VIERNES VITALES 41: LA MAGIA (2ª PARTE)

Tal y como os contaba en mi anterior post sobre Viernes Vitales (que podéis leer aquí), dediqué una gran parte de mi tiempo libre del mes de noviembre a hacer los ejercicios del libro La Magia, de Rhonda Byrne, la autora del famosísimo libro El Secreto. En total incluye 28 ejercicios para recuperar  la magia, identificarla y hacer que viva a nuestro alrededor, o cuanto menos intentarlo. Obviamente milagros a Lourdes, pero la verdad es que estos ejercicios están bien para hacernos recordar las cosas verdaderamente importantes de la vida, que a menudo olvidamos, y valorar y agradecer todas las cosas buenas que nos pasan cada día. Porque una de las grandes verdades de la vida es que no todos los días son buenos pero sí en todos los días hay alguna cosa buena, incluso en los peores días.

El viernes pasado os contaba sobre los 12 primeros ejercicios, que se centraban en la gratitud por lo que tienes ahora y por lo que has tenido en el pasado. Hoy os hablaré de los siguientes 10 ejercicios, que profundizan en la gratitud por tus deseos y por lo que quieres conseguir



1) Haz realidad todos tus deseos. Es fundamental, y algo que frecuentemente dejamos de hacer, pensar en lo que realmente deseamos, formarnos una imagen lo más nítida posible de nuestros sueños y deseos y este ejercicio se centra en sentir cada sueño, deseo o anhelo como si ya lo hubieses conseguido. Da las gracias por lo que deseas antes de conseguirlo. La gratitud es algo que has de tener antes de poder recibir. Debemos de tener confianza y agradecimiento, ya que cuando estS agradecido por lo que deseas, esto vendrá mágicamente. ¿Qué es lo que más deseas ahor mismo? Busca diez deseos importantes para ti en diferentes ámbitos de tu vida. El ejercicio busca claridad y profundidad en identificar qué quieres, cómo lo quieres y todo lo referente a cada deseo.

2) Que tengas un día mágico. Para ver y experimentar un día mágico, da gracias por todo tu día antes de vivirlo. Las dificultades y los problemas desaparecerán o al menos no serán demasiado importantes. Cuando te despiertes cada mañana piensa en tus planes para el día y da gracias por la perfecta realización de cada uno de ellos. Reconozco que no es lo primero que hago cada día, me levanto a oscuras (soy la primera que se levanta en mi casa), salgo de puntillas, y voy a toda velocidad con el tiempo cronometrado, y digamos que no me despierto del todo hasta el paseo con Athos o el desayuno ya en la oficina. En cualquier caso, aunque quizá tenga más impacto hacerlo a primera hora, planificar un buen día mágico y pensar en las cosas buenas que viviremos es un buen ejercicio, aunque lo hagamos un poquito más tarde del momento en que nos levantamos.


3) Sana mágicamente tus relaciones. Si tienes una relación difícil o rota, o guardas algún resentimiento o culpabilizas a otra persona, puedes cambiarlo a través de la gratitud. Este ejercicio es tremendamente complicado porque en una relación difícil no sentimos el menor agradecimiento hacia la otra persona y la culpamos de algunos de nuestros problemas. Cuanto más culpabilizas, más empeora la relación y por ende más empeora tu vida. En realidad, no importan quién tiene razón y quién no, así como quién dijo, hizo o no hizo algo. Busca una persona con la que no te lleves bien o contra la que guardes algún tipo de resentimiento. Haz una lista de diez cosas que agradeces a esa persona y te sentirás mejor, ya que los malos sentimientos que tienes hacia esa persona hacen que tu propia vida se resienta. Lo idóneo es repetir este ejercicio de manera periódica hasta lograr no tener malos sentimientos hacia dicha persona, pero así dicho parece fácil, en la realidad no lo es en absoluto. Si lo consigues y sigues teniendo contacto con esa persona, como tú cambiaras, muy probablemente todo cambie para mejor, ya que la persona notará tu cambio y las cosas mejoraran. Si te centras en una persona del pasado, sentirás paz y cómo se cierra un capítulo de tu vida. En el futuro, cuando una relación se vuelva difícil, te servirá recordar este ejercicio y ponerlo en práctica.

4) Magia y milagros en la salud. La salud es una de esas cosas que damos por hecho y de pronto nos llega la enfermedad o un periodo en el que nuestro cuerpo o nuestra mente se colapsan. En noviembre tuve una cervicalgi a con dolor agudo que me duró varias semanas, un aviso de mi cuerpo sobre el estrés al que el sometí por un tema de trabajo, sumado al estrés en el que vivo de forma continuada. Digamos que lo pasé un poquito mal y empecé a ver las cosas más negras y enfadarme conmigo misma y con el mundo (sobre todo laboral). El poder mágico de la gratitud aumenta el flujo natural de salud en la mente y el cuerpo y diversos estudios demuestran que ayudan al cuerpo a curarse más rápidamente. Este ejercicio tiene tres planos: el pasado (agradecimiento por la salud de la que has disfrutado, recuerda 3 momentos en los que te sintieras "en la cima del mundo"); el presente (agradecimiento por la salud que tienes hoy, todas las funciones, órganos y partes de tu cuerpo que siguen funcionando bien hoy, aunque sientas dolor o enfermedad por una parte de tu cuerpo); el futuro (piensa en algo que quieras mejorar de tu cuerpo y el estado ideal de lo que quieras mejorar y da las gracias como si ya hubiese pasado).


