ACEPTO EL RETO DE LOS #100HAPPYDAYS

No sé cuánto tiempo llevará en desarrollo esta iniciativa, pero me acabo de enterar y os puedo asegurar que me apunto al reto... ¡¡¡y con toda la pasión!!!

La felicidad está en las pequeñas cosas. Y esas pequeñas cosas habitan a nuestro alrededor. Aunque estés atravesando un momento triste, seguro que hay algo que es capaz de hacerte sonreír. Pero para eso tendrás que saber verlo, saber apreciarlo y apasionarte con ello. 

Me considero una persona positiva, aunque tengo mis épocas. Últimamente atravieso una época bastante zen, buena, optimista... Pero no porque me vaya especialmente bien, sino porque estoy aprendiendo, día a día, a disfrutar de esas pequeñas cosas, a buscarlas, paladearlas, evocarlas... y apasionarme con ellas. 

Por eso, cuando conocí el reto de los #100HappyDays ni supe ni quise decir que no. El reto es sencillito, consiste en ir publicando día a día una fotografía de aquellas cosas que nos hacen felices. Probablemente no sean cosas grandiosas, pero son pequeñas cosas que, en ese album visual, nos ayudarán a disfrutar más de las cosas buenas de la vida. 


Iré publicando cada día a través de mi perfil de Instagram y mi perfil de Twitter una foto de esas cosas que me hacen felices. La primera la acabo de publicar, aunque no es una imagen de hoy. Me permito hacer trampa (aunque no sé hasta qué punto la imagen tiene que ser exactamente del día de hoy) y publico una imagen que ya he compartido aquí en el blog: mi hija saltando en los charcos de agua. Es de la semana pasada y hacía muchísimo tiempo que no me divertía tanto. Hoy también llueve en Madrid, así que esta tarde repetiremos!

Comparto con vosotros algunas informaciones que podréis encontrar en www.100happydays.com y que creo que nos pueden ayudar a reflexionar: 

Hay gente sin tiempo....

Vivimos en tiempos donde los horarios súper ocupados se han convertido en algo de lo que jactarse, mientras que la velocidad de la vida aumenta, hay menos y menos tiempo para disfrutar de los momentos en los que estamos. La habilidad para apreciar el momento, el ambiente y a ti mismo en él, es la base para el puente hacia la felicidad de cualquier ser humano. 

El 71% de las personas trataron de completar este desafío, pero fallaron citando la falta de tiempo como la principal razón. Esta gente simplemente no tiene tiempo para ser feliz, ¿tú lo tienes? 

Pero también hay gente que quiere vivir la vida y disfrutarla. Que vida sólo hay una, no lo olvidemos. 

La gente que ha completado satisfactoriamente este reto han expresado que: 

- Comienzan a notar qué les hace felices cada día. 
- Están de mejor humor cada día. 
- Comenzaron a recibir cumplidos de otras personas. 
- Se han dado cuenta de lo afortunados que son de tener la vida que tienen. 
- Se han vuelto más optimistas. 
- Se han enamorado durante estos 100 días. 

Este reto termina cuando hayas juntado 100 momentos felicies, pero siempre podrás acordarte de la belleza de la vida. 

MI 57ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 28 DE SEPTIEMBRE

Esta semana ha sido muy intensa. Y eso que podría decir que ha tenido un día menos, ya que cerré la semana pasada con una cervicalgia bastante dolorosa a la que creí que podía poner buena cara y que me dejase en paz, pero obviamente no fue así. Pero con un tratamiento y el martes de reposo, mejoré bastante, tanto como para hacer vida normal el resto de la semana y disfrutar mucho, especialmente de un estupendo día en Sevilla. Aquí os cuento un pequeño resumen. 

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de compartir con Henar un rato muy especial: 
estrenar botas de agua nuevas y saltar juntas en los charcos de agua. 
Nunca creí que la felicidad fuese tan sencilla y es que estos pequeños momentos con mi chiquitina son magníficos, irrepetibles...



Y, como os adelantaba, he podido volver a mi Sevilla. 

Me faltó tiempo para perderme entre las callejuelas de Santa Cruz y disfrutar de lugares y de enfoques de esta ciudad única como éstos. 


O rincones extraordinarios como este patio de la calle del Agua, al que me encanta asomarme cada vez que recorro esta ciudad que me tiene robada el alma. 


En esta ocasión he tenido la oportunidad de conocer las Setas de la Encarnación, controvertida obra civil que sin embargo nos ha ofrecido la posibilidad de contemplar una panorámica a 360 grados de esta blanca ciudad. 


Ésta es otra foto que hago reiteradamente en mis viajes a Sevilla. No sé por qué pero de todas las puertas de la Catedral, y son muchas, ésta siempre me ha parecido especial. 


Y la Plaza España, que aunque no es mi lugar favorito, visité esta vez por petición de mi acompañante y en la que encontré otros puntos de vista. 


Por último, os dejo dos rincones especiales de una tienda aún más especial y de la que prometo hablaros pronto. Sevillana también, claro está.



A ver qué tal se nos da esta semana. Yo hoy me siento cansada, después de un finde de Zoo el sábado y mantita y casita el domingo. 

VIERNES VITALES 18: ¿SABEMOS EXPRESAR EMOCIONES POSITIVAS?

Mi amigo Sergio Cruz escribió hace unos días compartió en sus perfiles de redes sociales una frase que me ha hecho pensar mucho en las últimas horas. Además, verlo en persona ayer en Sevilla, con toda su vitalidad, fue una explosión de alegría. 

Pero ahora vayamos a la frase en cuestión, que tiene tela. 

Es común encontrar que alguien no sabe identificar o describir una emoción positiva cuando la siente, probablemente porque solemos compartir con mayor frecuencia negativas. Del capitulo de Psicologia positiva de mi amiga Rocio Garrido. Libro Arteterapia en el ámbito de la Salud Mental. BUENOS DIAS


Personalmente, me considero una persona positiva, o al menos lo intento. No creo que tenga especial problema para expresar los sentimientos positivos. Pero sí que es cierto que creo que no a todo el mundo le ocurre lo mismo. Si no eres especialmente positivo, probablemente tengas problemas para hablar en positivo, para expresar las cosas buenas con pasión. De hecho, las diferencias entre las personas optimistas por naturaleza versus las personas realista o negativas son demasiado grandes a mi entender. 

