HASTA EL FINAL DEL ARCOIRIS


Hace un par de semanas os hablé de Lata de Sal, una editorial de reciente creación que me tiene, literalmente, robada el alma. Gracias a Walewska (seguro que muchos la recordáis) y su blog Mamis y Bebés conocí esta editorial y tuve, además, el inmenso el inmenso placer de conocer a Irene, la gran impulsora (junto a su socio Juan) de este proyecto.


Hasta el momento, Lata de Sal tiene dos libros publicados: Amigos y Un canguro por navidad. Hoy vengo a hablaros del primero de ellos, primero además también de su Serie Gatos.

AMIGOS: LA HISTORIA.



Hay quien dice que un perro y un gato no pueden ser amigos... De ahí el refrán Como el perro y el gato. El perro se supone que perseguirá al gato inmisericordemente, haciéndole la vida imposible. Se supone, también, que un gato puede ser amigo de menos animales aún que el perro, ya que tampoco puede ser amigo ni de un pájaro, ni de un ratón, ni de un pez, ya que el gato en cuestión tendría, en tal caso, serios problemas para no querer comérselos.



Pamplinas... Malas lenguas que quieren manchar el buen nombre de los pobres mininos. Este libro viene a romper con todos estos malos mitos y mostrarnos la profunda y desinteresada amistad entre un gato y un pez. ¡Sí que es posible!


Nuestro protagonista gato es muy amigo de un pez, llamado Burbuja. Ambos viven en la misma casa, aunque mientras el gato puede pasearse por dentro y por fuera de la casa cuando quiera, y por tanto descubrir el mundo y sus maravillas, el pobre pececito se ve encarcelado en su pequeña pecera, desde la que no tiene muy buenas vistas, apenas el salón de la casa.


Tengo suerte. Soy un gato.
Puedo recorrer el mundo a mi antojo, de un extremo a otro.


El problema es que el pececito no puede salir del agua, ya que no podría respirar y se moriría. Su amigo el gato está muy preocupado ya que le ve muy triste por no poder descubrir el mundo y no se le ocurre cómo podría ayudar a su amiguito y llevarlo a descubrir el ancho mundo y sus maravillas.


Pobrecito Burbuja. Él es un pez...
No puede salir de su pecera.

Piensa... y piensa....

hasta que se le ilumina la bombilla interior y da con la idea...


¡Claro!, Podría llevarse al pececito en un cubo a ver el mundo. El pececito podría ver a través del plástico (el cubo es trasparente) y tendría agua para poder respirar y no morirse. Era la idea perfecta.


¡El cubo sería perfecto!
¡Venga, Brubuja, salta!

Dicho y hecho, los dos amigos empezaron su aventura. El gato cogió en su boca el asa del cubo y se llevó con él a su amigo al pececito a descubrir todas las sorpresas y secretos que el mundo les tenía predestinado.


el gato comenzó su recorrido, llevando a Burbuja al lago del parque, donde su amigo Burbuja pudo ver patos, gansos, peces, nenúfares... Al pececito le maravillaba ver tanta agua junta. Entonces, al gato se le ocurrió llevarlo al río, donde había aún mucha más agua.


Entonces lo llevé hasta el río.
(...) ¡Nunca había visto tanta agua!

Pero aún había un lugar con mucha más agua: el mar. El gato llevó a su amigo el pececito hasta el ancho mar, donde había un montón de peces grandes y oscuros. Era el paraíso para un pececito como Burbuja, allí podría nadar a sus anchas, en su elemento.


Vamos, Burbuja, lánzate.
¡Ya puedes nadar a tu antojo!


Pero Burbuja es un pececito casero que además adora a su amigo el gato y no quiere separarse de él.


Volvamos a casa, dijo.
Puede que haya muchos otros peces en el mar, pero jamás encontraré un amigo como tú.



Con la solución del cubo, ya habían puesto fin a su problema. Los dos amigos podían salir ya cuando quisieran y visitar el lago, el río, el mar, incluso los bosques lejos de la ciudad...


Cuando llueve, aprovechan para descubrir la ciudad y visitan lugares como algunos museos. Y siempre van juntos y felices a descubrir ese ancho mundo y sus sorpresas.


Burbuja y yo tenemos todo un mundo que ver desde aquí.
Hasta el final del arco iris.



LAS ILUSTRACIONES.



Ya os he contado la historia de amigos, una historia preciosa de amistad entre dos seres que se supone que por naturaleza deberían haber nacido enfrentados. Pero ellos son capaces de cultivar una bella amistad, ayudarse mutuamente, y ser felices descubriendo el mundo juntos.


No me negaréis que no es una historia preciosa. Irene, la editora de este libro en Lata de Sal me confesaba que cuando lo leían en Cuenta-Cuentos para niños ella llegaba a emocionarse. Y la verdad es que no es para menos.


