MADRID CON NIÑOS 2: PLANES PARA EL PUENTE DEL 1 DE NOVIEMBRE

Ayer os hablaba de planes teatrales con los peques de la casa. Pero además de planes teatrales, en Madrid existen muchas cosas que hacer con nuestros peques que les pueden entusiasmar. Y aquí van unas cuantas propuestas, que espero que os gusten: 


1. El Museo del Ratón Pérez. Hace años os escribí un post sobre este recoleto y precioso museo dedicado al ratoncito más querido en España (con permiso de Mickey Mouse). Está situado en las galerías comerciales de la calle Arenal número 8 y abrirá el viernes día 1 y el domingo día 3 en horario ininterrumpido de 12 a 18 horas y el sábado día 2 en horario de 11 a 15 horas y de 16 a 20 horas. A los peques les encantará conocer la Casita del Ratoncito Pérez. Entradas a 3 euros. 


2. La Chocolatería de San Ginés. Estando en el centro, en la calle Arenal y a escasos metros de la chocolatería más famosa de todo Madrid resulta imposible no hacerle una visita. Un chocolate con churros en San Ginés es capaz de devolvernos al paraíso perdido de nuestra infancia. Para los peques de la casa será un momento estupendo y, aunque sea por un día, ¡dejemos que se manchen, que es fiesta! (y para eso tenemos lavadora, ¿no? (La foto la he sacado de aquí). 



3. El Retiro. El Parque del Retiro siempre es una apuesta segura con niños, al menos siempre que haga buen tiempo. Abre de lunes a domingo de 6 a 22 horas en la temporada de invierno y ahora mismo, pasear por el retiro y su universo de colores de otoño es una auténtica maravilla. Podemos realizar muchas actividades en él: desde andar en bici, hacer un picnic en familia o el mítico paseo en barca. Además, los sábados y domingos de todo el mes de noviembre a las 12.30 horas hay un taller de marionetas con los que nuestros peques se lo pasarán fenomenal. 



4. El Teleférico. Hace años que no monto en el teleférico, y si os digo la verdad, me muero por volver a montar. Y sobre todo por llevarme a Henar en ese viaje maravilloso, me la imagino con los ojos como platos, volando dentro del teleférico y disfrutando del maravilloso Madrid a nuestro alrededor. Los billetes de ida y vuelta cuestan 5,75€ y los menores de 3 años van gratis; tened en cuenta también que entra en el BonoParques. Me parece un plan estupendo para este puente y tienen un horario ininterrumpido este puente (los días 1, 2 y 3 de noviembre) de 11 a 18 horas. La foto la he sacado de aquí



5. El Zoo. Si hay un plan que nunca falla, sin duda es llevar a nuestros hijos al zoo. En Madrid es algo tan habitual que hay muchas familias que se sacan el abono anual y van casi todos los fines de semana. Sea como sea, a los niños les encanta ir al zoo y ver animales: disfrutan con los espectáculos de delfines, se asombran al ver a las jirafas, a veces tienen miedo de los enormes elefantes... Es un plan fantástico para niños y para adultos (y yo me estoy pensando muy seriamente adquirir el abono anual, porque compensa con creces). Ah, los niños menores de 1 metro entran gratis. 


No me negaréis que son planes de lo más apetecibles, con los que tanto los niños como los papás lo pasaremos en grande. 

PLANES PARA EL PUENTE DEL 1 DE NOVIEMBRE EN MADRID: CON LOS NIÑOS AL TEATRO

Como sabéis, tengo una niña de casi dos años, por lo que últimamente suelo estar mucho más al día de lo que podríamos llamar Planes Infantiles. Es cierto que Henar es un poco pequeña todavía, pero eso no es impedimento para que, por ejemplo, la semana pasada nos fuésemos al teatro, en concreto al Teatro Calderón a ver Merlín

Los que tenemos niños y nos quedamos en Madrid este fin de semana largo, tenemos que ir pensando planes para nuestros peques, así que aquí os dejo algunos Planes Teatrales

El teatro me chifla y pretendo meterle el gusanillo a Henar desde pequeñita. En la cartelera madrileña hay varias obras para niños. He chequeado cuatro de ellas con las que creo que los niños (y los adultos) disfrutaremos de lo lindo: 

  • Las habichuelas mágicas, en el Teatro Fígaro Adolfo Marsillach. Se trata de una adaptación teatral del cuento Juanito y las habichuelas mágicas, de los hermanos Grimm. Tienen función el domingo 3 de noviembre a las 12.30 horas. Tenéis entradas disponibles a partir de 9 euros. 
Las habichuelas mágicas

  • El pequeño Barbero de Sevilla. ¿Qué mejor manera de adentrar a nuestros peques en el mundo de la ópera que acercarlos al Teatro Bellas Artes a disfrutar de esta adaptación para niños de una de las óperas más famosas? Hay funciones todos los días del puente: el 1 y el 3 de noviembre a las 12 horas y el día 2 a las 16 horas. Tenéis entradas disponibles en los Hibiscus de Atrápalo desde 8 euros. 

  • El musical de El libro de la Selva. ¿Quién no recuerda a Mowgli, Baloo, Bagueera o el malvado Shere Khan? Esta adaptación musical de la maravillosa historia de El libro de la selva seguro que le encanta a nuestros peques. Se representa en el Teatro Maravillas el día 3 a las 12.30 y a las 16.30 horas. Hay entradas desde 12 euros.  

  • El musical del Mago de Oz. También podemos disfrutar de este inolvidable musical en el Teatro Maravillas. Tras el enorme éxito del último año, han cambiado de ubicación pero este musical que habla de los sueños y la amistad sigue siendo un espectáculo fantástico con el que nuestros peques disfrutarán de lo lindo. Funciones el día 1 a las 16.30 horas y el día 2 a las 12.30 y a las 16.30 horas. Entradas desde 12 euros. 


Me gustaría recomendaros también Mis primeras Cuatro Estaciones en el Teatro Lara con el maestro Ara Malikian. Sin embargo, no hay entradas disponibles para este fin de semana, así que me temo que otra vez será...

Espero que os guste alguno de estos planes para vuestros peques. A ver si mañana puedo publicaros un post con planes generalistas para disfrutar de Madrid también con nuestros peques en este puente del 1 de noviembre. 

PLANES PARA EL PUENTE DEL 1 DE NOVIEMBRE EN MADRID: MUSEOS

El viernes de esta semana, 1 de noviembre, es fiesta. Disfrutamos por lo tanto de un pequeño fin de semana largo (hay quien no le gusta llamarlo puente) para hacer muchas cosas divertidas y diferentes. Si, como es mi caso, te quedas en Madrid, te propongo algunos planes. 


