PEPPA PIG, UNA SERIE DIDÁCTICA Y DIVERTIDA

Hoy vengo a hablaros de Peppa Pig, un personaje de dibujos animados que sin duda conoceréis, independientemente de que tengáis o no niños pequeños en casa.
Hace un par de semanas fue el cumpleaños de mi hija Henar. Y nacer a mediados de febrero, teniendo tan recientes los cien mil regalos y su madre de navidad y reyes, les hace plantearse a los papás (o mejor dicho a la mamá que suscribe), qué otro tipo de regalo pueden hacerte que no sean más juguetes (porque sí, aparte de que tiene demasiados, no tenemos dónde meterlos). Y pensando y pensando.... se me ocurrieron otro tipo de regalos que a la niña le pudieran gustar y que no fuesen juguetes.

Ya os he contado que hasta hace poco tiempo, mi hija era absolutamente monoteísta. Su culto a Mickey Mouse no solamente era diario (que sigue siendo, o casi), sino único. No había nadie más en el mundo que no fuera el bueno de Mickey Mouse. Pero oye, resulta que un buen día, de repente y sin previo aviso, le entró por el ojo alguna que otra serie que veía en Clan, el canal de televisión para niños. En concreto de pronto sintió curiosidad y comenzó a seguir (o comenzaron a gustarle) tres series más: Peppa Pig, Dora la Exploradora y Bob Esponja.

Pero de las tres series, probablemente la que más le guste sea Peppa Pig (o quizá lo que realmente ocurría era que esta serie era la que menos me disgustaba a mí y la que estaba dispuesta a comprar). Sea como fuere, con esos tres, y aunque ninguno llegase a la fascinación que siente por Mickey Mouse (ni se le acerca), ya hemos llegado al panteísmo en cuanto a dibujos animados se refiere, que es de agradecer.

Los capítulos de Peppa Pig son bastante cortos, apenas 5 minutos de duración cada uno de ellos. Y para mi gusto los echan muy poco en Clan, menos de lo que deberían; de hecho ahora mismo tengo la sensación de que ya ni los echan, o puede ser que sea yo la que no los pille nunca. Por eso, disponer de unos cuantos CDs de Peppa Pig para variar de vez en cuando, me pareció una idea estupenda y un regalo de cumpleaños con el que podíamos acertar. Aproveché una oferta del 3x2 en la Fnac para comprarle las tres temporadas que tienen editadas, aunque para su cumple recibió la primera, las otras dos aún están en el armario esperando que llegue el momento propicio para que salgan a la luz.

PEPPA PIG, UN ÉXITO INFANTIL.

Esta serie de dibujos animados ha sido probablemente uno de los mayores éxitos en los últimos años. Mira que hay series en el mercado, pero Peppa Pig ha sabido hacerse un hueco tanto en la serie de animación como tal como en el merchandising asociado. Además, cuenta en su haber con 11 Premios Bafta.

Peppa Pig es una serie de animación británica que cada vez tiene más adeptos y está dirigida a un público de preescolar (la serie perfecta para Henar). Sus creadores son Neville Astley y Mark Baker, creadores también de otras series de televisión, como por ejemplo El pequeño reino de Ben y Holly, que también echan en Clan.
La protagonista de la serie es Peppa, una pequeña y pizpireta cerdita rosa de 5 añosque vive con sus padres Mamá Pig y Papá Pig y con su hermano George. Además, conoceremos al Abuelo y la Abuela Pig, con los que los pequeños Peppa y George tienen un trato continuo.

Las historias de esta serie narran situaciones en las que se podría encontrar cualquier niño normal, de manera que los peques se sienten identificados con ellas y el aprendizaje resulta más sencillo. En definitiva, la serie intenta narrarnos el día a día y las situaciones que surgen a diario en la vida de un niño de 5 años normal y su familia y círculo de amigos.


En la serie los niños se familiarizan con los diferentes animales, ya que Peppa es amiga de conejos, perros, toros, ovejas etc. Así conoceremos a la familia completa de sus amigos, con la misma estructura que la de Peppa.

Es además una serie que refuerza mucho los vínculos familiares (algo que no pasa en la Casa de Mickey Mouse, que son amigos, no familia) y se basa siempre en la confianza y el respeto (valores que me parecen muy a tener en cuenta).

Los capítulos son cortos, 5 minutos cada uno. Dejan claro el mensaje que quieren transmitir cada uno de ellos y no sé qué tiene, pero en seguida hace que te guste Peppa y su familia, así como sus amigos. Tienen un cierto toque de humor que hace que incluso a los padres ¿nos guste? o por lo menos lo soportemos (algo difícil cuando te ponen trescientas veces seguidas el mismo episodio, os lo aseguro).

Cada temporada incluye 4 DVDs y cada DVD incluye 13 capítulos. El formato viene dentro de una especie de caja de cartón (más bien envoltura de cartón) y dentro encontraremos dos cajas. Cada una de éstas cajas incluye dos DVDs.

