Ir al contenido principal

EL CIELO QUE ME TIENES PROMETIDO

Vuelve el curso escolar y la rutina, pero también tiene sus cosas positivas, como la vuelta al teatro. En este verano he ido a ver un infantil (Blancanieves y los siete enanitos), una obra de adultos en julio (Ayuda) y otra en agosto (Trabajos de amor perdido), pero obviamente han sido dos meses de sequía teatral. Cierto que nos hemos dedicado a viajar, descansar, pararnos en esos instantes de absoluta felicidad frente al azul del Cantábrico… Pero también que echaba de menos esa sensación única de sentarte en el patio de butacas y esperar a que empiece la función.

Pero ya aviso que este otoño viene cargadito: tengo unas cuantas entradas ya compradas con fechas marcadas en mi calendario teatral (la próxima Incendios, en La Abadía, me muero de ganas por ver a Núria Espert) y acabo de estrenar temporada en el María Guerrero con El cielo que me tienes prometido, obra de la que hoy vengo a hablaros.

Hacía tiempo que no iba al María Guerrero, y me resulta raro, porque el Centro Dramático Nacional suele tener siempre obras que me llaman y suelo pasar por sus teatros con asiduidad. Pero si bien la temporada pasada fui al Valle Inclán, curiosamente no fui al María Guerrero, por lo que hacía fácilmente un año y medio que no pasaba por este teatro madrileño con tanto encanto y especialmente por el patio de butacas de su sala principal, absolutamente mágico. Siempre es una alegría volver al María Guerrero, que además lleva el nombre de una de las mejores actrices teatrales que ha dado este país.

Pero no me enrollo más en estos aspectos. Tenía muchas ganas de ver El cielo que me tienes prometido por muchas razones.

Me llamaba la atención el texto y la dirección de Ana Diosdado, que aunque estrenó esta obra hace año y medio, desgraciadamente murió hace casi un año, pero el elenco, capitaneado por María José Goyanes, ha seguido adelante con la obra.

También me interesaba el encuentro entre dos grandes mujeres de la historia: Teresa de Jesús y Ana Mendoza de la Cerda, más conocida como La Princesa de Éboli.

El elenco de actrices conformaba la tercera razón: la gran María José Goyanes, que creo que no se deja ver mucho sobre las tablas pero que siempre es un placer verla (yo la vi la última vez, si mi memoria no falla, hace ya demasiados años en el Teatro Galileo, en una de esas obras que llegaban hondo: Dile a mi hija que me fui de viaje), Irene Arcos y Elisa Mouliaá.

No necesitaba más para situarla la primera en mi calendario de vuelta al cole teatral. Y como ya habréis adivinado, no me defraudó en absoluto. 


La historia que reproduce es el encuentro, que se produjo realmente, entre Teresa de Jesús y la Princesa de Éboli, dos símbolos de su tiempo y dos mujeres con una visión de la vida absolutamente antagónica. Mientras Teresa llevó al extremo el sacrificio en la vida terrenal, la vida abnegada con escasez de todo, pasando hambre, frío, penurias etc., la Princesa de Éboli, devastada por la muerte de su esposo, ha vivido siempre de manera ampulosa, rodeada de muchas cosas bellas y cree que esta vida ya tiene suficientes sinsabores para añadirle más. La Princesa de Éboli se recluyó en el convento de Las Carmelitas de Pastrana tras la muerte de su esposo, destrozada por el dolor, pero no estuvo dispuesta a vivir bajo las estrictas órdenes de la congregación dictadas por Teresa. El duelo entre las dos mujeres, histórico e interpretativo en este caso, está servido.  

Entre medias se cuela la figura de Mariana, una joven sirviente de la princesa cuya vocación no es profesar como novicia, sino casarse con el preceptor de los hijos de la propia princesa. Su carácter jovial, alegre, dicharachero, marcará un magnífico contrapunto entre las dos personalidades de Teresa de Jesús y la Princesa de Éboli. 

El texto es realmente bueno, me gustó especialmente la escenografía, que de manera sencilla te transporta al convento carmelita de Pastrana. Sin duda se nota bien la mano de Ana Diosdado tras el texto y la dirección. Pero las tres actrices, absolutamente brillantes cada una en su papel, hacen que esta obra sea realmente magnífica. El duelo interpretativo entre María José Goyanes e Irene Arcos, como Teresa de Jesús y Ana Mendoza, la Princesa de Éboli, está servido. Con el estupendo contrapunto de Elisa Mouliáa en el papel de Mariana. Las tres brillantes, las tres defendiendo personalidades diferentes, que se sostienen maravillosamente por sí mismas en cada interpretación, pero que ganan mucho más en conjunto. 

Con un final fantástico, en el que las posiciones enfrentadas terminan teniendo un punto de conexión, aunque a veces parezca imposible. 

Magnífica obra y estupendo homenaje a la figura de Ana Diosdado, tristemente desaparecida. 

Comentarios

  1. Leo tus post teatrales con cierta envidia, siempre te lo he dicho, pero este año me he propuesto moverme un poco más de Estepona para tener acceso a ciertas actividades culturales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esther, me siento muy afortunada por poder disfrutar de la oferta cultural madrileña. Hazte un viajecito hasta aquí pronto!

