Ir al contenido principal

EL JUEGO Y LOS NIÑOS (PARTE I): BENEFICIOS

Tengo ganas desde hace tiempo de escribir este post, y aunque estoy segura de que va a ser un post muy personal y que me va a llevar su tiempo y reflexiones, me adentro en la aventura de manera muy consciente.

Para ello, nada mejor que tomar prestados algunos versos del gran Joan Manuel Serrat y aquella canción que decía…

A menudo los hijos se nos parecen, así nos dan la primera satisfacción. Esos que se menean con nuestros gestos echando mano a cuanto hay a su alrededor. (…)
Cargan con nuestros dioses y nuestro idioma, nuestros rencores y nuestro porvenir. Por eso nos parece que son de goma y que les bastan nuestros cuentos para dormir.
Nos empeñamos en dirigir sus vidas, sin saber el oficio y sin vocación. Les vamos transmitiendo nuestras frustraciones con la leche templada y en cada canción.

Cuando uno lee estas palabras con ojos de madre o padre, pero también con ojos de hijo o hija, se le estremece el alma. Qué difícil es ser tan sincero con uno mismo y plasmarlo en unos pocos versos, porque, efectivamente, ser padre pasa también por eso, por imponer a nuestros hijos tantas cosas: nuestros dioses (o la ausencia de ellos), nuestro idioma, nuestros rencores, nuestra manera de ver la vida, imponiéndoles a ellos el camino y la forma de afrontar la suya, al menos durante sus primeros años de vida.

El tema es que en eso se supone que reside el oficio de ser padre, un oficio para el que no hay manuales ni normas (por mucho que leas, cada día te enfrentarás a cosas que no tenías previstas), en el que ponemos demasiado de lo que somos y creemos que es lo mejor para ellos, aunque probablemente no lo sea. En mi caso, a mí me gusta el teatro, la pintura, leer, el mundo de las letras y las artes en general. Obviamente eso es lo que traslado a mi hija, y quizá me esté dejando cosas demasiado importantes en el camino de su aprendizaje, orientándola a un mundo que quizá no tiene por qué ser el suyo.

Lo mismo ocurre con los horarios. Dirigimos sus días, sus fines de semana, sus meses, sus clases, sus actividades, incluso el tiempo de ocio. Y a veces un niño no quiere ir al parque cada tarde (a Henar le pasa) o en el momento en que toca baño, dormir o hacer cualquier otra actividad programada, lo que el niño o la niña quiere es simplemente jugar, y jugar, y jugar… Y nosotros nos desesperamos porque eso no está en nuestra lista, o no a esa hora, o no tenemos tiempo, o estamos cansados… Sin duda no es fácil ser padre o madre en estos tiempos que corren pero tampoco en fácil ser niño o niña, sobre todo si no les dejamos serlo.


Los niños quieren jugar

Un niño o una niña quiere jugar y debe hacerlo, está en su naturaleza y si no juega ahora, ¿cuándo queremos que lo haga? Éste es su tiempo de infancia, en el que jugar y despreocuparse del mundo, para eso estamos nosotros, para preocuparnos (en ocasiones demasiado, por cierto). Pero es que además el juego tiene muchísimos beneficios para los niños. Por ejemplo, los siguiente:



1. Les divierte y les hace felices

Un niño cuando juega está en su salsa, se lo está pasando bien, disfrutando de su infancia y descubriendo ese mundo enorme que hay fuera y que obviamente quiere descubrir. Es una gran aventura (la del mundo exterior) que se construye con muchas pequeñas (o grandes) aventuras en forma de juego.


2. Instrumento indispensable para el aprendizaje. 

Jugar es divertido pero además permite aprender muchas cosas y no hay nada mejor que el juego para ello. No sólo hablamos de conocimientos sino de desarrollar otras habilidades: el ingenio, la motivación, la socialización, la resolución de problemas, la creatividad, la psicomotricidad, la autoestima, la compenetración, el equipo, la amistad y otros muchos valores.


3. Potencia la creatividad. 

En este punto quiero añadir mi propia reflexión, ya que quizá nuestros hijos tienen demasiadas cosas (juguetes, juegos…) y a veces les falta echarle más imaginación a la vida. Pero está claro que inventarse juegos agudiza el ingenio y potencia la creatividad. Yo recuerdo perfectamente hacer un tren en casa de mi abuela con tres sillas en fila y subir a todos los muñecos que andaban por ahí. Pero ése es un ejemplo tonto de miles. Cuando los niños salen fuera, se relacionan y juegan se las apañan para convertir cualquier cosa en un fascinante mundo en el que nada es lo que pueda parecer a los ojos de un adulto. La creatividad está on fire en esos momentos.


4. Socialización, interactuación con terceros que fomenta empatía y aceptación de la diversidad.  

Los niños socializan jugando, se relacionan con otros niños que son diferentes a ellos y así van desarrollando aspectos tan importantes como la empatía, la amistad y la aceptación de los demás, que normalmente son diferentes a como somos cada uno de nosotros. Todo ello conlleva un crecimiento emocional que si logramos afianzarlo desde el juego cuando somos niños es algo importantísimo para el resto de nuestras vidas.


