MADRID CON NIÑOS 14: MIS PLANES CON HENAR. OCTUBRE 2014.

A principios del mes de octubre, como ya viene siendo habitual en este blog, os conté los planes que tenía para hacer con Henar en Madrid durante el mes de octubre. Si alguien tiene interés, puede leerlo aquí. Una vez más, me siento orgullosa porque hemos cumplido todos los planes propuestos e incluso algunos más que han ido surgiendo. 

Os contaba que queríamos ir a ver Frozen Sing Along. El año pasado me había quedado con muchas ganas de llevar a Henar a ver esta película al cine, pero era aún muy pequeña y no la aguantaría. Decidí arriesgarme a llevarla a ver la edición musical de este gran éxito de Disney. Mi idea inicial era ir un miércoles, así, aprovechando los precios de 3,90 euros, si a la niña le da por irse a mitad de la película, a su madre no le da un síncope. El problema fue que no pude ir los dos primeros miércoles que estuvo en cartelera y luego ocurrió lo que era de esperar, que sólo la ponían los fines de semana. Os puedo asegurar que me dolió en el alma pagar 19 eurazos (a razón de 9,5 euros por cabeza); de hecho luego he comprado la película en Privalia y me ha salido más barata. Pero mereció la pena, porque a Henar le encantó, fue la primera película que aguantó enterita sin salirse de la butaca ni hacer excursiones y pasamos una tarde estupenda de cine. 


El segundo plan era pasar una estupenda tarde en el Hipódromo, y así lo hicimos. Os contaba mi estupenda experiencia en este post y no me quiero extender mucho, ya que allí os decía todo lo que tengo que contaros. Pero os diré que es un auténtico planazo para mayores... y también para pequeños, ya que disponen de un universo completo para ellos: castillos hinchables e incluso paseos en pony. De verdad que merece la pena. 


El tercer plan era ir (¡por fin!) a la Warner. Aprovechando los descuentos que suelen sacar todos los años por estas fechas, nos fuimos a la Warner y nos lo pasamos.... ¡¡¡¡como los indios!!!! Henar disfrutó muchísimo, pero es que su mamá, incluso su papá, también se lo pasaron fenomenal. Y eso que, como era de esperar, no salimos de la zona infantil. Pero fue una aventura fantástica y que sin duda mereció muchísimo la pena. Nos subimos a muchas atracciones, visitamos las casas y madrigueras de nuestros amiguitos e incluso vimos a todos los personajes en un fantástico espectáculo en el que bailamos y nos lo pasamos fenomenal. Me encantó la experiencia y estoy segura de que volveremos a repetir el año que viene, en espera de hacernos un poquito más mayores para visitar Dinseyland París. 


Hasta aquí el orgullo personal de haber tejido unos planes y haber sido capaz de cumplirlos. Pero además octubre nos sirvió para poder hacer muchas otras cosas. Cierto que estuvimos dos fines de semana fuera de Madrid (uno en Segovia y otro en La Rioja) en los que visitamos muchas cosas pero pocas de niños a decir verdad. Aunque a esta hija mía, cualquier lugar que tenga un edificio grande al que pueda llamar castillo, ya le hace ilusión. 

Además, celebramos Halloween. A pesar de que su papá era reacio a celebrar fiestas yankees, le dejamos la tarde libre y ni cortas ni perezosas nos acercamos a un centro comercial a pasar la tarde vestidas de brujas. Bueno, en concreto Henar iba más allá, ya que su disfraz era de Spiderwitch, una nueva especie que han descubierto, mezcla de araña (que le hicieron en la guarde) y bruja. 


Ahora que reviso, nos ha quedado un octubre completito (no tanto como septiembre) pero en el que echo de menos algún espectáculo teatral para niños. Os lo contaré en mi próximo post sobre los planes de noviembre. 

2 comentarios:

  1. cuántas cosas haces con henar, nosotros tenemos un repertorio más limitado porque los gustos son distintos también. estos chicotes...
    un beso

    ResponderEliminar
  2. PUes sí, un octubre la mar de aprovechado, como tiene que ser.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)