Pero más aún. Es difícil que alguien negativo se vuelva positivo, pero no al revés. Alguien positivo experimenta nubarrones negros en algún momento. Y curiosamente resulta mucho más fácil hablar de cosas negativas y expresarlas con todo lujo de detalles que hacer lo mismo con las cosas buenas que nos pasan. 

A este respecto, también vi en redes sociales (el twitter me engancha) una frase que creo que también lo resume bastante bien. 

Si exagerásemos nuestras alegrías como hacemos con nuestras penas, 
nuestros problemas perderían importancia. 
Anatole France

¿Lo habíais pensado alguna vez? Yo cuando la leí, lo vi claro. Las cosas buenas que nos pasan, pasan sin más. A veces las contamos, otras no, a veces hablamos o escribimos sobre ellas, otras no... Pero cuando hay algo malo, nos ronda la cabeza constantemente. Nos enrocamos, le damos vueltas y más vueltas, entramos en la espiral del dolor, de la negatividad... En definitiva lo exageramos todo y nos parece mucho más grande, mucho más importante. 

Somos completamente capaces de hablar de las cosas malas, con pelos y señales, incluso parece que nos sale la vena masoquista, nos recreamos en el dolor. Pero con las cosas buenas, o no sabemos expresarlas, o no lo hacemos, o simplemente ni nos obsesionamos con ellas ni les damos el valor que realmente merecen.

¿Qué opináis? 

HALLOWEEN 2014: DISFRACES CASEROS PARA NIÑOS, FÁCILES Y BARATITOS

Os confesaré que nunca me ha llamado especialmente Halloween. Lo considero una fiesta americana que poco o nada tiene que ver con el espíritu español. Sin embargo, mi amiga Mar (que espero que lea este post) me habló de fiestas de Halloween para niños y de cosas chulísimas que ella había hecho con su hija los últimos años. Y qué queréis, me ha picado la curiosidad. 

Además, mi hija Henar está en esa etapa (2 años y medio largos) en la que le encanta disfrazarse. Me estoy planteando hacerle un disfraz para Halloween, por eso he buscado modelos facilitos de hacer y que no nos cuesten demasiado dinero. Os presento algunas propuestas para que veáis. 

1. Disfraz de fantasma

Los fantasmitas resultan monísimos y me ha encantado esta propuesta que es de lo más sencillo. Una camiseta blanca customizada con la carita de un fantasma (venga, que lo podemos hacer todos) y un tutú blanco. Más fácil imposible. Y estoy segura que a cualquier niña de la edad de mi hija le encantaría. La customización de la camiseta para convertirla en fantasmita no es nada difícil y se me ocurren muchas formas de hacerlo: con fieltro, con goma Eva, con tela o simplemente pintando la camiseta con un rotulador permanente para tela. 




2. Disfraz de calabaza

No sé a vosotros, pero a mí la calabaza naranja me parece el mayor icono de Halloween y además me hace mucha gracia. Hay muchos disfraces de calabaza por la red, de fieltro casi todos ellos. Pero éste me ha encantado. Es de nuevo un tutú pero a lo grande y me ha gustado por lo sencillo que puede llegar a ser. Y lo mismo que antes, a una niña seguro que le encanta :)




3. Disfraz de brujita

Otro clásico de esta fiesta, con el que siempre acertaremos. Y sí, parece que me da por los tutús y los tules, pero es que es verdaderamente fácil de hacer. Y si no, mirad estas fotos. Podemos convertir a nuestra pequeña en una brujita en un pispás y a ella le va a encantar:





4. Disfraz de murciélago

Hasta aquí lo tenía claro en cuanto a temática se refería, pero buscando en los maravillosos mundos de internet he encontrado otras opciones, como lindos murciélagos chiquitines. Tampoco parece especialmente difícil, con una capa con orejas de murciélago creo que es sencillo realizar un disfraz como éstos: 




5. Disfraz de diablo/ diablesa

Reconozco que no me gusta tanto como concepto como los anteriores, pero también he encontrado algunas opciones graciosas. Además, si lo planteamos como una capa con cuernecitos, parece una idea sencilla de llevar a cabo. Pero de nuevo, lo que me ha encantado es esta versión con tutú. Bonita y fácil. 



Y vosotros, ¿qué ideas tenéis para este Halloween 2014? Se nos acerca peligrosamente la fecha, así que hay que ponerse las pilas para hacer un buen disfraz casero para niños, fácil y con poco presupuesto. 


NOTA: Todas las imágenes están sacadas de internet. Por favor, si infrinjo algún tipo de derechos de autor indicádmelo y las retiraré.

Aunque no sean disfraces típicos para Halloween, os dejo otros contenidos de este blog referentes a disfraces que creo que quizá os puedan interesar.

1. Disfraces caseros de animales. 1ª Parte.
2. Disfraces caseros de animales. 2ª Parte.
3. Disfraz Árbol de Navidad.
4. El reto del disfraz de Halloween 2015 (muy facilito)

LA MALHABLADA: MICROTEATRO Y BUEN AMBIENTE EN SALAMANCA

Hace un par de fines de semana tuve el placer de volver a Salamanca, una ciudad que adoro. Y no sólo eso, sino que el placer ha sido no sólo doble, sino triple: Salamanca, la Feria de la Virgen de la Vega (con toda la ciudad inundada de casetas con pinchos a cada cual más rico) y un excelente rato con dos grandes amigos. Y además, todo eso en familia, niña y perro incluidos. ¿Qué más se puede pedir? 

