a carcajadas y que al final acabará metido en más líos de los que quiere.
Pero el grande entre los grandes de esta función es Agustín Jiménez, quien está sencilla e impecablemente brillante en la piel del idiota. Francisco Piñón lo tiene todo para provocar carcajadas por doquier, es un metepatas empedernido, capaz de conseguir lo imposible y montar una tras otra, a cada cual más gorda. Lo hace taaaan bien que mientras estás en tu butaca no sabes si reír o si llorar… de absoluta risa a carcajada limpia. Hacía mucho, pero mucho tiempo que no me reía tanto.
Pero el papel de Piñón es el papel fundamental de esta obra y tiene dobleces en su personalidad. A veces las cosas no son lo que parecen y el más tonto puede, en determinado momento hacer las cosas bien (¿o no?), mientras que quizá los listillos meten la pata demasiado.
El elenco lo completan tres actores más, en concretos un actor y dos actrices, para mí absolutamente desconocidos los tres. Esperanza Lemos da vida a la mujer de Bermúdez, Carles Moreu en la piel del ex de la mujer de Bermúdez y Natalia Ruiz como la excéntrica Silvia, la amante de Bermúdez.
Todos conforman un elenco de excepción, dispuesto a hacernos pasar una tarde divertidísima, a desarrollar esta historia tan llena de momentos de pura carcajada y a la vez de momentos de intensidad dramática. Porque en el fondo, el idiota da bastante pena y uno no puede evitar encariñarse con él. Pero hay que confiar en que el tiempo ponga a cada uno en su sitio… ¿o no?
.

DATOS PRÁCTICOS.

Esta obra se está representando en el Teatro Rialto, en plena Gran Vía madrileña. Si queréis ir a verla aún estáis a tiempo, pero deberéis daros prisa, ya que la representarán hasta el domingo de la próxima semana (día 5 de agosto).
El horario es de miércoles y jueves a las 20.30 horas, viernes a las 21.30 horas, sábado en dos sesiones a las 19.30 horas y 22 horas y el domingo a las 19 horas.
Dura algo así como una hora y tres cuartos (no llega a las dos horas) y no tiene descanso. Pero se te pasará volando!!!!
El precio oficial de las entradas oscila entre los 16 y los 25€, pero en atrapalo tenéis ofertas a 12€ la sesión entre semana y 15€ los fines de semana. Nosotras fuimos entre semana (un jueves) y pagamos 12€ por entrada, aunque a través de Letsbonus. Además, tenía un bono de 12€ cuando compré las entradas, así que al final sólo pagué 12€ por las dos entradas, un verdadero chollo. Nos dieron unas localidades centradas y veíamos fenomenal, así que no puedo quejarme.
.

LA EXPERIENCIA DE ITACA TEATRERA.

Me encanta el teatro. Y me gusta especialmente el buen teatro, disfruto como una enana en el patio de butacas. Pero cuando voy a ver una obra tan fantástica y tan llena de encanto (y carcajadas) como ésta, me vuelvo absolutamente loca en el patio de butacas. Y empiezo a reírme sin ton ni son, me suben la bilirrubina, la alegría y lo que haga falta y soy más feliz que una perdiz. Y si no, que se lo digan a Nycblue, que estaba sentada al lado mío.
Nos lo pasamos fenomenal, nos reímos un montón y sobre todo nos sirvió para desconectar del mundanal ruido, de todos los problemas, de la prima de riesgo y de lo que haga falta. Porque como terapia de carcajadas esta obra no tiene parangón. De verdad que no os la podéis perder, os encantará.
Todo el elenco está francamente bien en su papel… y Agustín Jiménez… de él no se puede decir nada, no hay palabras para definir su redonda actuación, capaz de emocionarnos, capaz de hacernos reír, capaz de hacernos llorar…. ¡¡¡¡¡de risa!!!! Simplemente increíble.
Que no os lo podéis perder. Y que aún estáis a tiempo, tenéis unos días antes de que se vayan del Rialto. De todas formas, con el éxito que ha tenido esta obra en los últimos años (a lo tonto llevan cinco o seis años dando guerra por la cartelera madrileña), no os extrañe que en otoño vuelvan a representarla en otro teatro madrileño.

Pero por si acaso, no os lo perdáis, que merece la pena… y mucho!!!

.

Palabra de Itaca teatrera.

. 

CUSTOMIZA TUS LIBRETAS CON BOLSAS DE PAPEL

De un tiempo a esta parte, me ha dado por las manualidades. He redescubierto ciertas aficiones que tenía olvidadas desde hace años y que hoy, me siguen haciendo pasar ratos estupendos. Me he puesto a hacer bisutería con cápsulas Nespresso, a pintar latas de metal y cajitas de cartón, a hacer marcapáginas y reciclar de todo para empaquetar mis regalos...