5) El cheque mágico. Cuando logras sentir más gratitud por el dinero que por la falta del mismo, se crea una nueva circunstancia que elimina la falta de dinero y la sustituye mágicamente con más dinero. El dinero puede llegar a través de un cheque inesperado, un aumento de sueldo, un premio de lotería, la devolución de un impuesto o el regalo de dinero por parte de otra persona. Pero en nuestro día a día hay muchos momentos en los que recibimos dinero o ahorramos dinero de manera casi mágica: cuando alguien nos invita a un café, nos hacen un regalo, recibimos un artículo con descuento etc. Extiéndete a ti mismo un cheque mágico en blanco del Banco de Gratitud del Universo, rellena la cantidad de dinero que deseas recibir, tu nombre y la fecha de hoy. El dinero del cheque mágico tiene que ser una cantidad específica para conseguir algo que realmente deseas, ya que puedes sentir mas gratitud por el dinero cuando sabes en qué te lo vas a gastar. Pero recuerda, el dinero es un medio para conseguir lo que deseas, pero nunca debe de ser la meta. Empieza por una cantidad pequeña en tu primer cheque mágico, y tras recibir esa pequeña cantidad, vete aumentando el valor de los siguientes cheques mágicos. Siente felicidad y agradecimiento como si realmente ya hubieses recibido el dinero.

A este respecto, os contaré que yo tengo un bote para vacaciones o caprichos. Es algo similar al cheque mágico. Simplemente es un bote en el que deposito todo lo que ingreso por mis ventas en Wallapop, así como el valor real de las entradas de teatro o espectáculos para las que en ocasiones recibo invitaciones, y, a veces, aunque no siempre, el importe de algo que iba a gastar y finalmente no he hecho, o de la cena a la que me ha invitado alguien o cualquier otra cosa. Al final, os aseguro que te encuentras con bastante dinero. De hecho, cada vez que me voy de vacaciones, por cortas que sean, dejo el bote vacío. En Navidad, después de cuatro meses, pagué con el bote casi todos los gastos de las vacaciones navideñas, lo que produce un ahorro real en mi cuenta corriente.

6) La lista mágica de tareas pendientes. Cada día aparecen pequeños problemas, si no sabemos cómo resolver un problema, a menudo nos colapsa os. Siente tanto agradecimiento como puedas por lo que quieras que se haga ahora mismo, como si ya estuviese hecho. Elige tres tareas importantes que quieres resolver, concéntrate en ellas y siente agradecimiento por ellas, verás cómo alguna mano mágica te ayuda.

7) Pasos mágicos. Di gracias 100 veces al día, da 100 pasos y pronuncia gracias en cada uno de ellos. Automáticamente sentirás cómo te sientes de mejor humor.

8) La magia del corazón. Cuando intensificas el sentimiento de gratitud en tu interior, las cosas por las que has de sentirte agradecido aumentan. Cuando hayas practicado la gratitud durante mucho tiempo, llega un momento en que lo sientes en lo más profundo del corazón. Esto sí que es algo verdaderamente mágico, yo no lo he sentido con un ejercicio en concreto, pero hay momentos en mi vida de felicidad o de paz extremas. Momentos en los que te sientes tan dichoso y agradecido hacia el mundo que cuando andas, parece que lo haces a unos centímetros del suelo. Probablemente a muchos les parezca algo imposible o una tontería sin más, pero cuando sucede es maravilloso, verdaderamente mágico.

9) Magníficos resultados. Todos queremos conseguir buenos resultados con lo que hacemos. Al dar las gracias antes de hacer algo, utilizamos la magia de la gratitud para asegurarnos el resultado deseado. Este ejercicio se basa en sentir agradecimiento antes de hacer algo que quieres que salga bien, elige cada día 3 situaciones en las que desees magníficos resultados y elige además al final del día 3 situaciones inesperadas que te hayan sucedido hoy.

10) Ante tus propios ojos. "Este mundo, a pesar de toda nuestra ciencia, sigue siendo un milagro; maravilloso, inescrutable, mágico, y más de lo que nadie se puede imaginar". T CARLYLE. No importa lo grandes que sean tus deseos, lucha por ellos y ayúdate de la gratitud. El agradecimiento te aportará una felicidad por la vida con o nunca habrías sentido antes, y eso no tiene precio (la sensación de caminar unos centímetros por encima del suelo).

Algunos ejercicios me parecen más útiles que otros, pero en cualquier caso nos hacen reflexionar en positivo sobre ciertos aspectos de nuestra vida. 

Los seis ejercicios restantes, ya os los cuento el próximo día: 

Si quieres leer la primera parte, pincha aquí

2 comentarios:

  1. Ay, lo veo tan parecido al secreto que no me tienta. Lo de los cheques mágicos también se cuenta, a mí me mola mucho más la idea de tu bote, es más, creo que te la voy a copiar. Un beso y feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. Pues cópiala @Esther, está muy bien para darse algunos caprichillos sin dudarlo, que nos los hemos ganado! Al final, ningún libro tiene que ser una biblia a seguir, se trata de adaptarlo a lo que más nos encaje :)

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)