COCINANDO CON NIÑOS: BIZCOCHO DE CHOCOLATE FACILÍSIMO (Y MUY RICO)

Ayer domingo hizo un día terrible.... mucho viento y muy pocas ganas de salir de casa, así que decidimos quedarnos y pasarnos un día de pijamas. Qué bien sienta quedarse en casita un día entero, es algo que hacemos muy poco (niña y perro no suelen quererlo ni en pintura), pero esta vez Henar quiso quedarse y disfrutar del día en casa y mi castillo se encargó de Athos, así que las chicas pudimos disfrutar de un pijama' s day. 

Pero claro, un día entero en casa se hace muy largo. Como no es cuestión de tirarse el día viendo la tele (algo que a Henar probablemente no le importaría pero yo no estoy por la labor), tuvimos que hacer planes alternativos en casa para llenar el día y pasarlo fenomenal. 

Hacía mucho tiempo que no hacíamos un bizcocho y a mí me apetecía,  pero como a mi hija le encantan las galletas, terminamos haciendo las dos cosas. El único requisito era que como estábamos en casa, en pijama y sin ninguna intención de sacar la nariz fuera, necesitábamos tener los ingredientes. Por ello, tiramos de dos recetas muy típicas,  bizcocho de chocolate y galletas de mantequilla, ambas recetas sencillas y con ingredientes que es fácil tener en casa. 

Probablemente no fue la vez que mejor me salió el bizcocho, porque más bien la lié algo parda, pero aún así,  me ha dado por contaros los secretos de este bizcocho, cuya receta es apta para cualquiera, es imposible que salga mal, y la verdad es que más bien diría que sale bastante bien, así que os animo a hacerlo. 
  
Ingredientes

3 huevos
1 vaso y medio de leche
1 vaso y medio de chocolate en polvo (tipo Nesquick)
1 vaso y medio de harina para repostería 
1 vaso y medio de azúcar 
1/2 vaso de aceite (yo utilizo de oliva porque es el único que compramos en casa, pero de girasol probablemente salga más ligero)
1 sobre de levadura Royal (para mí es la mejor, nada de marcas blancas en esto)



Y ahora, manos a la obra

Es sencillísimo, simplemente se trata de mezclar, mezclar y mezclar.  

Pero antes de nada, vete precalentando el horno a 180 grados.

Primero, hay que coger los huevos, ponerlos en un bol y batirlos. Cuanto más te molestes en batirlo todo, mucho mejor, para que quede bien cohesionado y sin grumos. Yo lo hago a mano con un tenedor, así que es sencillo.  

Cuando estén perfectamente batidos, añade el vaso y medio de azúcar y otra vez a remover. 

Después añade la leche y el aceite y otra vez lo mismo,  a remover y batir. Ojo, cuando hayas añadido estos dos líquidos ten cuidado porque es fácil que te salpique.
Le toca el turno del chocolate en polvo. Antes dije tipo Nesquick, y a este respecto me gustaría hacer una aclaración.  Yo ayer utilicé Nesquick porque era lo que tenía en casa en ese momento, pero normalmente utilizo chocolate en polvo de marca blanca para este bizcocho. Para tomar un vaso de leche con chocolate en polvo sin duda utilizo Nesquick, pero en este bizcocho no se nota la diferencia entre esta marca y otra marca blanca mucho más barata, así que no merece la pena gastarse ese dinero de más (a ahorrar se ha dicho).

Por último añade el contenido del sobre de levadura Royal y a remover de nuevo bien.

Deposita la mezcla en un molde no desmontable. Ojo, que este punto es importante, porque en el molde desmontable (que fue el que se me ocurrió a mí utilizar ayer, mala idea por cierto), se sale el líquido y la lías parda. Así que cogemos un molde de los de toda la vida, embadurnamos bien los bordes con una mezcla de mantequilla, harina y azúcar, ideal para que no se pegue y vertemos toda la mezcla de ingredientes en su interior.


Al horno entre 40 y 50 minutos aproximadamente

Déjalo en el horno y vete a disfrutar de un buen libro si te dejan. Tardará unos 40 minutos mínimo en hacerse, aunque mi recomendación es que, cuando pase media hora, lo pinches con un cuchillo largo. Si la punta sale manchada de chocolate, aún le quedará un poco más. Si sale limpia, ya puedes apagar el horno y sacarlo. 

Se desmolda, se decora si se quiere y se deja enfriar para servir más tarde. 

En cuanto a la decoración, lo idóneo (al menos en mi opinión) es untar Nutella por la parte superior (nada de Nocilla ni marcas blancas, como la Nutella no hay nada comparable). Luego lo puedes decorar por encima con lo que se te ocurra o tengas a mano: fideos de colores, cereales de chocolate, lacasitos... échale imaginación. Desgraciadamente, como ayer no queríamos salir de casa por nada del mundo, nos faltó la Nutella porque no teníamos y es una pena porque yo creo que le da "el toque". Siempre se puede poner al día siguiente, no pasa nada, pero como Henar se empeñó en decorarlo ya, sin más esperas, pues tiramos de lo que había: azúcar glass y fideos de chocolate de colores. 


Últimos consejillos 

No os olvidéis de precalentar el horno, que es muy habitual enzarzarse con la mezcla y darnos cuenta al final de que el horno está apagado y tenemos que esperar un buen rato más. 

Utilizad siempre un molde no desmontable, que si no se lía parda (palabrita de cocinillas metepatas que lleva haciendo años este bizcocho y que ayer tuvo la brillante idea de hacerlo en un molde desmontable y la lió). A ser posible, mejor si es un molde sin agujero en el centro, ya que este bizcocho sube bastante y queda más esponjoso con un molde redondo sin agujero. A este respecto, y para que suba, no abras siquiera la puerta del horno durante la primera media hora y ni se te ocurra sacar el bizcocho fuera del horno. 

La Nutella es el elemento indispensable para el último toque, con o sin decoración. 

Una vez que esté frío, tapadlo al menos con papel de plata. Idóneamente, después de atacarlo por primera vez (cosa que en mi casa se suele hacer rápido, en cuanto templa), ya podéis cortarlo y meterlo en un tupper, donde se conserva perfectamente varios días si está bien cerrado, ya que en caso contrario se endurecerá mucho antes. 

Y ahora... ¡a disfrutarlo! Es una receta sencillísima, con la que acertaréis seguro. 

Henar y yo nos lo pasamos fenomenal ayer en la tarde de cocinillas reposteras. 

2 comentarios:

  1. Receta apuntada y a probar el próximo finde. Tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la pruebas, ya me contarás qué tal :)

      Eliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)