En este primer post os hablaré sobre algunas recomendaciones relativas a Museos y Exposiciones, pero mi idea es ir escribiendo, a lo largo de esta semana, varios posts con diferentes cosas para hacer este finde en Madrid.

  • No debes perderte la Exposición sobre Velázquez y la familia de Felipe IV que podemos ver en el Museo del Prado (hasta el 9 de febrero), aunque quizá te compense esperar al fin de semana siguiente y ahorrarte las colas previsibles por el puente. Os recuerdo que podéis entrar gratis del lunes a sábado en horario de 18 a 20 horas y los domingos de 17 a 19 horas.

  • Quizá prefieras un museo con mucho encanto pero sin tanta afluencia de público. En ese caso, traigo tres recomendaciones para este puente: 

        - El Museo del Romanticismo. Este museo, con un encanto especial, es aún un gran desconocido para madrileños y forasteros. Posee una colección singular y además puedes disfrutar del edificio en el que se alberga, su precioso jardín y su cafetería donde, según me han dicho, puedes disfrutar de estupendos desayunos. Frecuentemente disponen también de talleres tanto para adultos como para niños, pero aún no tienen actualizada en su web los talleres de noviembre. Los sábados a partir de las 14 horas la entrada es gratuita.

       - El Museo del Traje. Se trata de un museo peculiar, donde podremos ver trajes espectaculares, trajes históricos, trajes con leyenda e incluso exposiciones temporales como la actual sobre la muñeca Nancy. También disponen de talleres infantiles, aunque se requiere inscripción previa a través de su web. La entrada es gratuita los sábados a partir de las 14.30 horas. 

        - El Museo Sorolla. No puedo dejar pasar la oportunidad de incluir aquí el que probablemente sea mi museo favorito de Madrid. Me encanta el Museo de Sorolla, no sólo por las obras del pintor valenciano que podemos admirar en él, sino además porque el caserón donde se ubica, el que fuese la casa de Sorolla, se conserva casi como estaba cuando lo habitaban los Sorolla. También existen talleres, en este caso para adultos. La entrada es gratuita los sábados a partir de las 14 horas. 

¿Os ha gustado alguno de estos planes? 

EL TRABAJO NO ES LO IMPORTANTE EN LA VIDA. DEDÍCATE A VIVIR DE VERDAD.

Estoy escribiendo este post en domingo, pero lo publicaré el lunes, por lo que es muy probable que lo leas en esa fecha. Es importante que sea en lunes porque el lunes es ese día en que todos solemos tener un poco más de mal humor, vemos muy cuesta arriba la semana (aunque ésta sea más corta y para muchos el viernes al ser festivo no trabajamos) y cualquier cosilla nos "toca más las narices" que en otros días. 

Quien más y quien menos tenemos nuestros problemas, de muchos tipos. Pero laboralmente, cada vez hay más problemas o nos sentimos peor. Hay quien no le gusta su trabajo, quien no tiene trabajo, quien tiene un jefe toca-pelotas o quien tiene un compañero metomeentodo mala persona dando por saco; si no, hay quien no está de acuerdo con su horario, o su sueldo es bajo o cualquier otra circunstancias más. 

Desde hace mucho tiempo le doy muchas vueltas, demasiadas, al trabajo. Al fin y al cabo, nos pasamos una parte importante de nuestra vida allí y en demasiadas ocasiones nos pesa más de lo que debería. Lo que nos pasa o nos deja de pasar en el trabajo nos suele afectar demasiado y casi siempre terminamos llevándolo a nuestra vida personal y dejando que nos afecte más de lo que debe. 

Cuando nació Henar me di cuenta de las cosas verdaderamente importantes en la vida, y aunque suene raro, el trabajo no es una de ellas. El trabajo te tiene que dar de comer, te permite pagar las facturas, lo necesitamos para llegar a final de mes... y además es mucho mejor trabajar en algo que nos guste que en algo que no nos guste en absoluto. Pero el trabajo es sólo trabajo y la vida no es trabajo

Actualmente, llevo casi cinco años trabajando en la misma empresa, aunque he pasado por puestos y momentos muy diferentes. Ahora me gusta mi trabajo, tengo un jefe estupendo aunque también alguna compañera que le gusta meter la nariz y criticar lo que hacen los demás pero tiene poca capacidad de autocrítica. En principio, probablemente me mantenga en este trabajo si las cosas siguen igual durante algunos años más. Por lo menos mientras pueda tener reducción de jornada y pasar mis tardes con Henar. Ese tiempo con Henar merece la pena por encima de todo, a pesar de estar estancada profesionalmente, de ganar menos que hace cinco años, de que mis sueños laborales hace tiempo que se disiparon. Pero no me arrepiento en absoluto, mi hija es lo que más quiero y por lo que mi vida tiene sentido

Sin embargo, a veces le damos más valor al trabajo y los problemas que nos da que la verdadera importancia que en realidad tiene. 

Mañana (en realidad cuando lo leas ya será hoy), lunes, me toca volver al trabajo. Volver a ver a alguien a quien no quiero ver, tragar con cosas de las que estoy harta. Pero nada de eso merece la pena y recordaré intensamente estos pensamientos. 

El viernes por la tarde estuve en un tanatorio. La hermana de mi amiga Silvia se murió de repente; con 38 años y sin ningún aviso anterior sufrió un derrame cerebral el martes, la operaron, resistió dos días, pero finalmente falleció el jueves por la noche. 38 años y toda la vida por delante... sin previo aviso, ¡zas! Y la vida sigue. 

Seguro que ella también tenía sueños, y proyectos, y problemas, y frustraciones... Pero ya nada de todo eso importa. 

Recuerdo un episodio de Castle, uno de aquéllos en los que Kate deshojaba la margarita con Castle; un pequeño diálogo entre Kate y la forense (la que salió con Expósito, lo siento, no recuerdo su nombre ni tengo ganas de buscarlo, pero seguro que sabéis a quién me refiero). La forense le decía a Kate que si quería a Castle debía intentarlo ya; le hablaba de que ella llevaba diez años acompañando los cadáveres de personas que tenían sueños, planes, proyectos... que nunca habían hecho porque pensaban que tenían tiempo suficiente. Pero su tiempo se acabó antes de lo que debiera y todos esos planes se quedaron sin llevarse a cabo

Siento mucho la pérdida de la hermana de Silvia, lo mal que lo van a pasar su hermana y su madre. Y también todas las cosas que ella quiso hacer y no pudo. 

