Ir al contenido principal

VIERNES VITALES 25: QUE EL RELOJ NO TE QUITE TU TIEMPO

Estas semanas están siendo muy intensas, demasiado intensas... Tengo mucho trabajo (algo habitual en la España de hoy) pero además se me han juntado varias cosas con la misma fecha de éstas que hay que sacar sí o sí... y no hay tiempo para todo. Básicamente eso se traduce en que hago más horas de las que se incluyen en mi horario y que estoy muy cansada. Obviamente repercute en mi vida privada, ya que tengo mucho menos tiempo para mí, he estado menos tiempo con mi hija, me he quedado dormida todas las noches en cuanto he cogido la cama y un largo etcétera de cosas. 

Sin embargo, el gran evento que tuvimos ayer y que organicé durante las dos pasadas semanas salió bien y sobre todo, ya se terminó. Después de robarme a mí misma tiempo personal y por ende robárselo también a mi familia, decidí que hoy llevaba yo a Henar a la guarde y que llegaría un poco más tarde a trabajar. Aún así, mis tiempos de trabajo siguen siendo sensiblemente superiores a los que marca el horario. 

Pero llevar a mi hija a la guarde, incluso con la previsión de llegar 15 minutos tarde a trabajar, se convirtió en otra carrera más. De repente me vi, diez minutos después de la hora, arrastrando a mi hija hasta el coche, con demasiada urgencia y diciendo ¡date prisa, que no llegamos! Antes, al salir de casa, había elevado la voz (sin llegar a gritar, pero casi), diciéndole que fuese más rápida, que mamá no iba a llegar a trabajar. Mi pobre hija de menos de tres años (los cumple en febrero), bajaba rampa del garaje abajo, agarrada a mi mano y casi arrastrada. 

Y en ese momento, recibí un fogonazo, una auténtica iluminación vital. Pensé que llevaba a mi hija corriendo, metiéndole un estrés innecesario en su pequeño cuerpecito de niña muy pequeña, hablándole mal, urgiéndole a ir más deprisa. Y en realidad, ¿para qué? ¿realmente era necesario correr tanto para llegar... 5 minutos antes? ¿qué pasaría si llegaba media hora tarde, teniendo en cuenta que también saldré tarde y que el miércoles seguía en la oficina a las 8 de la tarde cuando mi hora de salida eran casi cinco horas antes? El miércoles había que hacerlo porque mi responsabilidad me lo dictaba y realmente se necesitaba, el evento de presentación era el jueves. Pero hoy, viernes, ¿era necesario empujar a mi hija y arrastrarla? No, ¡rotundamente no!.


En ese momento, paré, rebajé la velocidad y me puse a cantar. En seguida Henar se puso a cantar y pegar saltitos conmigo y las dos bajamos la rampa hacia el garaje mucho más contentas. Probablemente tardé dos minutos más en bajar y meternos en el coche. Probablemente también tardé otros tres minutos más en despedirme con calma en la guardería... El resultado fue que llegué 20 minutos tarde a trabajar, que en realidad no son llegar tarde: primero, porque tengo horario flexible; segundo, porque igual que entré 20 minutos tarde salí media hora más tarde; y tercero, porque hoy nadie me esperaba a primera hora ni era necesario correr. 

¿Por qué entonces vamos tan rápido por la vida? Vamos corriendo, con el reloj dictador en nuestra cabeza, siempre intentando llegar y sin llegar, siempre como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas. No sé cuántos días en mi vida tendré el placer, sí, placer, de llevar a mi hija a la guarde, de despedirme de ella, de abrazarla... Pero ¿voy a perder la magia de esos momentos y de esos placeres por llegar 5 minutos antes? No, rotundamente no. 

Y ese no, si lo pensamos bien, esto lo podemos aplicar a muchas ocasiones en nuestra vida. ¿Qué pasa si estás cinco minutos más con esa amiga a quien hace tanto tiempo que no ves? ¿o si te regalas 10 minutos para pensar? ¿y si no corres y coges el siguiente autobús? Lo que pasa corriendo y pierdes no es el autobús, sino tu vida. Piénsalo. 

NOTA: La imagen corresponde a la película de Walt Disney "Alicia en el País de las Maravillas". 

Comentarios

  1. Cuánta razón tienes! Cuántas cosas nos quedamos sin disfrutar por ir siempre con prisas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánta razón! Vamos siempre acelerados, y no disfrutamos de las cosas sencillas.

    Te dejo el enlace de una entrada que me ha recordado mucho a lo que cuentas, y cómo los que no van con prisas, disfrutan más de las cosas pequeñas:

    http://www.huffingtonpost.es/rachel-macy-stafford/el-dia-en-que-deje-de-decir-date-prisa_b_3747873.html

    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas. @Teresa, he leído tu enlace y recuerdo haberlo leído hace unos meses, igual el "fogonazo" que recibí el viernes pasado sobre las prisas estaba inspirado en esta lectura, ¿quién sabe? :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)

