MIS TRUCOS DE AHORRO 9: BLACK FRIDAY Y CIBER MONDAY

No sé si os pasará a vosotros, pero el otro día me preguntaba por la fiebre que nos entra en el Black Friday. Es una fecha que parece que ya llevamos grabada a fuego en nuestro calendario (consumista). Pero lo que quizá nuestra memoria no esté recordando es que esta nueva fecha imprescindible, no sólo es un invento norteamericano, sino que lo importamos hace ahora exactamente cuatro años. Solamente cuatro años y ya no hay quien nos lo quite de la cabeza... a mi, me hace pensar. 

Quienes me leéis desde hace tiempo, sabéis que hace ya también bastante tiempo que practico un consumo más responsable (o al menos lo intento). Ojo, que no enarbola la bandera de no comprar nada bajo ningún concepto, sino simplemente de comprar más con cabeza y menos con arrebatos. Pero además,  otro de los temas que pongo en práctica siempre que puedo es el del ahorro. Hay momentos en los que quieres/necesitas/te apetece comprar algo, adquirir un producto, contratar un servicio... lo que sea. Bien, si eso que vas a comprar lo puedes encontrar más barato en un momento determinado, ¿por qué no aprovechar ese descuento u oferta?

Por eso el fenómeno Black Friday y Ciber Monday no podían estar fuera de estos posts sobre ahorro (mis trucos de ahorro) que llevo ya un tiempo cielo escribiendo. Creo de verdad que son fechas a tener en cuenta y que nos pueden ayudar a comprar mejor y con un precio menor que seguro que nuestro bolsillo nos lo agradecerá. Ahora bien, sin volvernos locos. Al menos esa es claramente mi opinión.  No puede ser que por el hecho de que se acerque el Black Friday perdamos la cabeza, compremos por impulso y nos dejemos llevar sin más por el marketing y la publicidad, adquiriendo cosas que ni necesitamos ni nos hacen felices, pero como estaban tan baratas... Por eso, os dejo mis elucubraciones sobre lo que creo que pueden aportarnos Black Friday y Ciber Monday. 


1. Compra con cabeza, ¿qué necesitas?

Seguro que hay algo que necesitas o que te vendría bien cambiar. Además, con las navidades a la vuelta de la esquina, seguro que alguno de estos descuentos te vendrá bien para comprar ahora con tiempo y poder ahorrar. El truco es pensar con la cabeza, hacer una lista, recapacitar bien sobre si de verdad lo necesitas, si el descuento merece la pena y si te viene bien comprarlo ahora y no más adelante. Este último punto soy consciente de que muchos no lo comparten. Es posible, pongamos, que puedas necesitar algo, pero que no sea una necesidad perentoria, sino que puedes esperar un determinado tiempo a comprarlo. Lo catastrófico sería comprarlo dentro de un mes por ejemplo, en plenas navidades y a un precio muy alto, pero si pospones la compra tres meses y lo adquieres en rebajas a un precio similar, o incluso más bajo que el Black Friday, eso también es un ahorro. 


2. Aunque no lo necesites ahora, puede ser que el descuento verdaderamente merezca la pena 

Es muy posible que compres algo que no sea absolutamente necesario pero que te gustaría tenerlo o que en el futuro sabes que vas a necesitar. Puedes decidir comprarlo ahora y aprovechar el Black Friday o el Ciber Monday porque realmente el descuento merezca mucho la pena. Si es así, simplemente párate a pensarlo un rato y echa cuentas, eso también es consumo responsable. A veces posponer un gasto es ahorrar pero otras adelantarlo y aprovechar un buen descuento también lo es. Hay verdaderas gangas en estos días y algunas cosas pueden ser necesarias, o venir bien en el futuro, ¿por qué no comprarlo ahora si realmente ahorras con ello?


3. Organiza tu presupuesto y, en la medida de lo posible, cúmplelo 

Esto es súper importante,  porque tirar de dinero de plástico se nos da muy bien, demasiado bien, y luego nos llevamos sorpresas. No me meto en el presupuesto de cada uno, depende de lo que quieras comprar (es decir, del punto uno, tu lista de lo que necesitas), pero creo que es importante tener unos límites. Puedes incluir un apartado extra dentro del presupuesto para gangas, porque es muy posible que te encuentres con un producto que no estaba inicialmente en tu lista pero que bien merece que lo compres, ya que el descuentazo merezca la pena. 

Ya sé que hay quien sostiene que los presupuestos están para saltártelos, pero para eso empiezas por tener que tener un presupuesto. Y muchas veces la mayoría de la gente que conozco se salta ese paso. Viene bien para valorar qué vas a comprar, cuánto pretendes gastarte y en definitiva controlar tu dinero y si puedes ahorrar un poco más,  pues mucho mejor




4. No te dejes llevar por los cantos de sirena 

En un blog que habla de Ulises y su viaje a Itaca, lo de hablar de cantos de sirena tiene mucha lógica. Y es que la publicidad y el marketing son casi siempre eso, cantos de sirena que nos atraen y nos arrastran. Pero si Ulises fue capaz de no sucumbir a través de su ingenio (atándose al mastil), nosotros también. Nuestro propio mastil podría ser el consumo responsable, utilizando nuestra cabeza y escogiendo aquello que realmente necesitamos o de verdad nos sirve, utilizando las ofertas de Black Friday y Ciber Monday a nuestro favor y no en nuestra contra. 


