LOS VIERNES VITALES: MIRA TU MUNDO CON PERSPECTIVA

Se me ha ocurrido... Sí, probablemente sea una chorrada más. Pero este cuaderno de bitácora es totalmente personal y caótico, y ahora me apetece escribir sobre estas cosas. 

Sigo... Se me ha ocurrido... hacer un post cada viernes (siempre que sea posible) con una reflexión vital. Los viernes vitales de Itaca, o algo similar. Y hoy, empiezo con esto. 


Estos días de atrás he tenido conversaciones profundas con varias personas, por circunstancias muy diversas. En concreto, comí el lunes con una de mis mejores amigas y con su hermana. Su hermana está pasando una mala época, si no sumida en una depresión, al menos atravesando uno de esos momentos en los que estás convencida de que todo te sale mal, que nada funciona, que tu vida es una m... 

Mientras comíamos y ella se quejaba amargamente de su mala suerte, yo, desde fuera, veía claramente que estaba en un vaso de Coca-Cola. Y tal cual se lo dije. Si coges un vaso de Coca-Cola (o de café) entre tus manos y miras en su interior y sólo en su interior, lo verás todo negro. Si dejas el vaso en la mesa y miras todo lo que le rodea, te darás cuenta de que sólo es un vaso de Coca-Cola, sin más. 

Es cierto que la perspectiva te permite ver las cosas mejor. También es cierto que es mucho más fácil hacerlo desde fuera, que lo que es realmente difícil es conseguir esa perspectiva cuando estás en medio de una tempestad o cuando crees estar en medio de una tempestad (no siempre se está en realidad). Además, en determinados momentos, no consigues salir fuera sola, sino que tú misma te vas enrocando una y otra vez... y lo vas viendo todo más y más negro... En esas ocasiones, necesitas ayuda externa. 

Creo que la hermana de mi amiga necesita ayuda externa. Se me ocurren dos tipos de ayuda, aunque no estoy segura de si alguna de las dos le serviría. Una de ellas es hacer coaching. El coaching no te da soluciones, no te dice lo que tienes que hacer, pero te abre la mente, te muestra un montón de puertas y la forma de que tú mismo encuentres otras puertas y escojas el camino. 

Otra opción, que también hablé con mi amiga, es que meta a su hermana en un avión y se la lleve a La India, a Somalia, a Marruecos... para que vea lo que es pasarlo mal. Mi amiga me contestó algo, que me hizo replantearme aún muchas cosas más. Me dijo que su hermana no necesitaba un avión, que fuese al Cáritas de enfrente y que vería gente que eran como nosotras hace cinco años y que ahora no tienen ni para dar de comer a sus hijos. Esa realidad es cierta, está al lado nuestro y muchas veces nos olvidamos de ella. 

La hermana de mi amiga tiene un trabajo que no le gusta... pero tiene trabajo. No gana mucho... pero gana suficiente. Se siente infeliz , impotente, frustrada, porque ya se ha cansado de luchar... pero tiene techo, comida, ropa, tabaco, salidas los fines de semana, incluso se fue de viaje fuera de España hace unos meses. 

Si lo miras con perspectiva, por mal que nos vayan las cosas, ni podemos ni debemos quejarnos. Sobrevivimos y no sólo eso, tenemos muchas cosas que otros no tienen y otras muchas cosas, demasiadas, que no necesitamos y que no valoramos. Y a todos nos pasa que, en alguna ocasión, nos sentimos infelices. Yo la primera, que soy un sube y baja continuo. 

Reflexionar más sobre lo que tenemos alrededor, abrir los ojos, creo que nos ayudará a encontrar la perspectiva que necesitamos. 

8 comentarios:

  1. Me gusta tu reflexión de este viernes (buen ejemplo el del vaso de coca-cola) y me gusta tu sección. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo tb estoy pasando una mala época y creo que esto va a ir a peor. Yo creo que hay que buscar la salida y encontrar otras puertas. Se cierra una y se abre otra. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me gusta esta nueva sección. Es cierto lo que dices, a veces hay que ser agradecidos y dar las gracias por lo que tenemos, en lugar de quejarnos por lo que nos falta. Pero cuando uno tiene un problema, aunque en el mundo y a nuestro alrededor haya otros más importantes,el suyo es SU problema. No sé si me entiendes. Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  4. En parte estoy de acuerdo. Nos limitamos a pensar en lo que no tenemos que no nos acordamos de valorar todo lo que sí tenemos. Pero creo que hay que quejarse, pero sin llorar, sin caer en el pesimismo. Quejarse y protestar, para que la cosa mejore. La resignación tampoco es buena. La resignación conduce a no luchar, a conformarnos. Y ahora no es el momento precisamente para conformarnos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón. Peo qué difícil es a veces salirse del vaso de Coca Cola. Y por cierto ¿no podría el ejemplo con PepsiCola? COsas de ERES

    ResponderEliminar
  6. llevas razón pero lo que le sucede a algundas personas (como a esta chica) es culpa de la sociedad en general, del consumismo, de la prisa y de la supuesta búsqueda de la felicidad con el siempre tener más, cuando en realidad si nos paramos a mirar la felicidad suele estar a nuestro lado solo que a menudo la pasamos por alto.
    un beso

    ResponderEliminar
  7. Me encanta que os haya gustado esta nueva sección y que nos de para reflexionar. Además, vuestros comentarios, me dan ideas para nuevas reflexiones. Gracias!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu sección.
    Es cierto que no valoramos lo que tenemos, y que hay que mirar más a nuestro alrededor y ser solidarios con los demás, pero no creo que no debamos quejarnos solo porque otros estén peor, así caemos en el conformismo, y nos aguantamos con nuestra situación "porque es lo que toca", y no te puedes quejar de tu trabajo, en el que te explotan y te pagan una miseria, porque al menos tienes trabajo.
    Esa es la actitud que quieren que tengamos, pero no me parece la adecuada. Aunque también es verdad que no puedes estar todo el día quejándote y que tienes que ver lo positivo de tu vida.
    Como siempre, el término medio es el mejor.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)