STABRI, EL MUÑECO VIAJERO QUE NOS ACOMPAÑÓ A FUERTEVENTURA

Hace ya bastante tiempo conocí la existencia de Stabri, un muñeco viajero que iba de mano en mano conociendo el ancho mundo. En concreto, llegué a saber de él a través del blog de mi amiga Matiba y más concretamente de este post.

En seguida me pareció una idea fantástica y me encantó el hecho de poder “pedir” a Stabri y llevárnoslo de viaje a alguna parte. Es cierto que hace años, antes de tener a Henar, viajábamos mucho más, pero aún así, aunque sean viajes más cortos y más nacionales, la verdad es que de vez en cuando nos escapamos. Solicité que me enviaran a Stabri a través de su web www.stabri.com para que nos acompañase a nuestro viaje a Fuerteventura. No iba a ser un viaje muy turístico, pero sol, playa, piscina y relax no nos iba a faltar. Tuve suerte (ya había pedido a Stabri más veces, pero nunca había tenido suerte) y se vino con nosotros. La verdad es que lo pasamos muy bien, Stabri disfrutó de unos días de relax y sol, y, como era de esperar, en seguida él y mi hija Henar se hicieron amigos. De un tímido acercamiento en el aeropuerto, mientras esperábamos el avión que nos llevaría a las Islas Afortunadas, pasaron a ser prácticamente inseparables.

Pero dejadme que os cuente quién es Stabri. Este muñeco con aspecto de humanoide lleva ya varios años dando la vuelta al globo terráqueo. Ha estado en treinta y tres países (qué suerte tienen algunos) y ha visitado casi 200 ciudades, según nos indica su página web. Y es que, aquí nuestro pequeño amigo lleva desde el 2008, casi seis años ya, pasando de mano en mano, conociendo nuevos amigos y descubriendo mundo.
Podéis consultar sus aventuras pero también solicitar que os lo envíen si tenéis un plan turístico chulo al que poder llevároslo. Doy fe de que es un chico muy educado, se porta muy bien y además da gusto verle con esa sonrisa enorme disfrutando de todos los sitios donde lo quieras llevar. No es que sea especialmente guapo, pero tiene un encanto único:  Te enamorarás de él. Y, si quieres, puedes pedir tu propia reproducción de Stabri en chiquitito (cuando lleguen a las 500 solicitudes, los encargarán y los podrás conseguir por 9,99 euros + gastos de envío; ahora mismo hay ya más de 150 solicitudes).


En los días en los que Stabri estuvo con nosotros hicimos muchas cosas muy divertidas: cogimos dos aviones, paseamos por dos aeropuertos, nos recorrimos Fuerteventura en coche, fuimos a la playa, tomamos el sol en la piscina (aunque no pierde ese blanco nuclear suyo, qué pálido es), cantamos, jugamos, bailamos, reímos… e incluso se vino un día a mi trabajo y se fotografió con su nuevo amigo. Siento no haber tenido más tiempo para enseñarle Madrid en condiciones, pero estoy segura de que volveremos a vernos pronto y que podremos hacer algunas cosas tan castizas como desayunar chocolate con porras, tomarnos un bocata de calamares en la Plaza Mayor o irnos al Rastro un domingo cualquiera. Estoy segura de que le hubiese encantado asistir en vivo y en directo a la coronación de Felipe VI, aunque para aquel entonces ya estaba rumbo a los Castillos del Loira, su siguiente destino.

En cualquier caso, sé que volveremos a vernos pronto. Y seguro que Stabri tendrá muchas cosas nuevas que contarnos para la próxima vez. Habrá viajado ya a nuevos destinos, habrá conocido a nuevas personas y se lo habrá pasado muy bien a lo largo del ancho mundo. Pero puede estar seguro de que en casa de Itaca, Henar & Cía siempre tendrá un sitio y que le acogeremos con los brazos abiertos.

7 comentarios:

  1. Seguro que Henar disfrutó un montón con su nuevo amigo. Aunque disfrutara del sol de Fuerteventura está claro que le cuesta coger color XD. Un besazo,

    ResponderEliminar
  2. Nos lo pasamos muy bien, Concha. Stabri es un chico estupendo y es un absoluto placer poder acompañarle un ratito por su periplo a lo largo del mundo :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta, qué envidia Stabri, jaja, no conocía a este personaje pero me ha encantado su historia. En el cole de mis sobris también hay un "moñequito" al que van llevando a casa los niños y se lo llevan de vacaciones, de cumple, jejeje. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Por qué no pides a asta ir, Esther? Podrías enseñarle Sevilla, Málaga etc. :)

    ResponderEliminar
  5. NO conocía a este personaje. Ni Willy Fog! Y si os apetece repetir con él, es que tiene que ser un encanto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues igual me lo pido, jeje, estaría bien, y seguro que a mis sobris y a mi amiga Laura (que está más crecidita) les encantaría la idea.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)