Pero la semana pasada pensé que esas bolsas tan simpáticas que nos dan en A loja do gato preto cuando compramos algo allí (una tienda estupenda con cosas preciosas, por cierto), bien podrían valerme para forrar aburridas libretas, muchas de ellas de publicidad y así, reciclando, tener unas libretas fantásticas con el Gato Negro que me hace tanta gracia. 

Así que... ¡¡¡manos a la obra!!!

Lo primero, ¿qué necesitamos?

Pues no mucho, la verdad: una bolsa (en este caso pequeña) de A loja do gato preto, una libreta (también pequeña), unas tijeras grandes, unas tijeras pequeñitas (de baño para hacer los agujeros), y pegamento en barra. 



Corta la bolsa de A loja do gato preto. Se trata de quedarnos con las dos caras de la bolsa, recortando el resto y quitándole también las asas. Todo muy sencillo.



Desmonta la libreta. Sí, tienes que desmontar la libreta, si es de espiral resulta muy sencillo, simplemente desenróllalo por un lado y así podrás sacar los dos cartones (portada y contraportada) y forrarlos con los dos trozos de la bolsa de A loja do gato preto. 


A forrar los cartones de la libreta. También muy sencillito, vete doblando los laterales, cortando las esquinas y pegándolo simplemente con el pegamento en barra. 


Después, tendrás que hacer los orificios para que pase la espiral. Para ello, puedes marcarlo con una hoja de la libreta, te resultará más sencillo. 




Y ahora a montar de nuevo la libreta. Ahora, a montar de nuevo la libreta poniéndole la espiral. 


y Voilá....


Podéis hacer las que queráis y regalar cuantas queráis, porque seguro que les encanta a todo el mundo. Yo ya tengo varios encargos. 


Y me encantan.................






Por supuesto, podéis hacer lo mismo con cualquier otra bolsa de papel bonita o de regalo y así customizar tus aburridas libretas. 

UN TRIÁNGULO AMOROSO COMPLICADO


CUATRO ESTACIONES Y UN DÍA: UN TRIÁNGULO AMOROSO COMPLICADO.


Cuatro estaciones y un día... un título que, como mucho nos informa sobre un espacio temporal. O eso pensé yo, cuatro estaciones del año y un día más, 366 días en total. Aunque también podían ser cuatro estaciones de tren, de autobuses, qué sé yo, pero aquello ya no encajaba tanto. Comeduras de tarro aparte, efectivamente se trataba de las cuatro estaciones del año y un día más. Y es que esta obra se desarrolla en ese espacio temporal.


Comenzará en otoño, asistimos a un encuentro entre Pilar y Manuel en la habitación de un hotelManuel, en realidad tiene una novia oficial, que no es Pilar, sino Marta, pero con Pilar tiene una atracción especial. En concreto, Manuel se siente atraído a partes iguales por las dos y se plantea lo difícil que es escoger a una sola de ellas cuando entre las dos se complementan y él siente como ambas son las mujeres de su vida.


Ese escenario (la misma habitación del mismo hotel) será aquél en el que se desarrolle toda la trama, donde Manuel se verá con Pilar, a donde Manuel llevará a Marta, donde ellas se conocerán y las cosas se complicarán más y más. Y así, irán pasando las estaciones, habrá momentos de ruptura, momentos de reconciliación, pero la historia irá dando giros y giros, cada vez más inesperados. Muchos de ellos te sorprenderán y otros quizá terminen por parecerte incluso previsibles según avance la trama pero, en general, creo que todos ellos resultan diferentes. Y es que esta obra resulta diferente, sorprendente, y creo que se disfruta de principio a fin.


La actitud de Manuel, o más bien Manuel en sí, en palabras de mi amiga Nieves, resulta totalmente “ostiable”. Y es que su personaje no deja de ser un inmaduro que parece que las quiere a todas: a Pilar y a Marta, y que pretende que todos se hagan amigos en chupipandi y vivan ese amor abierto y compartido, que resulta tan sumamente difícil. A lo largo del paso de cada una de las estaciones veremos si finalmente consigue lo que quiere… o no…

Por su parte, Marta y Pilar, dos chicas enfrentadas por un destino, que, según Manuel, se parecen tanto entre sí, quizá hasta el punto de complementarse e incluso compenetrarse entre ellas. Probablemente, si no se hubiesen conocido en las circunstancias en las que lo hacen (siendo una la novia oficial y la otra la amante) hubiesen podido llegar a ser incluso amigas.

Un triángulo amoroso que se irá estrechando más y más y sorprendiendo al espectador que, a escasos centímetros del improvisado escenario se irá fascinando más y más por esta obra.


.


UN REPASO A LOS INTÉRPRETES.


