MIEDO O SOLTAR


Cuando Elena González-Vallinas me escribió para que fuese a ver su último proyecto, no pude decirle que no. A esta joven actriz la conocí cuando interpretaba uno de los difíciles papeles de A puerta cerrada en la desaparecida Pensión de las Pulgas. El reclamo para ver aquella obra en su día fue que la dirigía mi querido y admirado Ernesto Arias, pero la obra fue capaz de sorprenderme. Gente joven con muchas ganas y talento, entre los cuales destacaba ella, Elena.  Por eso, cuando me escribió para contarme su último proyecto, me encantó la idea de volver a verla en escena.

Además, Miedo o soltar aborda una temática que siempre me ha interesado y que he trabajado durante mis últimos años. Las raíces de lo que somos, de lo que nos contaron, de lo que nos forjaron, en ocasiones pesan demasiado. Pero lo que más suele pesar es el MIEDO, así con mayúsculas. Un miedo que es difícil de verbalizar y hacer entender mediante palabras cuáles son sus verdaderas raíces e implicaciones. Por ello, una obra que escenificaba ese miedo, que convertía en palabras la emoción, que llenaba la escena de sentimiento, bien merecía la pena ir a verla.


Todos tenemos miedo de algo, pero en muchas ocasiones ese miedo es hacia nuestra propia historia. Muchas veces sabemos que estamos viviendo algo para lo que no estamos hechos, algo que en realidad no queremos vivir, pero nos sentimos aprisionados por cadenas invisibles del miedo, que nos impide avanzar, soltarnos, seguir adelante. Por eso, ese título, Miedo o soltar es perfecto para dar voz a esa sensación entre el miedo y la inmovilidad o soltar y el futuro. Ese miedo a veces es además mucho más real, habla de relaciones familiares nocivas que conformaron nuestra historia, de dolor, de guerra, de relaciones personales agresivas.

Elena González-Vallinas es la autora, directora y también actriz de este proyecto: Miedo o soltar. Historia de las despedidas en 4 partes. Se trata de un proyecto artístico en el que han trabajado durante meses en un proceso de creación multidisciplinar.

4 actrices jóvenes sobre el escenario: la propia Elena acompañada por Ana Batuecas, Berta García y Claudia Ruiz. Con una escenografía minimalista, diferente y bajo el orden del caos, vestidas en diversas tonalidades de blancos, llenan la escena. Interpretan diferentes personajes, con una trayectoria vital intensa, que han atravesado el dolor, el sacrificio y el miedo en varias dimensiones. Todas ellas se sienten de un modo u otro atadas a sus creencias o las de otros, a una vida en la que no son felices y en la que se debaten sobre el miedo continuista que les impide avanzar y dejarlo todo atrás, atreverse a dar el salto y a soltar el lastre de todo aquello que no les gusta de sus vidas. 

Me ha gustado mucho esta propuesta escénica, sin duda muy lograda y trabajada en la que las cuatro actrices se desnudan emocionalmente sobre el escenario, mostrando su miedo, su sufrimiento, las raíces de todo y su fuerza para luchar por su vida y su libertad.



Están en el Umbral de Primavera, en Lavapiés, todos los jueves de diciembre a las 21 horas. Podéis reservar las entradas aquí

2 comentarios:

  1. El miedo... Que se convierte en un obstáculo que hay que superar para seguir caminando. Me gustaría ver esta obra. A ver si hay gira.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si no, Margari, te vienes a Madrid a verla :)

      Eliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)