MI NIÑA CUMPLE 2 AÑOS: ALTERNATIVAS DE REGALOS QUE NO SEAN JUGUETES

La semana que viene es el cumpleaños de mi hija. Cumple 2 años, ¡hay que ver lo rápido que crecen! Y yo como madre me enfrento al dilema de qué regalarle. No porque no tenga ideas (todo lo contrario, creo que tengo demasiadas) sino por el hecho de que tiene demasiadas cosas. Digamos que hasta las pasadas navidades tenía controladas las pertenencias de mi pequeña. No quiero que crezca entre ochenta mil juguetes y que se acostumbre a tener demasiadas cosas. Obviamente, tampoco quiero que la pobre no tenga ni un solo juguete. Pero creo que en el término medio está la virtud.

El caso es que con las Navidades primero y los Reyes después, se nos ha ido de las manos. Entre regalos de papá y mamá (que sí, somos culpables, le hicimos unos cuantos) y regalos de familiares y amigos, aquí la nena se plantó con 17 juguetes más (entendiendo por juguetes, juegos, peluches y el triciclo).

Y su cumpleaños es apenas 5 semanas después de Reyes. Y por supuesto, con la fiesta que vamos a tener en casa (a la que sólo vendrán familiares muy cercanos y algunos amigos también muy cercanos), seguro que se junta con un montón de regalos más.

Y nosotros, ¿qué le regalamos?

Ante esa pregunta, lo tengo claro. Lo siento mucho, pero esta vez no va a haber juguetes. De hecho, tengo un par de juguetes en un armario esperando a que les llegue la ocasión propicia. Pero mientras llega y no, aquí van las cosas que papá, mamá y Athos le van a regalar.

1. La primera temporada de la serie de Peppa Pig. ¿Por qué? Porque me gusta y a mi hija le encanta. Después de ver La Casa de Mickey Mouse a todas horas, ha descubierto que hay otros universos de animación posibles. En concreto tres son sus preferidos: Peppa Pig, Dora la Exploradora y Bob Esponja (sí, la esponja amarilla también ha llegado a nuestras vidas). Como veis, en casa ya se ve más Clan que cualquier otro canal normal no orientado a niños.

 

Pero volvamos a Peppa Pig. Aprovechando una oferta de la Fnac que tenían un 3x2 en dvds (creo que acabó el domingo pasado, pero ahora tienen una promoción en la que le quitan el 21% de IVA a los DVDs) decidí comprarle las tres temporadas que hay actualmente editadas en DVD. Cada temporada incluye 4 DVDs y cada DVD incluye 13 capítulos. Una temporada entera es por tanto un regalazo para Henar, que le parecerá que tiene al alcance de su mano todas las historias de Peppa Pig. Las otras dos temporadas, de momento las dejamos en el armario a la espera de un momento propicio para recibirlas como regalo.

Cada capítulo dura solamente 5 minutos, de manera que son cortos, intensos y divertidos. Y además, la niña aprende. Peppa Pig es una serie de animación británica que cada vez tiene más adeptos y está dirigida a un público de preescolar (la serie perfecta para Henar). Su protagonista, Peppa, es una cerdita de 5 años que vive con sus padres y con su hermano George. En la serie los niños se familiarizan con los diferentes animales, ya que Peppa es amiga de conejos, perros, toros, ovejas etc. Es además una serie que refuerza mucho los vínculos familiares (algo que no pasa en la Casa de Mickey Mouse, que son amigos, no familia) y se basa siempre en la confianza y el respeto (valores que me parecen muy a tener en cuenta).
  
Ahora mismo, Henar siempre se alegra cuando “pillamos” un episodio en la tele, pero sé que le gustaría verlos en otros momentos. Por ello, creo que éste es un regalo perfecto para ella.


