MADRID CON NIÑOS 40: NAVIDAD EN LA WARNER

El Parque Warner, del que curiosamente creo que nunca he hablado aquí en el blog, es uno de los lugares a los que Henar y yo solemos ir de manera habitual. Desde que tenemos el pase anual nos resulta sencillo y nos sale a cuenta económicamente. Es un lugar donde niños y no tan niños pasamos días estupendos

Pero lo que nunca habiamos hecho hasta ahora era ir en Navidad. Yo ya sabía que era un planazo pero quizá el frío o las supuestas aglomeraciones de gente me echaban un poco para atrás. Sin embargo, este año me propuse que sería una idea estupenda pasar un día allí con mi hija y disfrutar se la magia de la Navidad. Para mí, estos días navideños con mi hija son días llenos de magia y hacer cosas diferentes y con ambiente navideño siempre es un plus. El Parque Warner se viste de gala para celebrar la Navidad, nos proponen un montón de actividades especiales y únicas en estas fechas y seguro que niños y no tan niños lo disfrutaremos muchísimo. 



Con vuestro permiso, voy a elaborar un listado de siete razones por las que creo que ir a la Warner es un plan estupendo para disfrutar de la Navidad y por las que deberíais ir. Este post lo escribo de manera totalmente personal y es con total sinceridad una recomendación personal. 

1. La magia de la Navidad en la Warner 

Ya decía que la Warner siempre es un buen plan para niños (y también para no tan niños) pero en Navidad todo consigue un punto aún más bonito y vistoso. Todos los personajes aparecen disfrazados y ataviados con sus mejores galas que estas fechas requieren. Siempre es guay sacarse una foto con Bugs Bunny pero aún tiene más magia si va vestido de Papá Noel. Además, el parque tiene eventos navideños específicos (de los que os hablaré más adelante) y los villancicos navideños nos acompañan por sus calles, sembrándolo todo de alegría navideña. Es inevitable ponerse a bailar por cualquier rincón y disfrutar de ese ambientillo único, incluso nosotros mismos vamos ataviados con toques navideños. Sin ir más lejos Henar y yo aprovechamos sendos gorros de Papá Noel para protegernos del frío y pasearnos por todo el parque, y no éramos los únicos precisamente... pero en esta época incluso dejas en casa la vergüenza y te lo pasas como un niño, por más años que tengas. 


2. Espectáculos navideños

En la programación navideña (que por cierto empieza en el puente de diciembre y llega hasta el día 7 de enero, así que es amplia) encontraréis varios espectáculos navideños, por tanto específicos de esta época y que no podréis encontrar en otra época del año. Para mí, es una razón adicional para disfrutar de estas fechas en la Warner. Los espectáculos consisten en un par de películas de temática navideña que podéis ver en el Teatro de la avenida principal. Nosotras no las vimos porque los horarios no nos encajaron y preferimos disfrutar de las atracciones, pero creo que es una opción a tener en cuenta, en concreto ponían Polar Express y una película sobre el Reno Rudolf. Pero para mí, lo que resulta imprescindible es el musical navideño. Es totalmente gratuito y entra dentro del precio de la entrada del parque y supone casi una hora de una obra de teatro musical muy divertida y muy bien hecha con temática navideña y que en estas fechas resulta mágica. El de este año se llama The Christmas Musical y se representa en el Teatro Hollywood. Es muy bonito estéticamente y muy divertido, Papá Noel y sus ayudantes lucharán porque la magia de la Navidad llegue a todos los niños del mundo. Además, estar una hora a resguardo también ayuda en los días fríos. 


