VIERNES VITALES 29: BALANCE DEL 2014

2014 ha sido un año revolucionario. Al menos para mí. Miro la persona que era el 1 de enero del año pasado y la que soy el 31 de diciembre de este año y casi no me reconozco. Empezó siendo un año difícil, pero probablemente los hechos que lo hicieron tan difícil son los mismos a los que les debo haber pasado por los procesos que me han convertido en la persona que soy hoy, una persona que ha encontrado su orden interior, que ha encontrado su vocación, que es mucho más feliz consigo misma y sus circunstancias, en definitiva, que se siente mejor y más fuerte.

He atravesado problemas laborales, la marcha de un jefe maravilloso, un proceso de coaching absolutamente revelador, un proceso para pactar horarios familiares, una dieta en la que de momento he bajado 10 kilos (y espero que en el 2015 pueda bajar otros tantos más o menos). He leído poco, he ido mucho al teatro, he pasado tiempo con grandes amigos, he disfrutado de Lisboa, La Coruña, Brujas, Oviedo, Sevilla, Barcelona… He pasado muchas tardes con mi hija, hemos saltado en los charcos, hemos ido al cine, y al teatro, y a merendar… hemos jugado a las cartas y hecho manualidades de todo tipo. He conocido a gente nueva maravillosa, he mantenido contacto con gente fantástica y he expulsado de mi vida a gente tóxica. He empezado a hacer aerobic, tengo una moto nueva (mi querida moto anterior me la robaron y tuve que decirle adiós), he aprendido a coser a máquina… Sigo paseando con Athos y recibiendo su amor infinito cada día. Tuve un bache de problemas “familiares” en verano que hizo que la relación con mi pareja se reforzase…

En definitiva, que el 2014 ha sido un año bueno. Ha sido un año duro, me ha costado mucho esfuerzo personal llegar hasta donde estoy, pero lo he logrado. Y me siento orgullosa de ello.

Y qué mejor además que acabar los últimos días del año en un escenario como éste.


 ¿Qué nos deparará el 2015? Luchemos por nuestros sueños y que el año sea benévolo y nos conceda alguno de ellos.

FELIZ NAVIDAD (O LO QUE TÚ QUIERAS)

Hoy es Nochebuena.... y mañana Navidad. A ti, que estás leyendo esto, puede ser que te encante la Navidad, o que no puedas verla delante, en cuyo caso te deseo que el tiempo se pase de la manera que más te guste: cantando villancicos y comiendo polvorones o pasando estas fechas como si fuesen cualquier otras. Pero sobre todo, sé consciente de que la vida es esto, el hoy, con sus cosas de todo tipo y que suele ser necesario un esfuerzo extra por ser feliz y por vivir intensamente. 


Personalmente, durante años aborrecí la Navidad. Hoy le tengo un cariño especial por mi hija, veo su ilusión y sus nervios ante la inminente llegada de Papá Noel (lleva noches costándole mucho dormir de los propios nervios), su ilusión con las luces navideñas, cantando villancicos y emocionada porque va a pasar unos días de vacaciones en casa de los abus. Y todo eso me hace vivir la Navidad intensamente. 

Veo las luces de Navidad y las veo preciosas, aunque sean las mismas luces que hace algunos años no me daban ni fu ni fa. Sigo aborreciendo las colas en las tiendas, pero teniendo en cuenta que soy una cagaprisas y tengo casi todo comprado desde hace tiempo, tampoco las sufro tanto. Y espero con ganas la cena de Nochebuena, que además este año va a ser en casa y en petit comité, así que nada de agobios ni de otras cosas. 

Os deseo a todos que paséis unas buenas fiestas navideñas, que las viváis con ilusión y que aprovechéis la oportunidad de ser felices, ¡que estamos vivos! y la vida hay que aprender a disfrutarla. 

UN ANGELITO EN NAVIDAD

Lo confieso, cada vez me gusta más hacer disfraces para mi peque. Me encanta ir cogiendo ideas de aquí y de allá y luego echarle imaginación. En las notas de la guarde dicen que Henar es muy creativa y he de decir que a mí me encanta. Es cierto que probablemente lo haya heredado de mí, pero la creatividad se aprende, cuando piensas en ser creativo, vas encontrando mejor las ideas. 