5. Libertad, participación y motivación. El juego se basa en estos tres aspectos fundamentales, me refiero al juego libre, imaginativo (no a un juego de mesa con unas reglas concretas). No hay más que observar a los niños, son libres, participan entre ellos y están motivados jugando, descubriendo y creando nuevos mundos a través del juego.

6. La comunicación a través del juego. La comunicación es una herramienta clave en la vida y se nota mucho cuando alguien ha estado acostumbrado desde niño a comunicarse y enfrentarse a diversas situaciones con otros. A través del juego también los niños aprenden a comunicarse, a entenderse y también a resolver sus propios conflictos.

7. Beneficios físicos. Está claro que además jugar, saltar, correr y todas las demás actividades asociadas al juego tiene unos evidentes beneficios físicos en el niño. Mucho mejor que estar sentados en un sofá sin moverse atados a la pantalla de la tablet.


Juega con tus hijos

En todo este post he estado hablando más bien del juego libre de los niños en el parque o al aire libre y con otros niños. Pero padres y madres tenemos el deber inexcusable de jugar con nuestros hijos y es un deber que frecuentemente olvidamos (entono el mea culpa). Es fácil estar cansados, es más, es algo natural. Nos levantamos pronto, nos acostamos tarde, trabajamos, nos pasamos la vida corriendo y cuando estamos con nuestros hijos solemos estar tan cansados que si se entretienen ellos solitos lo agradecemos infinitamente y nos dedicamos a evadirnos, a descansar, a pensar en las musarañas…

Está genial y además es muy necesario que los niños jueguen con otros niños e incluso que también jueguen ellos solos, que aprendan a entretenerse, pero también nos necesitan y debemos formar parte de su juego en muchas ocasiones. Hay muchos momentos en que los niños están solos, aburridos o simplemente no se les ocurre con qué jugar. Comenzar una aventura con ellos es alucinante, no sólo para ellos, también para nosotros. Podemos extender el juego a multitud de situaciones: una gymkhana (en casa o fuera) resolviendo misterios mediante pistas, preparar juntos un picnic y vivir una aventura en la cocina y en el parque, inventar y contar historias, crear una tienda de campaña con unas sábanas y tres sillas o tirarnos por el suelo a pintar, abrazarnos y reír, construir nuestros propios juguetes con cartón u otros elementos reciclados o volar aviones de papel desde la terraza, disfrazarnos y meternos en la piel de personajes de cuento… podemos encontrar miles de cosas que hacer con nuestros hijos, algunas de ellas absolutamente tontas y facilísimas al mismo tiempo.

Ellos agradecerán infinitamente que estemos con ellos, que bajemos de nuestra altura, nuestra agenda, nuestras prisas y nuestro cansancio sempiterno y nos pongamos a jugar, que es lo que ellos quieren. Esto va muy en la línea de lo que os conté sobre estar cuando hay que estar. No se trata de estar tiempo de calidad, sino de estar todo el tiempo que podamos estar y que cuando estemos, lo hagamos de verdad. Es cierto que no es fácil, que de verdad solemos estar muy cansados, pero también que la infancia de nuestros hijos vuela entre nuestros dedos, por lo que de verdad merece la pena el esfuerzo. Puestos a quitar cosas de nuestras enormes listas, quizá lo mejor sería quitar otras cosas que aunque nos parezcan más importantes, si lo pensamos detenidamente, no lo son.


Y hasta aquí la reflexión sobre el juego y los niños. La acabo de titular como “Parte I” porque, en realidad, cuando empecé este post, mi idea era un poco diferente. Inicialmente quería enfocarla por el juego pero orientarla hacia talleres en los que aprender jugando. Sin embargo, luego me ha parecido interesante hablar de los beneficios del juego, así que lo de los talleres, lo dejo para la Parte II, próximamente… 

Quizá te interese:

Planes con niños: desarrollando la creatividad

El juego y los niños (Parte II): talleres multidisciplinares

Comentarios

  1. El juego es innato en los niños, desde que nacen juegan. Empiezan jugando con sus manos (cuando las descubren), luego con los objetos que les damos... Y qué cosas: todos los niños juegan a lo mismo sean de donde sean. Muy buen post.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste, estoy escribiendo una segunda parte, Leira, a ver si también te parece interesante. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Momentos de auténtico placer, para ellos y para nosotros. Momentos para jugar, para conocernos, para estar juntos, para disfrutar de cada segundo... Que luego crecen muy rápido.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Sí, qué rápido crecen, Margari... :(

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)