Por eso, cuando un lunes algún compañero te toque las narices, tu jefe se haya venido a la oficina sin tomarse unos buenos cereales o cualquier otro tipo de problema te toque la moral, debes recordar que la vida es lo verdaderamente importante y que todas esas tonterías no deben quitarte el sueño. ¡Hazles una pedorreta y vive!. 

MI 27ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 27 DE OCTUBRE

Domingo por la tarde... y con cambio de hora de por medio. He conseguido que mi hija se haya ido al parque con su papá y Athos, así que estoy tranquilita en el sofá, pudiendo dedicar unos minutos a escribir este post (entre otras cosas).

Esta semana ha dado mucho de sí. Ha habido momentos felices y momentos tristísimos (ya os contaré esta semana). Algunos de esos pequeños momentos os los presento aquí, instagramizados como cada semana.

Esta semana ha habido muchos espectáculos. Sin ir más lejos, fui el lunes al cine con La Fiesta del Cine y sus entradas a 2,90 euros. Además, he ido dos tardes al teatro y esta mañana me he llevado a Henar a disfrutar de un espectáculo infantil. 

Destaco "Los hijos de Kennedy", con un elenco impresionante y la maravillosa dirección de mi querido Pou (próximamente, reseña en el blog). 


Y esta mañana, Henar ha ido a descubrir a Merlín el Encantador. Ha aguantado la hora entera de espectáculo sin rechistar (cómo vamos mejorando...)


Pero no es lo único que hemos hecho, que este otoño lleno de hojas nos encanta... 
Lo bien que se lo pasa Henar en el parque, mi pequeño duendecillo otoñal. 


Y ahora, pequeños momentos para la mami (sin niña). 

Disfrutar de un sandwich Vips Club con conversación con amiga antes del teatro no tiene precio. 


El agua con limón es estupendo para todo. Y más si te pone una sonrisa así ;)


Y éste es un regalo de una amiga estupenda que acertó de pleno. Regalarme a mí este pack, ¡con lo que me gusta la frambuesa!



Y hasta aquí esta semana, aunque ha habido otras cosas, algunas de ellas no tan bonitas, escribiré un post... 

Besos y buena semana a todos!!!

REGALOS DE NAVIDAD, ¿HABÉIS EMPEZADO YA?

Hoy me he levantado con ganas de Navidad.

Debe de ser el cambio de tiempo, que empieza el frío, que tengo ganas de vacaciones... O simplemente que tengo ganas de preparar las primeras navidades de verdad para Henar. El año pasado ya tenía a mi hija, pero por aquel entonces tenía 10 meses y no se enteró de casi nada. Pero este año va a ser diferente... me estoy imaginando un montón de cosas para poner en la práctica que la van a dejar sin palabras. 

Hoy me he encontrado además con un post de mi amiga Sara en su blog Mamis y Bebés que hablaba sobre los regalos para Navidad y si habéis comenzado a comprarlos (por cierto, os recomiendo leer el post, no tiene desperdicio sobre cómo influir en los niños para que pidan lo que ya hemos comprado). He de reconocer que alguna cosilla ya tengo en casa (me gusta adelantarme y además odio las colas en Navidad y el comprar algo a última hora para cubrir el expediente). 

El caso es que ya tengo delineada la carta de regalos que mi hija no llegará a escribir este año. Os cuento algunas cosillas, a ver qué os parece...

Como a Henar le va la marcha (a quién habrá salido :S) va siendo hora de que tenga su propio triciclo. Si ahora corro detrás de ella en el parque para que no se estampe cada tres minutos, con este triciclo ya ni me lo quiero imaginar, pero... ¿y los buenos ratos que va a pasar con él? La idea inicial era regalarle uno de Mickey, pero los que he encontrado son demasiado aparatosos y además por variar un poco no viene mal (que va a terminar teniendo razón su padre, que siempre me dice que la voy a hacer Mickey adicta y que la culpa será sólo mía). Al final, me he decidido por este estupendo Triciclo de Peppa Pig que he encontrado  aquí y que creo que es sencillo y a la vez le sacará un partido estupendo. 



Pero además, la semana pasada me encontré con que en la Tienda Disney tenían de oferta a su querido y adorado Mickey Mouse. No me pude resistir, algo de Mickey tenía que tener la pobre. Me traje este peluche de Mickey Mouse de tamaño mediano que pretendo poner al lado del árbol, metido dentro de una bolsa de celofán con un gran lazo rojo y atarle un globo de helio del mismo ratoncito (que ya he fichado en una tienda de golosinas cerca de casa).


Además, alguna chorradita más también me la he agenciado y las tengo esperando en el armario a llegar a las manos de mi nena en Navidades.


Y a su papá (que jamás lee este blog, así que no hay ningún riesgo de que lo vea, le acabo de comprar este fantástico reloj de Hugo Boss, porque el suyo lo dejó olvidado en el aeropuerto la semana pasada. Ocasión ideal para comprarle uno nuevo, que ya iba siendo hora. 




Sé que aún quedan muchas cosas, pero por algo se empieza. Y teniendo en cuenta que aún no ha acabado octubre, no está nada mal ¿no?

CINE A 2,90 EUROS Y LAS SALAS LLENAS, ¿PARA CUÁNDO BAJAR EL PRECIO DE LAS ENTRADAS?

Ayer fui al cine. Sí, os sonará normal, pero una madre trabajadora como yo lo tiene difícil para escaparse y cuando lo consigue, nunca va al cine. Por ello, lo de ir al cine es como si me hubiesen recogido en una limusina y me hubiesen llevado a cenar con Jorgito Clooney (bueno, casi, casi… dejadme soñar, que es gratis). El caso es que sí, ayer fui al cine.

Pero es que además fui al cine por 2,90 euros, aprovechando la macro-oferta de La Fiesta del Cine, que durante ayer, hoy y mañana (21, 22 y 23 de octubre) te ofrecía ir a ver cualquier película (excepto 3D) en cualquiera de las salas adheridas por ese precio.

Fiel a mis principios (que cumplo siempre que puedo), decidí ir a una sala pequeña. Pensé que, aunque fuesen sólo algo menos de 3 euretes, prefería dárselos a una sala pequeña, que desgraciadamente son las que antes están cerrando sus puertas por no ser rentables. Escogí en concreto el Cine Palafox, en la calle Luchana de Madrid y la película escogida, en la sesión de las 20.30 horas fue  El médico alemán.

