50 IDEAS PARA DESPLAZARTE MÁS ECOLÓGICAMENTE



Hace unas semanas me compré en el VIP'S una serie de cuatro libros escritos por Sian Berry. A través de ellos me informé que su autora es fundadora de una organización llamada Alliance Against Urban 4x4s y que busca conseguir transportes sostenibles y acabar con los todoterrenos en las ciudades. Además, Sian Berry fue candidata a la alcaldía de Londres por el Green Party en el 2008. 

Además, Sian Berry es una firme defensora de las energías renovables y el consumo de productos locales, algo que plasma bien entre las ideas de los libros que ha escrito y que yo me compré el otro día. Sian Berry cree firmemente en la formación de los ciudadanos de a pie, gente como nosotros, que podemos adoptar una serie de medidas en nuestro día a día con las que ayudar a mejorar las cosas, haciendo nuestras vidas más ecológicas.

Cada uno de los cuatro libros nos daban cincuenta ideas sobre cuatro temáticas diferentes, todas ellas relacionadas con el ahorro de la energía y el cuidado del Medio Ambiente. Los cuatro títulos eran los siguientes: 


1. . 50 ideas para viajar y desplazarte de forma ecológica.
2. . 50 ideas para ahorrar agua y energía.

3. . 50 ideas para comprar de forma más ecológica.

4. . 50 ideas para hacer tu casa y tu jardín más ecológicos.

Me gustan este tipo de libros, que además en este caso concreto son de pequeño formato, muy manejables y con ilustraciones muy bonitas, lo que los hace más atractivos. Es cierto que mucho de lo que cuentan ya te lo sabes, que de las 50 ideas, probablemente 20 ó 30 ya las conozcas, y que además algunas de las que no conoces no sea tan sencillo ponerlas en práctica. Pero sea como sea, siempre viene bien echarle un vistazo a un libro como estos, leer sus ideas, repensarlas e intentar aplicarlas a nuestra vida diaria.


50 IDEAS PARA VIAJAR Y DESPLAZARTE DE FORMA MÁS ECOLÓGICA.



El hombre civilizado ha inventado el vehículo, pero ha perdido su capacidad para utilizar los pies. R. W. EMERSON.

Seguro que algunas o muchas de las 50 ideas que incluye este libro ya las habréis oído. Lo más curioso de todo es que la mayoría de estas ideas, en contra de lo que podemos pensar, son más fáciles de poner en práctica de lo que realmente pensamos. Algunas de ellas son más difíciles, pero si todos intentásemos llevar a nuestro día a día algunas de estas ideas, conseguiríamos ahorrar energía y también dinero y hacer este mundo un poco más ecológico.
Os voy a hacer un pequeño resumen de las ideas principales que recoge este libro y que creo que nos pueden ayudar en nuestro día a día.




1. CAMINA EN LUGAR DE COGER EL COCHE.

En esta sociedad en la que vivimos, a menudo tiramos más de coche de lo que deberíamos. Estamos muy acostumbrados a coger el coche para ir a cualquier lado, a menudo para distancias cortas que podríamos hacer sin problema andando. En mi caso, yo no tiro tanto de coche, pero debo de entonar el mea culpa porque tiro de moto casi para todo. Tengo mucho que hacer en cuanto a este apartado del libro por lo que veo.
Caminar hace que ahorremos gasolina, energía, desgaste de ruedas y de otros elementos del coche... pero además también tiene beneficios sobre nuestra salud: nos ayuda a estar en forma, hace que tomemos el aire (lo cual también nos beneficia), nos deja tiempo para pensar y en muchas ocasiones el mero hecho de caminar ya es de por sí un auténtico placer.

En este apartado, la autora nos recomienda algunas cosas como coger menos el ascensor y subir y bajar más veces por las escaleras; bajarnos antes del autobús e ir andando unas cuantas paradas a casa, vete andando a hacer la compra (así además compraréis en tiendas del barrio, más cercanas) o vete o vuelve del trabajo andando si te resulta posible.

2. ¿HAS PENSADO EN IR EN BICICLETA?

Cada vez vemos más bicicletas por doquier, incluso en las grandes ciudades. Si vives en una ciudad medianamente plana, probablemente puedas incluir la bicicleta en tus desplazamientos de manera más o menos diaria. Cuando estuve de Erasmus en Italia hace más de diez años, en la ciudad de Ferrara, iba en bicicleta a todos los sitios. Desgraciadamente, nunca lo he puesto en práctica en España.



Con la bicicleta puedes ahorrar tiempo, ya que ni sufres atascos ni tardas tanto en encontrar aparcamiento; es bueno para la salud, ya que pedalear quema entre 300 y 1.000 calorías por hora. Además, este libro nos da una serie de consejos para ir en bicicleta y te recomienda una serie de itinerarios diarios a los que quizá puedas ir en bicicleta: al gimnasio, de compras, al tren, al trabajo...


