Ir al contenido principal

ATHOS




Desde que era pequeña me han encantado los perros, de hecho aprendí a andar entre dos de ellos, aunque resulte difícil de creer. Mi abuelo tenía dos pastores alemanes, que se llamaban Duque y Ray, y además de hacerles perrerías mil (no sé cómo me aguantaban, pobrecitos míos), me sirvieron de taca-taca para que, apoyadando mis manos en sus lomos, aprendiera a dar mis primeros incieros pasos en este incierto mundo. Después de estos perros vendrían otros: Prin, Sir, Duque segundo y sobre todo Dumbo. Dumbo fue el último regalo que me hizo mi abuelo, era un mastín negro precioso, con las patas blancas, parecía que llevase calcetines. Era tan bueno, aunque como buen mastín que era también tenía mala leche si te metías con lo suyo, pero como yo siempre fui parte de "lo suyo", nunca tuve problemas con él ni mucho menos, sino que siempre nos adoramos mutuamente.


Cuando voy por la calle, no puedo evitar pararme con todos los perros, ellos me miran, yo los miro, nos entendemos sin palabras. A veces ni siquiera eso, yo ni los he visto, y de repente veo cómo vienen trotando hacia a mí o me se me suben directamente a modo de saludo. Y es que los adoro, mucho más que a los humanos, no puedo evitarlo.


Pero desde hace muchos años, no tengo ningún perro. Me muero de ganas por tener uno, de hecho mientras estuve en casa de mi madre lo intenté durante años, pero me di de bruces contra una pared infranqueable. Hace casi tres años me independicé, cogí mi maleta y mis sueños y me vine a Madrid, no a empezar una nueva vida, sino a empezar mi vida de verdad lejos del nido. Ya que esto va de animales, no es descabellado a aludir al dicho de que los pájaros tienen que aprender a volar por sí mismos. El caso es que este pájaro se vino a Madrid y alquiló un estudio de 27 metros cuadrados, como una habitación de hotel con vistas a la piscina municipal, casi a la sombra de las torres KIO. Y esa casita se convirtió en su pequeño palacio, en la primera casa que era realmente suyo, su propio nido. Lo llenó de recuerdos y de nuevas vivencias, de cuadros coloristas de su amigo Sergio Cruz y de cientos de libros apilados en cualquier rincón, eso sí, muy estructurados, que vivir en ese espacio necesita un orden.


Mi casa cumple mis expectativas, al menos por ahora. En ella soy feliz, desde ella planeo mis viajes, abro esta ventanita virtual al resto del mundo y dejo que los rayos de sol se cuelen en las ventanas. Pero hay algo que echo de menos, y ese algo es un perro. No un perro cualquiera, sino Athos. ¿y quien es Athos?, pues el cocker que siempre quise tener y que aún no tengo. Si hay un perro que me encanta es el cocker spanier, concretamente el de color canela, con esos ojos tristes y esa alegría desbordante, tan elegantes, tan bonitos, tan llenos de vitalidad. Son perros que te llenan la vida, que te dan alegría y hacen que todos los días sean de colores, y que si alguno de ellos es gris, Athos lo hará un poco más tenue.


¿Dónde estará Athos?, ¿cuántos meses o años le quedará para nacer y llegar a mis brazos?. Todavía no me atrevo a tener a Athos, a salir en su búsqueda. Un perro no es algo que se deba tomar a la ligera y después de dos meses, en las primeras vacaciones deshacerse de él. Además, a un perro hay que cuidarlo, hay que mimarlo, sacarlo a pasear, que corra, que sea feliz. No podemos tenerlo metido en casa todo el día, triste y desamparado, aunque con los horarios de trabajo que tenemos y viviendo en un lugar como Madrid, esto se plantea difícil. Pero algún día llegará.


Cualquier día, tendré a Athos ladrándome mientras escribo este blog, dándome su cariño, llenando esa pequeña parcela de mi vida y de mi corazoncito que serán para él y que siempre han estado esperándole. Mientras, tendré que conformarme con el cariño prestado de todos los perros que se cruzan en mi camino cada día, que me cruzo por la calle, a los que acaricio, con los que intercambio miradas de cariño.


Pero algún día, Athos estará aquí conmigo, algún día...





No lo he dicho, pero por supuesto (los bibliófilos ya lo habrán adivinado), el nombre de Athos es por mi mosquetero favorito, el más noble de todos.

Comentarios

  1. Mi abuela tiene una cocker spanier blanca con manchas marrones. Se llama Jara y es preciosa. A mí me encantan los perros, aunque nunca he tenido uno. En mi casa está Sasi, una gata común que lleva con nosotros la friolera de 14 años... la adoro... aunque es un poco cabroncilla :P Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes lo que toca, organizarse para poder tener tiempo para Athos.

    ResponderEliminar
  3. Estás guapísima en la foto!!! Yo también quería un perro, pero de pequeña, y se me pasó pronto porque, como dices, es mucha responsabilidad.. eso sí, un poco exajerado quererles más que las personas no? digo yo...