Me alegro doblemente de haber escogido una sala pequeña. En primer lugar por lo que os comentaba, las pocas veces que voy al cine, prefiero ir a cines de este tipo que a grandes superficies comerciales. Pero en segundo lugar, porque me ahorré las colas. Los grandes cines (Cinesa, Yelmo etc.) tenían unas colas kilométricas de más de una hora de espera, de manera que hubo muchos que tuvieron que volverse a su casa sin ver la película. En el Palafox, apenas tuvimos 10 ó 12 personas en la cola antes que nosotros y en la sala seríamos 50 ó 60 personas (imaginaos lo que puede ser un mismo lunes a esa misma hora sin la promoción de la Fiesta del Cine).


Y lo que yo me pregunto es… ¿los empresarios de la industria cinematográfica en general no tienen ojos? No hablemos ya del IVA, ni del Bobierno (eso ya no tiene remedio), hablemos de las cartas con las que nos toca jugar la partida. Si las entradas están a 3 euros, la gente se lanza literalmente a la calle a ver películas en el cine, hay incluso quien hace sesión doble o triple (no en vano, merece la pena, ya que por el precio de una entrada ves tres, o casi). 

¿Por qué mantener entonces el precio desorbitado de 8 euros y tener las salas vacías? Digo yo que más valdrá tener 50 espectadores a 3 euros que 5 espectadores a 8. O será que se me han olvidado las matemáticas de 6º de EGB. La verdad es que no lo puedo entender. Ya que nuestros políticos ni saben lo que es la cultura ni les importa, los de la industria del cine deberían replantearse ciertas cosas, y una de ellas es bajar el precio de las entradas. Así venderían más, tendrían más beneficios y los españolitos de a pie iríamos más al cine. Vamos, digo yo…

MI 26ª SEMANA INSTAGRAMIZADA 20 (21) DE OCTUBRE

Lo siento, ayer llegué tarde y no tuve tiempo de escribir este post. Pero con un día de retraso, aquí estoy con mi semana instagramizada. Además, ha sido una semana muy especial para mí porque he cumplido 33 octubres y he podido disfrutar del día de mi cumpleaños en Lisboa, una de las ciudades que más quiero. 


Crecer con Barrio Sésamo es lo que tiene... que cuando recibes este regalo de cumpleaños...
 ¡¡¡¡te encantaaaaaaa!!!!


Nos hemos escapado a mi adorada Lisboa y su saudade infinita...


Y Henar hizo un nuevo amigo, un pato portugués que nos hemos traído a vivir a Madrid. 


Y para que el pato no se sintiese solo, fuimos al Jardín de Estrela para que viera a sus congéneres.


Esto no es Lisboa, es el atardecer de mi Madrid desde el parque de al lado de mi casa. 



Y esta semana, ¿qué nos deparará...?

LA FIESTA DEL CINE: 21, 22 Y 23 DE OCTUBRE DE 2013

 El cine es caro… No, yo diría más: el cine es muy caro, demasiado caro, tiene unos precios excesivos. Si vamos en pareja al cine, 2 personas a una media de 8 euros por cada entrada, ya nos hemos gastado más de las 2.500 pesetillas de siempre. ¿En qué? En casi nada.

A eso habría que sumarle el coste de llegar hasta el cine (en coche o en transporte público), que si te tomas una coca-cola… De las palomitas ya ni hablamos, ¡que no están los tiempos para malgastar!

No, ahora en serio. Una entrada de cine ronda los 8 euros, un precio absolutamente desorbitado, y más estando las cosas como están. La industria del cine se queja de que la gente no va al cine, pero a esos precios se hace francamente muy difícil ir.

Personalmente, es una de las actividades que más he recortado en los últimos tiempos. De hecho, en lo que va de año he ido al cine dos veces: una de ellas a precio normal (y me dolió el bolsillo) y otra mediante una oferta de los Cines Renoir con entradas a 4 euros.


Pero estamos de enhorabuena. A partir del próximo lunes y durante tres días completos (21, 22 y 23 de octubre) podremos disfrutar de un evento maravilloso, que se llama La Fiesta del Cine.

Por 2,90 euros por cada sesión podremos disfrutar durante esos días de cuantas películas queramos ver. Vamos, que te das un atracón de tres películas y te gastarás poquito más que el precio de una entrada normal.

Sólo dura tres días pero es una oportunidad fantástica para disfrutar del séptimo arte en pantalla grande a un precio realmente asequible o incluso aprovechar y darle un buen repaso a la cartelera. Porque por ese precio, compensa.

La Fiesta del Cine se celebra en toda España pero no en todos los cines. Deberás chequear en su web cuáles son las salas adheridas a esta promoción.

Puedes ver cualquier película de la cartelera por 2,90 euros, a excepción de películas en 3D y eventos especiales (tendréis que consultar también las condiciones de cada cine).

Es necesario además el registro previo. Inscríbete y recibirás por email la tarjeta con tu inscripción. Es fundamental que te imprimas la tarjeta de inscripción y la presentes en la taquilla del cine para poder acceder a la promoción. Te pedirán el DNI para confirmar que realmente eres la misma persona que está inscrito. Y a partir de ahí….   ¡¡¡a disfrutar del séptimo arte!!!

Por supuesto, huelga decir que me parece una iniciativa fantástica (a pesar de que los recortes también han llegado a ella, ya que el año pasado se celebró durante 9 días en lugar de 3 y a un precio de 2 euros en lugar de 2,90 euros).

Aprovecho para tirar de la oreja a la industria del cine y a las salas de proyección y pedirles que se replanteen el precio de las entradas del cine. No digo que las tengan que poner a 3 euros, pero tampoco a 8 como están ahora. Probablemente, muchos de nosotros iríamos al cine por un precio de 5 euros con una asiduidad infinitamente más constante que lo que vamos ahora. No hay que ser Nobel en Economía para pensar que, aunque ganen menos por entrada, acudiría más gente a las salas y al final ganarán más. Los tiempos están para ajustarse el cinturón y la industria del cine y las salas de proyección aún no se han dado cuenta.


Bievenidas promociones como la Fiesta del Cine. Ojalá hagan muchas más. 

MI 25ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 13 DE OCTUBRE

Casi no llego... pero aún no han dado las doce y la estupenda carroza de la Cenicienta no se ha convertido en calabaza, así que... estamos a tiempo. 

