VACACIONES NAVIDEÑAS EN MADRID (PARTE I): REAL ACADEMIA DE BELLAS ARTES DE SAN FERNANDO

 Estos días, estamos disfrutando de unos días de vacaciones en casita, así que salimos cada mañana con muchas ganas de comernos Madrid y aprovechar cada momento. Hoy, sin ir más lejos, ha tocado ir a ver una de las más pinacotecas más desconocidas y a la vez más sorprendentes de Madrid: la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, os animo a visitarla conmigo a través de este post. 


Por ella pasaron pintores tan importantes como Goya, Picasso o Dalí, algunos de ellos como alumnos y otros como profesores. El propulsor de la La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando fue Felipe V, el primer monarca de la dinastía de Los Borbones en España, pero finalmente se inauguraría durante el reinado de su hijo, Fernando VI. Se denominó Real Academia de las Tres Nobles Artes de San Fernando en alusión a las tres bellas artes principales: pintura, escultura y arquitectura. 

La Academia de Bellas Artes de San Fernando se inspiraba en las academias artísticas que existen en ciudades italianas como Roma o Florencia. Siempre ha tenido una especial vinculación con Italia, ya que fueron artistas italianos quienes compartiesen la idea de crear una academia artística de esta índole con el rey Felipe V, varios artistas italianos quienes la dirigirían posteriormente, así como impartirían clases en la misma. Incluso, los mejores alumnos de cada promoción, recibirían como premio un viaje a Roma, para mejorar sus técnicas artísticas en la Academia de Bellas Artes de Roma. 

Esta institución, que comenzó su andadura como Academia y que aún continúa con esta labor, pronto comenzó a proveerse de obras de artistas principales, algunos de ellos saldrían de sus propias aulas, bien como alumnos o bien como profesores. Por sus aulas pasarían como alumnos entre otros un jovencísimo Pablo Ruiz Picasso, quien pasaría por esta Academia con apenas 16 años, antes de sus etapas barcelonesa y parisina. Como profesores, hasta el mismísimo Francisco de Goya y Lucientes impartiría sus clases en esta institución. Con el tiempo, con todas las obras que pasaron a formar parte de la colección de esta institución, se abrió este museo, que destaca especialmente por su sorprendente y amplia pinacoteca, que hoy podemos descubrir y disfrutar. 


LO QUE NO PUEDES PERDERTE DE ESTE MUSEO. 

La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando posee exposiciones temporales (actualmente tienen una sobre el Notariado, que quitarán dentro de tres días, en concreto el 5 de enero de 2013). Pero sobre todo destaca por su gran colección permanente, que puede ser visitada a lo largo de tres plantas de edificio. Creo que no hay una sola sala donde no haya algo reseñable, algún cuadro en el que debas dejar posar tu atención. Pero me permito haceros un pequeño resumen de las obras imprescindibles, que no debéis pasar por alto por nada del mundo: 


1. LA PRIMAVERA, DE GIUSEPPE ARCIMBOLDO. 

Se trata de una obra absolutamente sorprendente del Cinquencento italiano. Se desconoce cómo llegó esta obra a formar parte de los fondos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, aunque se cree que fue donado por algún miembro de la dinastía de los Borbones. La obra representa el retrato de un hombre de perfil, pero según te acercas, verás que el dibujo está formado por cientos de flores y hojas de todo tipo agrupadas. La obra formaba parte de una colección de las cuatro estaciones y es el único cuadro de Arcimboldo que se encuentra dentro de España. La obra de Arcimboldo tuvo gran influencia en algunos autores surrealistas, especialmente en Salvador Dalí, quien fue también alumno de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. 