Y en el disfraz de Navidad de este año, la parte creativa le toca a las alas del angelito. Había visto varias ideas y dudaba entre Angelito y Reno de Papá Noel; sí, ya sé que se parecen como un huevo a una castaña... Pero después del disfraz de Árbol de Navidad del año pasado (totalmente hand made) y de Duendecillo de Papá Noel del año anterior (comprado), este año he hecho un mix. Y el resultado final, tan mal no ha salido.



En una visita de meses atrás al H&M encontré un vestido que me iba a venir genial para el disfraz de angelito de este año y ese hecho hizo decantar la balanza hacia el angelito, seguro que el de reno lo haremos cualquier año de éstos. Curiosamente era un vestido, no un disfraz, pero personalmente no le pondría a mi hija ese vestido un día cualquiera, pero de disfraz de navidad venía que ni pintado: blanco, incluso con un cuello en dorado, no se podía pedir más... 

Lo que faltaban eran las alas. Y eso, con cartón, pintura y algo de imaginación seguro que lo lográbamos. Así que dicho... ¡y hecho! Manos a la obra, y a ser posible reciclando. 

Una caja de una báscula de Ikea me sirvió para dibujar las alas de angelito. Simplemente dibujas la silueta, la recortas y la tuneas un poquito. 

Una especie de collage con fragmentos de servilletas (también del Ikea por cierto, aunque en este caso de las gratuitas del restaurante) y un poco de cola y le dimos un poco de volumen. 

Toca la parte de la pintura, amarillo de fondo, dorado encima... Y creo que ya habíamos conseguido el tono que buscábamos. Los materiales relativos a pintura, pinceles y demás salieron de Tiger Store, una tienda ideal para los amantes de las manualidades, donde encuentras un montón de cosas chulísimas y además tiradas de precio. Para mí es un auténtico vicio ir a esa tienda. 



Y voilá, aquí abajo el resultado final. Mi hija iba remonísima, la mirases por donde la mirases, pero sus alas de angelito con el toque de las cápsulas Nespresso chafadas creo que quedaron francamente bien. Fácil de hacer, divertido, apenas unos materiales sencillitos... y por supuesto imaginación al poder. 

Causó sensación entre sus profes, así que no estuvo mal la manualidad de disfraces de este año. Seguiremos imaginando cositas nuevas para el siguiente :)


Espero que os haya gustado :)

MI 69ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 21 DE DICIEMBRE

25 de diciembre, fu, fu, fu...


Sí mi semana instagramizada anterior ya tenía claros tientes navideños, ésta aún más. 
Os iba a poner una foto de mi niña vestida de angelito, que está para comérsela, pero he pensado que mejor no, prefiero mantener su anonimato, en la medida de lo posible. Estaba monísimos pero miraba demasiado a cámara. 


Pero además de ir preciosa vestida de angelito a su fiesta del cole, hemos hecho cosas estupendas como ponernos a hacer galletas. Y ha salido tan bien el experimento que estoy segura de que repetiremos. 



Últimos días de otoño, mi estación favorita. 
Ya han llegado los fríos y recibimos al invierno. Hoy, si no me equivoco, es el solsticio de invierno. 



Ya sabéis que soy una alucinada de las manualidades... Y flujo con los que algunos son capaces de hacer. La chica de recepción del edificio en el que trabajó ha hecho cosas como éstas en cartón. ¿No os parece alucinante?



Y de una chimenea de cartón, a otra de verdad. 
Hemos estado en el pueblo este finde y hacia un frío atroz, 
pero en casita se estaba tan bien al calorcito.... 



Y esta semana es Navidad. Yo trabajo hasta el miércoles, pero luego me como vacaciones y no sabéis la ilusión que me hacen, unas vacaciones en condiciones, como hace años que no tengo. 
Haremos galletas, prepararemos todo lo necesario para Papá Noel y seguro que pasáremos unas navidades estupendas. 


¡¡¡¡Feliz Navidad para todos!!!!