3. Ver en persona a Papá Noel y los Reyes Magos 

Esto os aseguro que hace las delicias de los niños, la posibilidad de ver a Papá Noel y a los Reyes Magos. Nosotras fuimos el 24 de diciembre, día de Nochebuena, y en esa fecha era posible ver a los cuatro, aunque creo que Papá Noel era la última tarde que estaba y no sé desde cuando era posible ver a sus Majestades de Oriente, pero ese día esta en ahí los cuatro. Papá Noel tenía su recepción en su propia cabaña en la zona del Oeste y los Reyes estaban en la entrada en la avenida principal. A Papá Noel no lo vimos porque tenía bastante cola y mi hija prefirió aprovechar el tiempo en otras cosas, pero con Los Reyes Magos estuvo encantada y además tuvo la suerte de no encontrar apenas cola y disfrutar de un buen rato de charla con Gaspar, su Rey favorito. El año pasado habíamos ido a verlo al Parque de Atracciones el día 5 de enero, pero eso de que estén en la Warner todos estos días es un plan genial para que los niños disfruten de una buena charla con sus Majestades. 


4. La cabalgata navideña de cierre del día 

No sé si todos los días hay desfile de cierre de día porque, si os digo la verdad, nunca me había quedado al cierre del parque. De hecho, la razón principal de acudir el día 24 de diciembre fue precisamente porque el parque cerraba antes, a las 6 de la tarde, por lo que no resultaba descabellado quedarse hasta el cierre, ya que el desfile o la cabalgata se celebra media hora antes del cierre del parque. Es un desfile no muy largo pero en el que los niños podrán ver y disfrutar de sus personajes favoritos ataviados con prendas navideñas, así como de Papá Noel y los Reyes Magos. Insisto en que hablo del desfile del día 24, probablemente en los días previos sólo salga Papá Noel y en los días posteriores los Reyes, pero ese día salían los cuatro. Y por supuesto, todos los personajes de la Warner como Bugs y Lola Bunny, el Pato Lucas, Pony, el Gallo Claudio, el Coyote, Scooby Doo, Silvestre, Piolín etc. 


5. No hay tanta gente 

De hecho yo diría que ese día había menos gente que ningún otro día que yo hubiese ido al Parque. Es cierto que era el día de Nochebuena, no hay turistas y tampoco a la gente de Madrid le viene tan bien irse a la Warner precisamente ese día. Por eso estábamos allí cuatro amigos como quien dice y podíamos disfrutar de los espectáculos sin aglomeraciones, así como de la mayoría de las atracciones sin apenas colas. Para mí, a nivel de volumen de personas, fue el mejor día de todos los que he ido. Había atracciones a las que subimos sin cola u otras que pudimos repetir sin bajarnos porque no había nadie, vamos, un lujazo. 


6. Con tu décimo no premiado las entradas cuestan la mitad 

Es cierto que a mí no me aplica porque tengo el Pase Anual, pero el Parque Warner ha sacado una promoción muy interesante, ya que presentando un décimo no premiado en taquilla, consigues automáticamente un descuento del 50% para ti y para tres acompañantes. Es una gran oferta y una excelente oportunidad de disfrutar de un día de Navidad en la Warner, realmente merece la pena y es un ahorro considerable a tener muy en cuenta. 


7. Se acaba la temporada 

Si, el Parque Warner, a diferencia de otros como el de Atracciones, que creo que no cierra, termina la temporada el 7 de enero, justo después de Reyes. El Parque permanecerá cerrado durante casi dos meses. Según informan en la web, volverá a abrir ya en marzo, el primer fin de semana. Por eso, si piensas esperar un poco e ir más adelante, me temo que tienes que esperar dos meses más. Disfruta ahora de la magia de la Navidad, que además hay muchos otros espectáculos de los que nosotras vimos y sin duda pasar un día en la Warner en Navidad estoy segura de que es una opción excelente. 

Comentarios

  1. Qué puntazo lo del descuento con la lotería. Y gracias por la idea, la verdad es que nunca se me hubiera ocurrido ir en estas fechas pero quizá no sea tan mala idea después de todo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cómo será en otras fechas pero el día 24 me pareció un plan perfecto, porque además a las 18.30 yo ya estaba de vuelta en mi casa y me dio tiempo a preparar la cena. Había poca gente y nos hizo un día con poco frío, de 10!

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)