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)

Entradas populares de este blog

TRUCOS DE AHORRO 14: PAGA MENSUAL DE OCIO

Hoy vengo hablaros de un truco para ahorrar totalmente efectivo y que veo que se está poniendo de moda últimamente. Ya había leído sobre él pero me ha sorprendido que, en los últimos meses, tres personas cercanas me han dicho que lo utilizan, así que me he propuesto utilizarlo yo también y ver qué ocurre.
Se trata de la paga de toda la vida. Creo que la mayoría de nosotros tuvimos paga cuando éramos niños o adolescentes. Podía ser semanal o mensual pero al final era lo mismo, tenías una cantidad determinada de dinero y cuando se acababa, no había más. Aprendías por tanto a administrarte, a pensar en qué ibas a invertir ese dinero, para qué tenías dinero suficiente y para qué no, y en definitiva aprendías a ahorrar.
Sin embargo, cuando fuimos ya mayores y empezamos a tener cuentas corrientes, tarjetas de crédito etc. el concepto de paga ya no tenía sentido. Pero quizá ahora vuelva a tenerlo. A todos nos cuesta ahorrar todos los meses, incluso si tienes hábito y capacidad de ahorro, …

FLORENCIA CON NIÑOS: OTRA VISIÓN DE UNA CIUDAD MARAVILLOSA

En la semana del puente del 1 de mayo, en lugar de puente hicimos acueducto y nos fuimos a recorrer una parte de Italia en familia. Estuvimos en diversas ciudades italianas, ya que además del avión, nos alquilamos un coche que nos permitió visitar muchas localidades que de otro modo nos hubiese sido imposible. Pero hoy quiero hablaros de mi ciudad italiana favorita: Florencia; y además de una visión de Florencia con niños.
Un viaje con niños puede ser diferente al viaje que haríamos sin ellos, pero no debe de ser menos especial, sino simplemente diferente. Os diré que el viaje a Italia fue maravilloso, pero también fue una auténtica paliza y que Henar anduvo muchísimo y se portó como una jabata. Aún así, como os contaba el verano pasado en el post viajar con niños: aprendizajes de verano, simplemente hay que intentar readaptar el viaje al ritmo de los niños, pero sin hacer excesivas renuncias.
Florencia, además de ser un lugar apasionante (estoy enamorada de esta ciudad desde mi ad…

EL SIGNIFICADO DE LAS ITACAS

LA HISTORIA DE ULISES
Personalmente, he de confesar que siempre he sentido fascinación por la historia de Ulises y de su patria, Ítaca. Esa historia fantástica, llena de aventuras y de peligros que Homero retrató de forma tan fiel en "La Odisea". Ulises, rey de Ítaca. Cuando se produce la Guerra de Troya a consecuencia del rapto de la bella Helena, el rey Agamenón convence a Ulises para que vaya a la guerra. Una vez producida la caída de la mítica Troya con la historia del famoso caballo, Ulises comienza el periplo que habrá de llevarle de vuelta a las playas de Ítaca. Lo que él no sabe entonces es que tardará en arribar a Ítaca más de veinte años, en los cuales habrá de recorrer las aguas de medio Mediterráneo y vivir todo tipo de aventuras, buenas y malas, conocer nuevos territorios, nuevas gentes, la ira de los dioses y la obsesión por él de alguna diosa, incluso el canto de las sirenas que hace que los hombre enloquezcan.
Pero Ulises finalmente regresará a Ítaca, tras un…

VIAJES CON NIÑOS: PORTUGAL DOS PEQUENITOS EN COIMBRA

Esta Semana Santa hemos disfrutado de unos días increíbles en Portugal. Es cierto que nuestra visita a Oporto fue pasada por agua, pero luego el tiempo cambió y pudimos disfrutar muchísimo de algunos bellos rincones del país vecino. Aún así, en Oporto también lo pasamos fenomenal, más adelante prometo un post específico sobre cosas que hacer en Oporto con niños. Pero de momento, hoy quiero hablaros de un plan conmnilos imprescindible, la visita a Portugal dos pequeñitos en Coimbra. 
Para quien no lo conozca, Portugal dos pequenitos, como su propio nombre indica, es un parque para los más pequeños. Se encuentra en la ciudad de Coimbra, al otro lado del río y lleva allí desde 1940. Os contaré que tenía muchas ganas de llevar a mi hija a este lugar porque yo misma lo visité cuando era una niña. 
Es un parque al aire libre, por lo que merece la pena visitarlo sin lluvia. Nosotros tuvimos suerte porque un día antes había estado diluviando pero aquella tarde lució el sol y pudimos disfruta…

TRUCOS DE AHORRO 13: VIVIR POR ENCIMA DE LAS POSIBILIDADES

Hace unas semanas quedé con mi amigo Manu y salió el tema vivir por encima de tus posibilidades. Conozco mucha gente concienciada con el ahorro y con unas finanzas personales saneadas, pero también muchas otras personas que se pasan la vida entera renqueando para llegar a fin de mes porque la realidad es que llevan un estilo de vida superior al que sus posibilidades económicas les permiten. Por ello, me pareció que esta temática vendría fenomenal para el número 13 de la serie de Trucos de Ahorro.
¿Qué es vivir por encima de mis posibilidades? Gastar más de lo que ingreso. Parece fácil pero está claro que no lo es del todo. Por ello, quiero profundizar un poco más allá en rasgos habituales de este comportamiento.
1- No ahorro nada o casi nada. Los porcentajes de españoles que no cuentan con ningún tipo de ahorro, ni tan siquiera para emergencias, son atroces. No quiero ni mirar el dato pero era cercano a uno de cada tres personas.
2- Sin nómina no podría vivir más allá de seis meses