VIERNES VITALES 28: CELEBRA

Hoy quiero hablar de celebraciones… Sí, las celebraciones son algo de lo que nos olvidamos. Nos enseñaron desde pequeñitos que los días de los cumpleaños había tarta… pero cuando crecimos se nos olvidó. Yo estoy recuperando las tartas de cumpleaños ahora, porque tengo una niña pequeña, pero probablemente desde los 20 a los 30 celebré mi cumpleaños con tarta ¿un par de veces? La tarta en sí no tiene ninguna importancia, pero sí el hecho de celebrar.

¿Y qué podemos celebrar? Muchísimas cosas, incluso aunque algunas no les veamos un valor o simplemente no hayamos reparado en él hasta ahora. Celebro que he hecho un mes en el gimnasio, que he bajado 2 kilos, que he conseguido un reto que me propuse, que simplemente me apetece disfrutar de la vida y celebrar que estoy viva, feliz, que tengo una familia preciosa, que llego a fin de mes… Si lo piensas, seguro que a tu lado hay mil razones para celebrar. Y celebrar no consiste en montar una gran fiesta y tirar la casa por la ventana, pero sí es importante ser conscientes de lo bueno que hay en nuestras vidas, ensalzarlo y darle el valor que merece, haciendo una pequeña celebración por ello.

En paralelo, creo que también es necesario recapacitar sobre dónde estamos, a dónde vamos, cosas que hemos conseguido en el camino, cosas en las que hemos fracasado, qué ha fallado, si podemos volver a intentarlo, si podemos mejorarlas y volver a intentarlo…

Creo que el momento #FindeAño #Tiempoparareflexiones ya me ha llegado y que simplemente le voy dando vueltas como puedo.

Últimamente, como veréis, no consigo sacar tiempo para el blog. Demasiado trabajo (normal en los cierres de año), demasiado cansancio acumulado, caigo rendida cada noche en la cama tras pasarme todo el día haciendo cosas, muchas personales y maravillosas con mi pequeña Henar. A ver si la semana que viene saco un buen rato para contaros algunas cosas, aunque el 24 me tomo unos creo que merecidos días de descanso. Espero que me sirvan para recuperar fuerzas pero que también me valgan para recapacitar sobre el 2014 y enfocar el 2015.


En este 2014 me han pasado muchísimas cosas, ha sido un año catártico. No ha sido fácil, pero sí ha sido revelador y creo que he crecido mucho como persona. Como siempre creo en el equilibrio y las fuerzas cósmicas, ahora veo que cosas malas que me han ocurrido, quizá sucedieron para hacerme cambiar, para hacerme evolucionar y para valorar lo que soy y lo que tengo, las cosas buenas que hay en mi vida, que son muchas. Y también para celebrarlas.

Celebrar un bonito día de sol con una sonrisa, tomarme un cachito de turrón de Suchard porque, aunque sigo con la dieta, he bajado diez kilos, irme a comer con buenos amigos porque tengo la suerte de tenerlos a mi lado y quiero pasar tiempo con ellos, sacarme unos vuelos a Londres porque me lo merezco!


Un abrazo a todos los que leáis esto y que celebréis las fiestas como se merecen.

MADRID CON NIÑOS 17: MERCADO DE MOTORES EN EL MUSEO DEL FERROCARRIL, CITA MENSUAL INELUDIBLE

Quizá no sea el mejor momento para hablar del Mercado de Motores, ya que la edición del pasado fin de semana (especialmente esperada por ser justo la edición navideña) fue cancelada por las inclemencias meteorológicas. Y es que hay que ver lo que nos ha llovido este fin de semana en Madrid... Sin embargo, me animo a escribiros sobre este evento, así ya lo conoceréis para su próxima edición. 

El ya casi tradicional. Mercado de. Motores madrileño se celebra en fin de semana (normalmente el segundo fin de semana de cada mes) en la nave central de la antigua Estación de Trenes de Delicias, hoy sede del Museo del Ferrocarril.


Llega ya bastantes ediciones a sus espaldas con una gran afluencia de público. La verdad es que no me extraña en absoluto porque el evento lo merece. Empezamos por el hecho de que la Estación de Delicias es un lugar mágico. Allí, entre las vías ocupadas por antiguos modelos de trenes, en los diferentes pasillos, se colocan decenas de puestos que venden algo especial. Puedes encontrar prácticamente de todo: mucha artesanía, productos vintage... Todo hecho y colocado con el mayor de los mimos y estéticamente perfecto. Es difícil no enamorarse de una o de mil cosas.