Pues sí, aún se puede pedir más, porque mis amigos Patricia y Carlos nos llevaron a un lugar muy especial, uno de esos lugares con alma y con historia. En el número 27 de la calle Meléndez, semiesquina con la calle de la Compañía y frente a la Universidad Pontificia, en el corazón de Salamanca, nos encontramos con una antigua casa de tres pisos que ha sido remodelada pero manteniendo no sólo la estructura sino la decoración y el eco de antaño. Aquí, tres jóvenes chicas emprendedoras han abierto un lugar de ensueño, un lugar donde disfrutar de microteatro y llenar nuestra mochila personal con las múltiples historias teatrales que nos harán crecer como personas y además pasar un rato estupendo. 

Pero dejadme descubriros este lugar... Quizá paséis al lado y ni siquiera os deis cuenta, pero detrás de esa puerta y en los pisos superiores podréis entrar en un universo diferente. Hay quien se queja de tener que subir tres pisos para acceder al lugar donde se venden las entradas. Pero os puedo asegurar que merece la pena. Según vayáis ascendiendo por las escaleras, os parecerá que hacéis un viaje de regresión en el tiempo. La casa verdaderamente se conserva como era hace mucho, muuuuucho tiempo... Con su escalera, sus barandillas, sus suelos de losetas con dibujos decimonónicos... Las antiguas habitaciones son hoy salas pequeñitas en las que los salmantinos y los viajeros que pasemos por allí podremos disfrutar de piezas teatrales pequeñitas en duración (15 minutos) pero llenas del noble arte del teatro. Hay variedad (a lo largo del mes van rotando las piezas que se representan, así como las compañías), de manera que puedes acudir cada semana a ver una o varias piezas de microteatro. Además, no sólo hay teatro para adultos, sino que en los matinales del fin de semana les toca a los peques disfrutar del espectáculo y de esas pequeñas obras que a los peques aún les fascinarán más. Es una pena que no haya una Malhablada en mi barrio en Madrid, os puedo asegurar que Henar y yo estaríamos allí cada fin de semana. 

Podéis consultar aquí la cartelera de cada mes. Las funciones se desarrollan en los siguientes horarios: 

- Adultos: de jueves a domingo desde las 20 a las 23.05 horas. 

- Niños: sábados y domingos de 11.30 a 14.05 horas. 

Me consta que todas las piezas son geniales y que los grupos de teatro que acuden a la Malhablada tienen muchas tablas y mucha pasión. Además, los precios son asequibles para cualquier bolsillo: 3€ por entrada para cada función. 

Pero me vais a permitir recomendaros una obra que actualmente está en cartel: Odio a mis hijos. Mis amigos Carlos San Jorge y Patricia Sánchez, de Edulogic Producciones forman parte del elenco de actores que nos presentan esta visión mordaz del tema hijos.

Os pinto un plan. Os dais una vuelta por la bella Salamanca y os acercáis a La Malhablada, así a media tarde, como quien no quiere la cosa. Podéis subir las escaleras, recreandóos en esa casa de antaño, en ese viaje en el tiempo que sin duda experimentarás en cuanto comience el primer tramo de escaleras, quizá incluso al traspasar el quicio de la puerta de la calle.

Y arriba os esperarán muchas sorpresas, algunas de ellas fantásticas. ¿O me decís que no son capaces de cautivaros rincones como éstos? 



La cafetería de la Malhablada aún lo antiguo y lo moderno. Con una maravillosa balconada sobre la calle de la Compañía y una iluminación natural fantástica incluye rincones llenos de encanto (como éstos). Es dog friendly y también children friendly. Nosotros llevábamos de todo: niña y perro, y los dos se lo pasaron bomba. Como los de la Malhablada están en todo incluso tienen juegos para los más peques y pinturas y rotuladores para que se entretengan pintando mientras empieza la obra de teatro (no nos olvidemos que tienen programación infantil) o simplemente mientras sus papis se relajan y se toman algo. 

Os contaré además un secreto, hacen unas tartas estupendas: caseras y riquísimas. Se me ocurre que es un plan estupendo, tanto en el frío invierno salmantino como en el calor espachurrante. Insisto, ojalá hubiese una Malhablada al lado de mi casa, u ojalá viviese al lado de la Malhablada, estoy segura de que toda la familia seríamos clientes habituales. Mientras tanto, nos tocará seguir soñando con este lugar donde cultura, teatro y buen ambiente se dan la mano y te invitan a disfrutar de momentos especiales.

Por cierto, una de las cosas que más me gustaron fue esa mezcla de estilos decorativos, donde se aúna el ayer y el hoy. Muebles antiguos con un toque de renovación moderno y guiños, muchos guiños. Las exposiciones temporales de pintura también contribuyen a que este lugar sea algo verdaderamente especial. 


Pero esperad... que aún no os he contado lo mejor. Y es que siempre dicen que las guindas finales hay que ponerlas que coronen las tartas, como ese último momento especial verdad? 

Pues ahora mismo os desvelo el secreto mejor guardado de La Malhablada. Su terracita, que no puede tener más encanto. Con apenas un par de mesas, y unas de las mejores vistas de toda la ciudad, las torres de la Clerecía, es uno de esos rincones con tantísimo encanto y que no descubrirías salvo que alguien te lo cuente antes.

Actualmente, La Malhablada abre por las tardes, como a partir de las 16 horas o así. Podéis subir a disfrutar de su terraza, sus vistas, de la tranquilidad de la planta alta con su bar y sus mesitas con un aire retro, muy retro... o de sus estupendas tartas. No las he probado aún, pero me han dicho que la de zanahoria está de pecado mortal. 

Y si aún no he sido capaz de convenceros, si hay algún escéptico entre la audiencia lectora, os dejo un par de rinconcitos de la terraza de la Malhablada, que seguro que serán capaces por sí mismos de convenceros... :)


Me muero de ganas por llevarme a mi querida Virginia (que aunque no comente, sé que lee este blog) a conocer este lugar. Sé que ya lo he dicho, pero insisto en que me ha encantado la Malhablada, ojalá hubiese un sitio así en mi barrio. La oferta cultural que hacen para adultos y niños es sencillamente maravillosa. El microteatro es una manera estupenda de disfrutar del noble arte del teatro en pequeñas dosis y acabar enganchado al teatro, como le pasa aquí a la que suscribe. 