En mi última semana ha pasado casi de todo. Incluso he comenzado mis clases de teatro, que tenía muchísimas ganas de empezar y ya creía que era uno de los propósitos del 2013 que no iba a cumplir. Pero no, finalmente se ha hecho realidad y me hace muy feliz. 

Ha sido una semana dura, con muchas cosas y mucho cansancio acumulado. Pero también nos ha dejado momentos bonitos, algunos de ellos son éstos. 


Por fin tengo la lata de Coca-Cola (light, que es la que yo bebo) con mi nombre.
 Regalo de mi nuevo jefe, que es un sol.   


Lecturas a la luz de las velas...



Mis tardes con mis dos infantes. Aquí los tres en el sofá viendo Mickey Mouse. 



Y hablando de Mickey. Los Reyes Majos ya me han confirmado que esta monada llegará a mi casa la noche de Reyes. Y yo sé de una que se va a volver loca cuando lo vea...




Soñando con Lisboa...
(Pssss, os cuento un secreto, el finde que viene es mi cumple y me voy a celebrarlo a mi adorada Lisboa).



Una tarde de domingo con una merienda por todo lo alto...Porque yo lo valgo!



Y por último, una frase que me encontré en Malasaña esta semana y que nos tiene que ayudar a pensar... y a actuar. 


Os deseo que tengáis una semana estupenda. 

PAGAGNINI: VIRTUOSISMO Y HUMOR

Tenía muchas, muchíiiiiiiiisimas ganas de ver Pagagnini. Por eso, cuando supe que a finales del verano Ara Malikian con la coproducción de Yllana volvería con este espectáculo a los escenarios madrileños, tuve clarísmo que no podía dejar pasar la oportunidad. De hecho, el espectáculo Pagagnini no es ninguna novedad, ya que hace unos años también lo llevaron a cabo en Madrid. Sin embargo, en aquella ocasión, finalmente nunca pude ir a verlo y disfrutarlo. Me habían hablado taaaan bien de él que tenía muy claro que esta vez no se me pasaba, que iba a ir a ver y disfrutar de este espectáculo.
Y así ha sido, la semana pasada tuve el inmenso placer y la fantástica oportunidad de disfrutar de Pagagnini y después de verlo con mis propios ojos, os puedo asegurar, que merece muchísimo la pena. Aún estáis a tiempo, estarán en el Teatro Calderón hasta el próximo 13 de octubre y hay entradas disponibles. Yo, desde luego, os recomiendo que vayáis a verlos, es realmente divertido.

PAGAGNINI, UN ESPÉCTÁCULO DIFERENTE: VIRTUOSISMO Y HUMOR.

Paganini es un espectáculo que aúna dos cuestiones fundamentales: virtuosismo y humor.
No en vano, este espectáculo está coproducido por la compañía Yllana y Ara Malikian. Resulta un montaje sin duda intenso y único, que sabrá encandilar a melómanos y a los seguidores de ese humor tan especial como es el de Yllana.
Sobre el escenario vemos únicamente a cuatro grandes músicos, cuatro grandes virtuosos que sabrán hacer las delicias de los amantes de la música clásica. Están capitaneados por el gran maestro Ara Malikian, el más famoso de todos y uno de los grandes violinistas virtuosos actualmente. Además, tenemos la suerte de que este maravilloso violinista libanés está afincado en Madrid y resulta relativamente fácil verlo sobre los escenarios madrileños en espectáculos como Pagagnini o incluso en otros espectáculos dirigidos al público infantil como es el caso de Mis primeras cuatro estaciones. Con ambos espectáculos, entre otros (pronto comenzará un nuevo espectáculo en el Teatro Español), está cosechando grandes éxitos.
Pero todos los músicos que conforman el elenco de Pagagnini son grandes virtuosos que además de tocar magníficamente, tienen dotes actorales interpretativas en las que destaca el buen humor. Los otros tres integrantes de este grupo son Eduardo Ortega, Gartxot Ortiz y Fernando Clemente.
El día que yo fui a ver este espectáculo, faltaba Eduardo Ortega, sin embargo no he podido encontrar el nombre del músico que lo sustituía ese día. Los que sí estaban era el resto del elenco: Gartxot Ortiz al violín y Fernando Clemente al violonchelo.
El espectáculo resulta una simbiosis perfecta entre algunas de las piezas de música clásica más reconocidas y bonitas con un toque de humor único, el prisma inconfundible de Yllana. Quizá lo que más llama la atención es que músicos de esta talla, verdaderos virtuosos, sean capaces de interpretar un papel actoral que más se asemeja a bufones o mimos (según el momento del espectáculo), algo que no se espera de verdaderos virtuosos como ellos, pero que consiguen con creces.

La obra dura aproximadamente noventa minutos, con un pequeño descanso intermedio de unos 10 minutos. Os aseguro que se hace muy, pero que muy, corto, el espectáculo se pasa volando.



A lo largo del espectáculo podréis escuchas algunas obras preciosas de la música clásica universal: piezas de maestros como Mozart, Falla, Sarasate, Boccherini, Paganini o Vivaldi. Muchas de las obras, por no decir casi todas, nos sonarán muy conocidas y en seguida las reconoceremos.


Eso sí, no siempre las interpretaciones son a la manera de los cánones clásicos. De hecho, en la mayoría de los casos no lo son, aunque comienzan a la manera clásica, terminan tornándose en música de jazz e incluso rock. Resulta absolutamente sorprendente y a la vez nos encanta y nos deja sin palabras. Una absoluta explosión de música y de color, creando un ambiente, puro éxtasis, que nos encandilará y que hará que disfrutemos tanto el espectáculo que se nos pase volando.


OPINIONES DE LA PRENSA.

Yo ya os lo he dicho, salí de allí absolutamente encandilada y emocionada por este espectáculo. Pero para que veáis que no es sólo una opinión personal sino que el aplauso de la crítica parece unánime, me permito dejaros algunas de las críticas recibidas por la prensa nacional e incluso internacional:

The New York Times. Nueva York
Su estudiada imperfección siempre está al servicio de la comedia incluso tratándose de música clásica. Consiguen que el público joven les escuche atentamente a través de la risa.

The Herald, Edimburgo
PAgagNINI es una divertidísima pieza de sátira musical, (…) que trae un soplo de aire fresco al típico recital de un cuarteto de cuerda clásico (…) un espectáculo muy divertido, que atrae a un público de todas las edades y procedencias.
Además, Pagagnini ha conseguido el reconocimiento internacional en forma de numerosos premios de gran prestigio.

LA EXPERIENCIA DE ITACA.


