MIS PROPÓSITOS DEL 2015

Ya estamos a más de mediados de enero, y yo aún pendiente de escribir mis propósitos. Pero ya estoy aquí, manos a la obra. A ver cómo se nos da este 2015. 

Propósitos que no cumplimos el año anterior.

La verdad es que 2014, finalmente, fue un año muy bueno. Muy duro pero con muy buenos resultados y, echando la vista atrás a mis propósitos, los he conseguido casi todos. Pero siempre hay algo que se te resiste y es una oportunidad para mejorar. Vuelvo a comenzar los propósitos precisamente por las asignaturas pendientes, intentaré poner especial énfasis en este 2015 para lograrlos. 


1. Libros: leer más. 

Ya van demasiados años sin cumplir este objetivo. Soy consciente que desde que nació mi hija tengo mucho menos tiempo para mí. Y dentro de ese menor tiempo, la actividad que más se ha resentido es la lectura. En el 2014 me organicé mucho mejor, dispuse de más tiempo para hacer mis actividades, pero tiempo y tranquilidad para los libros, apenas lo encuentro. Y el poco que tengo, lo suelo dedicar a internet. Llegué a plantearme si en realidad ya no me gusta leer, pero en los 4 días que estuvimos solos mi marido y yo estas navidades leí dos libros y medio, así que falta de ganas no es. Veremos si logro volver a disfrutar más con la lectura, con un objetivo de 20 libros al año, me daría por satisfecha.



Propósitos fundamentales para tener la vida que quiero tener


2. Tiempo para Henar y Athos. 

Este propósito lo he cumplido y espero poder seguir cumpliéndolo, cada vez más y mejor. Desde el verano he conseguido establecer un equilibrio familiar, tenemos mejores horarios para nuestro tiempo y para el tiempo que compartimos. Henar crece a pasos agigantados y pasamos muy buenos ratos juntas. Dos tardes a la semana procuro estar en casa para ella, jugando, pintando, leyendo, viendo dibujos, yendo al parque (cuando el tiempo nos lo permite)... y los fines de semana solemos ir juntas al Zoo, al Parque de Atracciones, al Teatro... Tiempo de calidad con mi hija, y por supuesto también con su hermano peludo Athos, que me permite además dar largos paseos, mantenerme en forma... 

Mi prioridad sigue siendo ésta, y cada vez más. Trabajo porque tengo que pagar facturas, así de claro. Me gusta mucho mi trabajo, o gran parte del mismo, pero lo fundamental en mi vida es mi hija y mi familia. Y para ello, tengo que trabajar, pero teniendo muy en cuenta cuáles son las líneas rojas, y una de ellas es tener un horario que me permita tener una familia, no verla en fotos como hacen otros. 




3. Mimar más mi relación de pareja. 

No deja de ser un añadido del propósito anterior. Cada vez valoro más la estabilidad emocional y familiar, y ésta pasa precisamente por querer y mimar mi relación de pareja. Mi marido es una pieza fundamental en mi vida y ahora es tiempo de quererle más y mejor. Formamos un buen equipo y lo que nos une es mucho. Los últimos años, con todos los cambios, no han sido fáciles, pero hemos vuelto a reencontrar todo lo que nos queremos. Y además hemos organizado mejor nuestra vida. Nos queda pasar más tiempo a solas como pareja, ya que suele ser poco el tiempo que tenemos para estar juntos y solos, pero todo se andará. Y en el 2015 espero mimar mucho más mi relación de pareja. 




4. Tener más tiempo para mí misma.

Otro propósito sin duda fundamental. En el 2015 ya di muchos buenos pasos en esa dirección, organizando los horarios en casa y aprovechando mejor el tiempo dentro y fuera. Comencé a dar clases de costura porque era algo que me gustaba y con lo que sigo haciendo pequeños pinitos. Me apunté a un gimnasio y sigo yendo a clases de pilates. Salgo de vez en cuando con mis amigos, incluso me planteo hacer algún pequeño viajecito este año. La verdad es que se necesita también a veces estar sola y tener tiempo para nosotros mismos, mucho más de lo que creemos. 



5. Llevar una vida saludable.

Éste es un viejo propósito customizado. En el 2014 os decía que quería apuntarme a clases de pilates, pero luego cambié de idea. Con orientación profesional, me di cuenta de que me venía mejor apuntarme a otro tipo de curso, como el aerobic. Además, también tenía como propósito adelgazar. Me puse en manos de una profesional nutricionista y llevo 11 kilos perdidos. Mi objetivo es perder otros 8 ó 9 kilos más, pero además hacer ejercicio, comer mejor y llevar una vida saludable. Creo que estoy en el buen camino. 



6. Pasar más tiempo con mi gente. 

Es otro propósito fundamental, compartir parte de mi tiempo con mi gente. Siempre lo ha sido, pero cada vez le doy más valor a estar con quien quiero estar. Virginia, Antonio, Molli, Sergio, Patri, Carlos, Carmen, Luciana, Cristóbal.... son nombres fundamentales en mi vida. Sin ellos yo no sería quien soy ahora mismo. A algunos los veo con cierta frecuencia, a otros cada muchos meses, demasiados, pero intento pasar tiempo con ellos y disfrutarlos. Además, he conocido a personas maravillosas a través de internet, a algunos de vosotros os he podido desvirtualizar y quiero seguir haciéndolo y compartiendo experiencias y tiempo con vosotros. 


7. El blog, parte de mi vida. 

El blog es una parte esencial de mi vida, me permite plasmar aquí lo que me pasa en el día a día, es una especie de cuaderno de bitácora virtual. Y lo más impresionante de todo es que a algunos de vosotros os interesan mis locuras. Nunca dejaré de agradeceros vuestras lecturas, comentarios, emails... Gracias, gracias, gracias!!! Intentaré actualizarlo dentro de la medida de las posibilidades (que a veces no son muchas) y sobre todo seguir disfrutando de él. 




