ANNIE LEIBOVITZ: LA SENSIBILIDAD HECHA FOTOGRAFÍA


Esta mañana he sabido que le han dado el Premio Príncipe de AsturiasAnnie Leibovitz. Me alegro mucho, primero por algo tan paleto como que sé quién es, he visto parte de su obra y puedo identificar algunas de las buenas razones que seguramente el jurado ha tenido en cuenta para darle este galardón.

Supongo que Annie Leibovitz será conocida por el común de los mortales como La fotógrafa de los famosos, pero no de los famosetes de tres al cuarto que tenemos por España, sino gente famosa a nivel mundial. Fotógrafa durante décadas de la revista Rolling Stones, seguro que has podido ver decenas de fotos sacadas por esta mujer. Probablemente una de sus obras más famosas sea aquella en la que John Lennon se abrazaba desnudo y en posición fetal a su mujer Yoko Ono. Pone los pelos de punta pensar que sería la última fotografía que le hiciesen a John Lennon antes de su asesinato…

Pero me gusta Annie Leibovitz no sólo por su obra, que también, sino por su humanidad. Lo primero es que esta mujer tiene que tener una gran humanidad y una fina sensibilidad para hacer las fotos que ha sido capaz de hacer a lo largo de todas sus décadas de carrera. No podría haberlas hecho si no gozase de esas cualidades.

Hace un par de navidades, vi un reportaje sobre ella en la 2, esa cadena que desgraciadamente no ve casi nadie y que es mucho más que reportajes de animales por cierto. Era un reportaje sobre la vida de esta fotógrafa, sus giras con los Rolling, sus adicciones, sus luces y sus sombras. 

Pero especialmente me llegó al alma la muerte de su padre, cómo narraba los últimos días que pasó con él, sus conversaciones, las fotos de aquellos últimos días. Probablemente alguien piense que puede resultar casi inhumano y de alguien sin sensibilidad el retratar a través de fotografías las últimas horas de un ser humano. Yo creo en el caso de Annie Leibovitz que no lo es, sino todo lo contrario. Sus sentimientos fluyen a través del objetivo de su cámara, al igual que los míos intentan hacerlo a través de palabras como las de este post.

Me cae bien esta mujer, no es ningún ídolo con pies de barro, ni siquiera una semidiosa por haber sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación. 

Lo que ella pretende es dar su visión del mundo, compartirla con los demás. ¿No es precisamente lo que intentamos todos nosotros?

2 comentarios:

Este blog no es nada sin tus comentarios :)