Darte un paseo por la nave central e ir viendo cosas chulísimas es todo uno. Pero el mercado no se queda ahí, sino que ofrece mucho más. Por si lo anterior te hubiese dejado con ganas de más, en el exterior de la nave central, en la parte posterior de la misma, se instala un bar con una gran terraza en la que tomar algo. Incluso en la edición del pasado mes de junio, el día del partido de la Final de la Champions en Lisboa entre el Atleti y el Madrid, se televisó el partido y creo que hubo un auténtico ambientazo. 

Los niños también tienen sus propias actividades, ya que en el Museo del Ferrocarril, en la parte exterior del mismo existe una atracción preciosa: pequeñas maquetas de trenes a vapor en los que mayores y niños pueden sentarse y hacer un recorrido. Os puedo asegurar que es mágico, aunque probablemente no sea el día que se celebre el Mercado de Motores la fecha idónea para esta actividad, ya que está demasiado lleno. Yo prefiero acercarme un fin de semana normal y disfrutar de la actividad.

En el exterior del recinto en la parte lateral se instala además un mercadillo de particulares. Os confieso que solamente lo he visto de lejos, ya que como os conté era de noche y fuera estaba oscuro. Sin embargo, he leído sobre ello y me parece una iniciativa a tener muy en cuenta. Cualquier particular puede escribir. La organización del Mercado de Motores y solicitar un puesto en esta zona externa para vender sus cosas. Ojo, no debe tratarse de profesionales, pero sí podemos ir a nivel particular a vender las cosas que nos sobran, que ya no usamos, o nuestras pequeñas creaciones sí tenemos maña. Estoy segura de que en este lugar puedes encontrar verdaderas joyitas y tengo muchas ganas de visitarlo, la próxima vez será.

Hay que tener en cuenta que la gran exposición central de los puestos profesionales de artesanos se encuentra en el interior de la nave central del Museo del Ferrocarril, pero el resto de las actividades que os he comentado se encuentran fuera. Por ello, están sometidas a las inclemencias del tiempo. Y a este respecto, desgraciadamente han cancelado la edición de navidad. Lo he leído esta semana, tenía que haberse celebrado este fin de semana, pero se ha cancelado por las fuertes tormentas que estamos teniendo en Madrid, llevamos todo el fin de semana lloviendo. La próxima edición se celebrará justo después de Reyes, el fin de semana del 10 y el 11 de enero.

Además, la entrada es gratuita, por lo que no hay excusas. Eso sí, os lo vais a pasar tan bien y os van a gustar tantas cosas que la probabilidad de que salgáis de allí sin haberos gastado dinero es prácticamente inexistente. Si no estuviese tan masificado (aunque yo fui un sábado por la tarde, escogí muy mal porque a esa hora es cuando más gente hay), sería un plan familiar perfecto. Además, por lo que he podido ver, es dog friendly, ya que había perros. Está muy bien la opción, aunque mi Athos es súper miedoso, si lo meto allí con tanta gente,matado y de noche, con los enormes trenes al lado, le da algo al pobre. Pero se agradece mucho que se admitan perros.


Como veis, el Mercado de Motores es un evento muy especial, al que merece la pena acudir. El mes de enero está aquí al lado como quien dice, así que quizá sea una buena oportunidad para visitarlo. 


MI 68ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 14 DE DICIEMBRE

En estas fechas frías de diciembre, se huele la Navidad... Y se siente. 
Nosotros hemos tenido una semana de lo más pre-navideña, ahora os lo cuento:

Manualidades navideñas. 
Henar y yo hemos estado hoy en el Nómada Market disfrutando de un taller 
para hacer un reno de lo más pintón, y si no, aquí podéis verlo.
Y ojito a las alas de angelito que tenemos preparadas para el próximo viernes, 
que es la fiesta de disfraces en la guarde :) 



Tarjetas de navidad casi preparadas. He recibido unas cuantas solicitudes a través del blog y ampliado mi lista, espero que esta semana vayan saliendo las primeras. 