5. Disfruta de la vida 

Parecerá extraño en este post incluir este quinto punto, pero la vida está para disfrutarla,  para vivir al máximo sus experiencias y aprender de ellas. El Black Friday y el Ciber Monday también son eso, experiencias que podemos disfrutar... o no. Depende de nosotros y de nuestra elección, comprar o no comprar... comprar unas cosas y no otras. En cualquier caso, lo que no podemos permitir es que esta fecha se convierta en un agobio extra y yo creo que mucha gente ha empezado a vivirlo así. Probablemente recordaréis las grandes rebajas de enero, con la gente haciendo cola antes de que abriesen los grandes almacenes y entrando corriendo en cuanto se abrían las puertas,  salían las imágenes en el telediario y todo. Eso creo que ha ido cambiando, entre otras cosas porque ya hay rebajas o descuentos prácticamente todo el año y no en dos fechas muy señaladas como antes; además, internet ha hecho que consumamos mucho más por la red y que encontremos buenos descuentos que no siempre se encuentran en las tiendas físicas. En cualquier caso, tienes la capacidad de elección así que ponla en práctica y vive y consume como quieres, no como otros quieren que hagas. 


La Itaca-experiencia con el Black Friday 

Os diré que en este Black Friday he consumido y he comprado varias cosas, pero con cabeza, valorando si lo necesitaba o si la oferta compensaba comprarlo ahora. Me he comprado unos botines porque los anteriores llevaban dos años de trote y me daba hasta vergüenza sacarlos a la calle. Por ello, aprovechar un 20% de descuento y comprarme ahora ese calzado que verdaderamente sí necesito y lo necesito ya, creo que me merecía la pena. De hecho, pensaba comprarlos hace casi un mes pero esperé al Black Friday para ahorrarme dinero. No puedo esperar a las rebajas de enero porque de verdad que los necesito ya. 

Además,  le he comprado a mi hija una maleta Disney de Samsonite maravillosa con un descuento del 70% sobre su precio de compra, es decir, una ganga. La maleta de mi hija hace tiempo que se quedó pequeña y ya contaba con comprarle una para su próximo cumpleaños,  así que este ahorro (menos de 40 euros me costó la maleta), verdaderamente merece la pena. No estaba en mi lista pero es de esas cosas que compensa comprarlas ahora. 

Le dije a mi amiga Virginia que le regalaba la entrada al musical de la Familia Addams por su cumpleaños y, esperando al Black Friday, las entradas han costado un 30% menos, así que merece la pena el ahorro, porque era algo que quería comprar y que he podido hacerlo por un precio mejor. 

Por último,  hemos vuelto a adquirir el pase anual o bono parques por el súper precio de 99 euros que sacan con el Black Friday y que te permite entrar todo el año al parque de atracciones, el zoo, la warner, faunia... mi hija y yo le sacamos muchísimo partido y ahorrarse 50 euros por cada pase esta francamente bien, merece la pena aprovechar el Black Friday y ahorrar 100 euros entre los dos pases. 

Como veis, todas mis compras en el Black Friday han supuesto un ahorro real. Si sumo todo lo que me he ahorrado con estas compras, que verdaderamente necesitaba o iba a necesitar próximamente, estamos hablando de más de 200 euros, por lo que creo que verdaderamente merece la pena.

Además, se me ha antojado desde hace tiempo una fitbit alta. No la necesito, es un antojo o capricho en toda regla, porque mi fitbit flex va bien, pero esta me aporta otras cosas que la antigua no. Como la oferta dura unos cuantos días más y no lo tengo aún decidido del todo, se lo comentaré a mi rey mago...


Y tú, ¿utilizas el Black Friday y el Ciber Monday con cabeza y aprovechas las ofertas a tu favor o te dejas llevar por los cantos de sirena del marketing y la publicidad? 

6 comentarios:

  1. No he comprado ni una bolsa de pipas en el Black Friday, de lo que estoy muy orgullosa pues ofertas no han faltado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este año por vez primera he hecho un par de compras aprovechando las ofertas. Un par de cosas que necesitaba y que tenían un buen descuento, así que había que aprovechar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hay ciertas cosas que las dejo directamente para esta fecha, por ejemplo la compra de los bono parques, porque realmente conlleva un buen ahorro. Luego hay cosas que te encuentras (por ejemplo la maleta para Henar) y que tienen tal descuento que merecen la pena aunque no estuviesen en la lista ;)

      Eliminar
  3. Hace 15 días tomando unos vinos con unos amigos ella me comentaba que y tenía en las cestas de varias tiendas productos que quería comprar el Black Friday. Yo me quedé perpleja porque ni me acordaba de esa fecha, la verdad. Nunca he comprado ese día y no tenía intención de hacerlo porque no necesitaba nada. Pero tuve que devolver en H&M tres artículos y al haber pagado con paypal me dieron una tarjeta regalo. El domingo por la tarde me senté frente al ordenador y por el precio de tres cosas (unas botas, un vestido y unos pantalones) al final, y gracias a los descuentos, me he comprado el doble de cosas! Tengo un jersey que me chifla y como andaba corta de ellos (tiré varios por viejillos) he aprovechado y he comprado el mismo en tres colores...por el precio de uno!! Y ya me he comprado unas botas que, como tu, ya necesitaba de verdad. Este año he de decir que si me ha merecido la pena esta fecha. Por otro lado, a mi amiga (como era de esperar y como yo le dije) se le vaciaron las cestas el día anterior y al final creo que ha comprado de más...jajajja Un besote y gracias por estos post del ahorro que siempre vienen muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que son momentos buenos para ahorrar. Sí, gastas dinero pero ahorras si realmente eres consciente de lo que estás comprando y por qué lo estás haciendo, de manera que no te lleven lejos los cantos de sirena. Pero es difícil. No lo he dicho en este post pero yo he estado verdaderamente tentada con varias cosas más, pero eso sí que hubiese sido, en mi caso, gastar de más. Y creo que ya he gastado más que suficiente ;)

      Eliminar

Este blog no es nada sin tus comentarios :)