LA BIBLIOTECA CLANDESTINA DE AUSCHWITZ

Uno de mis firmes propósitos que he esbozado mentalmente para el año 2013 es el de leer más. Probablemente, si lo comparo con el 2012, un año nefasto en cuanto a lecturas se refiere, resultará bastante sencillo conseguir leer más. He de decir que el Kindle me está ayudando a ello. Es cierto que sigo sin tener mucho tiempo para leer, pero también es cierto que la facilidad de poder abrir el Kindle en cualquier momento, me permite leer más que si tuviese que acarrear de un lado a otro gruesos volúmenes en papel.

Además, dispongo de una larga lista de lecturas pendientes recomendadas. Muchas de ellas provienen de mi querido amigo Pedroemilio, del Blog el Búho entre Libros, que nos regaló su listado de imprescindibles del 2012 y que yo, aunque con retraso, estoy siguiendo y leyendo en este año 2013. Esta lectura, La bibliotecaria de Auschwitz, es precisamente una de sus recomendaciones. Y es una recomendación que deberíais seguir, porque creo que este libro es uno de esos libros que deben leerse sí o sí.


LA HISTORIA DE LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ.

Creo que todos conocemos, en mayor o menor medida, muchos de los horribles sucesos acaecidos durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis y el exterminio de la raza judía. Son muchos los libros escritos sobre esa guerra tan terrible y seguro que hemos leído más de uno de ellos. De hecho, hace unos años sufrí saturación con esta temática, ya que leí varios libros ambientados en la Segunda Guerra Mundial y el ejército nazi y terminé sin querer saber del tema durante mucho tiempo.
Se trata de un tema duro, absolutamente horrible se mire por donde se mire. Y en el caso de Auschwitz aún peor, ya que allí fue uno de los lugares donde la crueldad nazi llegó al extremo. Auschwitz es hoy en día el símbolo del genocidio nazi. Hubo otros campos de concentración, pero no tan desgraciadamente conocidos como lo es éste. Creo firmemente que no debemos olvidar, que es una historia que debemos conocer y que deben hacerlo las generaciones venideras, recordarla para no volver a repetirla nunca. Para que algo como la infinita crueldad nazi y el genocidio judío no pueda volver a tener cabida en nuestro mundo.
La bibliotecaria de Auschwitz no sólo es una historia que se desarrolla en el campo de concentración de Auschwitz sino que además es una historia real. La protagonista del libro se llama Edita Adlerova, pero en realidad cuenta la historia de una mujer real: Dita Dorochova, una niña judía de Praga que fue llevada a Auschwitz junto a su familia cuando tenía 14 años. Este libro cuenta la historia de aquella niña, que se vio obligada a madurar antes de tiempo. Primero empezaron las restricciones a los judíos en el propio barrio judío de Praga (donde vivía con su familia). Después los encerraron en una ciudad para judíos. Y de allí los llevaron a Auschwitz, de donde la mayoría de aquellas personas no saldría jamás.

Sin embargo, en mitad del terror y de la desolación, a veces nace una flor y un rayo de luz a la esperanza. En Auschwitz, en el bloque 31, existió una escuela para niños judíos y una biblioteca clandestina. Apenas ocho volúmenes desvencijados, ocho libros que eran un elemento prohibido y que Dita guardó y escondió durante meses, llevándolos bajo sus ropas y haciendo que la magia de la lectura llegase a aquella parte del mundo donde Dios se olvidó de sus hijos y los dejó agonizar y morir sin clemencia.
La bibliotecaria de Auschwitz es la historia de aquella persona valerosa, de Dita Dorochova, que arriesgó su vida para hacer llegar las palabras y la lectura a personas que tanto las necesitaban en aquel campo de concentración maldito que pasaría a la Historia con letras de crueldad absoluta.


EL BLOQUE 31 DE AUSCHWITZ: ENTRE EL HORROR Y LAS PALABRAS.