3. REDUCE LOS DESPLAZAMIENTOS EN COCHE.

Os lo decía al principio, nos movemos demasiado en coche y muchos de esos desplazamientos son cortos y podríamos hacerlos a pie.



Intenta aprovechar los desplazamientos: no vayas veinte veces a la tienda cada semana, organízate y hazlo todo de una vez, ahorrando tiempo y dinero. Si además compras en tiendas del barrio, los desplazamientos serán menores en espacio, incluso quizá alguno puedas hacerlo andando y ahorrarte el coche. Otras opciones pueden ser por ejemplo pedir la compra a domicilio por internet o ir andando al supermercado, hacer allí la compran, volver andando a casa y que nos la sirvan en casa más adelante.


Comparte el coche: mucha gente va sola a trabajar, haciendo cada día un montón de kilómetros. Si te fijas en los coches, casi siempre llevan una o como mucho dos personas. Compartir coche entre compañeros hace que se ahorre gasolina, desgaste de coche e incluso que si hay varios coches y varios conductores, los que no tengan que conducir ese día puedan descansar, aprovechar para leer, pensar, o incluso echar una cabezadita.



Lo de compartir coche también se puede extrapolar a grandes viajes. Existen asociaciones y páginas de internet con anuncios para compartir coche los fines de semana, en vacaciones o en cualquier otro momento.


4. DISFRUTA DEL TRANSPORTE PÚBLICO: AUTOBUSES Y TRANVÍAS.

Los autobuses o los tranvías (en aquellas ciudades que disponen de ellos) pueden ser un medio de transporte ideal para desplazarnos por la ciudad. Utilizar el transporte público nos permite tener más tiempo para vosotros: para leer, para pensar, escribir, incluso dormir, comer e incluso estar menos estresados (el tráfico cuando conduces también produce estrés, especialmente los atascos).



Un autobús es además mucho más ecológico que cualquier coche.

5. VEHÍCULOS MÁS ECOLÓGICOS.

Cuando te toque comprar otro coche, puede ser una buena idea comprar un coche más ecológico, que consuma menos combustible, que sea un vehículo híbrido, un coche eléctrico, o ¿por qué no una moto?



Además, también nos da la autora algunos consejos para conducir de forma más ecológica nuestro viaje actual: no dejes el coche encendido mucho tiempo mientras estás parado, apaga el motor cuando estés en un atasco, si mantienes una velocidad moderada en la carretera ahorrarás mucho mas combustible, no lleves cosas que no necesites (si llevas menos equipaje y menos peso, también ahorrarás combustible), conduce con suavidad: no aceleres y frenes con brusquedad, cambia de marcha cuando las revoluciones por minuto superen las 2.500.


6. VACACIONES Y DESPLAZAMIENTOS DE LARGA DISTANCIA.

En vacaciones, también podemos ahorrar mucha energía y ser más ecológicos con detalles como planificar los desplazamientos, tomar las rutas más idóneas, no ir y venir innecesariamente varias veces, permanecer más días en el lugar de descanso, acudir a un destino de vacaciones más cercano a casa, ir en tren o en autobús o incluso en barco, compartir coche, consumir productos locales (que no han tenido que ser desplazados previamente), usar servicios locales o alojarte en un ecohotel.


LA EXPERIENCIA DE ITACA.

Como veréis, este libro no consigue la cuadratura del círculo y los consejos que nos dan probablemente ya los conociésemos anteriormente. Pero creo que, de vez en cuando, leer un libro como éste nos puede venir francamente bien para refrescar ideas y aplicar alguno de esos consejos a nuestro día a día.
Parece que no nos preocupa no ser ecológicos, o al menos no nos preocupa tanto como debería preocuparnos. No voy a decir eso de qué mundo le vamos a dejar a nuestros hijos, pero está claro que debemos cuidar más lo que tenemos porque seremos los propios hombres quienes nos cargaremos los recursos existentes y acabaremos con la propia humanidad.


Y tras esta sentencia tan catastrofista que me ha salido, deciros que me han encantado estos libros. Los compré a precio de risa (por 1 euro no podía dejarlos allí) y estoy pasando muy buenos ratos descubriéndolos. Se leen bien, son sencillos, tienen ideas sencillas de entender y también de llevar a cabo en nuestro día a día y además tienen un formato bonito y manejable, con una portada atractiva y numerosas ilustraciones bastante graciosas.
Desde luego, me parecen unos libros muy a tener en cuenta y desde luego si, como yo, los encontráis por el precio de 1 euro, no podéis ni debéis dejar pasar la oportunidad, ya que tienen muchas cosas que aportarnos y nos supondrá una lectura refrescante y además nos darán muy buenas ideas para poner en práctica en nuestro día a día y ayudando a hacer de este mundo un sitio más ecológico y mejor.


La colección, como os comentaba, se compone por cuatro títulos. Los tengo todos y los estoy descubriendo poco a poco. Os iré escribiendo sobre cada uno de ellos y compartiéndolos con vosotros.

1 comentario:

  1. No está mal intentar ser más ecológicos en nuestra vida diaria

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)