No dejéis de visitar Salamanca, ciudad que enamora a cualquiera. Y ya que estás allí, pasaos por la Malhablada, ¡os encantará!

MI 56ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 21 SEPTIEMBRE

Esta semana la gran protagonista ha sido, sin duda, mi hija Henar. Me gusta muchísimo hacer planes con ella, pero esta semana hemos hecho muchísimos. A los momentos parque, pintar, leer o ver dibus, les hemos añadido muchos momentos especiales. 

Hoy hemos estado con Sara, de Mamis y Bebés, Patchgirl, de No es un desfile y Violeta Rodriguez en El Retiro, disfrutando del primer Safari de #fotoschiquititas y nos lo hemos pasado fenomenal :)


Ayer sábado también hicimos algo muy especial. Por fin conseguimos entradas a tiempo para ir a ver Mis cuatro primeras estaciones en el Teatro Lara. Mi idea inicial era que si lograba que mi princesa aguantase dos estaciones ya lo podía dar por válido. Subestimé al gran Ara Malikian, a pesar de que siempre que lo he visto en concierto (y ya van varias veces) me fascina. Ha sido capaz de fascinar también a mi hija de dos años y medio, que disfrutó de principio a fin de este convierta o de alrededor de una hora de duracion. Gracias Ara. 


Pero ya llevábamos unos días de emociones. En mitad de la semana nos hicimos una excursión de unos 50 km ida y vuelta para ver en persona a la simpar Peppa Pig. Qué emoción! 


Y ahora, completo este post con algunas imágenes chulas que sacamos en el Safari de #fotoschiquititas. No conseguimos fotografiar toda la lista pero creo que sí logramos algunas fotos originales. ¿Qué os parecen?





Buena semana para todos! 

VIERNES VITALES 17: ORGANIZA TU VIDA

Lo confieso. El orden nunca ha sido lo mío. Tampoco vivo en el caos más absoluto, pero me dan incluso grimilla las personas que viven en un Excel, controlando cada momento de la vida. Yo soy mucho más pasional (soy libra, me muevo por vientos) e incluso me gusta no tener las cosas demasiado planificadas, porque creo que ahí reside la magia de la vida. En la vida muchas cosas te van a ocurrir sin que puedas preverlas; a veces son cosas buenas, otras veces son cosas malas. Construir una forma de ser en la que seas capaz de avanzar y de crecer, de disfrutar de las cosas buenas que surgen y reponerte y superar las cosas malas, creo que también es importante. Y para ello, es necesario no tenerlo todo súper organizado.

Pero de ahí al caos absoluto, hay mucho trecho. Mi vida desde que nació mi hija ha sido caótica, ni más ni menos que la de cualquier padre o madre, con el agravante de que yo, ni tengo una señora en casa, ni tengo vida familiar. Durante dos años me he dedicado a correr en todas las direcciones como pollo sin cabeza, dejando de lado mi vida, comiendo mal y a deshoras y siempre con la sensación de que no llegaba a nada. Todo eso se convirtió en acritud. Ese estrés que tanto yo como mi marido sufrimos cada día se trasladó a nuestra propia relación, a decirnos cosas feas, a hacernos daño, a tener constantemente en la boca expresiones del tipo pues yo hice esto, pues tú no hiciste lo otro. Y así, no íbamos a ninguna parte.

Supongo que el 2014 lo recordaré algún día como el año en que me replanteé casi todo. En primavera hice un proceso de coaching profesional que me ayudó a aceptar la situación laboral, a verle sus pros y sus contras y sobre todo a tener muy claras mis prioridades. Mi prioridad es mi vida, no mi trabajo. Mi trabajo me aporta, pero ni es lo más importante ni por supuesto es lo único. No soy work alcoholic y creo que quien lo sea tiene una enfermedad y que queriendo que todo el mundo a su alrededor considere el trabajo como lo más importante lo único que quiere es extender la pandemia, quizá sin saberlo. Eso no quiere decir que no trabaje ni que no disfrute con mi trabajo. Lo hago, pero hasta donde llega y eso no son 24 horas al día, ni 16, ni fines de semana, ni estar constantemente pendiente de que en algún momento pueda llegar un email que haya que contestar. NO. Me planto. Yo trabajo mis horas y me lo tomo con pasión, pero ni estoy dispuesta a que las gilipolleces de terceros me afecten en mi horario de trabajo (y como en casi todos los sitios, tengo que ver y oír demasiadas gilipolleces) ni menos aún me las llevo a mi casa. Y así, estoy mucho más contenta, sabiendo qué soy, por qué y asumiendo la situación.

Durante el verano hice mi propio autocoaching personal. Me fijé como objetivo organizar más mi vida: fijarme horarios y calendarios. Lo hablé con mi marido y hemos llegado a un acuerdo. En ese acuerdo hay días libres para cada uno de nosotros. Nada de estar toda la tarde en casa los dos con la niña, o en el parque, o perdiendo el tiempo… Un día tú y otro yo. Y el día que no te toca tienes la tarde libre, puedes quedarte durmiendo en el sofá, leyendo, quedar con amigos, ir a dar una vuelta, apuntarte a alguna actividad… Y soy mucho más feliz. Aprovecho en mis tardes con Henar para intentar hacer cosas diferentes. Estas dos semanas de atrás hemos ido al cine a ver La abeja Maya, hemos ido a conocer en persona a Peppa Pigy nos hemos hecho fotos con ella, hemos ido a un espectáculo de Ópera para niños… Y las dos disfrutamos y además nos alejamos un poquito del parque y de la tele. Que ya vendrá el invierno y tendremos que tirar más de esas dos cosas. Ahora tengo más tiempo libre porque nos hemos organizado mejor. Ya no voy tan corriendo a todos los lados, no tengo esa sensación constante de pollo sin cabeza y además he podido organizarme mejor a nivel interior. Y creo que mi marido también.


