CUSTOMIZANDO CAMISETAS: MINNIE MOUSE

Mi hija es una fan declarada de Mickey y Minnie, los dos ratoncitos más famosos de la galaxia, por llamarlos de algún modo. Por ello, digamos que el merchandising Disney en mi casa, y especialmente en cuanto a estos dos personajes se refiere, inunda nuestras intalaciones.

La última semana ha estado en casa una amiga de Oviedo, a la que se le dan muy bien las manualidades y que le ha regalado ya en varias ocasiones a Henar camisetas u otras prendas de ropa customizadas. Es toda una experta en utilizar la técnica del patchwork y siempre me decía que era muy fácil de hacer, así que aprovechando que tenía la maestra en casa, recibí una clase práctica en la que le hice a Henar una customización de una de sus próximas camisetas de invierno. Y la protagonista no podía ser otra que Minnie Mouse.

Aquí os muestro el resultado de la camiseta, que creo que para ser la primera no me quedó mal, ¿no? Aunque tengo que reconocer que obviamente, mi amiga hizo gran parte, me guió en toda el desarrollo de la manualidad y que así, resulta mucho más fácil. Veremos qué hago yo la próxima vez solita.

 

Empecemos con los materiales. No necesitamos gran cosa, os hago la lista: 

Camiseta o la prenda de ropa que queramos customizar. En mi caso una camiseta roja básica de manga larga de Zara.

El molde en papel de la figura que queramos customizar. Mi amiga se encargó de buscarme la figura de la cabeza de Minnie con el lazo incluido. En internet seguro que encontraréis todo lo que necesitéis.

Telas de colores. Tendréis que buscarlas específicamente, las que queráis utilizar en cada composición. Las telas también las eligió mi amiga.

Tijeras de tela. Y que corten bien.

Tijeras de papel. Lo mismo, que estén bien afiladas. Y mucho mejor utilizar el tipo de tijera correspondiente a cada cosa, que si no luego nos las cargamos.

Entretela. Es una tela especial que tiene pegamento y que sirve para adherir las telas a la prenda de ropa. Se utiliza en confección para cuellos, puños o cuando se quiere dar más grosor a una parte de una prenda.

Papel de horno. Esto para mí ha sido todo un descubrimiento, pero resulta de lo más práctico. Luego os cuento cómo lo utilizamos.

Un bolígrafo.

 Hilo de punto de cruz. Los expertos sostienen que no se puede utilizar otro hilo, así que yo les hago caso.

Una aguja.

La plancha.


Y ahora, nos ponemos manos a la obra.

Cogemos la plantilla que nos hayamos descargado de internet y la recortamos. En este caso, escogimos la silueta de la cabeza de Minnie, que tiene dos partes: la cabeza y su característico lazo. Recordad, para recortar papel utilizaremos las tijeras de papel, nunca las de tela.

Recortaremos además dos trozos de las telas que queremos (en este caso son dos: la de lunares rojos para la cabeza y la negra para el lazo) de tamaño similar a la plantilla, que ya habremos recortado previamente. Lo mismo que lo anterior pero al revés, para cortar tela utilizaremos las tijeras de tela y no las de papel.

Y aquí es cuando necesitaremos la entretela, el papel de horno y la plancha. Deberemos coger la tela del molde (por ejemplo la de lunares), ponerla boca arriba. Colocaremos debajo de ella el papel de horno y entre medias de tela y papel de horno la entretela. Ahora podremos pasar la plancha por encima y la entretela se pegará a la tela. Se utiliza el papel de horno porque la entretela pega por los dos lados y de este modo podremos pegar un lateral a la tela y dejar la otra parte sin pegar (ya que aunque se caliente con la plancha, no se adhiere al papel de horno). Se hace de esta manera porque una vez que tenemos tela y entretela pegada resulta mucho más fácil de cortar (con la tijera de tela, recordad) y no se deshilacha la tela, algo fundamental.

Antes de cortar, habremos dibujado previamente la silueta que queremos recortar. Se puede hacer con un simple boli bic. Una vez tengamos las figuras dibujadas sobre sus correspondientes telas pegadas a la entretela y recortadas, simplemente hay que colocarlas boca arriba sobre la prenda de ropa en el lugar donde queramos situarlas. Pasamos de nuevo la plancha y ahora la entretela se adherirá a la tela de la prenda de ropa, en este caso de la camiseta. Resulta muy fácil, rápido y queda vistoso.

Ahora sólo nos quedará coserlo con el denominado “punto de festón”. Es un tipo de cosido a mano sencillo de hacer y que es el que se utiliza en este tipo de cosas. Podéis ver aquí un tutorial sobre cómo hacerlo. Para el punto de festón utilizaremos la aguja y una hebra del hilo utilizado para punto de cruz. Iremos cosiendo de izquierda a derecha todo el contorno de cada una de las figuras, en este caso el contorno total de la cabeza y también el contorno total del lazo.

Por último, en este caso concreto, mi amiga eligió una tela negra para hacerle el lazo negro. Yo la verdad es que habría elegido una tela de lunares justo a la inversa (tela con el fondo rojo y lunar blanco), o quizá la de lunares rojos para el lazo y la de lunares blancos para la cabeza. Pero como era lo que teníamos en ese momento, dejémoslo así. El caso es que me pareció que pintarle unos lunares rojos sobre la tela negra, aunque no se viesen demasiado, seguro que merecían la pena. Los pinté con rotuladores para tela de Ikea.



¿Qué os parece el resultado? ¿Os animáis a hacer algo similar? 

5 comentarios:

  1. Te quedó preciosa. A mí también me gustaba mucho el ratón Mickey, pero para hacer estas cosas soy muy vaga.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado! Y me dejo guardada tu entrada, a ver si me animo a hacer algo parecido.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias @margari. Anímate a hacerlo porque es realmente fácil.

      Eliminar
  3. Me encanta, te ha quedado monísima, justo el otro día a una amiga mía un amigo le regaló una hecha con este método, me lo estuvo explicando , porque estoy desando hacer una. Con tu post me queda clarísimo. Un beso. Ya te mostraré resultados cuando me anime.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)