Me ha encantado esta obra. Leí en algún lugar que esta obra no puede sólo gustarte, será capaz de enamorarte. No recuerdo el texto exacto pero era algo similar y no puedo estar más de acuerdo. Este espectáculo te enamora desde el minuto uno y se te hace cortísimo. Te enamora tanto que no te importaría volver a verlo.
Os cuento un secreto. A mí me ha ocurrido exactamente eso. Como os comentaba al prin


cipio de la opinión, pude disfrutar de este espectáculo la semana pasada. Fui con unas amigas y me gustó tanto (en realidad nos gustó tanto a todas) que en seguida pensé que mi costillo también disfrutaría mucho con este espectáculo. Y para ver si es así (que seguro que lo es), me saqué unas nuevas entradas y fui con él y otros amigos.
Por supuesto Ara Malikian os dejará absolutamente sin palabras. No me extraña que sea uno de los grandes músicos de su generación, porque lo pone de manifiesto desde que de su violín emana la primera nota. Y luego vendrán muchas más, que pondrán de relieve el virtuosismo de este gran músico al que además le sobra humor.
Me gusta mucho Ara Malikian, me parece una figura muy interesante. No solamente por el hecho de que sea un gran virtuoso del violín (algo innegable), sino porque además es capaz de hacer los espectáculos más sorprendentes. Monta un espectáculo infantil, Mis cuatro primeras estaciones y encandila a niños y mayores. En el caso de Pagagnini, además es capaz de interpretar con maestría y resultar humor puro.


Ya os lo decía antes, a lo largo de la opinión. Me parece un espectáculo absolutamente imprescindible y que no debéis dejar pasar. Aún estarán un par de semanas en el Teatro Calderón y además hay algunas buenas ofertas en páginas de descuento (podéis echarle un vistazo a atrápalo o letsbonus por ejemplo).


El espectáculo os sorprenderá y os enamorará, más aún si además sois melómanos. Lo recordaréis durante mucho, mucho tiempo. Y será capaz de dejarnos extasiados y además con una sonrisa en la boca por los gags donde se nota el imprescindible humor de Yllana, sello final de este espectáculo inolvidable.


11 DE OCTUBRE, DÍA DE LA NIÑA. APOYA A PEKELUCAS

El viernes de esta semana, 11 de octubre, se celebra por primera vez el Día Internacional de la Niña. Desgraciadamente, muchas niñas del mundo siguen encontrándose en situaciones de vulnerabilidad. Las niñas, sólo por el hecho de serlo, en muchas ocasiones son las primeras que tienen que dejar los estudios para trabajar o enfrentarse a matrimonios tempranos, lastrando muchas veces su futuro. 

Hace un tiempo os hablé de la campaña de Plan Por ser Niña y fue precisamente a través de esa propuesta por lo que Naciones Unidas declaró este Día Internacional de la Niña. Para celebrar este primer día, la propia asociación PLAN ha organizado un congreso y algunos edificios emblemáticos a nivel mundial (como por ejemplo el Empire State Building, la London Eye, la Sirenita de Copenhague o la Torre de la Vela de la Alhambra se iluminarán de color rosa. 

Quiero poner mi granito de arena a esta iniciativa. Y en este caso, además de apoyar a Plan y su proyecto (que siempre merece la pena ser apoyado), he decidido darle publicidad a un proyecto de una organización mucho más pequeña, madrileña y que creo que están haciendo un proyecto precioso. Os cuento ahora mismo sobre Pekelucas y su Proyecto Solidario. 

PEKELUCAS, PELUCAS INFANTILES PARA TRATAMIENTOS ONCOLÓGICOS

Pekelucas, en colaboración con Free Style, es una organización que fabrica pelucas infantiles para niñas de entre 5 y 14 años que hayan perdido su cabello a causa de tratamientos de quimioterapia, radioterapia, quemaduras, alopecia areata, alopecia universal, tricotilomanía o cualquier otro problema, sin ningún coste para las familias. 

Cuando una niña afectada de cualquiera de los problemas anteriores recibe una peluca de Pekelucas y posteriormente recupera su pelo, se compromete a donar esa pelucha a otra niña de su edad que pueda necesitarla. 
pekelucas
Las peluchas de Pekelucas se elaboran a medida de la cabeza y las necesidades de cada niña. Se confeccionan con cabello donado por otras personas pero conlleva unos gastos totales de confección de entre 150 y 200 euros por cada peluca. 

Necesitan colaboración y existen muchas manera de ayudar: donando tu pelo, si eres peluquero cortando pelo y enviándolo a la asociación o mediante donaciones económicas. 

Actualmente, Pekelucas, en colaboración con Hazlo Posible y Rastreator.com, tienen abierto un proyecto solidario para fabricar pelucas para niñas. Intentan conseguir 3.000 euros y la verdad es que ya llevan 2.155 euros, pero no podemos dejarlo así. Debemos colaborar para que lo consigan. Tienen hasta el 13 de octubre. 

¿Quieres ayudarles? Pincha AQUÍ. Cualquier donativo será útil.

MI 24ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 6 DE OCTUBRE

Domingo otra vez... y aquí vengo con retazos de mi última semana instagramizada. 
Esta semana no hay mucho que contar, cambio de tiempo, trabajo, rutina... y cansancio. 

Sin embargo, también fue mi aniversario de boda, una fecha que siempre nos gusta celebrar y recordar con alegría. Y ha empezado mi octubre, el mes en el que nací y en el que me han pasado cosas importantes a lo largo de mi vida. 

Tengo un marido que no me lo merezco... 
Y nunca se le pasa alegrarme el día de nuestro aniversario con unas estupendas flores. 


Unos montaditos con una buena conversación y en buena compañía. No se puede pedir más...


Un regalo para Mateo (que nacerá dentro de un par de meses). Mañana se lo daré a su mamá y espero que le guste. 


Tarde de feria... (aunque salimos corriendo por el ruido y la gente, demasiado de todo). 
Busca la noria entre las hojas de los árboles :)


Y un anuncio de trabajo muy especial... Para reflexionar. 