2. Un vestido de Minnie Mouse. Sí, un buen día fui a la tienda Disney y me encontré súper rebajado un vestido de Minnie Mouse que más que un vestido, valdría más bien de disfraz. Además, no era rosa (no me llevo demasiado bien con ese color) sino rojo. No lo dudé, me lo llevé rauda y veloz a casa y lo va a recibir el día de su cumple. De hecho, lo va a recibir el día de su cumple después de volver de la guarde, porque si no, ya la veo que quiere ponerse el vestido sí o sí. No viene mal, ya que nos puede servir como Plan B para el disfraz de carnaval. Y esto lo digo porque mi amiga Mercedes y yo (es un eufemismo, realmente lo está haciendo ella todo) le estamos haciendo un maravilloso disfraz de pingüino del que ya os hablé en su día. Pero aquí la doña ni se lo quiere probar. Eso ya me ocurrió con el disfraz de árbol de navidad y al final el último día se lo probó encantada. Pero como no me fío un pelo de ella, llegado el caso, podríamos utilizar el vestido de Minnie como disfraz. Le hago unas orejas de fieltro con una diadema y un lazo y a correr.

 Vestido de fiesta Minnie

No es exactamente el de la foto, pero os sirve para haceros una idea. Lo siento, no puedo hacerle una foto porque ya tengo todo envuelto en papel de Mickey (¡cómo no!). El de Henar es un vestido de diario (se supone que éste es de fiesta), es de color rojo (menos intenso), tiene a la Minnie completa en la parte del ombligo (éste sólo tiene la cabeza de Minnie) y la parte de la falda (que tiene menos vuelo) es roja con lunares blancos. Tira algo a disfraz, yo no lo veo para llevarla a ver a mi abuela precisamente. Pero está gracioso.

3. Un maravilloso delantal de Pña Ramos. Pña es la madre de Sara, del blog Mamis y Bebés. Y si ella es maja, su madre lo es igual o más (de casta le viene al galgo) y además es una artista con la máquina de coser. ¡¡¡Hace cosas ma-ra-vi-llo-sas!!!! A Henar le gusta mucho imitarnos (como cualquier niña de su edad) y siempre quiere hacer lo que hacemos los mayores. Y una de las cosas que intenta es ponerse nuestros delantales cuando su papá o su mamá estamos cocinando. El problema es que obviamente nuestros delantales le quedan muuuuy pero muuuuuuuy grandes.


Pensé que un delantal de su talla podía ser un regalo perfecto para ella. Y pensando, pensando… se me ocurrió que mucho mejor encargárselo a Pña que comprarlo en cualquier otro sitio. Pña ya le había hecho otras cosas a Henar y habíamos quedado muy contentos.  Pues bien, una vez más Pña nos ha sorprendido, ya que no sólo le ha hecho un delantal, sino que le ha hecho dos y además reversibles. Os pongo fotos del más grande (se lo encargué crecedero) para que veáis qué maravilla. Sé que a Henar le va a encantar y además ahora ya tendrá su propio delantal colgado junto al de papá y mamá. Es una preciosidad, una auténtica joya en tela. Y además, no es otro juguete al uso.

Como veis, hay otra alternativas que no siempre juguetes y más juguetes. Mi padre y su mujer además le van a regalar un trolley infantil de Mickey y Minnie (que ya lo he comprado yo a través de internet) y que sé que le va a venir muy bien para nuestros viajes y además le va a encantar.

Y sí, soy consciente de que seguro que recibe algún juguete como regalo. Pero todas estas opciones alternativas a los juguetes son geniales. Cosas útiles y prácticas que le van a venir muy bien y que encima le van a encantar.


3 comentarios:

  1. Me parece una idea estupenda, yo ando en la misma tesitura buscando un regalo para mi sobri, que ya mismo cumple 7 años (el 14 de febrero, fue mi mejor San Valentín). Lo de los dvd's en el Fnac es una buena idea. Seguro que a tu Henar le encantan sus regalitos. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades!
    son muy buenas alternativas.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)