Ir al contenido principal

MIS MOMENTOS NAVIDEÑOS

Le debía a  Esther mis 10 momentos navideños (diciembre es un mes doble: el mes como tal y Navidad), así que allá voy con ellos.

Lo primero que quiero es hacer una pequeña reflexión sobre lo que significa para mí la Navidad. Crecí en una familia en la que nunca se le dio una especial importancia a estas fechas, por lo que no tengo especial vinculación emocional, ni por ende familiar, con ellas. De hecho, más bien las odié durante varios años (bueno, igual no tanto, pero no me gustaban especialmente), pero desde que nació Henar obviamente la cosa ha cambiado drásticamente. Yo era de las que trabajaba todas las Navidades, porque total para qué. Y ahora soy de las que se cogen todas las navidades para nada en especial, simplemente para vivirlas.

Mis momentos navideños, como casi todo en el resto de mi vida, no son nada espectaculares. Pero sí creo que son bonitos, intensos y con mucho cariño. ¡Muy vitales!


1. El día 24: Navidades en el Price y vinitos con los amigos.

Me gusta más el día 24 que la noche del 24. Ese día dieron comienzo oficialmente mis Navidades, y qué mejor que hacerlo disfrutando del maravilloso espectáculo de Las Navidades en el Circo Price. Nos lo pasamos fenomenal, fuimos a la función de las 12, y antes de las 3 estábamos de vuelta en el barrio tomando el aperitivo (y mucho más) con unos buenos amigos. Había ambiente de alegría, sosiego y cariño. Además, como en mi casa no se hacen grandes cenas navideñas, no había tampoco agobios, simplemente vivir intensamente ese día.

2. La ilusión de Papá Noel.

Ni qué decir que la peque de la casa se tiró semanas preguntando que cuándo venía Papá Noel y luego cuándo venían los Reyes. Y hacer de Papá Noel (y luego de los Reyes) por la noche, mola. Mola mucho. Personalmente, no disfruto tanto teniendo que madrugar (me tira demasiado mi almohada), pero es una maravilla tener niños en casa que disfrutan tantísimo y que nos devuelven la ilusión de nuestra infancia. La mía abre sus regalos y los de todo el mundo, incluidos los del perro, que como dice… no tiene manos, pobrecito.


3. Un trocito de Segovia.

Segovia es la tierra de mi familia paterna, y también la de los antepasados de mi marido. Y la verdad es que cada vez le tengo más cariño a este lugar. No sentí la menor vinculación hacia esa ciudad durante casi treinta años, pero ahora es un lugar que visito asiduamente, que conozco bien, y al que le tengo cariño. Porque además Segovia es una ciudad especial y preciosa, con una larga historia entre la memoria de sus adoquines. Y estas Navidades la he visitado varios días. Hemos ido al Teatro Juan Bravo a ver un infantil, hemos salido de tapas por lugares emblemáticos como el Jose María o la Judería, la hemos paseado con muchas ganas. Y San Antonio me ha encontrado aparcamientos estupendos cada día.


4. Unas Navidades de viajes familiares.

Unas Navidades familiares, relajadas y con viajes, así han sido. Y la verdad es que las necesitaba muchísimo. El fin de año laboral (último trimestre) fue muy duro, lo que se me juntó con un problema de espalda repercutido directamente por el estrés. Por ello, necesitaba unas vacaciones como nunca, y sobre todo que esas vacaciones fuesen tranquilas. Sin duda lo han sido. Han tenido tres escenarios (Madrid, Segovia y Oviedo) y algunos kilómetros en la carretera obviamente, pero han sido vacaciones de no madrugar, salir, descansar, familia, amigos, abrazos e ilusiones. Hacía mucho tiempo que no pasaba unas vacaciones navideñas tan completas y bonitas.

5. Empezar el año comiendo fabes.

Sé que esto es difícil de entender si no eres asturiano. Pero para mí ya se ha convertido en una costumbre comenzar el año comiendo una estupendísima fabada. Llevamos varios años cerrando el año e iniciando el nuevo en casa de mi amiga Molli, y el menú del día 1 es de lo más especial: fabada asturiana al estilo tradicional. Sé que no es un menú muy apropiado si has salido de fiesta la noche anterior, pero como no es el caso, nos lo pasamos fenomenal. Son una cena y una comida estupendas, con un montón de gente, nada de protocolos y muchas risas y cariño.