Suerte la próxima semana... A ver qué tal se nos da :)

LOS SECRETOS DE SAN GABRIEL

Desgraciadamente, me cuesta mucho encontrar tiempo para leer. Quedaron atrás los años en los que podía empezar un libro y tirarme toda la tarde leyendo. Ahora, no tengo tiempo para casi nada, ni siquiera voy ya en transporte público, por lo que mis hábitos lectores se han reducido considerablemente. Por ello, no me gusta perder el tiempo con libros que no me dicen nada y prefiero ocupar el poco tiempo lector que tengo en libros que realmente merecen la pena. Nuestra querida Yolanda (MorenoSister) nos decía que este libro era de esos libros especiales, que “cuenta cosas”, que se desarrollan en lugares y momentos cargados de significado. Sabía que este libro me iba a gustar, y así fue. Yolanda decía que _Violetas para Olivia_ era capaz de crear una burbuja en la que cabe todo un universo y doy fe de que la autora, Julia Montejo, lo logra. La elección de este libro para incluirlo entre mis escasas lecturas fue sin lugar a dudas todo un acierto.

EL DÍA QUE MADELAINE VOLVIÓ A SAN GABRIEL.

Madelaine, la protagonista de la historia, es una joven independiente de treinta y tantos años que vive una vida tranquila como médico de cabecera en la pequeña y bella localidad navarra de Olite. Pero sus raíces se encuentran muy lejos de allí, en concreto en el pequeño pueblo andaluz de San Gabriel, un lugar del que se fue y al que no tiene muchas ganas de regresar. Sin embargo, la muerte de una de sus tías la hace regresar a la casa familiar, donde sólo queda su tía Clara, con la que Madelaine nunca ha encajado por el carácter duro y dominante de aquélla.
Pero por la tía Clara también han pasado los años, Rosario siempre la quiso y se comportó con ella siempre como la madre que había perdido. Madelaine nunca supo por qué su madre se había ido y la había abandonado ni qué había sido de ella después. Otro de los interrogantes, demasiado pesados, que existen en la vida de Madelaine.y casi al borde de la muerte, aunque no ha perdido su carácter férreo y su afán por dominar a toda la familia Martínez Durango a lo largo de las décadas (incluida a su sobrina, que es lo que le queda). Madelaine no es feliz en la casa familiar en San Gabriel, siente que hay algo en esa casa que la ahoga.
Madalaine creció allí, entre aquellas paredes que todo lo quieren silenciar. Su padre y su abuela fallecieron en un accidente de coche cuando ella era una niña. Su madre se fue de casa y falleció poco después. La niña Madelaine se crió con sus dos tías: Rosario y Clara. 
Un buen día Madelaine se hizo mayor y pudo abandonar San Gabriel, sin volver a tener nunca ganas de regresar a aquella casa. Cuando ha de volver ante la muerte de la tía Rosario vuelve a experimentar esa congoja intensa, que las piedras la atenazan de alguna manera. Es una sensación extraña pero de lo más real. Además, se tendrá que enfrentar a una dura inspección de Hacienda con la que no contaba, aunque esa inspección le permitirá conocer a José Luis, el que se convertirá en un pequeño bálsamo ante la angustia que a Madalaine le provoca San Gabriel y la férrea dirección de la tía Clara.

Pero Madelaine está allí para mucho más de lo que ella cree. Aunque no quiera saber nada de los Martínez Durango ni de la casa familiar, hay mucho de ella entre aquellas paredes. Y muchas historias familiares olvidadas, más que eso, sepultadas, que deberá descubrir y que la explicarán a ella misma. Pues Madelaine es una de las Martínez Durango, por mucho que a veces pueda pesarle y la genética pesa. Aunque ella no lo sepa, aunque no recuerde apenas nada de su abuela Olivia, hay mucho de Olivia en Madelaine, y con su regreso a la casa familiar, la propia Madelaine descubrirá que cada vez más.

UNA HISTORIA FAMILIAR DE MUJERES.

Madalaine no puede imaginar lo que le espera en San Gabriel a su regreso, no sólo la muerte de su tía más querida y la siempre atenta mirada de su tía Clara, que tiene unos trazos muy bien dirigidos sobre lo que quiere que sea la vida de su sobrina Madelaine; sino que este viaje, esta vuelta a la casa que quiso abandonar para siempre, le servirá para descubrir muchas cosas que no sabía y conocer mejor a las mujeres de su familia.
Existen muchos secretos entre los muros de la casa de los Martínez Durango que Madelaine no puede siquiera imaginar. Comenzará a conocer la vida de su abuela Olivia, la madre de Clara y de Rosario y de su propio padre. Todos intentaron por todos los medios enterrar el recuerdo de Olivia, a la que Madelaine se parece de una manera sorprendente, como si el espíritu de aquélla nunca hubiera muerto y reviviese en ella.
Pero en San Gabriel y más concretamente en la casa de los Martínez Durango hay demasiados secretos, demasiadas cosas que han querido esconder y sepultar, una atmósfera demasiado densa y un pasado familiar demasiado pesado para ser sobrellevado sólo por Madelaine. Hay demasiado silencio, demasiado sufrimiento, demasiados amores prohibidos sepultados. Y Madelaine, según vaya atando cabos, acabará por entender muchas cosas que ella misma siente internamente sin poder entenderlas. Todo comienza con una vidente que le dice que ella tiene un ángel de la guarda, una mujer rubia de piel muy blanca y ojos claros. Esa mujer parece ser su abuela Olivia, que murió en un accidente de coche cuando era muy joven y a la que Olivia apenas recuerda.


LA EXPERIENCIA DE ITACA.


Hay historias con alma y _Violetas para Olivia_ es sin lugar a dudas una de ellas. La historia de esta novela y el escenario de la Casa de los Martínez Durango resultan absolutamente apasionantes. Te metes tanto en la atmósfera que Julia Montejo teje con sus palabras que te parece estar allí y sentir el mismo desasosiego difícil de explicar que siente Madelaine.

Además, es ese tipo de historias que tiene un punto de misterio rozando casi el terror. Es un terror muy ligero, más bien un suspense denso, con un personaje de la tía Clara que estoy segura de que ya lo hubiese querido el mismísimo Hitchcock para sí. Y esa presencia sempiterna del recuerdo de la abuela Olivia, de la que no se habla, a la que siempre se ha pretendido esconder pues no encajaba en el perfil de lo que los Martínez Durango, gente intachable, podían soportar. Olivia era demasiado moderna, demasiado liberal para su tiempo y más aún para una familia de rancio abolengo donde el qué dirán resultaba una carga insoportable.
Existen en la casa familiar de San Gabriel demasiadas muertes, demasiadas desapariciones, demasiados cabos sueltos e historias que quieren sepultarse bajo siete llaves. Pero los recuerdos y sobre todo el de Olivia, parecen andar a sus anchas entre las paredes de la vieja casa señorial, por más que los vivos se empeñen en esconderlos.
Me ha sorprendido este libro y lo ha hecho de una manera muy positiva. Es cierto que contaba con la recomendación previa de mi querida Yolanda (MorenoSister) que en cuestiones literarias nunca falla.