Entradas populares de este blog

TRUCOS DE AHORRO 14: PAGA MENSUAL DE OCIO

Hoy vengo hablaros de un truco para ahorrar totalmente efectivo y que veo que se está poniendo de moda últimamente. Ya había leído sobre él pero me ha sorprendido que, en los últimos meses, tres personas cercanas me han dicho que lo utilizan, así que me he propuesto utilizarlo yo también y ver qué ocurre.
Se trata de la paga de toda la vida. Creo que la mayoría de nosotros tuvimos paga cuando éramos niños o adolescentes. Podía ser semanal o mensual pero al final era lo mismo, tenías una cantidad determinada de dinero y cuando se acababa, no había más. Aprendías por tanto a administrarte, a pensar en qué ibas a invertir ese dinero, para qué tenías dinero suficiente y para qué no, y en definitiva aprendías a ahorrar.
Sin embargo, cuando fuimos ya mayores y empezamos a tener cuentas corrientes, tarjetas de crédito etc. el concepto de paga ya no tenía sentido. Pero quizá ahora vuelva a tenerlo. A todos nos cuesta ahorrar todos los meses, incluso si tienes hábito y capacidad de ahorro, …

EL SIGNIFICADO DE LAS ITACAS

LA HISTORIA DE ULISES
Personalmente, he de confesar que siempre he sentido fascinación por la historia de Ulises y de su patria, Ítaca. Esa historia fantástica, llena de aventuras y de peligros que Homero retrató de forma tan fiel en "La Odisea". Ulises, rey de Ítaca. Cuando se produce la Guerra de Troya a consecuencia del rapto de la bella Helena, el rey Agamenón convence a Ulises para que vaya a la guerra. Una vez producida la caída de la mítica Troya con la historia del famoso caballo, Ulises comienza el periplo que habrá de llevarle de vuelta a las playas de Ítaca. Lo que él no sabe entonces es que tardará en arribar a Ítaca más de veinte años, en los cuales habrá de recorrer las aguas de medio Mediterráneo y vivir todo tipo de aventuras, buenas y malas, conocer nuevos territorios, nuevas gentes, la ira de los dioses y la obsesión por él de alguna diosa, incluso el canto de las sirenas que hace que los hombre enloquezcan.
Pero Ulises finalmente regresará a Ítaca, tras un…

VIAJES CON NIÑOS: PORTUGAL DOS PEQUENITOS EN COIMBRA

Esta Semana Santa hemos disfrutado de unos días increíbles en Portugal. Es cierto que nuestra visita a Oporto fue pasada por agua, pero luego el tiempo cambió y pudimos disfrutar muchísimo de algunos bellos rincones del país vecino. Aún así, en Oporto también lo pasamos fenomenal, más adelante prometo un post específico sobre cosas que hacer en Oporto con niños. Pero de momento, hoy quiero hablaros de un plan conmnilos imprescindible, la visita a Portugal dos pequeñitos en Coimbra. 
Para quien no lo conozca, Portugal dos pequenitos, como su propio nombre indica, es un parque para los más pequeños. Se encuentra en la ciudad de Coimbra, al otro lado del río y lleva allí desde 1940. Os contaré que tenía muchas ganas de llevar a mi hija a este lugar porque yo misma lo visité cuando era una niña. 
Es un parque al aire libre, por lo que merece la pena visitarlo sin lluvia. Nosotros tuvimos suerte porque un día antes había estado diluviando pero aquella tarde lució el sol y pudimos disfruta…

TRUCOS DE AHORRO 13: VIVIR POR ENCIMA DE LAS POSIBILIDADES

Hace unas semanas quedé con mi amigo Manu y salió el tema vivir por encima de tus posibilidades. Conozco mucha gente concienciada con el ahorro y con unas finanzas personales saneadas, pero también muchas otras personas que se pasan la vida entera renqueando para llegar a fin de mes porque la realidad es que llevan un estilo de vida superior al que sus posibilidades económicas les permiten. Por ello, me pareció que esta temática vendría fenomenal para el número 13 de la serie de Trucos de Ahorro.
¿Qué es vivir por encima de mis posibilidades? Gastar más de lo que ingreso. Parece fácil pero está claro que no lo es del todo. Por ello, quiero profundizar un poco más allá en rasgos habituales de este comportamiento.
1- No ahorro nada o casi nada. Los porcentajes de españoles que no cuentan con ningún tipo de ahorro, ni tan siquiera para emergencias, son atroces. No quiero ni mirar el dato pero era cercano a uno de cada tres personas.
2- Sin nómina no podría vivir más allá de seis meses

VIERNES VITALES 82: CENTRA TU ATENCIÓN EN LO IMPORTANTE

Estoy avanzando bastante en mis prácticas de coaching. Desde que acabé el curso, tengo sesiones con diferentes personas que me brindan la oportunidad de acompañarles en su proceso de cambio. Eso, además de ser un auténtico regalo, me permite también aprender y avanzar personalmente.
Además, el otro día vi una foto en Instagram de uno de los famosos post-its de Patricia Ramírez y que, con su permiso, quisiera compartir con vosotros. Si aún no conocéis a la psicóloga Patricia Ramírez Loeffler, estáis tardando. Yo la sigo desde hace años y de hecho os reseñé en este blog uno de los últimos libros suyos que leí: Cuenta contigo, que me encantó. 


Lo cierto es que sigo a Patricia Ramírez desde hace años, en concreto desde que la descubrí en una ponencia de un congreso de Mentes Brillantes. Pero además la sigo en Instagram, donde sus fotos contagian alegría de vivir. Y no sólo fotos, sino que en esta red comparte con nosotros sus ya famosos post-it, en los que nos brinda muchos buenos consej…