MY LITTLE BOOK BOX MARZO 2014: EL LIBRO ROJO

El fin de semana pasado, aprovechando que hacía muy malo, abrimos nuestra última caja de My Little Book Box, dispuestas a pasar un rato estupendo Henar y yo. Siempre que abrimos una nueva caja, es una auténtica fiesta. Mi hija disfruta muchísimo con estas cajas, y yo con ella. Pasamos unos ratos muy divertidos inmersos en la lectura que nos proponen ese mes y con todas las actividades de manualidades asociadas a la misma. 


En este caso, el libro que recibimos se titulaba El libro rojo y se trata de un precioso libro ilustrado. No tiene nada que leer, o al menos no tiene palabras, pero sus ilustraciones nos hacen imaginar perfectamente la historia que encierran sus libros. Una historia maravillosa precisamente a través de las ventanas al mundo que nos abren los libros. Un niño encuentra un buen día un libro rojo, en el que aparece una niña que vive en una ciudad de grandes edificios. Iremos conociendo a esa niña y su vida... hasta que ella misma vea en un libro al niño que a su vez la ve a ella, y que vive en una isla lejana, en un lugar tan diferente.

Pero un buen día la niña decide ir a conocer a ese niño, ambos se conocen a través de las páginas de un libro pero deberán traspasar esas barreras y conocerse en la realidad... 

Me ha gustado mucho esta historia y todas las historias que podemos contar a través de las ilustraciones. Además, salvando las distancias, me gusta este libro porque me recuerda a la vida 2.0 y las amistades que tejemos a través de internet, que vemos, con los que hablamos, que conocemos mucho... pero que muchas veces no hemos visto nunca. Algunas veces traspasamos las distancias y las fronteras y conocemos a esos amigos en el mundo real, les damos un abrazo y cerramos el círculo.


Algún día tendré que explicarle a Henar en qué consisten las amistades 2.0...


Como siempre es habitual en las cajas de My Little Book Box, también en esta ocasión incluían manualidades para que hagamos junto a nuestros hijos. Estas manualidades están relacionadas con el libro en cuestión, no suelen ser difíciles de hacer y sirven para pasar un buen rato juntos y afianzar los valores de la lectura. 

Este mes, la caja incluía tres manualidades.


La primera de ellas consistía en hacer un marcapáginas muy especial con goma Eva, cartulina y pegatinas. Nos lo pasamos muy bien haciéndolo, sobre todo Henar, a quien le encantan las pegatinas y dejarlas por ahí pegadas, te las encuentras en los lugares más inverosímiles. Se trata de una manualidad sencilla y divertida, que además te da ideas para hacer muchos otros marcapáginas utilizando goma Eva, pegatinas y cartulina.


La segunda manualidad no era tan genérica (un marcapáginas nos sirve para cualquier libro), sino que te proponía desarrollar una imagen del libro, aquélla en la que la niña inicia su viaje para conocer a su amigo. Para ello, utiliza un gran ramillete de globos de colores que, no sé a vosotros, pero a mí en seguida me recordó a la película Up, una película llena de optimismo que nos habla de las cosas verdaderamente importantes de la vida, y que si no la habéis visto aún, debéis hacerlo. A Henar le encantan los globos y si son muchos y de diversos colores, más aún. En seguida quiso que los hincháramos todos, aunque al final, acabaron más bien desparramados por toda la habitación que haciendo un bonito ramillete, que es lo que la manualidad en sí proponía. Para ello, debían atarse a una gran pajita para beber, pero el problema era que resultó demasiado blanda, o seré yo que no soy muy manitas, pero aquello no resultó como se esperaba...

La tercera y última manualidad (que aún no hemos hecho) es hacer tú mismo tu propio libro rojo. Me pareció una idea fantástica, pero que para hacerla bien, ha de llevar su tiempo. La cajita de My Little Book Box siempre incluye todo lo que necesitas para las manualidades, y en este caso incluso incluía unas acuarelas junto a fieltro de colores, algodón para hacer nubes, hilos de lana de colores. Creo que esta manualidad quedaría mucho mejor con una libreta en sí, que podemos forrar de rojo, cómo no. Me ha dado una idea, aunque probablemente utilicemos otros materiales para ello. 

Una vez más, nos lo hemos pasado fenomenal con nuestra My Little Book Box. No me canso de deciros que es una opción fantástica para pasar unos momentos maravillosos con nuestros hijos e ir metiéndoles poco a poco el gusanillo de la lectura. El libro rojo nos gustó muchísimo, aunque en esta ocasión las manualidades las he visto un poco más flojas que en otras ocasiones. Creo que son las menos curradas, aunque quizá sea porque tenemos el listón muy alto y en cajas anteriores las manualidades eran realmente fantásticas. 

Si queréis enteraros de todas las maravillas de My Little Book Box, podéis verlo aquí. Y si os suscribís y queréis ser muy majos, podéis utilizar mi código itaca

¡¡¡Felices Lecturas!!!

2 comentarios:

Este blog no es nada sin tus comentarios :)