Pero este libro y su autora, Julia Montejo, han sido capaces de ir mucho más allá y sorprenderme mucho más aún. Me gusta la historia, me gustan los personajes, me gusta la f'''amilia de mujeres de caracteres tan diferentes''' (Clara, Rosario, Inmaculada, Madelaine y sobre todo Olivia). Todos ellos tan bien trazados, con esa prospección psicológica, con esa historia a menudo terrible que los explica tan bien y que hace que en seguida los comprendas y entiendas el por qué de las cosas, tanto buenas como malas, que han hecho.

Y no nos podemos olvidar de la casa familiar de los Martínez Durango, el escenario donde se desarrolla todo. Esa casa con esa atmósfera densa, que guarda tantos recuerdos a menudo tormentosos y que es el eje de todo. En la pequeña y tranquila localidad de San Gabriel, donde casi nunca pasa nada. Pero en esa casa han pasado demasiadas cosas.
En definitiva, una novela apasionante cuya lectura recomiendo absolutamente y que me ha sorprendido y encantado a partes iguales. Es un libro corto (menos de trescientas páginas) e intenso, que si tenéis tiempo os ventilaréis en nada, ya que engancha desde el minuto uno. Quiero destacar especialmente el estilo de la autora, que sabe tejer con sus palabras una atmósfera envolvente con una historia fascinante en la que conviven personajes que te subyugarán (desde Madelaine hasta Olivia y por supuesto la tía Clara, no nos olvidemos de ella).
Si habéis llegado hasta aquí y después de todo lo que os he contado... ¿a qué estáis esperando para leerla?


P.D. Este año decidí apuntarme al reto de los 25 españoles, consistente en 25 lecturas de autores españoles a lo largo del año.A estas alturas no me queda prácticamente ninguna esperanza de poder cumplirlo. Desgraciadamente, sigo sin encontrar tiempo ni tranquilidad suficientes para dedicarme a la lectura como me gustaría. Pero dejo constancia de que éste es mi libro 7/25 de esta reto que ya considero inalcanzable. 

PROPÓSITOS 2013 (ACTUALIZACIÓN OCTUBRE, QUE YA TOCABA).

Dejé de escribir el Propósito de manera mensual porque pensaba que era "demasiado rollo" contaros cada primero de mes lo mismo. Pero teniendo en cuenta que ya han pasado cuatro meses (hay que ver cómo pasa el tiempo) desde el último, me animo a volver a contaros cómo va la cosa. Sigo luchando día a día por cumplirlos, y de momento, mal no van, no me puedo quejar. 


1 y 2. Pasar más tiempo con mi hija y mi familia. 



Este objetivo sigue siendo el más importante de mi día a día, en cuanto a cantidad y a calidad. 
Aunque ya quedan lejanas las vacaciones, este años hemos disfrutado de maravillosos viajes en familia y hemos pasado mucho tiempo juntos, aprovechando para hacer muchas cosas novedosas. 
Pero no es tan importante el tema vacaciones como el día a día. Cada tarde disfruto de la compañía de Henar, que cada día está más graciosa. Le encanta Mickey Mouse, los columpios, los limones (en eso ha salido a mí) y morirnos de risa haciéndonos cosquillas tiradas sobre la cama. 
Lo tengo clarísimo, no estoy dispuesta a renunciar a esos momentos, por nada del mundo. 
La prioridad en mi vida es mi hija y mi familia. 


3 y 6. Viajes: Roma y Lisboa


Tenía dos viajes para este año... Roma y Lisboa. Igual os acordáis, el viaje de Roma estaba planeado para agosto, pero finalmente no fuimos. Me dio un ataque de mamitis aguda y no quise dejar a la pequeñaja. Lo he vuelto a re-organizar para noviembre, a ver si hay suerte y nos vamos los tres. 

En cuanto a Lisboa, queda ya poco para mi cumple y este año lo celebraré en Lisboa. Yujuuuuuuuu. 


4, 5 y 7. Tiempo de ocio: Libros, Amigos, Teatro.  



En cuanto a amigos... no puedo quejarme. El verano me ha servido para volver a ver a grandes amigos a los que no veo todo lo que quisiera: Molli, Carmen, Tania... 
Incluso estuve un par de días en Sevilla y pude ver a mi Sergio del alma. 
Pero también regresar a Madrid y ver de nuevo a Virginia, Beti, Luciana, Antonio, Óscar...

En cuanto a lecturas... ¡mal! Y vamos de mal en peor. 
He leído muy poco en vacaciones y aún leo mucho menos en el día a día. 

En cuanto al teatro, quitando el parón obligatorio de verano, no puedo quejarme. Hemos retomado la temporada con muchas ganas y cada vez disfruto más cuando se levanta el telón. 


10 y 11. Cursos.


¡Albricias! Daba por perdido el curso de teatro... pero no, ¡¡¡empezamos la próxima semana!!!!
Ya os contaré porque va a ser maravilloso, lo sé. 

El curso de Pilates lo doy por perdido. No worries, siempre puedo incluirlo en los objetivos del 2014.


8, 9, 12 y 13. Objetivos muy Personales. 





Insisto en que ser feliz es nuestro gran objetivo vital, y no es poco. 

Este año no puedo quejarme, me esfuerzo cada día en ser feliz pero lo voy consiguiendo. 
He pactado tiempos personales con mi pareja (que no todo va a ser familia), disfruto mucho de cada pequeña cosa que se cruza en mi camino (los pequeños detalles son lo que importa) y en general, cada vez veo más vasos medio llenos. 

Cierto que no están las cosas para tirar cohetes, pero soy feliz, tengo una familia estupenda, aún tengo trabajo (y además, desde el cambio de junio no hay color, en todos los sentidos menos el económico), llego a fin de mes e incluso me da para algún caprichillo de vez en cuando. Tengo mucha gente que me quiere y hoy miro por la ventana y luce el sol. Pedir más sería egoísmo puro. 

Y además, estoy muy contenta con el blog, con sus más y sus menos, pero estoy muy activa y cumplo mis expectativas blogueras. Y además, ya veo las 50.000 lecturas en el horizonte...



No puedo quejarme de mis propósitos del 2013, aunque no los cumpla todos, da igual. Lo importante es vivir el día a día con intensidad y eso sí lo cumplo. 

¿Y vuestros objetivos para lo que queda de año?