8. Ahorrar. 

Buen propósito para el que muchos llaman el año de la recuperación. Sin entrar en polémicas ni políticas, ni económicas, este año yo quiero ahorrar. El 2014 fue un buen año, ya que me permitió acabar de saldar deudas y ya no le debo nada a nadie (ni siquiera a mi hija, que había utilizado su dinero para pagar parte de la casa) y en el 2015 me gustaría hacer algo de hucha, que no me vendrá mal para el futuro. Siendo realista, no creo que en mi caso las cosas vayan a mejorar muchísimo y la posibilidad de que se mantengan igual, o peor, siempre está ahí. Así que, si somos capaces de hacer un pequeño esfuerzo ahorrador, seguro que luego lo agradecemos. 



9. Viajar.

Este propósito nunca falta en mi vida, año tras año. En el 2014 me proponía ir a Londres y lo dejamos para este año (tenemos los billetes, así que si todo va bien, esperamos ir). En el 2015 me propongo Londres, Lisboa, el verano en Coruña y todo lo que vaya saliendo. Viajar siempre es un placer. 


10. Cerrar heridas. 

2014 fue un año estupendo a nivel de crecimiento personal y me permitió cerrar muchas heridas. La verdad es que ya me quedan pocas y no estoy muy segura de querer o tener la necesidad de cerrarlas todas. Pero aún así me parece un buen propósito para ser más feliz. Cerrar heridas significa asumir y seguir adelante. 





11. Bajar menos al submundo (y durante menos tiempo).  

Uno de mis firmes propósitos del 2015 es éste. Me considero una persona bastante optimista en general, pero es cierto, que cuando hay algo malo, me afecta mucho más de lo que me debería. Lo veo demasiado negro, siempre mucho más de lo que lo es en realidad. Y eso me lastra bastante. Os lo contaba con más detalle en mi último post de Viernes Vitales. Pues eso, un punto a mejorar. 



12. Hacer al menos una cosa especial con Henar cada mes. 

Y quien dice una, dice veinticinco si hace falta. A veces, las cosas especiales son verdaderamente muy especiales, otras veces no lo son tanto. Pero pasar tiempo suficiente y de calidad con nuestros hijos, es fundamental; compartir con ellos sus sueños, su aprendizaje, ayudarles a crecer... Eso es lo que yo procuro hacer con Henar día a día. Pero a veces, también hacemos cosas más especiales, aunque para un niño, descubrir el mundo es ya de por sí algo muy especial. 



13. No perder el tiempo con gente nociva. 

Esto es algo súper importante, relacionado directamente con el saber decir que no. Hay gente que no nos hace bien y gente a la que nosotros tampoco le hacemos bien, en mayor o menor medida estamos hablando del concepto "nocivo". A veces es gente mala, pero la mayoría de las veces ni eso. Sin embargo, hay relaciones que no hacen bien, las personas cambiamos y no siempre encajamos, los verdaderos amigos siempre quedan, pero algunos que consideramos amigos, en realidad no lo son. Y luego están ese tipo de personas con las que no encajamos pero que tenemos que tratar por narices porque son familia, o gente con la que trabajamos...Ese tipo de gente muchas veces no podemos apartarlos físicamente de nuestra vida, pero sí a nivel emocional. Es mejor para nosotros y también para ellos. 




14. Aprender a coser. 

El año pasado comencé unas clases de costura y he descubierto que me encanta. Ahora mismo, estoy en un impass, intentando evolucionar por mí misma, aprendiendo cosas mediante prueba y error, pero me lo paso francamente bien. Mi reto: aprender a hacer muñequitos, casitas y cosas monas. Ya os iré contando... 




15. Ser feliz con ser quien soy y como soy. 

Al final, éste es el propósito que lo resumen todo. La vida es corta e intensa, y hay que ser feliz con nosotros mismos y con nuestra vida. Por eso, cada vez me esfuerzo más en ser sincera conmigo misma, en aprender, en evolucionar, en luchar, en saber escoger entre lo que quiero y lo que no quiero, en dormir bien por las noches porque he hecho todo lo que está en mi mano para ser feliz. Todo lo demás tiene un fin, que es éste. Debemos ser fiel a nuestro yo, a lo que somos y a lo que queremos ser; pero también autoevaluarnos por ser mejores, por coger el camino correcto. Y por supuesto, tener claro que el camino tiene piedras y equivocaciones, pero que forman parte de nuestra vida. 


Espero que el 2015 os haga crecer como personas y alcancéis la felicidad en vuestras vidas. 
Muchas gracias por haberme leído. 


5 comentarios:

  1. Eres ambiciosa en lo que a propósitos se refiere, ¡Ojalá los cumplas!, el que veo más difícil es el de ahorrar.

    ResponderEliminar
  2. Compartimos varios de los propósitos. ¿Al final haces pilates o aerobic? que no me queda claro.
    Yo estoy como una niña con zapatos nuevos con la máquina y voy aprendiendo cosillas de forma autodidacta. Estoy deseando ponerme a hacer cositas, en internet he encontrado buenas ideas y tutoriales, pero yo no tengo base aún. Besotes y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Ahorra, que es bueno. Hoy subí una canción que seguro que te gusta. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos propósitos. Coincidimos en muchos más o menos. La costura también es algo que estoy intentando aprender. Que encima mi madre es costurera! Pero como dice el refrán, en casa del herrero...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Que se cumplan tus propósitos para el 2015

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)