VIERNES VITALES 47: CONSTRUYE TU PROPIA ESCALERA


Leí hace un tiempo un texto sobre la construcción de utensilios propios, de una técnica para desarrollar tu trabajo. Lo siento, no he conseguido encontrar el enlace, pero sí recuerdo alguna de las cosas importantes que tenía el texto. En él, su autor exponía una idea clara: lo que construyas lo deberás hacer tú mismo.  Parece algo obvio, pero en realidad no lo es tanto.

Ese algo que debes construir, lo debes hacer tú mismo. Llamémosle camino, o quizá mejor escalera. Lo de la escalera me lo dijo en su día un profesor, decía que todos necesitamos una escalera, que normalmente está asociada a una técnica, a aprender a hacer algo. Si no tenemos escalera y queremos alcanzar las estrellas, lo único que haremos será dar saltos. Las estrellas seguirán siendo inalcanzables, pero una escalera te permitirá acercarte. Si das saltos, te cansarás, quizá te caigas, quizá hasta te hagas daño, pero no conseguirás acercarte a las estrellas. Creo que el ejemplo resulta muy ilustrativo.


No sirve la escalera de otro. Tampoco es posible que alguien venga y te diga paso a paso cómo montar tu escalera, como si de un mueble de Ikea se tratase. Porque tu escalera será única y no es nada fácil construirla. Puedes leer libros, escuchar a los que saben, pedir consejos, intentar aprender técnicas… De ahí sacarás los materiales que necesitas, quizá hasta aprenderás cómo poner el primer escalón, pero el resto de tu camino, el resto de tu escalera, es cosa tuya.

Yo ahí sigo, construyendo una escalera, andando el camino de los poemas de Machado. O al menos, lo intento, aunque no siempre con gran fortuna. Nadie ha dicho que sea fácil, pero en eso consiste la vida, ¿no? La escalera es una metáfora que puede servirte para tu trabajo, para tu vida, tus emociones, tu familia… Decenas de escaleras a veces difíciles, otras inimaginables, pero que en ti está la clave para poder construirla. 


1 comentario:

  1. No, no es fácil construir esta escalera, pero hay que intentarlo. A veces será necesario parar para coger un respiro, pero luego habrá que seguir.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)