Al parecer, alguno de los tres actores que interpretan esta obra son conocidos por haber aparecido en determinadas series de televisión. Incluso Sergio Mur, quien da vida a Manuel, tiene experiencia sobre las tablas, ya que, precisamente en el Teatro Lara, interpretó hace unos años Closer junto a Belén Rueda. Sin embargo, para mí eran absolutos desconocidos.



Y como absolutos desconocidos, me quedé sorprendida muy gratamente por su explosión de frescura, por sus interpretaciones tan vibrantes, tan llenas de vida. Y es que, allí, a escasos centímetros de ellos, te crees todo lo que te quieran contarte. Alicia Rubio da vida a Marta y por su parte Sara Martín interpreta a Pilar, dos mujeres muy diferentes en algunas cosas y muy parecidas en otras, que pondrán el contrapunto al “ostiable” de Manuel.


Creo que uno de los puntos a favor de esta obra, una de las razones por las que está teniendo tanto éxito es precisamente por sus intérpretes, gente joven que le ponen muchas ganas sobre el improvisado escenario del vestíbulo del Teatro Lara. Esta obra y creo que también con los mismos intérpretes se llevó a cabo en Microteatro por dinero el año pasado y, según he podido leer por diversas crónicas en internet, gustó mucho.

Lo entiendo perfectamente, porque a mí esta obra me ha sorprendido y me ha gustado muchísimo por su frescura y su alegría, por su dinamismo y también por sus giros, algunos de ellos inesperados y otros no tanto. Te hace pensar en su argumento, en si es o no posible, en cómo ha cambiado el mundo y el modo de entender la vida en los últimos tiempos. Abre los ojos!!!
.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.

Para mí, ir al teatro, siempre y absolutamente es una grandísima idea. Sin embargo, algunas veces más que otras y esta vez me ha gustado muchísimo. Creo que fue una noche redonda: lo pasamos francamente bien con buena compañía, una buena obra de teatro diferente y anti-crisis, empezando por el precio de las entradas.


Me encanta cuando algo es capaz de sorprenderme como esta obra lo ha hecho. Y sin duda lo ha conseguido con creces. Me parece una idea estupenda el llevarla a cabo en un improvisado escenario en el vestíbulo de un teatro, esa proximidad a los actores que te permite meterte más en la historia, casi tocarla (y tocarlos) con los dedos. Y esa historia diferente, con unos actores que le ponen muchas ganas y que consiguen que, a pesar de jueves noche y que ya el cansancio de la semana va calando en los huesos, allá estuviésemos, disfrutando como enanos del noble arte del teatro.



Por lo que he podido ver, van a seguir representando varias semanas esta obra y aún estáis a tiempo de verla, ya que se van a pasar más o menos todo el verano por Madrid en el Teatro Lara. De verdad que es una ocasión perfecta para disfrutar de esta obra, con un formato fresco y diferente. El precio real de las entradas es de 16€, pero podéis encontrar ofertas por 12€ e incluso un 2 x 1. Y de verdad que merece la pena… ¡¡¡y mucho!!!


.

EL PRESENTE DE ESPAÑA



Me han pasado un email con 
algunos refranes españoles customizados para adaptarlos a la situación económica actual. No he podido resistirme y aquí vengo a hablaros un poquito de ellos. Los comentarios y acotaciones con míos.

DE BANCOS Y BANQUEROS.  

Al pasar la BANKIA me dijo el bankiero, me sobran ladrillos, dame más dinero.
¿Algo que añadir? Qué verdad como un templo. La crisis, es gran medida, está producida por la burbuja inmobiliaria y la especulación bancaria. Pero no pasa nada, España está empobrecida, ya no sabemos cómo hacer malabarismos para llegar a fin de mes, nos recortan por todos los lados (aunque el Gobierno se empeñe en utilizar eufemismos verbales que no nos creemos), pero para los bancos y especialmente para el Sr. Rato (a quien por cierto el juez ha imputado en el Caso Bankia, menos mal, a ver en qué acaba todo esto) siempre hay dinero. Hay que j….

      En Bankia cerrada no entran moscas.
No, moscas no entrarán, pero entran dineros y rescates, lo que para el ciudadano de a pie no hay.

      Más vale euro en mano, que ciento en el Banco.
Esperemos que no tengamos un corralito, o que nos salgamos del euro y nuestro dinero valga la mitad. Porque es que, cada vez que leo la sección económica del periódico me dan taaaantas ganas de llorar… ¿Soy la única que tiene miedo?

           En martes, ni te cases ni te "embanques".
Si puedes, yo te diría que ni en martes, ni en miércoles, ni en domingo… ni ningún día.