Y en esa organización personal, también hay cambios, aunque quizá os los cuente con más profundidad en mi próximo viernes vital. Procuro tener horarios coherentes de comida, decantarme por comida más sana (más verduras, más ensaladas) y además me he puesto a hacer ejercicio físico. Me he apuntado a aerobic dos días a la semana y, sorprendentemente, me gusta y mucho. Es cierto que después de cada clase descubro agujetas nuevas. Pero ya era hora de ponerme las pilas, de hacer más ejercicio, comer mejor y espero que también adelgazar.

En casa, por último, intento ser más ordenada. No dejar las cosas tiradas en cualquier rincón, organizar la ropa que voy a llevar cada semana, cerrar cajones, no dejar cosas tiradas… El finde pasado hice una auténtica revolución de cajones, tiré muchísimas prendas, decidí que quizá otras las pueda customizar y, aunque me he quedado con un gran cajón de “por si acasos”, me he dado cuenta que ahora en entretiempo soy capaz de ir vestida cada día con el contenido de un cajón. Con tres o cuatro pantalones, una falda, un par de camisas, dos o tres chaquetas, dos pares de sandalias y unas cuantas camisetas saco más de diez modelos, lo que me da para trabajar dos semanas seguidas. No necesito más. Creo que, aunque no haya contado las prendas, estoy cumpliendo el Proyecto 333 de Vale de Oro, aunque sólo sea durante este mes.


La organización me está llevando a estar mucho más feliz conmigo misma. Quizá sea hora de que tú también organices tu vida y tus calendarios. Pero eso sí, deja espacio también para que la magia de la vida te sorprenda. 


Nota: La imagen es de uno de los maravillosos organizadores semanales de Mr. Wonderful :)

MADRID CON NIÑOS 10: SAFARI DE FOTOS CHIQUITITAS EN EL RETIRO, 21 SEPTIEMBRE 2014

Hoy tenía otra entrada planificada... pero ¡¡¡no me puedo resistir!!! Tengo que compartir con vosotros un planazo estupendo para este domingo 21 de septiembre: el 1er Safari de Fotos Chiquititas. Cuando me enteré de la idea, tan estupenda, que han tenido Violeta Rodríguez, Mamis y Bebés y No es un desfile, no me pude resistir. Pero menos aún sabiendo que una de las organizadoras de este fantástico plan es mi amiga Sara, de Mamis y Bebés. Y es que a las geniales ideas de Sara nunca se les debe decir que no. 


La cita es este próximo domingo 21 de septiembre en el Parque del Retiro de Madrid. Quedaremos a las 11 de la mañana en la puerta de entrada más cercana a la Cuesta de Moyano (perfecta si vas en tren a la estación de Atocha o en autobús a la glorieta de Atocha). Violeta Rodríguez, una de las mejores fotógrafas actuales, nos explicará cómo sacar fotos chulísimas y todos participaremos en una especie de gymkana con niños en la que deberemos fotografiar un montón de cosas de una lista que allí nos entregarán. 

Este safari fotográfico es una idea estupenda para pasar un excelente ratito en familia, así que Henar y yo ya nos hemos apuntado. A los niños les entregarán un set de fotografía que incluye una minicámara y otras cositas y que debéis de abonar mediante Paypal al precio de 4€ previamente junto con vuestra inscripción. Los niños irán haciendo fotos con su camarita chiquitita y los mayores con nuestro móvil, subiéndolas a Instagram bajo el hastag #fotoschiquititas. Nos lo vamos a pasar genial ya sólo con eso, pero es que además hay premios en juego para las mejores fotos. 

Y si esto no fuese suficiente, luego además habrá un picnic de traje (yo traje tortilla, yo traje ensalada, yo traje una tarta...). ¡¡¡¡No os lo podéis perder!!!!

Si queréis más información, o directamente inscrbiros, podéis consultarla en estos dos links: 



¡¡¡Qué ganas de que llegue el domingo!!!! Planazo familiar!!!

MI 55 SEMANA INSTAGRAMIZADA: 14 SEPTIEMBRE

Esta última semana instagramizada ha dado mucho de sí y nos ha dejado instantáneas y momentos fantásticos, para recordar. 


De vuelta a mi (nuestra) adorada Salamanca. Aprovechamos para casetear en la feria, pasear por esta ciudad única y pasar un rato estupendo además con dos grandes amigos, que por cierto, nos descubrieron La Malhablada, un sitio fantástico del que os hablare pronto. Aquí su codiciada terraza con unas impresionantes vistas sobre las Torres de la Pontificia. 


Pero el interior de la Malhablada también es precioso. Es dog friendly, tienen hasta juegos para los niños, hacen fantásticas obras de microteatro y unas tartas estupendas. Se puede pedir más? 


Esta semana hemos empezado además un calendario familiar para quemarnos menos. He estado tres tardes en exclusiva con Henar y hemos hecho cosas tan divertidas como ir a la piscina o ir al cine a ver la peli de la simpatía Abeja Maya. Estoy muy contenta porque por fin hemos aguantado una película entera, aunque así de esa manera...


Y el viernes fuimos al Fnac de La Gavia a la presentación de una ópera para niños: La flauta mágica de Mozart en adaptación infantil. La podéis ver en el Teatro Bellas Artes. 

Gracias a Mamá tiene un plan por esta tarde tan estupenda en la que Henar se subió al escenario y se lo pasó bomba en su primera aproximación operística :)


Y este rincón con encanto me ha cautivado. 
Pero no os descubro qué es, lo descubriereis próximamente en un post de Itaca. 


Y vuestra semana, qué tal ha ido? 

VIERNES VITALES 16: CONSTRUYE TU CRECIMIENTO: OBJETIVOS, METAS Y SUEÑOS

El otro día encontré un artículo muy interesante en el que hablaba de las cosas que nos hacen felices en el trabajo y que no es el dinero. Es cierto que el dinero es importante y que lo necesitamos para comer, para vivir al fin y al cabo. Pero ni es lo más importante ni tampoco lo único importante, ni en nuestra vida personal ni en la profesional. Me gustó el artículo, me parecieron muy buenas ideas y les he estado dando algunas vueltas, por lo que mi Viernes Vital de hoy versará sobre eso: las cosas importantes del trabajo que más valoramos. Por cierto, podéis leer el artículo aquí.