Entradas populares de este blog

TRUCOS DE AHORRO 14: PAGA MENSUAL DE OCIO

Hoy vengo hablaros de un truco para ahorrar totalmente efectivo y que veo que se está poniendo de moda últimamente. Ya había leído sobre él pero me ha sorprendido que, en los últimos meses, tres personas cercanas me han dicho que lo utilizan, así que me he propuesto utilizarlo yo también y ver qué ocurre.
Se trata de la paga de toda la vida. Creo que la mayoría de nosotros tuvimos paga cuando éramos niños o adolescentes. Podía ser semanal o mensual pero al final era lo mismo, tenías una cantidad determinada de dinero y cuando se acababa, no había más. Aprendías por tanto a administrarte, a pensar en qué ibas a invertir ese dinero, para qué tenías dinero suficiente y para qué no, y en definitiva aprendías a ahorrar.
Sin embargo, cuando fuimos ya mayores y empezamos a tener cuentas corrientes, tarjetas de crédito etc. el concepto de paga ya no tenía sentido. Pero quizá ahora vuelva a tenerlo. A todos nos cuesta ahorrar todos los meses, incluso si tienes hábito y capacidad de ahorro, …

FLORENCIA CON NIÑOS: OTRA VISIÓN DE UNA CIUDAD MARAVILLOSA

En la semana del puente del 1 de mayo, en lugar de puente hicimos acueducto y nos fuimos a recorrer una parte de Italia en familia. Estuvimos en diversas ciudades italianas, ya que además del avión, nos alquilamos un coche que nos permitió visitar muchas localidades que de otro modo nos hubiese sido imposible. Pero hoy quiero hablaros de mi ciudad italiana favorita: Florencia; y además de una visión de Florencia con niños.
Un viaje con niños puede ser diferente al viaje que haríamos sin ellos, pero no debe de ser menos especial, sino simplemente diferente. Os diré que el viaje a Italia fue maravilloso, pero también fue una auténtica paliza y que Henar anduvo muchísimo y se portó como una jabata. Aún así, como os contaba el verano pasado en el post viajar con niños: aprendizajes de verano, simplemente hay que intentar readaptar el viaje al ritmo de los niños, pero sin hacer excesivas renuncias.
Florencia, además de ser un lugar apasionante (estoy enamorada de esta ciudad desde mi ad…

EL SIGNIFICADO DE LAS ITACAS

LA HISTORIA DE ULISES
Personalmente, he de confesar que siempre he sentido fascinación por la historia de Ulises y de su patria, Ítaca. Esa historia fantástica, llena de aventuras y de peligros que Homero retrató de forma tan fiel en "La Odisea". Ulises, rey de Ítaca. Cuando se produce la Guerra de Troya a consecuencia del rapto de la bella Helena, el rey Agamenón convence a Ulises para que vaya a la guerra. Una vez producida la caída de la mítica Troya con la historia del famoso caballo, Ulises comienza el periplo que habrá de llevarle de vuelta a las playas de Ítaca. Lo que él no sabe entonces es que tardará en arribar a Ítaca más de veinte años, en los cuales habrá de recorrer las aguas de medio Mediterráneo y vivir todo tipo de aventuras, buenas y malas, conocer nuevos territorios, nuevas gentes, la ira de los dioses y la obsesión por él de alguna diosa, incluso el canto de las sirenas que hace que los hombre enloquezcan.
Pero Ulises finalmente regresará a Ítaca, tras un…

VIAJES CON NIÑOS: PORTUGAL DOS PEQUENITOS EN COIMBRA

Esta Semana Santa hemos disfrutado de unos días increíbles en Portugal. Es cierto que nuestra visita a Oporto fue pasada por agua, pero luego el tiempo cambió y pudimos disfrutar muchísimo de algunos bellos rincones del país vecino. Aún así, en Oporto también lo pasamos fenomenal, más adelante prometo un post específico sobre cosas que hacer en Oporto con niños. Pero de momento, hoy quiero hablaros de un plan conmnilos imprescindible, la visita a Portugal dos pequeñitos en Coimbra. 
Para quien no lo conozca, Portugal dos pequenitos, como su propio nombre indica, es un parque para los más pequeños. Se encuentra en la ciudad de Coimbra, al otro lado del río y lleva allí desde 1940. Os contaré que tenía muchas ganas de llevar a mi hija a este lugar porque yo misma lo visité cuando era una niña. 
Es un parque al aire libre, por lo que merece la pena visitarlo sin lluvia. Nosotros tuvimos suerte porque un día antes había estado diluviando pero aquella tarde lució el sol y pudimos disfruta…

TRUCOS DE AHORRO 13: VIVIR POR ENCIMA DE LAS POSIBILIDADES

Hace unas semanas quedé con mi amigo Manu y salió el tema vivir por encima de tus posibilidades. Conozco mucha gente concienciada con el ahorro y con unas finanzas personales saneadas, pero también muchas otras personas que se pasan la vida entera renqueando para llegar a fin de mes porque la realidad es que llevan un estilo de vida superior al que sus posibilidades económicas les permiten. Por ello, me pareció que esta temática vendría fenomenal para el número 13 de la serie de Trucos de Ahorro.
¿Qué es vivir por encima de mis posibilidades? Gastar más de lo que ingreso. Parece fácil pero está claro que no lo es del todo. Por ello, quiero profundizar un poco más allá en rasgos habituales de este comportamiento.
1- No ahorro nada o casi nada. Los porcentajes de españoles que no cuentan con ningún tipo de ahorro, ni tan siquiera para emergencias, son atroces. No quiero ni mirar el dato pero era cercano a uno de cada tres personas.
2- Sin nómina no podría vivir más allá de seis meses