ASÍ VA SEPTIEMBRE...

Septiembre está resultando como se esperaba, o lo que es lo mismo, hasta arriba de cosas. Pero bien, mucho mejor de lo que inicialmente hubiese podido pensar. Lo malo es que se me está volando el mes casi sin darme cuenta. Por ello, he decidido hacer un alto en el camino, regalarme 20 minutos para contar en este cuaderno de bitácora tan totum revolutum algunas de las cosas que pasan por mi vida y por mi cabeza.

Vuelta al cole. O más bien adaptación al cole. Tengo una pitufa de 3 años y medio (según ella casi 4, y lleva meses diciéndolo) que ya va al cole de mayores. El proceso de adaptación mejor ni lo mentamos (porque a quien se le haya ocurrido que un niño se adapta mejor tirándose una semana yendo en espacios de tiempo entre 45 minutos y 2 horas le decía yo unas cuantas cosas sobre la vida real), pero lo cierto es que es una campeona y, aunque está más mimosa, lo lleva bien. Le he prometido unas vacaciones con los abus si se porta bien (vacaciones que ya estaban programadas obviamente) y está tan contenta. Además, ahora que he decidido sus extraescolares de acuerdo a sus gustos (yo apostaba por cuentos vivos, que es una suerte de teatro infantil, pero lo suyo yo creo que es más bien el chiquirritmo), espero que entremos en octubre con buen pie y nos adaptemos del todo al nuevo horario completo.

Vuelta a la ofi. Bueno, en mi caso sólo me fui las dos primeras semanas de agosto y luego un par de días la cuarta, así que septiembre no precisó de un gran período de adaptación precisamente. Eso sí, he cambiado mi horario y entro a las 7.30 de la mañana, lo que exige un madrugón en toda regla, pero ya me he acostumbrado a la nueva hora y agradezco mucho tener más tarde por delante (salir a las 14.30 merece la pena). Septiembre es el mes de los budget para el año siguiente, las estrategias y demás….

Actividades con Henar. Llevamos un mes intenso de actividades. Si no recuerdo mal, llevamos tres visitas al Teleférico, otras tres al Ikea (hay planes que nunca fallan, por eso los repetimos), una tarde de cine, una tarde en el Parque de Atracciones, una mañana disfrutando del Gato con Botas, el Miausical (de la compañía La Maquineta, actualmente en el Teatro Arlequín Gran Vía y absolutamente recomendable) y unas cuantas tardes de parque (de las cuales sigo intentando escaquearme todo lo que puedo… y más). Vamos, que aún nos queda una semana de septiembre y veo que no hemos parado, as usual…



Actividades personales que me hacen feliz. He recuperado algunas de las actividades que me hacen feliz, como el aerobic, los paseos con Athos, el teatro e incluso he arañado algún que otro rato para leer a García Márquez (hacía años que no disfrutaba con Crónica de una muerte anunciada y estoy paladeando su relectura). Con gran dolor de mi corazón voy a cambiar el aerobic por gimnasio puro y duro (por cuestión de horarios y de optimización de tiempos y presupuestos), pero en octubre empezaré Zumba, que espero que me tape un poco el hueco del aerobic, que me encanta. Y al teatro, como es una de las actividades que más feliz me hacen, le voy a dar su propia categoría en esta lista de septiembre.

Teatro, teatro, teatro. Podemos decir que ya ha empezado la temporada teatral. Asistí, conmocionada, a una magnífica interpretación de la gran tragedia griega de Edipo Rey en La Abadía. Eso fue mindfulness y lo demás cuento, hacía mucho tiempo que no conseguía mantener así la atención durante más de una hora, intensa y fascinante! Además, volví ayer a La Abadía a la presentación de los espacios formativos de esta institución y he decidido lanzarme a la piscina y matricularme en Espectadores en Acción, formación dirigida para los amantes del teatro no profesionales. Creo que este trimestre va a ser cautivador en este tipo de cosas. Además, hoy asisto al estreno de Reikiavik en el Valle Inclán, con muchísimas ganas de ver a Daniel Albadalejo y el resto del elenco. La semana pasada conocí además una nueva pequeña sala teatral en Conde Duque, Nuev9 Norte, y me gustó mucho su apuesta. Tengo planes para octubre que ya os contaré más adelante (aunque adelanto que ya tengo entradas para ver a mi adorado Carmelo Gómez). La vida no sería la misma sin el teatro.

Sevilla. Sí, mi adorada Sevilla, la voy a ver muy prontito… Si todo va bien, en pocos días. Os contaba antes que le había prometido a mi hija unas vacaciones con los abus, será más bien una escapada de pocos días, pero será intensa y me permitirá compartir con la familia esta ciudad que ha sido tan importante en mi vida y a la que quiero de un modo especial. No prometo nada, pero bien creo que Sevilla merecerá un buen par de posts para octubre.


Y con sus más y sus menos (alguna cosa me dejo reservada, ya os las contaré en mis momentos favoritos de septiembre), pero este septiembre está siendo intenso y muy bonito (aunque no tenga tiempo para contar casi nada).

Gracias a ti, por invertir tu tiempo en leer mis locuras. 

7 comentarios:

  1. Me hace gracia, porque vengo a leerte justo cuando acabo de terminar un libro de García Márquez, "Doce cuentos peregrinos", que es escribir escribía genial, pero vaya historias tristes, lo devolveré a la amiga que me lo prestó para que se lo lleve bien lejos. Muy bueno por lo que veo tu septiembre, el mío muy intenso. El único de tus planes que no me mola son las escapadas al Ikea (de las que acabo de hablar con una amiga que irá por primera vez el sábado), a mí Ikea como la mayoría de las grandes superficies me estresa. Si Ikea vendiera on line seguro que yo compraría más. Besotes y a disfrutar de esa escapada a mi tierra. Por cierto, si no lo conoces te recomiendo "El perro viejo" en la calle Arguijo (cerca de Campaña), el lugar es precioso, y todo lo que cocinan está delicioso.

    ResponderEliminar
  2. Cerca de Campana (el corrector)

    ResponderEliminar
  3. Un mes muy pero que muy aprovechado! Y que os lo paséis muy bien en Sevilla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias @Esther, ya te contaré. A mí Ikea siempre me ha gustado, aunque intento (o intentaba) no ir en período de aluviones de gente. Sin embargo, para los niños es genial, tienen varias zonas exclusivamente para ellos y se entretienen un montón. Lo de ir tanto últimamente es por Henar como podrás comprender :)
    Me muero de ganas por ir a Sevilla, te lo puedes imaginar. Este año iré dos veces, entro en éxtasis!

    ResponderEliminar
  5. Nunca suelo comentar tus post pero eso no quiere decir que no los lea. Hoy me animo a romper el silencio porque te vienes a mi tierra y te deseo que tu estancia aquí sea de lo más gratificante y te haga tan feliz como el teatro, algo por lo que también siento pasión. Besos

    ResponderEliminar
  6. Gracias @Marisa G. La verdad es que siempre abandono Sevilla muy en contra de mi voluntad, pero esta vez más que nunca, he pasado unos días increíbles allí.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)