Pero es que si la historia os parece ya preciosa, os puedo asegurar que las ilustraciones, según vas pasando cada una de las hojas, os irán enamorando una a una... Porque son maravillosas. Están hechas con todo lujo de detalle, son preciosas, con un color azul predominante y tienes la sensación de tener una joya entre tus manos, una joya azul e intensa, que a cada página que pasas te va descubriendo sus secretos, en ese laberinto azul que termina convertido en un mágico arcoiris.


El autor e ilustrador de este libro es Michael Foreman, un ilustrador inglés que tiene en su haber la autoría de más de 180 libros ilustrados. Según afirma la wikipedia, es uno de los creadores más conocidos de literatura infantil. Yo he de reconocer mi ignorancia y decir que no conocía su obra precisamente hasta que un ejemplar de Amigos de la Editorial Lata de Sal llegó a mis manos. Ha recibido numerosos y muy distinguidos galardones en el mundo de la ilustración.


En el caso de Amigos además se trata de un libro muy especial para su autor, ya que el protagonista de la historia, el Gato, es un personaje basado en un gato real, Tex, uno de los gatos que Michael Foreman tuvo hace años y que solía acompañarle en la parte trasera de su coche.

LA EDICIÓN DE LATA DE SAL: UNA AUTÉNTICA JOYA.



Una historia preciosa con unas ilustraciones maravillosas y además una edición cuidada y mimada es la que nos trae la editorial Lata de Sal y convierten esta edición de este libro en una auténtica joya.


Cuando os hablé de la editorial Lata de Sal hace unas semanas, os comentaba que había tenido la inmensa suerte y placer de conocer a Irene, la persona que lleva soñando con esta editorial muchos años y que ha visto, por fin, convertido su sueño en realidad. Eso sí, un sueño con mucho trabajo que ella realiza en un porcentaje altísimo y se preocupa de cuidar y revisar absolutamente cada detalle.


Los libros son de muy buena calidad en cuanto a papel, tinta, encuadernación... Pero es que además tienen detalles fantásticos como los lomos en color metalizado o los desplegables con la información de cada autor, así como un pequeño espacio en las primeras páginas en la que escribir tu nombre bajo la mención de "Este libro vive en la estantería de..."


Y lo más increíble es el precio que tiene, no llega a 15 euros. La editorial Lata de Sal está haciendo verdaderos esfuerzos para mantener unos precios anticrisis, y este libro por ese precio es absolutamente regalado. Lo podréis encontrar en librerías como Fnac, Casa del Libro, algunas pequeñas librerías o comprarlo directamente a través de la web de Lata de Sal: latadesal.com.


Ah, se me olvidaba deciros además que Lata de Sal edita sus libros en castellano, gallego y catalán.
Además, este tipo de libros son auténticas joyas que, si los cuidas bien, podrán pasar de generación y generación. Y todos, mayores y pequeños, podrán disfrutar de él, ya que el album ilustrad hace mucho que dejó de ser un libro sólo para niños. Los de Lata de Sal son muy conscientes de ello, y de hecho dicen que sus libros están orientados a un público entre cero y ciento y pico años. Seguro que cumples el perfil.


.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.



Me encantan los libros de Lata de Sal y el trabajo que están llevando a cabo. De hecho, me muero de ganas por conocer ese tercer libro, que saldrá a la venta este mes de febrero.


Pero aunque me gustan muchísimo los dos libros de Lata de Sal que han publicado hasta ahora (AmigosUn canguro por navidad), Amigos es sin lugar a dudas mi favorito. Me parece un libro precioso, con unas ilustraciones literalmente divinas y que encantarán a cualquiera, no quiero ya decir a los amantes de los gatos, que sin duda disfrutarán doblemente con este libro y toda la serie de Gatos que Lata de Sal va a desarrollar y de la que Amigos es su primera entrega. Yo soy de perros (ya sabéis que no sabría vivir sin mi Athos), quizá Lata de Sal se anime a hacer una serie de Perros en el futuro, yo lo dejo caer por si acaso...


Desde que me lo traje a casa, aquella tarde que conocí a Irene y me tomé un café y mantuve una larga e interesantísima conversación con ella, ha pasado un mes. En este tiempo, confieso con gusto que he abierto, leído y releído este libro en varias ocasiones. Me parece un libro precioso en todos los sentidos, una auténtica joya y una inversión para nosotros mismos y para las próximas generaciones.




NOS VEMOS AL FINAL DEL ARCOIRIS....



.
NOTA. Los textos incluidos en letra cursiva son extractos del propio libro.

Os pongo algunas fotos del libro, no es lo mismo que ver directamente las ilustraciones del libro y la magia de pasar cada una de las páginas de papel, pero os podéis hacer una idea de que verdaderamente este libro es una auténtica joya.

4 comentarios:

  1. Menos mal que lo venden en la Casa del Libro, así ya sé que libros le regalré a mi futuro sobrino.

    ResponderEliminar
  2. Unas ilustraciones muy bonitas

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)