El artículo de la revista Forbes se basaba en cinco puntos fundamentales:

Evolucionar en la empresa.
Sentirse útiles, valorados y reconocidos.
Tener un jefe carismático y atento.
Sentir un buen ambiente laboral.
Tener tiempo suficiente de vacaciones y descanso.

Pienso en mi mejor etapa profesional, que fue sin lugar a dudas hace aproximadamente un año. Tenía un jefe maravilloso, el mejor que he tenido y con diferencia. Una persona que quizá no fuese especialmente carismático pero que era buena persona, confiaba en ti, entendía tus necesidades y te ayudaba. Eso hacía que yo estuviese dispuesta a dar el todo por el todo, pero sobre todo por él. Soy consciente de que es muy difícil que me vuelva a encontrar con un jefe así, estadísticamente hay muy pocos.

Pero para mí, aunque esos cinco puntos son importantes, los más importantes son los dos primeros: la evolución en la empresa y el reconocimiento.

En cuanto al tema de evolución en la empresa, corren malos tiempos para la lírica. Yo no siento que haya evolucionado, en el sentido de que no he ascendido ni lo voy a hacer. Es duro de asumir, pero lo he hecho. Lo que a veces no llevo tan bien es el hecho de que sabiendo que esto es lo que hay, cada cierto tiempo se te exija una vuelta de tuerca más, poner aún más carne en el asador. Pero eso sí: con el mismo sueldo, el mismo puesto y las mismas cosas de siempre.

Pero además de la evolución jerárquica (inexistente), creo que hay que tener en cuenta otro tipo de evolución: la personal. Y ésa aún es posible y en gran medida muchas veces depende de nosotros mismos. Para ello, debemos de fijarnos nuestros propios retos personales, fijarnos objetivos a medio plazo, puntos en los que queramos mejorar y aprender, abrir nuestras vistas a otro tipo de cosas etc. Es cierto que hay una parte que depende de fuera, pero otra muy importante de verdad depende de nosotros mismos. Es importante tener metas, fijarnos un plan, pensar en qué queremos hacer en cinco años, ver las posibilidades de evolución. Si no las tenemos en nuestro lugar de trabajo actual, quizá las tengamos en otro sitio más adelante. Pero hay que ir alimentando día a día nuestra mochila personal.


Tu trabajo actual es muy probable que se quede atrás en algún momento. Ya sé que hay casos, raros, en los que empiezas a trabajar con 23 años en un lugar y te jubilas en ese mismo lugar. Pero lo habitual es tener trabajos diferentes, en lugares diferentes, con tareas muchas veces diferentes… Si miro atrás, aunque llevo cinco años y medio en mi empresa actual, he tenido dos puestos diferentes dentro de esta organización. Pero antes, he trabajado en otros tres sitios más, a lo que habría que sumar una beca, un par de prácticas… Todos esos lugares y esas cosas ya han quedado atrás, pero de muchas de ellas he aprendido, me he formado, he evolucionado… Y eso es lo importante, porque es lo que te llevas tú, lo que haces tú, en lo que te conviertes.


Es cierto que esa evolución personal es mucho mejor cuando se traduce en una evolución profesional. Y que si tienes un jefe que te valora, que te reconoce, que te impulsa, es mucho mejor que si no lo tienes. Pero creedme, se puede vivir igual de feliz en los dos momentos. Con un jefe maravilloso, digamos que la perfección viene de fuera. Con un jefe normal o incluso malo, la perfección tienes que buscártela tú. Por eso las ganas de crecer, los objetivos, las metas, los sueños… los tenemos que construir nosotros mismos. 

MADRID CON NIÑOS 9: PLANES CON UNA NIÑA DE 2 AÑOS. SEPTIEMBRE 2014

Ya han pasado 10 días de septiembre, ni me lo puedo creer… 10 días de este septiembre caluroso de Madrid en el que la vuelta a la rutina impera. Pero que no vamos a dejar que nos ahogue.

Mi hija ya ha empezado a la guarde a partir del día 1, pero las tardes siguen siendo largas y no anochece hasta las 20.30 horas. Por supuesto, muchos días tiramos de parque, pero otros días nos apetece hacer algunos planes diferentes. No suelo ser mucho de contar planes, sino más bien de contar experiencias una vez que ya las hemos disfrutado. Pero quizá empiece a hacer una excepción ya vaya publicando planes para Madrid con niños que voy recopilando de aquí y de allá. De momento, os cuento algunas actividades de las que espero que Henar y yo podamos disfrutar juntas. Luego, es muy posible que os cuente qué tal nos ha ido con ellas.


LA PELÍCULA DE LA ABEJA MAYA.

La abeja Maya, personaje de mi infancia, se ha hecho hueco en los corazones de los peques actuales gracias a la serie que emiten en Clan. Es cierto que es una abeja remasterizada, pero que no ha perdido nada del encanto que siempre la ha caracterizado. Y siguiendo el tirón de la serie, acaban de estrenar (el 5 de septiembre) la película.

Mi experiencia peliculera con Henar va así así… Fue a ver Campanilla: Hadas y Piratas y, aunque al final se le hizo un poco larga, la aguantó más o menos bien. Sin embargo, cuando probamos suerte con Aviones 2, nos salió el tiro por la culata y a los 20 minutos estábamos fuera del cine. Por eso, mi intención es ir esta tarde, miércoles, y disfrutar de los precios especiales del día del espectador. Al menos, si a los 20 minutos tengo que salir corriendo habremos tirado menos dinero. 



PEPPA PIG LLEGA AL GRAN PLAZA 2.

