DIY: CORONA DE HOJAS DE OTOÑO

El domingo pasado, después de visitar el Teleférico y comer fuera, tocaba quedarse un ratito en casa y reponer fuerzas. Me gusta quedarme en casa los domingos por la tarde precisamente para eso, cargar las pilas para la semana. Pero con una niña en casa, no quiero tirar de tele y que pasen las horas muertas. Por eso, como ya sabéis los que me leéis por aquí,  las manualidades suelen ser uno de nuestros mejores planes para compartir tiempo juntas. Lo pasamos genial, le echamos creatividad, buen humor y aprendemos y nos divertimos. 

En este caso decidí sobre la marcha la manualidad de la tarde, ya que era algo que no había previsto antes. Por eso, tuvimos que coger lo que teníamos en casa. Es cierto que en mi casa suele haber un poco de todo y goma Eva nunca nos falta. También es verdad que nos hubiese venido de perlas tener goma Eva (o foamy) de color marrón, pero lo dicho, como fue sobre la marcha, tiramos con lo que teníamos por casa. Y en este caso, con goma Eva de color rojo, naranja y amarillo, algunos de los colores fundamentales del otoño,  tuvimos que apañarnos. El resultado creo que quedó bastante bien :) 



La inspiración vino de Pinterest (como muchas de las veces si soy sincera), había bastantes manualidades de otoño para elegir (de hecho creo que os escribiré un post sobre manualidades otoñales más adelante porque he encontrado muchas cosas chulo para hacer con niños. 

La manualidad de la tarde fue una corona de hojas de otoño. Pequeñas cositas de hazlo tú mismo o el do it yourself (DIY) que son planes con niños muy chulos porque ellos se involucran y nos ayudan mucho. Según Henar va creciendo cada vez se involucra más y lo hace genial. En este caso, yo dibujé y recorté pero a la hora de colocar,  pegar, poner ojitos y dibujar sonrisas mi pequeña princesa es una crack. La podíamos haber hecho con hojas de otoño de verdad, tal como las podemos recoger del parque o pintándolas de colores. Pero como se trataba de no salir de casa, podíamos hacerlo con cartulinas o con goma Eva, como finalmente fue el caso. Es facilito de hacer y muy divertido.  



No era la primera vez que Henar hacía una corona, el año pasado hizo una muy chula en un taller de manualidades de Ikea. Se trataba en aquella ocasión de una corona navideña con estrellas y hojas de acebo de colores. Sin embargo, también se me ocurre que se puede hacer de cada estación. La de Navidad para el invierno, la de hojas con colores dorados ahora en otoño, en primavera podríamos hacer una de flores de colores y en verano una con conchas y pececitos. Igual se me está yendo la pinza pero quizá también nos pongamos a hacerlas en las diferentes estaciones. 

El proceso es muy sencillo y como os decía podéis utilizar lo que tengáis a mano. Y si os falta algo, pues improvisáis. Por ejemplo, para hacer la base, merece la pena utilizar una cartulina de alguno de los colores con los que vais a hacer algunas de las hojas, así no se notará tanto el contraste. Las cartulinas que tenía en casa eran de dinA-4 y me quedaban un poco pequeñas, nada que un buen trozo de celo no arregle.  Además,  como quedará tapado por los adornos de la parte superior (en este caso las hojas de otoño), da exactamente igual. 



La silueta que utilizamos fue la de una hoja de arce, que es una de las típicas hojas que se caen en otoño y son muy bonitas. Para hacerlas, podéis imprimir una de las siluetas que sin problema encontraréis en internet o inspirarse en una y hacerlas a mano alzada, que fue lo que hice con un rotulador y un folio. Insisto mucho en esto, pero es fundamental para disfrutar del proceso: no importa que no quede perfecto, de hecho la magia del DIY y más si se hace con niños reside en que no sea perfecto. No tiene que serlo, es una manualidad y por ello único en el mundo.  



Recortamos la silueta en papel de folio y dibujamos sobre la goma Eva (cartulina, papel o el material que queráis) para luego simplemente recortar. Tendréis un montón de hojas de colores muy monas que harán que consigáis una corona de otoño preciosa. Las podéis colocar a vuestro gusto, seguro que queda muy chulo.


Una vez colocadas, a ir pegando una a una con cuidado. Yo utilizo cola que compro en Tiger, con un poco de cuidado queda muy bien y si se sale, puedes recogerlo y quitarlo con una toallita sin problemas. Quizá como truco venga bien presionar en algunas zonas con pinzas de la ropa, así te aseguras de que quede todo bien pegado. 



Y una vez que esté más o menos seco (digo lo de más o menos porque lo de los niños y esperar no va mucho con ellos,  al menos no con la mía desde luego), queda lo más divertido:  pegar ojitos y dibujar sonrisas. En eso los niños os pueden ayudar mucho, de hecho esto lo pueden hacer ellos solos.  Si compráis ojos de los que se pegan directamente, mucho mejor, si no, pues con la cola también nos apañamos bien. 



La verdad es que nos lo pasamos fenomenal,  fue un rato muy divertido entre Henar y mamá. Además,  el resultado creo que quedó bastante molón,  ¿no creéis? A ver si os animáis y luego me contáis qué tal. 



Quizá te interese: 

Otros DIY

Manualidades de otoño con niños: un erizo con hojas  


Si te ha gustado este post, más abajo puedes darle a Compartir en tus redes sociales y hacerlo llegar a quien creas que le pueda interesar. GRACIAS! 

2 comentarios:

  1. Os quedó genial! Estos ratos con los peques son geniales.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Margari, no quedó mal pero sobre todo pasamos un rato genial :)

    ResponderEliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)