6. Un paseo por Oviedo.

Mi primer intento frustrado de ir una noche a ver Star Wars terminó en un precioso paseo una noche por Oviedo, la ciudad donde nací y crecí, y que es especialmente bonita con las luces de Navidad. Hacía muchos años que no dedicaba una o dos horas a pasear sin rumbo por ella, y en una estupenda noche de invierno con viento del sur lo hice. Me perdí por sus rincones más bellos y volví de regreso a mi infancia por un ratito.


7. Y si te toca llorar, es mejor frente al mar.

Me gusta el mar y soy de tierra de mar, pero como crecí tierra adentro (Oviedo está a 30 kms del mar), no es un elemento que eche demasiado de menos. Sin embargo, después de unos cuantos meses, echas de menos ese azul infinito, así que aprovechando que estábamos en Oviedo, nos acercamos a Candás y Luanco a ver un ratito el mar. Fue una mañana de sol, frío y viento, en la que fuimos además con mi padre y nos gustó mucho pasear frente al mar.

8. Una tarde de cine viendo Star Wars.

Hice un intento en Oviedo y no pudo ser por tema de horarios, pero el 5 de enero me escapé a ver Star Wars. Yo solita, con muchas ganas y sin necesidad de palomitas. Y me lo pasé fenomenal.

9. El día de Reyes.

Las fiestas de árbol (Nochebuena y Reyes) yo tengo claro que las paso en mi casa. Me encanta hacer de ayudante de Papá Noel y de paje de los Reyes y la tremenda ilusión que se respira. Eso sí, los Reyes Magos tuvieron la brillante idea de traerle a Henar un libro de manualidades de animales de la sabana y nos tiramos tres días pintando. Pero esos ratos familiares, de casita e ilusión, son estupendos.

10. Mucho tiempo con Henar (y Athos).

Es cierto que sobrevivir a unas navidades con niños (y aquí me sale el ramalazo de malamadre total) es agotador. Y que a veces te dan ganas de emigrar al polo norte, donde no te encuentren. Pero también es cierto que unas Navidades así son mágicas. Y estas navidades, de sencillas e intensas, han logrado ser absolutamente mágicas y encantadoras. Hemos sobrevivido a ellas (con nuestros más y nuestros menos) y han tenido momentos para el recuerdo. Yo, desde luego, no necesito pedir más.




¡Buen lunes! 

Mis momentos de noviembre.
Mis momentos de octubre.


Comentarios

Entradas populares de este blog

TRUCOS DE AHORRO 14: PAGA MENSUAL DE OCIO

Hoy vengo hablaros de un truco para ahorrar totalmente efectivo y que veo que se está poniendo de moda últimamente. Ya había leído sobre él pero me ha sorprendido que, en los últimos meses, tres personas cercanas me han dicho que lo utilizan, así que me he propuesto utilizarlo yo también y ver qué ocurre.
Se trata de la paga de toda la vida. Creo que la mayoría de nosotros tuvimos paga cuando éramos niños o adolescentes. Podía ser semanal o mensual pero al final era lo mismo, tenías una cantidad determinada de dinero y cuando se acababa, no había más. Aprendías por tanto a administrarte, a pensar en qué ibas a invertir ese dinero, para qué tenías dinero suficiente y para qué no, y en definitiva aprendías a ahorrar.
Sin embargo, cuando fuimos ya mayores y empezamos a tener cuentas corrientes, tarjetas de crédito etc. el concepto de paga ya no tenía sentido. Pero quizá ahora vuelva a tenerlo. A todos nos cuesta ahorrar todos los meses, incluso si tienes hábito y capacidad de ahorro, …