Me he enterado por internet que del 12 al 21 de septiembre la simpar Peppa Pig estará en el Centro Comercial Gran Plaza 2 desde el 12 hasta el 21 de septiembre. La verdad es que no me pilla especialmente a mano (preferiría el Plaza Norte 2 ya que estamos), pero no descarto acercarnos una tarde a disfrutar de uno de los talleres que van a desarrollar en horario de 17 a 21 horas entre semana. Además, los niños podrán conocer a la pizpireta cerdita en diversos horarios: 17, 18, 19 y 20 horas durante la semana. Los fines de semana, sábados y domingos, se amplían los horarios tanto de talleres como para ver a Peppa también por las mañanas.



MIS PRIMERAS CUATRO ESTACIONES, CON ARA MALIKIAN EN EL TEATRO LARA.

Éste es un plan demasiado antiguo. Llevo mucho tiempo queriendo llevar a Henar a disfrutar de su primer concierto de música clásica a cargo del virtuoso musical más alucinante que conozco: Ara Malikian. Me enamoró en  su espectáculo Pagagnini y desde que supe que tiene un concierto adaptado para niños en el que ejecuta con maestría y mucho humor las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi, sabía que quería llevar a Henar. Crucemos los dedos para que aguante todo el concierto y sobre todo que lo disfrute. Tenemos ya entradas para el próximo sábado 20 de septiembre en el Teatro Lara. 



Seguro que sale algún otro plan más por el camino, aunque alguno de ellos nos llevará (espero) a tierras salmantinas a disfrutar de la Feria de la Virgen de la Vega. En cualquier caso, os iré contando nuestras experiencias culturetas y cómo cada vez nos lo pasamos mejor Henar y yo juntitas. 

VERANOS EN MADRID. CONCIERTO DE MARIZA EN LOS VERANOS DE LA VILLA.

Julio es ese mes raro… Y este año lo fue más aún. Es un mes que a veces pasa rápido, otras pasa muy lento… en el que estás pensando en las vacaciones y tachando fechas en el calendario (yo no lo hago el resto del año, pero en julio sí). Pero además es un mes en el que en Madrid hay muchísimas actividades interesantes: conciertos, obras de teatro, rutas teatralizadas, cines de verano… Y un Festival que cada año se supera a sí mismo: Los veranos de la Villa.

En la edición de este año, Los Veranos de la Villa venían cargaditos de conciertos muy apetecibles. Pero para mí, una fecha se marcaba en rojo en el calendario: el concierto de Mariza el día 18 de julio en el Circo Price. Ya sabéis de mi afición por Lisboa, ciudad por la que tengo absoluta veneración y con la que tengo un nexo especial que no he experimentado con ningún otro lugar del mundo. Es como si, una parte de mí perteneciese a ese lugar. Y uno de los rasgos de identidad de esta ciudad es el fado.

Me encanta el fado, ese llanto triste y hondo que nace de lo más profundo de la saudade portuguesa. He aprendido a apreciarlo en tascas de fado amador (fado cantado por no profesionales) en Lisboa y también a través de los consejos de Carlos, un portugués encantador que tiene una tienda cerca del Castello de Sao Jorge, que es un gran amante del fado y que fue precisamente él quien, hace ya muchos años, me habló de Mariza y me recomendó llevarme a casa mi primer disco de esta cantante. Por supuesto, le hice caso, salí de allí con mi primer disco de Mariza y me enamoré de su música.

Desde entonces, nunca había tenido la oportunidad de verla en concierto. Mariza había venido varias veces a Madrid pero, por unas cosas o por otras, nunca había tenido la oportunidad de poder ir a uno de sus conciertos. Por eso, cuando supe que Mariza actuaría en Madrid durante el mes de julio, participando en el Festival de los Veranos de la Villa, no podía dejar pasar la oportunidad. Y no lo hicimos.

MARIZA, LA FADISTA MÁS INTERNACIONAL.
Mariza es con toda seguridad en el momento actual la fadista más internacional que posee Portugal, y aunque es diferente a la gran Amalia Rodrígues, son muchos los que sienten absoluta pasión por esta cantante, que ha sabido reinventar el fado y llevarlo a nuevas cotas. Mariza canta fado tradicional pero también ha incluido en su repertorio  otro tipo de músicas que la convierten en una cantante única y yo añadiría que maravillosa.
Mariza es hija de madre mozambiqueña y de padre típicamente portugués, como ella misma comentaba en el concierto. Aunque nació en la colonia portuguesa, pronto volvieron a Portugal, en concreto a Lisboa. Vivió y creció en el barrio de la Mouraria, donde sus padres regentaban una típica tasca de barrio en la que, por supuesto, se cantaba fado Amador. Fue allí donde se instruyó en el arte del fado, en el más puro ambiente fadista. Y allí se convirtió, con la maravillosa voz que tiene, en lo que es hoy.
Y todo esto sucedió más o menos recientemente. Su primer disco, Fado en Mim se publicó en el año 2001 y resulta asombroso lo redondo y maravilloso que es. Es un disco que parece un compendio de clásicos, donde Mariza demostró que había nacido una estrella, dispuesta a ocupar el lugar dejado por la gran Amalia Rodrígues, que había muerto en 1999. Mariza participó entonces en los homenajes póstumos que se hicieron a la gran fadista de todos los tiempos y allí comenzó su propia leyenda.

Actualmente tiene varios discos editados, en concreto los siguientes:
- Fado en Mim (2001). 
- Fado curvo (2003). 
- Transparente (2005). 
- Concerto em Lisboa (2006). 
- Fado en Mim, edición limitada (2007). 
- Terra (2008). 
- Fado Tradicional (2010).
 Hoy en día, nadie duda de que Mariza ha conseguido hacerse un nombre propio en el mundo del fado, convirtiéndose en la fadista más internacional, con legiones de seguidores dentro y fuera de Portugal. Ha sabido reinventar el fado, internacionalizándolo y dotándolo de nuevos aires, sin olvidar sus orígenes. Es cierto que lo suyo no es fado tradicional, o al menos no sólo eso. Por ello, su música es muy diferente de otras fa distas como Ana Moura. Pero Mariza es única y asombrosa, no se parece a nadie más.


FADO, LA MÚSICA DE LA SAUDADE.