    ResponderEliminar
  4. Hola! A mí también me gustan los perros, y los animales en general. Pero lo único que he tenido en mi casa han sido galápagos y canarios (cuando era pequeña) y recientemente un hamster ruso. Los perros requieren mucha atención, varios paseos al día, etc y no es fácil con el ajetreado ritmo de vida que solemos llevar y además viviendo en un piso o un estudio. Es diferente cuando se tiene una casa amplia con jardín, donde pueden correr libremente y disfrutar de un poquito de libertad. Un saludín desde Pucela.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)

Entradas populares de este blog

TRUCOS DE AHORRO 14: PAGA MENSUAL DE OCIO

Hoy vengo hablaros de un truco para ahorrar totalmente efectivo y que veo que se está poniendo de moda últimamente. Ya había leído sobre él pero me ha sorprendido que, en los últimos meses, tres personas cercanas me han dicho que lo utilizan, así que me he propuesto utilizarlo yo también y ver qué ocurre.
Se trata de la paga de toda la vida. Creo que la mayoría de nosotros tuvimos paga cuando éramos niños o adolescentes. Podía ser semanal o mensual pero al final era lo mismo, tenías una cantidad determinada de dinero y cuando se acababa, no había más. Aprendías por tanto a administrarte, a pensar en qué ibas a invertir ese dinero, para qué tenías dinero suficiente y para qué no, y en definitiva aprendías a ahorrar.
Sin embargo, cuando fuimos ya mayores y empezamos a tener cuentas corrientes, tarjetas de crédito etc. el concepto de paga ya no tenía sentido. Pero quizá ahora vuelva a tenerlo. A todos nos cuesta ahorrar todos los meses, incluso si tienes hábito y capacidad de ahorro, …

EL SIGNIFICADO DE LAS ITACAS

LA HISTORIA DE ULISES
Personalmente, he de confesar que siempre he sentido fascinación por la historia de Ulises y de su patria, Ítaca. Esa historia fantástica, llena de aventuras y de peligros que Homero retrató de forma tan fiel en "La Odisea". Ulises, rey de Ítaca. Cuando se produce la Guerra de Troya a consecuencia del rapto de la bella Helena, el rey Agamenón convence a Ulises para que vaya a la guerra. Una vez producida la caída de la mítica Troya con la historia del famoso caballo, Ulises comienza el periplo que habrá de llevarle de vuelta a las playas de Ítaca. Lo que él no sabe entonces es que tardará en arribar a Ítaca más de veinte años, en los cuales habrá de recorrer las aguas de medio Mediterráneo y vivir todo tipo de aventuras, buenas y malas, conocer nuevos territorios, nuevas gentes, la ira de los dioses y la obsesión por él de alguna diosa, incluso el canto de las sirenas que hace que los hombre enloquezcan.
Pero Ulises finalmente regresará a Ítaca, tras un…

FLORENCIA CON NIÑOS: OTRA VISIÓN DE UNA CIUDAD MARAVILLOSA

En la semana del puente del 1 de mayo, en lugar de puente hicimos acueducto y nos fuimos a recorrer una parte de Italia en familia. Estuvimos en diversas ciudades italianas, ya que además del avión, nos alquilamos un coche que nos permitió visitar muchas localidades que de otro modo nos hubiese sido imposible. Pero hoy quiero hablaros de mi ciudad italiana favorita: Florencia; y además de una visión de Florencia con niños.
Un viaje con niños puede ser diferente al viaje que haríamos sin ellos, pero no debe de ser menos especial, sino simplemente diferente. Os diré que el viaje a Italia fue maravilloso, pero también fue una auténtica paliza y que Henar anduvo muchísimo y se portó como una jabata. Aún así, como os contaba el verano pasado en el post viajar con niños: aprendizajes de verano, simplemente hay que intentar readaptar el viaje al ritmo de los niños, pero sin hacer excesivas renuncias.
Florencia, además de ser un lugar apasionante (estoy enamorada de esta ciudad desde mi ad…

VIAJES CON NIÑOS: PORTUGAL DOS PEQUENITOS EN COIMBRA

Esta Semana Santa hemos disfrutado de unos días increíbles en Portugal. Es cierto que nuestra visita a Oporto fue pasada por agua, pero luego el tiempo cambió y pudimos disfrutar muchísimo de algunos bellos rincones del país vecino. Aún así, en Oporto también lo pasamos fenomenal, más adelante prometo un post específico sobre cosas que hacer en Oporto con niños. Pero de momento, hoy quiero hablaros de un plan conmnilos imprescindible, la visita a Portugal dos pequeñitos en Coimbra. 
Para quien no lo conozca, Portugal dos pequenitos, como su propio nombre indica, es un parque para los más pequeños. Se encuentra en la ciudad de Coimbra, al otro lado del río y lleva allí desde 1940. Os contaré que tenía muchas ganas de llevar a mi hija a este lugar porque yo misma lo visité cuando era una niña. 
Es un parque al aire libre, por lo que merece la pena visitarlo sin lluvia. Nosotros tuvimos suerte porque un día antes había estado diluviando pero aquella tarde lució el sol y pudimos disfruta…

TRUCOS DE AHORRO 13: VIVIR POR ENCIMA DE LAS POSIBILIDADES

Hace unas semanas quedé con mi amigo Manu y salió el tema vivir por encima de tus posibilidades. Conozco mucha gente concienciada con el ahorro y con unas finanzas personales saneadas, pero también muchas otras personas que se pasan la vida entera renqueando para llegar a fin de mes porque la realidad es que llevan un estilo de vida superior al que sus posibilidades económicas les permiten. Por ello, me pareció que esta temática vendría fenomenal para el número 13 de la serie de Trucos de Ahorro.
¿Qué es vivir por encima de mis posibilidades? Gastar más de lo que ingreso. Parece fácil pero está claro que no lo es del todo. Por ello, quiero profundizar un poco más allá en rasgos habituales de este comportamiento.
1- No ahorro nada o casi nada. Los porcentajes de españoles que no cuentan con ningún tipo de ahorro, ni tan siquiera para emergencias, son atroces. No quiero ni mirar el dato pero era cercano a uno de cada tres personas.
2- Sin nómina no podría vivir más allá de seis meses