Una temporada entera es por tanto un regalazo para Henar, ya que le parece que tiene al alcance de su mano todas las historias de Peppa Pig. Y por lo menos aporta algo de variedad en nuestro DVD y sobre todo nuestras frías mañanas de fin de semana (porque con este tiempo, no está muy para salir al parque precisamente...).

CURIOSIDADES.

La serie se estrenó en el año 2004 y en los primeros capítulos los protagonistas se subían al coche sin utilizar cinturones de seguridad ni tampoco cascos cuando iban en bicicleta. Recibieron muchas críticas y rehicieron las cintas, añadiéndoles los cinturones y los cascos respectivamente.

Hace unos meses surgió una polémica. Un columnista de un periódico australiano acusó a Peppa Pig de tener estremecedoras posturas feministas que inculcaba a los niños. La respuesta, al otro lado del mundo, no se hizo esperar. El periódico británico The Guardian primero y el italiano Il manifesto contestaron en tono satírico diciendo que además de feminista Peppa Pig era socialista. Lo que ambos periódicos (el británico y el italiano) pusieron de manifiesto es que en la serie de Peppa Pig hay varios valores muy importantes fácilmente identificables, como mensajes a favor del multiculturalismo, la igualdad, el ecologismo, el reciclaje o el matrimonio homosexual en algunos de sus capítulos.

PRIMERA TEMPORADA DE PEPPA PIG.

Compré el pack con la primera temporada de Peppa Pig a través de la web de Fnac por un precio aproximado de unos 25 euros, pero podéis comprarla prácticamente en cualquier sitio, no es un artículo difícil de encontrar.

Compensa comprar los cuatro DVDs de manera conjunta y no por cajas, que sí se venden por separado pero salen algo más caros. De todas formas, como siempre mirad las ofertas. Yo compré las tres temporadas en un 3x2, por lo que me ahorré un porcentaje importante. Hasta el 28 de febrero en la Fnac (es decir, hasta dentro de dos horas), tienen un descuento del 21%, te quitan el importe del IVA por decirlo de algún modo, que también es un ahorro.

Como os comentaba, consta de dos cajas que a su vez incluyen 2 DVDs cada una, de manera que nos encontramos con 4 DVDs con 13 capítulos, que forman un total de 52 capítulos de corta duración, 5 minutos cada uno de ellos.

LA EXPERIENCIA DE HENAR E ITACA.

No debería apuntar únicamente mis conclusiones o mi experiencia sino la de mi hija.

Por su parte, Henar disfruta mucho con esta serie. La estética es simple, sin embargo resulta divertida y muy didáctica. Supongo además que el hecho de que los capítulos sean cortos, los hacen más amenos. Y además, resultan muy didácticos y yo soy consciente de que los buenos mensajes que transmite esta serie, le llegan bien a Henar y que, poquito a poquito, le irán calando.

Estoy contenta de haber comprado esta primera temporada. Creo que la disfrutaremos y que más adelante, ya encontraré el momento de ir regalándole la segunda y la tercera temporada respectivamente.

Me gusta mucho Mickey Mouse y su serie La casa de Mickey Mouse, pero he de reconocer que últimamente le estoy cogiendo hasta manía de verlos tantas veces, una y otra vez... Por eso, el hecho de que de vez en cuando se nos cuele algún capítulo de Peppa Pig hasta lo agradezco. Aunque eso sí, lo bueno si breve... porque si me pone los mismos capítulos una y otra vez, llegaré a un estado de saturación similar al que ya tengo con su gran ídolo el ratón.
Pero además, reconozco que lo que más me gusta de Peppa Pig es su sencillez y sus mensajes. Como os decía antes, Peppa Pig traslada a nuestros hijos mensajes como la familia, la ecología, la igualdad... y todos esos mensajes creo que le pueden ir calando poco a poco. Además, el hecho de contárselo en el propio idioma de nuestros pequeñajos, también ayuda. Las historias, narran situaciones que cualquier niño como Henar puede vivir en su día a día (o quizá vivirá dentro de un par de años, ya que Peppa Pig teóricamente tiene 5 años y Henar aún 2); situaciones en el día a día en casa con la familia, excursiones y juegos con sus amigos, visitas a los abuelos, vacaciones, días de colegio...
En definitiva, salvando las distancias y aunque obviamente en mi casa ni emitimos gruñidos de cerdo ni nos gusta saltar en charcos de barro, la vida familiar de Peppa Pig puede ser similar a la vida familiar de cualquiera. Y los niños disfrutan mucho con sus aventuras, y más aún, aprenden. Una serie por tanto muy recomendable para nuestros pequeñajos.


1 comentario:

  1. En casa somos unos enamorados de Peppa Pig. A mi hijo le gusta mucho, se sabe casi todos los capítulos de memoria y a nosotros también nos gusta, la encontramos divertida y con un trasfondo sano.
    Lo que dudo es si nos gusta más a nosotros o a él, porque hemos empezado con la colección de cromos, le compramos una esponja de Peppa, los calcetines del Gerge... XD

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)