FLORENCIA CON NIÑOS: OTRA VISIÓN DE UNA CIUDAD MARAVILLOSA

En la semana del puente del 1 de mayo, en lugar de puente hicimos acueducto y nos fuimos a recorrer una parte de Italia en familia. Estuvimos en diversas ciudades italianas, ya que además del avión, nos alquilamos un coche que nos permitió visitar muchas localidades que de otro modo nos hubiese sido imposible. Pero hoy quiero hablaros de mi ciudad italiana favorita: Florencia; y además de una visión de Florencia con niños.
Un viaje con niños puede ser diferente al viaje que haríamos sin ellos, pero no debe de ser menos especial, sino simplemente diferente. Os diré que el viaje a Italia fue maravilloso, pero también fue una auténtica paliza y que Henar anduvo muchísimo y se portó como una jabata. Aún así, como os contaba el verano pasado en el post viajar con niños: aprendizajes de verano, simplemente hay que intentar readaptar el viaje al ritmo de los niños, pero sin hacer excesivas renuncias.
Florencia, además de ser un lugar apasionante (estoy enamorada de esta ciudad desde mi ad…

EL SIGNIFICADO DE LAS ITACAS

LA HISTORIA DE ULISES
Personalmente, he de confesar que siempre he sentido fascinación por la historia de Ulises y de su patria, Ítaca. Esa historia fantástica, llena de aventuras y de peligros que Homero retrató de forma tan fiel en "La Odisea". Ulises, rey de Ítaca. Cuando se produce la Guerra de Troya a consecuencia del rapto de la bella Helena, el rey Agamenón convence a Ulises para que vaya a la guerra. Una vez producida la caída de la mítica Troya con la historia del famoso caballo, Ulises comienza el periplo que habrá de llevarle de vuelta a las playas de Ítaca. Lo que él no sabe entonces es que tardará en arribar a Ítaca más de veinte años, en los cuales habrá de recorrer las aguas de medio Mediterráneo y vivir todo tipo de aventuras, buenas y malas, conocer nuevos territorios, nuevas gentes, la ira de los dioses y la obsesión por él de alguna diosa, incluso el canto de las sirenas que hace que los hombre enloquezcan.
Pero Ulises finalmente regresará a Ítaca, tras un…

VIAJES CON NIÑOS: PORTUGAL DOS PEQUENITOS EN COIMBRA

Esta Semana Santa hemos disfrutado de unos días increíbles en Portugal. Es cierto que nuestra visita a Oporto fue pasada por agua, pero luego el tiempo cambió y pudimos disfrutar muchísimo de algunos bellos rincones del país vecino. Aún así, en Oporto también lo pasamos fenomenal, más adelante prometo un post específico sobre cosas que hacer en Oporto con niños. Pero de momento, hoy quiero hablaros de un plan conmnilos imprescindible, la visita a Portugal dos pequeñitos en Coimbra. 
Para quien no lo conozca, Portugal dos pequenitos, como su propio nombre indica, es un parque para los más pequeños. Se encuentra en la ciudad de Coimbra, al otro lado del río y lleva allí desde 1940. Os contaré que tenía muchas ganas de llevar a mi hija a este lugar porque yo misma lo visité cuando era una niña. 
Es un parque al aire libre, por lo que merece la pena visitarlo sin lluvia. Nosotros tuvimos suerte porque un día antes había estado diluviando pero aquella tarde lució el sol y pudimos disfruta…

TRUCOS DE AHORRO 13: VIVIR POR ENCIMA DE LAS POSIBILIDADES

Hace unas semanas quedé con mi amigo Manu y salió el tema vivir por encima de tus posibilidades. Conozco mucha gente concienciada con el ahorro y con unas finanzas personales saneadas, pero también muchas otras personas que se pasan la vida entera renqueando para llegar a fin de mes porque la realidad es que llevan un estilo de vida superior al que sus posibilidades económicas les permiten. Por ello, me pareció que esta temática vendría fenomenal para el número 13 de la serie de Trucos de Ahorro.
¿Qué es vivir por encima de mis posibilidades? Gastar más de lo que ingreso. Parece fácil pero está claro que no lo es del todo. Por ello, quiero profundizar un poco más allá en rasgos habituales de este comportamiento.
1- No ahorro nada o casi nada. Los porcentajes de españoles que no cuentan con ningún tipo de ahorro, ni tan siquiera para emergencias, son atroces. No quiero ni mirar el dato pero era cercano a uno de cada tres personas.
2- Sin nómina no podría vivir más allá de seis meses