Y aquí Doña Cloti ensimismada en el taller del Nómada Market pintando como loca un montón de arbolitos de Navidad, monísimos por cierto. 



El viernes disfrutamos de una estupenda fiesta de Navidad en mi trabajo. 
Nos lo pasamos fenomenal tanto los peques como los grandes. 
Henar estaba emocionada cuando recibió su regalo de Navidad. 



Y los siempre mágicos Patricia Sánchez y Carlos San Jorge, de Edulogic Producciones, nos conquistaron a todos los presentes con su Calixta y Nicanor. 



Y por último, foto general del Nómada Market. 
Me encanta este mercadillo, pero desde que lo puedo disfrutar con Henar, aún más. 
Mi semántica

TARJETAS NAVIDEÑAS CASERAS 2014

Soy asidua lectora (que no comentadora) del blog de Vale de Oro y la semana pasada publicó un post con uno de sus siempre interesante retos, al que quiero sumarme (gracias Valentina). Se trata del Reto de las 100 postales, que podréis comprender si leéis su post al respecto. Me parece un reto precioso, porque permite escribir postales (algo lleno de magia que desgraciadamente ha pasado de moda) y contactar con gente a la que le tienes aprecio. Unas palabras cariñosas o motivadoras a mano y por escrito siempre son un excelente regalo, más aún si además se incluyen dentro de una postal que has buscado con todo el cariño o que has confeccionado expresamente mediante un DIY. 

Pues bien, abro la veda para mi particular reto de las 100 postales. De momento voy a empezar con algo más modesto, pero prometo ampliarlo si hay suficiente público que quiera apuntarse. Para estas fechas navideñas (periodo que entiendo hasta el día de Reyes, así hay más margen), prometo enviar 10 postales hechas a mano y con todo mi cariño a las 10 primeras personas que me envíen un email a itacabuscandoaulises@hotmail.com y me indiquen su nombre y apellidos y dirección completa. Por ahora, limito los envíos a territorio español, pero si hubiese alguien que quisiese una postal hand madre mía, que me escriba igualmente un email y si no llegamos para estas Navidades, seguro que encontramos una fecha más adelante. 

Os dejo una foto de las tarjetas navideñas con materiales reciclados que hemos hecho Henar y yo. Lo siento, pero de momento esta remesa completa ya tiene dueños (compromisos familiares básicamente), pero si a alguien le encanta el modelo, se lo repetimos sin problema. Y si no, haremos otros modelos.


¿Os gusta la idea? 

Si hay mucha afluencia de público, o bien ampliaré las unidades para estas Navidades (algo que con sinceridad lo veo difícil por falta de tiempo) o si no, prometo hacer una nueva convocatoria de postales a partir de enero.

Quizá te interese:

Tarjetas Navideñas Caseras 2015: efecto Frozen, muñeco de nieve.

Tarjetas de árbol de Navidad

MI 67ª SEMANA INSTAGRAMIZADA: 8 (9) DE DICIEMBRE

Esta semana ha sido un poquito más larga, que ya sabéis que sí hay puente yo no término la semana hasta que se acaba el puente :) 

La tarde del lunes echamos un buen rato con este libro "La princesa y la felicidad", 
una preciosidad de libro con un mensaje muy positivo que nos trajimos del Ikea. 



Ha llegado la Navidad y con ellas nuestros proyectos solidarios navideños. 
Ya os hablé el otro día sobre Una sonrisa por Navidad, un proyecto precioso en el que estamos participando en Navidad. 



Me gusta la Navidad (aunque hace años pasaba por mi vida sin pena ni gloria).
Me encantan los adornos navideños, aunque sea en un centro comercial. 



Y también me encanta hacer de ayudante de Papá Noel :)



El viernes además, ya metidos en temática navideña, disfruté con Henar de una estupenda tarde familiar disfrutando del Circo Price en Navidad, una cita imprescindible en estas fechas. 



Y ya, finalizando la semana, un sábado muy teatral con sesión doble con mi amiga Aradhriel y los chicos de Edulogic Producciones en Sala Tarambana, una experiencia fantástica. 