Una de las cosas que decía Pedroemilio en su opinión sobre este libro es que en un tema como el de los campos de exterminio nazi, resulta fácil caer en el exceso, pecar de sentimentalismo, o de crudeza. Y que además este tema ha sido tratado hasta el aburrimiento, por lo que resulta difícil escribir un buen libro sobre esta temática. Temática que además resulta cruenta, horripilante, y que no puede ser plato de gusto de nadie.
Sin embargo, creo que su autor, Antonio G. Iturbe, ha logrado un libro maravilloso. Un libro con una historia preciosa, una flor en medio de la escoria. Un libro que no peca de nada, ni de crudeza, ni de sensiblería, ni de cualquier otro extremo. Un libro que, según creo personalmente, era muy difícil de escribir, muy difícil de lograr, muy difícil de crear esta historia preciosa y a la vez terrible, encontrando las palabras precisas para ello, como si de un macabro puzle se tratara…
Por supuesto, el campo de concentración de Auschwitz existió. Pero también existieron el Bloque 31 y las personas que lo hicieron posible y ésta es una historia que no había trascendido especialmente, o al menos yo no había tenido conocimiento de ella hasta que leí este libro o mejor dicho comencé a leer reseñas sobre este libro. Y Dita, su valiente protagonista, también existió. Y no sólo eso, sino que arriesgó durante meses su propia vida para lograr una biblioteca ambulante, escondiendo bajo su vestido los desvencijados y frágiles volúmenes de la biblioteca pública más recóndita y clandestina que haya existido nunca.
A través de este libro conoceremos a muchos otros personajes que también existieron en la vida real, aunque fuese bajo otro nombre. Conoceremos a Fredy Hirsch, el jefe de barracón que nunca dejó de luchar para salvar a su pueblo (los judíos) y especialmente a los niños. O a profesores muy especiales del bloque 31, como Morgenstern u Ota Keller. Conoceremos a la madre y al padre de Dita, sus orígenes, su vida en Praga antes de la guerra… A René, quien vive una historia prohibida con Víktor, un SS arrepentido. O a personajes terribles como el Doctor Mengele, a quien jamás le temblaba la mano a la hora de hacer experimentos terribles con los judíos, cuya vida creía que no valía nada.

Una historia preciosa y a la vez terrible e infinitamente cruel, con personajes, basados en hechos reales, muy bien trazados y dibujados. Una historia que estoy segura de que llegará al corazón del lector que sepa entenderla e interiorizarla, aunque necesita tiempo para ser leída y tiempo para ser reposada después de la lectura.

ALGUNAS FRASES QUE ME GUSTARON.

El odio se parece mucho al amor, tampoco puede elegirse.
Ella le sonríe, con esa alegría de las victorias tristes.
Estaba dispuesto a que le echase atrás el viento de la historia, aunque ahora soplara como un huracán devastador…
Tal vez el amor sea eso, compartir el frío.
.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.

Creo que éste es uno de esos libros que probablemente nunca se borren del todo de la memoria de uno; uno de esos libros redondos, que te encantan, que te apasionan y que mantienen tu atención centrada en cada una de sus palabras concatenadas, haciendo posible esta historia tan única y a la vez tan cruel y bella al mismo tiempo. Crueldad del campo de exterminio, de los nazis, del desprecio que profesaban por la vida humana y más aún por los judíos. Pero una historia bellísima de confraternidad humana entre los judíos, de la lucha por la cultura y las palabras en un ambiente clandestino, del amor a los libros, de la protección de los niños…
Estoy segura de que este libro puede enamorar a cualquier lector que disponga de sensibilidad para ello. Pero es una lectura difícil. No por el estilo, claro y fácil de leer, con una prosa sencilla que no te costará nada leer; sino por la crueldad de lo que en realidad narra, mucho más aún si tenemos en cuenta que se trata de una historia real y que los personajes literarios de este novela existieron en mayor o menor medida, bajo otras identidades, y que sufrieron, pero también lucharon por seguir adelante. Muchos de ellos morirían en Auchwitz o poco después de salir de allí, pero otros fueron capaces de contar lo que allí sucedió, de que la verdad saliese a la luz.
No me canso de repetir que, aunque sean hechos horribles, por todos conocidos y hayan pasado ya muchos años, es necesario que los conozcamos, que nos enfrentemos a esas historias terribles y que los interioricemos. En la época nazi se demostró que el ser humano puede llegar a tener en sus entrañas una crueldad infinita, debemos ser conscientes de ello y aprender de este capítulo tan amargo de la Historia para no repetirlo nunca.
Este libro me ha dejado marcada, tanto ha sido así que he necesitado unas cuantas semanas para reposarlo internamente y clarificar mis ideas para poder hablaros sobre él. Creo que es un libro imprescindible y que debéis leerlo. Para mí es uno de los libros que más me hayan gustado y que más me hayan marcado en los últimos años. Aunque aviso de que en determinados momentos resulta muy duro y es inevitable que alguna lágrima se te escape ya que todo lo que cuenta fue real y fue sin lugar a dudas una realidad terrible.

Con esta lectura llevo leídos 3 de los 25 libros de autores españoles que debería leer durante el 2013 para poder conseguir el Reto de los 25 españoles. Voy despacio (lenta, pero segura, como suele decirse), pero aún conservo la ilusión de poder cumplir finalmente el reto.

4 comentarios:

  1. Yo también tengo en mi lista de libros pendientes este, pero aún no me he puesto con él. A ver si un día de estos, no sé cuándo...

    ResponderEliminar
  2. Me lo anoto.
    Aunque ultimamente no estoy leyendo mucho. :-(

    ResponderEliminar
  3. yo lo disfruté mucho, y me alegro de que a tí también te gustara ¡ánimo con el reto! más vale paso que dure que trote que cansen dicen ;)
    llegué aquí desde el blog del Buho entre libros.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que la disfrutaras

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)