REVISIÓN DEL 2013 (ADIÓS 2013, ADIÓS...)

Hoy es el último día del 2013, un año que no pasará a la historia por haber sido bueno precisamente. Pero bien pensado, aunque diste mucho de ser el mejor año de mi vida, personalmente, ni puedo ni debo quejarme. Ahora, a escasas horas de que termine, me gustaría recordar las mejores cosas del 2013. ¡Allá voy!

1. Mejor razón de vivir: mi hija Henar y todo lo que ha crecido y espabilado en estos 12 meses. Ha aprendido a andar, a correr, a jugar, a hablar con media lengua, a nadar y chapotear, a comer ella sola... no puedo estar más contenta con ella, es el sol de mis días. 

2. Mejor viaje. No han sido muchos precisamente, pero me quedo con la escapada que hicimos a Roma con Henar. Desde ese día, Roma para mí es un carrusel a orillas del Tévere donde mi hija fue feliz subiendo y bajando a lomos de un caballo de colores. 

3. Mejor libro. A pesar de no ser, en absoluto, un año lector; y a pesar de haber fracasado estrepitosamente en mi propósito de lectura del año, me quedo con La ciudad de los ojos grises, una historia que me enamoró. 

4. Mejor obra de teatro. 2013 sí ha sido un año teatrero, no llevo la cuenta de cuántas obras he visto pero apuesto a que fueron más de treinta. Si me tengo que quedar con una, aunque la cosa está reñida, lo hago con A cielo abierto, con José María Pou y Nathalie Poza en el Teatro Español. 

5. Mejor momento laboral. No he estado en el paro, que no es poco. Pero no era nada feliz en mi anterior trabajo y no me entendía con mi jefe. Un cambio de puesto de trabajo, dentro de la misma empresa, me ha permitido ser infinitamente más feliz. Me gusta muchísimo más lo que estoy haciendo ahora y tengo un sol de jefe, muy humano y empático, por el que estoy dispuesta a poner toda la carne en el asador y dejarme la piel cada día. 

6. Mejor amiga. Mi querida Virginia, con la que este año he tenido el placer de compartir muchos y buenos momentos. Es un apoyo constante en mi vida, la comprensión hecha mujer y un apoyo constante. Sin ella, mi vida no sería como es ahora. 

7. Mejor regalo (físico). No soy de grandes regalos sino de pequeños detalles que te llegan al alma. Cuando alguien te regala algo pensando en ti, te hace feliz. Me quedo con un libro que me entregó un excelente amigo hace unas semanas una tarde de viernes, mientras tomábamos una coca-cola y en la calle diluviaba. Él sabes de sobra quién es :)

8. Mejor película. Si 2013 no ha sido un año lector, tampoco ha sido un año de películas precisamente. He ido al cine cuatro veces (contadas, no es una forma de hablar). He visto unas cuantas películas en casa, eso sí... Me quedo con Amor, de Hanneke, una película durísima y bellísima a partes iguales. 

9. Mejor sueño. Seguir luchando por ser feliz. Si la vida no es cabrona contigo y te esfuerzas en disfrutar de los pequeños momentos y detalles que se te ponen delante, podrás ser feliz. 

10. Mejor propósito. Haber disfrutado de lo bueno del 2013 y no darle más importancia a lo que realmente merecen las cosas y especialmente a lo que no lo tiene. 


Buen 2014 para todos. Sea como haya sido tu 2013, ¡¡¡espero que el 2014 sea mucho mejor!!!



4 comentarios:

  1. Espero que sigas disfrutando de la vida en 2014

    ResponderEliminar
  2. A seguir así y ver si puedes leer más. ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
  3. Solo puedo decir gracias... de corazón.

    ResponderEliminar
  4. Es un placer leerte, transmites entusiasmo. Feliz año 2014 y que nos sigas contagiando a través de esta bitácora tu entusiamo. Curioso coincido contigo en la peli de Haneke y en el libro, que está entre mis tres favoritos, junto a "Si a los tres años no he vuelto" y "El sueño del olivar". Un abrazo.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)