MIS 4as VACACIONES INSTAGRAMIZADAS

Con un poquito de retraso, pero al fin y al cabo no podría encontrar una fecha mejor que el último día de agosto para hacer un resumen de mis últimas vacaciones. Aunque eso sí, hace una semana que no estoy de vacaciones, pero no importa. 

Os contaba antes de irme que me iba al mundo de la fantasía. No esperaba nada especial de las vacaciones, esperaba cosas cotidianas muy bonitas, sobre todo descansar, ver el mar, leer, dormir, soñar y pensar... Todo ello lo he conseguido con creces, así que no puedo estar más contenta. 

Y ahora, comparto con vosotros algunos momentos de mi periplo. Aunque quizá algunos de vosotros ya hayáis visto muchas de ellas en Instagram. De hecho, aquí hay una pequeña selección. 

Mi adorada Galicia. Y más concretamente, mi adorada Coruña. 

Soy fiel cada mes de agosto a pasar unos días en La Costa da Morte y luego, si se tercia, pasar un par de días en La Coruña ciudad. 
No soy verdaderamente consciente de cuánto lo he echado de menos hasta que vuelvo allí cada verano. 

Paseando por los alrededores de la Torre de Hércules. 


Momento de relax: café y lectura en una mañana gris. Qué más dará que esté nublado. 
Esto es la felicidad. 


En Galicia se encuentran lugares llenos de magia, donde quizá habiten las Meigas, que haberlas... haylas. En Buño. 


Y cambio de tercio, sin abandonar el Atlántico. 

Olvidándome del mundanal ruido en la Praida da Tamariz, en Estoril. Donde sí, salió el sol y nos hizo un tiempo estupendo. 



Había renunciado a ir a Lisboa este año, ya que Henar es aún muy pequeña, pero he descubierto que el plan veraniego Lisboa+playa es estupendo. Quizá repitamos el próximo año. 

Y Lisboa no sería lo mismo sin el eléctrico 28. A Henar le encantó y pudimos subir unas cuantas veces... Yo nunca me canso de este recorrido por callejuelas estrechas que huelen a mar...



Lisboa y sus colinas, y sus plazas... y si Castello de Sao Jorge...


O el maravilloso mirador de Graça, donde casi nunca hay turistas, es un placer tomarte algo en su terraza bajo los árboles y asomarte a contemplar unas vistas como ésta. Es sin duda mi mirador favorito de toda la ciudad, tiene un encanto único. Y además para llegar hasta allí tienes que coger el eléctrico 28 :)


Y luego, volvimos a tierras castellanas, segovianas para más señas. 

Disfrutamos de la boda de mi prima Lucía desde el balcón en el que el abuelo Antonio enarbolase la bandera republicana aquel 14 de abril de 1931. Imposible no sacarse una foto en ese lugar. 


Por último, fue un placer perdernos entre las calles de piedra de Pedraza, lugar que tenía muchísimas ganas de visitar. 


Y aquí mi pequeñaja en Pedraza como si de la Riviera Francesa se tratase... 
Más chula que un ocho. 


No puedo quejarme, han sido unas vacaciones estupendas. Pero sobre todo, las he disfrutado muchísimo. Sin prisas, tomándome mi tiempo, aprovechando cada instante y viviendo intensamente. 

No se puede pedir más. 

¿Y vuestras vacaciones? 


6 comentarios:

  1. Me encanta todo, sobre todo Pedraza, que salió en Masterchef y me pareció lleno encanto. Mis mini vacaciones serán en Octubre (puente de El Pilar) en Madrid como el año pasado. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas vacaciones! Muy bien aprovechadas!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que os gusten. El objetivo era desconectar y lo he conseguido :) Pero además he visitado lugares extraordinarios.

    ResponderEliminar
  4. Soy fan de Henar en Pedraza, que es un pueblo precioso pero que no tendría tanto glamour sin ella posando ;) AZ

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las fotos y los destinos elegidos, y tu nena...para comérsela . Las vacaciones están para el disfrute y se nota que las has disfrutado.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)