MADRID CON NIÑOS 29: VUELVE AL CIRCO PRICE POR NAVIDAD, LAS NAVIDADES DEL PRICE 2016

No es que huela a Navidad, es que ya no nos queda nada. En mi casa, desde hace unos años, una de las tradiciones navideñas por antonomasia y que más disfrutamos  es acudir la mañana de Nochebuena al Circo Price a ver su espectáculo de Navidad. Llevamos haciéndolo tres años seguidos, así que podemos considerarlo ya una tradición absoluta.

Lo cierto es que el espectáculo de Navidad en el Price es algo que si estáis en Madrid y os gusta mínimamente la Navidad no podéis perdéroslo por nada del mundo. Si os gusta bastante o mucho este período del año, o si tenéis niños en casa, muchísimo menos. Yo descubrí este espectáculo hace ya unos cuantos años y lo disfruté en sus ediciones de allá por el año 2010 y 2011. Cuando nació mi hija dejamos de ir un par de años pero cuando creció un poquito (dos años y algo para ser exactos), decidimos volver y os puedo asegurar que es un espectáculo precioso con el que los niños y los mayores disfrutamos muchísimo.

Este año hemos hecho un poquito de trampa. Es cierto que vamos toda la familia a verlo el día de Nochebuena, pero también es cierto que Henar y yo ya lo hemos visto, gracias a unas invitaciones de mi periódico favorito. Por eso, puedo hablaros de primera mano de la edición de este año, que me ha parecido aún mucho más navideña que otras, si eso es posible.


El hilo conductor es la historia de una niña que, el día de Navidad, descubre que no hay ningún regalo para ella y decide ir hacia el corazón de la Navidad a descubrir qué ha pasado. Iniciará un viaje mágico que le llevará al más puro sentimiento navideño, con una estética de estas fechas, llena de magia, alegría y belleza. Y por supuesto aderezado con infinidad de espectáculos circenses que nos dejarán boquiabiertos: trapecistas, equilibristas, incluso osos polares (aunque no reales sino animatrónicos, pero en niños pequeños cuelan que son de verdad).


Este espectáculo tiene infinidad de cosas buenas: nos acerca al espíritu de la Navidad, durante sus cerca de dos horas de duración nos encontramos en una burbuja de belleza y felicidad y desconectamos del mundanal ruido, que suele venir bien. Pero es que, además, aunque hayas visto otros espectáculos anteriores de Navidades en el Circo Price, incluso si vas cada año, no dejará de sorprenderte. Cada nueva Navidad, el Circo Price se renueva y es capaz de presentarnos un nuevo espectáculo lleno de magia, en el que acercarnos de nuevo a las mágicas Navidades de nuestra infancia. Para mí, sin lugar a dudas, se ha convertido en un espectáculo imprescindible que recomiendo encarecidamente. Mucho más que un circo, mucho más que un espectáculo navideño para pasar el rato, un evento imprescindible para niños y mayores.

Quizá te interese: 


2 comentarios:

  1. Y estas cosas por qué siempre están tan lejos?
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que deberías plantearte un viaje a Los Madriles Margari.

      Eliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)