CIRCO PRICE EN NAVIDAD 2017: LOS VIAJES DE MARCO Y PILI

Si alguien me preguntase sobre una tradición navideña en mi casa, le contestaría que La Navidad del Circo Price. Reconozco que es de reciente adquisición, de apenas siete u ocho años atrás, pero precisamente por eso, por ser una tradición que he adquirido yo en mi edad adulta, en mi propia casa y con mi propia familia, es aún más importante. 

Después de estos años, para todos nosotros (los habitantes humanos de mi casa), acudir al Circo Price en Navidad es algo imprescindible. Si buscáis por Circo Price en mi blog, encontraréis varios posts sobre momentos muy especiales vividos en este lugar (lo tenéis enlazado en azul si alguien siente curiosidad). Pero yo diría que precisamente sus espectáculos navideños son, para mí, los mejores de todos. El año pasado incluso Henar y yo lo vimos dos veces: uno precisamente en la semana del puente de la Constitución y de nuevo el día de Nochebuena con toda la familia, incluidos los abus. Este año no iremos al de Nochebuena pero ya hemos ido en el puente a disfrutar del nuevo espectáculo de Navidad en el Price: Los Viajes de Marco y Pili

Navidad Circo Price

Una vez más el espectáculo navideño de este año aúna números sorprendentes de ejercicios circenses, desde trapecistas a tragafuegos, pasando por otros números diferentes que nos sorprenderán y nos harán pasar dos horas muy intensas. En este sentido, el espectáculo sigue siendo, como cada año, muy recomendable. Sin embargo, a mi este año me ha gustado un poquito menos ya que la trama del mismo no es navideña, sino que se hilar a través del mítico viaje de Marco Polo, que le llevó desde La Laguna de Venecia al gran palacio imperial chino. La estética es bonita y sorprendente, pero no es nada navideña, y para mí es algo importante que en esta ocasión he echado mucho de menos. Por ello, creo que es una tradición navideña a mantener, ir al Circo Price en Navidad y volver a sentirte como un niño o niña por unas horas, pero me encantaría que en esta ocasión la trama y la estética hubiesen sido navideñas, porque creo que es lo que pide esta época del año.

Nuestro número favorito fue el de las sirenas que colgadas del techo dibujaban acrobacias magníficas. La foto no les hace justicia porque el espectáculo era infinitamente más bonito, pero lo comparto con vosotros.


Tenéis aún mucho tiempo para disfrutar del espectáculo, ya que hay funciones hasta el día después de Reyes, casi un mes por delante para ponerle fecha. En algunos días incluso tienen varias representaciones, así que tenéis buenas oportunidades para verlo. Volver al Circo Price en Navidad siempre es algo muy especial, aunque en esta ocasión nos transporten al lejano Oriente.  


Además, este año en Madrid hay otra gran propuesta circense con un espectáculo nuevo, el Circo Mágico. Quizá nos animamos a ir, pero ya de cara a las fechas de más entrada la Navidad. Os lo contaré si finalmente nos animamos.

¿Te ha gustado? Sígueme en Facebook

Comentarios

  1. Una tradición bien bonita! Y cuántos años sin ir al circo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien merece la pena volver y recuperar las viejas tradiciones

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? Déjanos unas palabras ;)