TARJETAS NAVIDEÑAS CASERAS 2015


Me gusta hacer tarjetas navideñas caseras. Es algo que ya me gustaba cuando era adolescente, pero casi siempre (o siempre) termina pillándome el toro. En realidad, no son difíciles de hacer; bueno, hay virguerías por el mundo pero yo voy a lo básico y gracioso sin más. Lo que necesitas es una tarde, algo de inspiración de internet, algo de imaginación y un poquito de paciencia y maña, la ecuación no es muy compleja.


Este año, una vez más, me pilló el toro. Mentalmente tenía anotado que debía hacerlas en el puente, pero la verdad es que lo dediqué a otras muchas cosas. Y este sábado pasado me dio el gran agobio porque no es que no tuviese las tarjetas hechas, ¡es que no tenía aún la idea que quería hacer!, así que dediqué un rato del sábado noche en la cama a buscar inspiración Pinterest. Y apareció esto… 


Las tarjetas de navidad hand made que hice el año pasado habían sido de árbol de navidad, por lo que tocaba cambiar de icono. Es curioso porque la mayoría de las tarjetas do it your self que hay por ahí con motivos navideños son de árboles, así que me costó un poco encontrar algo que me gustase y para lo que me sintiese capacitada. Pero ese muñeco de nieve mirando hacia arriba me pareció que tenía un toque. Decidí tomarlo como modelo inspirativo y tunearlo un poquito, y éste fue el resultado. 




Dista de parecerse mucho al modelo original, pero creo que precisamente ahí está la gracia. Yo quería que mi muñeco de nieve tuviese ojos, que la bufanda le tapase el cuello (además de que resultaba mucho más fácil de hacer) y además, haciéndolo el domingo por la mañana y sobre la marcha, tenía que tirar del material que tenía, que no era mucho. La base de la tarjeta (la tarjeta verde en sí) es comprada. Hace un par de años cogí una megaoferta y compré un montón de tarjetas y sobres para tunear y hacer manualidades de todo tipo. Me sirven para hacer tarjetas caseras facilitas para navidad, invitaciones para cumpleaños y cualquier otra historia que se me vaya ocurriendo. El muñeco de nieve está hecho con papel blanco sin más y el resto de los materiales con reciclados.

Había  que añadirle el efecto Frozen, que está tan de moda entre los niños y que a mi hija la tiene loca, imitando las estrellas polares y los copos de nieve con un lápiz plateado.Y la verdad es que poquito más.


 Aquí os dejo la foto de las tarjetas que hice el año pasado

y años anteriores...

 

Y aquí una foto de todas las tarjetas que recibimos en casa las pasadas navidades, que como veis fueron todas hand made. Probablemente enviar tarjetas de navidad, en la época de internet, haya pasado de moda. Por eso un porcentaje muy alto de las personas que aún enviamos algunas, muchas menos de las que deberíamos, hacemos nuestras felicitaciones y tarjetas navideñas caseras.


Tengo nueve unidades y creo que no van a ser suficientes, así que me va a tocar echar otro rato en estos menesteres…

¡Ya huele a Navidad! 

Quizá te interese:



3 comentarios:

  1. Me encantan, te han quedado preciosas,y me gusta ver ahí la que te envié las navidades pasadas. Un besote.

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)