VIERNES VITALES 24: TENGO UN SUEÑO, ES DIFÍCIL PERO VOY A INTENTARLO

Ayer estuve en Mentes Brillantes en el Circo Price, un encuentro organizado por El Ser Creativo y que resulta de lo más inspirador. El año pasado os contaba mi experiencia en este post y seguro que a lo largo de los próximos días me animo a contaros mi experiencia de este año, que creo que ha sido aún más inspirador que el anterior (o quizá que este 2014 me ha servido para madurar mucho y avanzar en el mundo del coaching y la positividad y por ello los mensajes de Mentes Brillantes aún me han calado más). El evento continúa en el día de hoy, pero yo ayer fui a cargo de un día de vacaciones y hoy no me resultaba posible ir, una pena. 

Pero regreso a mis viernes vitales con una de las cientos de ideas que salieron ayer: vamos a darle una vuelta a nuestros sueños. Sí, todos tenemos sueños cuando somos pequeños pero con el paso del tiempo se nos olvidan o los dejamos apartados en un rincón de la memoria sin hacerles caso. Y eso está muy mal. Otras veces, seguimos creyendo en ellos pero no en la posibilidad de que se hagan realidad, la situación es tan difícil que ni siquiera me voy a molestar en intentar mi sueño, porque ya sé (en realidad presupongo) que no me va a salir bien. 

No sé vosotros, pero a pesar de trabajar diariamente por ser más positiva y más feliz, si hago análisis de conciencia, he perdido (u olvidado) muchos sueños y otros, aunque los recuerdo, ni siquiera lo intento, porque creo que no me van a salir. Pero si no lo intento es prácticamente imposible que se conviertan en realidad y soy lo suficientemente realista para no pensar en que me va a tocar la lotería o que me va a salir un mago de una tetera (sí, no tengo lámparas de aceite y creo que la tetera es lo que más se le asemeja) y preguntarme ¿qué quieres? y concedérmelo. 

Os voy a poner un ejemplo. A nivel profesional estoy bien, me gusta lo que hago (que no es poco), me gusta la autonomía que generalmente me dan en mi empresa y la posibilidad muchas veces de hacer cosas bonitas que me llenan y además algunas de esas cosas están muy relacionadas con mi pasión. Sin embargo, el mercado laboral actual, la falta de jornadas reducidas y flexibilidad, el miedo... muchas veces me paralizan. Llevo casi seis años en la misma empresa y lo primero es que me siento afortunada por tener trabajo y más aún por hacer cosas que me gustan y que me aportan. Para mí es muy importante además ver crecer a mi hija, poder ir a llevarla a la guarde algunas mañanas y recogerla muchas tardes, poder pasar tiempo con ella, compartir actividades (piscina, biblioteca, cuentacuentos o simplemente una tarde de juegos). Y también es importante tener tiempo para mí, por ejemplo para visitar a un nutricionista y seguir una dieta (con la que por fin me he puesto a perder peso y estoy muy contenta), hacer ejercicio yendo a clases de aerobic o incluso asistir a clases que me aportan como las de costura (os reiréis, pero las disfruto mucho). Sin embargo, los horarios españoles no entienden de flexibilidad ni reducción horaria y mucho menos en puestos de responsabilidad y en la balanza... termino por quedarme como estoy y ¿renunciar a mis sueños? 

Llevo meses obsesionada con una idea: el Instituto de Felicidad de Coca-Cola. Ya sé que nada es perfecto y que Coca-Cola también tiene sus cosas, pero me encantan las cosas que preparan en este instituto y, desde fuera, me parece un trabajo precioso y que me encantaría. Después de asistir a Mentes Brillantes llevo horas dándole vueltas al tema ¿y si les escribo? ¿y si me presento? ¿y si les cuento todo lo que me gustaría hacer y podría aportar en un proyecto así? ¿por qué no lo hago? Tengo un sueño, sé que es difícil pero creo que voy a intentarlo, ¡necesito intentarlo!

4 comentarios:

  1. Claro que sí, si no lo intentas seguro que no lo consigues, los de Coca-Cola tienen que saber de ti, y que ellos decidan, pero tú no dejes de intentarlo, el resto depende de ellos. La suerte no llega, hay que buscarla. Un abrazo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. pues ¡adelante! ya nos contarás

    ResponderEliminar
  3. Pues a intentarlo! Que no pierdes nada y puedes ganar mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Me encantan tus entradas, son muy motivadoras, e incitan a pararte y a pensar sobre tu vida.

    Yo te digo que adelante, no olvides tus sueños y lucha por ellos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)