2. LOS CUADROS Y GRABADOS DE GOYA. 

 Francisco de Goya y Lucientes también estuvo muy vinculado a esta institución, donde impartió clases. La pinacoteca de La Real Academia de San Fernando posee nada más y nada menos que trece obras de este pintor, por lo que es digno de ver y pararse en cada una de ellas. Destacan entre ellas El entierro de la sardina, dos Autorretratos, así como dos retratos de Fernando VII y de Manuel Godoy. Además, también destaca el Retrato de la actriz La Tirana (llamada así por estar casada con un actor conocido con el sobrenombre de "El tirano". 


3. OBRAS DE PINTORES ESPAÑOLES. 

La Real Academia de Bellas Artes dispone de muchas y variadas obras de muchos de los principales pintores españoles desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta el siglo XX. Entre ellos, podemos encontrar obras del propio Goya (que acabo de mencionar en el apartado anterior), así como de Zurbarán (cuentan con cuatro retratos de monjes franciscanos, tan típicos de este pintor), Murillo, Carreño Miranda, Romero de Torres, Sorolla, Juan Gris o un para mí desconocido Vicente López Portaña. De este último autor, Vicente López Portaña, podemos contemplar una docena de retratos que te dejan sin habla. Sorprende lo que es capaz de transmitir este hombre a través de sus pinturas, el verdadero alma de la persona retratada. 


4. OBRAS DE PINTORES EXTRANJEROS

La representación de pintores extranjeros también es notable, destacando obras de Rubens, Mengs, Van Dyck, así como La primavera de Arcimboldo, de la que ya os he hablado en un apartado anterior. 


 DATOS PRÁCTICOS. 

A quien le interese hacerle una visita a este lugar y de paso dejarse sorprender por sus secretos, le dejo un par de datos que creo que pueden venirle bien: 


 Está situada en la calle Alcalá número 13, muy cerquita de la Puerta del Sol. El edificio en el que se ubica es el Palacio de Goyeneche, quien fue tesorero de la reina Isabel de Farnesio, esposa de Felipe V, el primer rey de la dinastía de los Borbones en el trono español. Se trata de un edificio de estilo churrigueresco, realizado en 1724 por José de Churriguera. 

El horario del museo es bastante limitado, ya que únicamente abre durante las mañanas. Podéis visitarlo de martes a domingo de 10 a 15 horas; cierran, como la mayoría de los museos, los lunes. 

Las entradas normales cuestan 5 euros. Existe un tipo de entrada a precio reducido de 2'5 euros para titulares de carnet joven, carnet de estudiantes, familias numerosas etc. Además, los menores de 18 años, mayores de 65 años, desempleados, jubilados, estudiantes, profesores etc. tienen derecho a entrada gratuita. Nosotros, esta mañana hemos ido con unas invitaciones que nos había mandado nuestra compañía de seguros. Sin embargo, nos encontramos con la sorpresa (siempre agradable) de que todos los miércoles la entrada es gratuita. Cuatro siglos de historia nos contemplan. 

Por allí han pasado algunos de los pintores más importantes de la historia (reciente y no tanto) de nuestro país, como alumnos, como profesores... o como visitantes incluso de este museo. Se trata de una pinacoteca con fondos tan interesantes e importantes como desconocidos, con la que te sorprenderás y en la que merece la pena invertir una o dos horas y disfrutar de algunas de sus obras más importantes. 

Ya sabéis, si tenéis un hueco, haced por verlo, aunque la limitación de horario es importante, ya que encajar una visita de mañana, a veces resulta complicado. Si es un miércoles, la entrada es gratuita para todo el mundo, así que eso que nos ahorramos. Si no, cinco euretes por ver este museo, al menos una vez en la vida, creo personalmente que merece la pena. .

3 comentarios:

  1. Llevo tiempo queriendo ir y por una cosa o por otra voy dejándolo. Pura vagueria, porque tengo entradas gratuitas

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es una pena que sea un sitio tan desconocido, a pesar de que como dices está tan céntrico.

    ResponderEliminar
  3. Pasé hace unos días por delante, durante un paseo por "el Madrid oscuro y misterioso" y creo que iré. Me apetece ver ese retrato tan original del que hablas.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)