Y hoy, disfrutando de este precioso día de fiesta, he tenido el placer de conocer a la encantadora Begobolas y recoger la preciosa Caperucita Roja que le ha hecho a Henar. 


VIERNES VITALES 27: DESCANSAR


A veces es bueno descansar y aprovechar para meditar... Ése es mi reto en este puente. 
Procuraré encontrar temáticas interesantes para los próximos Viernes Vitales, pero en esta ocasión... ¡¡¡¡Descanso!!!!



SOLIDARIDAD EN NAVIDAD

Estamos en fechas navideñas (o pre-navideñas) y el pico de solidaridad aumenta. Curiosamente, nuestro país, que va a la cola en casi todo, está a la cabeza europea en solidaridad. Creo que esta crisis o nos ha golpeado directamente o ha golpeado a alguien cercano y que eso nos ha cambiado... en este sentido para bien. Ahora, como media, somos más conscientes, y eso nos empuja a ser más solidarios con lo que ocurre a nuestro alrededor. 

El fin de semana pasado hubo una gran recogida de alimentos. Ibas al supermercado y allí estaban decenas de voluntarios dispuestos a recoger alimentos. Tuve una conversación con una persona cercana sobre este tipo de acciones y el hecho de que "te empujaban" a tener que colaborar sí o sí. No estoy de acuerdo con ello, por supuesto, si no quieres, no tienes por qué colaborar. Pero lo que es cierto es que con este tipo de acciones se recibe más ayuda, cualquiera en ese momento entra en el supermercado y compra alimentos de más, para entregar en la recogida. A nivel individual, cualquiera de nosotros podría una vez al año llenar de alimentos el maletero del coche y llevarlos a un comedor social, a una ONG, a algún proyecto con personas desfavorecidas... Pero no lo hacemos. Bienvenidas sean por tanto estas acciones en las que nos lo ponen fácil y podemos ayudar a la salida del supermercado, sin que nos cueste trabajo... ¡y lo hacemos!

Al margen de las ONGs con las que colaboro de manera habitual (algunas humanas y otras perrunas), también colaboro en Navidad con algunos proyectos específicos, normalmente relacionados con estas fiestas. 

Ya os he hablado en varias ocasiones de la iniciativa de Reyes Majos que organizan desde Miaportacion.org. Ya van siendo varios años en los que participo en esta iniciativa, en las que personas desfavorecidas te escriben una carta y te piden un regalo que puede ser el único regalo que reciban estas fiestas. Los regalos son cosas tan básicas y necesarias como una bufanda, una colonia, unas zapatillas de deporte... (estos son ejemplos reales de cosas que me han pedido). ¡Cómo no colaborar con ganas en este tipo de iniciativas!



Este año, además colaboramos en la oficina con otra organización, Cooperación Internacional, y su proyecto Una sonrisa para Navidad. Se trata en esta ocasión de hacer un regalo a un niño o una niña perteneciente a una familia en situación desfavorecida. Desde que soy madre, aún tengo más a flor de piel el tema de la infancia y pienso que si mi hija va a tener un montón de regalos estupendos (probablemente más de los que necesita), ¿cómo no voy a colaborar con niños que no tienen casi nada y hacerles un regalo? 



Pero además de estas iniciativas a nivel de ONG, también quiero hablaros de la Subasta Solidaria de Madresfera. Esta iniciativa ha salido de las propias blogueras, que en lugar de organizar un sorteo navideño, han hecho en esta ocasión una subasta solidaria, en la que podemos pujar por los diferentes productos (y hay cosas súper chulas) y así ayudar a madres blogueras y otras personas que hace poco vivían una vida normal y a las que la crisis has dejado noqueadas. En una estupenda y fácil manera de colaborar, que yo he conocido gracias a mi hada madrina Sara, de Mamis y Bebés


Hagáis lo que hagáis, por favor, haced algo. Lo importante es colaborar, y aunque la ayuda se necesita todo el año, quizá en Navidad estamos más concienciados y podemos hacer un esfuerzo extra, colaborando en varias campañas, participando en rifas solidarias... en definitiva poniendo nuestro granito de arena en sitios a los que sabemos que va a llegar la ayuda y que además es muy necesaria.