DE GOBIERNOS Y GOBERNANTES

 Aunque la Merkel vista de seda, Merkel se queda.
Sí, sí, se quedará como queráis, pero de momento más pancha que un ocho, que a ella los problemas económicos de los del sur no le quitan el sueño, como mucho si ve que sus compatriotas pueden perder pasta en sus inversiones. Y aún así, sabe que si la cosa se pone muy fea el euro seguirá y Alemania con él, a los que nos tocan los posibles corralitos, salidas del euro y pasarlas muy pero que muy p… somos a los países de siempre, quienes cada vez estamos peor gracias a sus ideas de recortes (perdón, debería decir “ajustes”).

      El que avisa no es Rajoy.
Creo que no debemos perder de vista el texto real de este refrán español… “El que avisa no es traidor”… y aquí cada uno que saque sus propias conclusiones. Pero es que además Rajoy no avisa, sólo dice Donde dije digo…. (qué extenso y acertado es nuestro refranero), tiene frases pa to.


Aquí hay Mariano encerrado.
Ídem al comentario anterior. “Gato encerrado”… “Mariano encerrado…” Vamos, que no nos dicen una verdad, mentira sobre mentira. Y así seguimos, recortando y jugando al escondite, diciendo mentiras como los niños, pero es que no somos niños!!!




DE AJUSTES, RECORTES Y RESCATES.

Yo de pequeña recortaba papeles, ahora recorto de todo, y lo que no, ya me lo recortan otros (perdón, lo ajustan).

        En Abril, recortes mil.
Y en mayo, y en junio, y en julio… Y esperad, que aún nos queda la subida del IVA, que está al caer. Yujuuuuuuuu!!!!!!

       No por mucho recortar, nos rescatan más temprano.
Ay, el Donde dije digo de nuestro querido presidente Marianico el Re-Corto. Y como “Por la boca muere el pez” (que por cierto también es otro refrán), aquí el ilustre hombre primero dijo que a España no la iban a rescatar: la primera en la frente. Después dijo que no nos preocupáramos, que España no es Uganda, a lo que el presidente de Uganda le contestó que efectivamente, a ellos no les han rescatado. Sobran las palabras…

       A río revuelto, ganancia de rescatadores…
Que aquí no todos pierden, habrá quien se enriquezca con los tipos de interés y la pasta gansa que nos van a sacar a los españolitos.

       Al ciudadano honesto todos son impuestos y a los defraudadores todo son favores.
Que ya lo ha dicho nuestro señor Ministro de Hacienda, que están dispuestos a dar facilidades a los defraudadores para que se acojan a la amnistía fiscal: tributación del 10% de los capitales aflorados “no prescritos” (http://economia.elpais.com/economia/2012/07/03/actualidad/1341343074_617174.html). Y ni por ésas…Y yo me pregunto, Hacienda sabe absolutamente todo lo que cobro, me meten unos palos en el IRPF que para qué (como a todo españolito de a pie, ni más ni menos), nos suben los impuestos (IRPF, IVA –y si no al tiempo-, IBI, Tasa de Basuras…) y a las grandes fortunas ocultas les invitan a pagar una ínfima parte de lo que quieren y si declinan la invitación (que por supuesto la declinan) no pasa nada. Pues qué bien ¿no?

      A la cama no te irás, sin deber un poco más.
No es que lo diga yo, es que es vox populi. De hecho, ha salido una noticia esta semana que los hogares españoles hemos gastado un 3% más de lo que ingresamos en el Q1 2012. Y digo yo… ¿qué esperaban? Lo debería entender todo el mundo: más paro, menos ingresos y subida del coste de todo = a no llegar a final de mes y tirar de los ahorros (quien los tenga). Mi triste pregunta es… ¿hasta cuándo podremos mantener esta situación? ¿hasta dónde llegan los ahorros?


DE TRABAJO, PARO Y FRUSTRACIONES.

      En casa del herrero cartilla del paro.
En la del herrero, en la del pescadero, en la del telefonista… En todas. Los datos de paro son escalofriantes y parece que junio ha dado un respiro pero desgraciadamente esto es un suma y sigue sin mejoras en el horizonte.

       Nunca digas de este agua no beberé, este cura no es mi padre ni este ERE no me afecta.
No, no… ni se te ocurra escupir para arriba, que la Ley de la Gravedad es la única ley que nunca falla. Y como mucho lo que puedes hacer es rezarle a quien puedas: “Virgencita,  Virgencita, que me quede como estoy” y que no me llegue ningún ERE (si es que aún mantengo el trabajo, claro).

Hasta el 40 de mayo no te sellan el paro.
Y si te lo sellan en esa fecha no te quejes, que has tenido suerte de “aún” tener paro, que los hay que ni eso…


Siento no estar más alegre y con menos humor negro en este post. Pero es lo que hay :P