Saudade, melancolía, tristeza, nostalgia, morriña… como queráis denominarlo. El fado canta a todas ellas y es capaz de espolvorear entre sus notas una aureola de ese sentimiento, que lo inunda todo. Por eso el fado es puro sentimiento, canta a las cosas tristes, a la infinita saudade portuguesa.
Normalmente el fado lo interpreta un único cantante, quien es acompañado a la guitarra clásica o una guitarra portuguesa. Es un canto triste, que nace de lo más profundo del alma, cuyas acordes parecen más lágrimas que notas musicales. En Lisboa y en todo Portugal se canta muy buen fado, pero no el que cantan para turistas, sino el que viene derecho de la amargura, que se cuela entre los rincones de una vieja tasca de barrios como Alfama o Graça. Es el denominado fado amador (lo que nosotros llamaríamos amateur), y os puedo asegurar que cuando uno tiene la inmensa suerte de asistir a uno de esos recitales de verdad, se le encoge el alma, los ojos se le vuelven opacos de lágrimas y esa inmensa saudade se cuela hasta el fondo del alma.
La palabra fado viene del latín fatum, que significa destino. Es precisamente ese destino aciago, tan triste… el destino de los marineros portugueses o de los barrios pobres, un destino lleno de amargura pero igualmente de un sentimiento profundo, único, desde el principio de los tiempos.

El fado estuvo muy de moda hace décadas en Portugal, era uno de los signos de identidad de su cultura ancestral, algo quizá similar a lo que pueda ocurrir en una parte de España con el flamenco, por supuesto obviando tanto en un caso como en otro las fanfarronadas para turistas, que ni son fado ni son flamenco. Sin embargo, tras la muerte de la gran Amalia (Rodrígues) y por su vinculación política a la Dictadura de Salazar, el fado no cayó en el olvido, pero perdió fuelle. Parece que ahora viene sangre nueva a recuperarlo, voces como las de las conocidísimas Mariza o Dulce Pontes; u otras voces como las de la no tan conocida Ana Moura, que colaborará mucho para recuperar al fado como uno de los signos de identidad de Portugal.

EL CONCIERTO DE MARIZA EN EL CIRCO PRICE, VERANOS DE LA VILLA 2014.

El viernes 18 de julio tuvo lugar en el Circo Price el concierto de Mariza. Se englobaba dentro del festival de los Veranos de la Villa en la edición del 2014. Este festival, que lleva ya varios años celebrando sé en Madrid cada verano, trae hasta mi ciudad algunos de los intérpretes más renombrados de medio mundo. Los conciertos actualmente se celebran en dos escenarios: los jardines de Sabatini junto la Palacio Real y el Teatro Circo Price.
Mariza fue la encargada de enamorarnos en un concierto intimista, largo y lleno de temas magníficos y únicos. Podría decir que incluso se nos hizo corto, aunque esperaba tanto de este concierto que me enamoró desde el principio al final, incluso me hubiese gustado que durase más, y eso que duró más de dos horas largas.
Durante este tiempo, Mariza desgranó muchos de sus grandes éxitos, aunque resultó imposible que no le faltase alguno, ya que tiene muchas canciones que nos gustan y que podamos echar de menos. Además, aprovechó para sorprendernos con temas nuevos, no editados, cambiar de registros, contarnos anécdotas desde el escenario... Fue en definitiva un concierto muy intimista, como si todos fuésemos una pequeña familia... Y terminó, como no podía ser de otra manera, con el mejor broche final posible: Gente da minha terra. Para mí, este tema es el mejor de Mariza y eso que tiene muchos otros temas maravillosos, entre los que resulta tremendamente difícil poder elegir.
Por supuesto, como era de esperar, hubo lleno absoluto y las entradas se habían agotado días antes del concierto. Todos los que estábamos allí nos encontrábamos entusiasmados y estoy segura de que a muchos otros les hubiese encantado disfrutar de esa noche mágica. Tantos años esperando a poder ver a Mariza en concierto tuvieron su recompensa.
  
LA EXPERIENCIA DE ITACA.
Cuando uno tiene durante muchos años ganas de hacer realidad algo, corre el riesgo de hacerse una idea tan grande de eso que anhela que cuando por fin logra realizarlo, le resulte más pequeño o menos de lo que esperaba. Ése era el miedo que yo tenía con este concierto, pero a pesar de ser un viernes, de estar cansada, de estar pensando constantemente en que en cuanto acabase debíamos salir corriendo a casa (para no variar, algo que te ocurre cuando tienes una peque esperando)... Me encantó.

Sin embargo, me pasé medio concierto esperando Gente da minha terra y ya pensaba que no iba a cantarla! aunque nada mejor que hacerlo como broche final. Además, Mariza bajó del escenario y se perdió entre el patio de butacas, entre su público ,haciendo aún más mágico ese momento que ya tenía magia de por sí.

Me alegro mucho de haber tenido la oportunidad de hacer este sueño realidad, de disfrutar de la única e inigualable Mariza y por supuesto de volver a echar tanto de menos Lisboa en aquella noche calurosa del julio de Madrid.

MI 54ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 7 DE SEPTIEMBRE

Esta edición de la semana instagramizada se la quiero dedicar a mi cachorro de casi 5 años. Es cierto que él suele salir por el blog de vez en cuando, pero hoy me apetecía que fuese el protagonista absoluto del post de hoy. Porque en realidad él es uno de los protagonistas absolutos de todos mis días :)

Uno que intenta dormir... si le dejan... 


Hay que ver lo plastas que pueden ser algunas amitas sin sueño. 
Pensamientos de un Athos exhausto. 


Los perretes somos los seres más fieles del mundo. Incluso aguantamos horas estoicamente mientras los cachorros humanos se divierten en el parque. 
Porque a nosotros, no nos dejan entrar :(


Nunca me canso de que mi amita me achuche. Y aunque soy un perro altamente adorable y achuchable, la verdad es que mi amita siempre invierte tiempo en hacerme sentir el mejor. 


Un guau y buena semana a todos!