TRUCOS DE AHORRO 10: KAKEBO JAPONÉS

Vuelvo al blog después del pequeño impasse navideño con muchas ideas, y también muchas dudas, sobre las temáticas que me/nos deparará el 2018. Por cierto, feliz año, querido lector, si no nos hablábamos/leíamos desde el año pasado. 

Uno de los temas que suelo poner en práctica y del que me gusta hablar es del ahorro. He escrito ya varios posts sobre ahorro que incluyen algunos de mis trucos, pequeñas técnicas que he ido conociendo, he puesto en marcha o me han funcionado, así como reflexiones y pensamientos sobre ello. Así como quien no quiere la cosa ya llevo 10 posts de esta serie, así como otros temas relacionados. Y como me sigue interesando mucho el tema sigo leyendo y en esta ocasión querría compartir  con vosotros un método de ahorro que quizá ya conozcáis. 

Hoy quiero hablaros del Kakeibo o Kakebo, un método de finanzas japonés muy útil y que quizá te pueda interesar poner en práctica. En realidad, según he podido ver, se escribe Kakeibo pero se pronuncia Kakebo, lo podréis encontrar fácilmente por ambos términos.



¿Qué es el Kakebo?

El Kakebo es un método de control de finanzas muy popular en Japón y que ha  sido utilizado por varias generaciones con muy buenos resultados. Se trataba de un pequeño cuaderno en el que debemos apuntar de manera diaria todos los gastos que tenemos, su importe así como el tipo de gasto que es. El significado de Kakebo es " libro de cuentas para la economía domestica" y, mediante el registro de todos los gastos y el tipo de gasto que es cada uno de ellos, podremos tener una visión real de dónde va nuestro dinero.

Uno de los problemas más habituales entre las personas que no consiguen ahorrar es que ni siquiera son conscientes de cuánto gastan ni cómo. Al principio me costaba entenderlo, ya que soy bastante organizada en cuanto a mis finanzas personales se refiere, pero es algo habitual entre las personas que no consiguen ahorrar, aunque muchas veces sí quieren hacerlo y simplemente no saben cómo. El Kakebo puede ser una herramienta muy poco tecnológica, pero sin embargo es efectiva ya que te permite tener una visión global de tus gastos y por tanto tomar conciencia. Existen otras opciones más modernas y tecnológicas, como las años de finanzas personales, pero esta herramienta de una simple libreta que puedes hacer tú mismo también es efectiva. Puedes escoger la que más te encaje o ambas, pero creo que es importante saber en quė se va nuestro dinero.


Tipos de gastos 

Hay gastos ordinarios y extraordinarios, diarios o puntuales, recurrentes, necesarios o de capricho...

Tener claros cuales son nuestros gastos y cuales de ellos son prescindibles o no es el primer paso de nuestro ahorro.

1. Gastos básicos o de supervivencia. Aquí se incluyen gastos que casi siempre resultan imprescindibles: la casa (alquiler, hipoteca, gastos fijos...), transporte, alimentación, medicamentos etc.

2. Gastos de cultura. Cine, teatro, libros, exposiciones, actividades culturales varias...

3. Gastos de ocio. En algún lugar he visto ocio y vicio, se refiere a salidas, copas, cañas, cenas etc. Incluso otros vicios como tabaco.

4. Extras. Aquí incluye desde gastos extraordinarios (se rompe la lavadora, tienes que pagar una multa o hacer frente a cualquier gasto imprevisto) como gastos no ordinarios, por ejemplo viajes y vacaciones.


Método Kakebo 

Podréis ver varios ejemplos de Kakebo por Internet para haceros una idea, pero básicamente, consiste en lo siguiente.

1. Al principio de cada mes registra el punto de partida: ingresos y gastos fijos, así como el objetivo de ahorro del mes. 

2. Apunta los gastos de manera diaria y al final de cada semana, mes y año haz balance.  

Asi, como hemos comentado hasta ahora, podremos ver si estamos consiguiendo nuestro objetivo o si en un mes o determinado lapso de tiempo lo hemos logrado o no. Conoceremos las razones de por qué sí o por qué no y además podremos, según va pasando el tiempo, hacer correcciones. Pero de eso os hablo ahora mismo.

Tomar conciencia y corregir nuestros gastos 

Os decía antes que uno de los problemas para ahorrar es que frecuentemente no sabemos en quė gastamos el dinero. Algo tan sencillo como el Kakebo nos da una imagen global de cuánto gastamos y cómo. Es como una fotografía muy visual de nuestro gasto que nos permite conocer mejor nuestro gasto y así poder tomar conciencia de la situación real. Tomar conciencia es el primer paso para realizar cualquier cambio en nuestras vidas, también en esto. 

Y una vez que hayamos tomado conciencia, podremos poner en marcha los cambios. Simplemente debemos observar bien dónde se va nuestro dinero, en qué partidas gastas más, en cuáles es posible recortar un poquito... De hecho, según van pasando las semanas es fácil ajustar importes en un determinado gasto. Por ejemplo, si en un mes hemos gastado mucho en ocio, podemos ir recortando el gasto. Aquí además podemos poner en marcha todos los trucos de ahorro: aprovechar descuentos, plantearnos días sin gasto, posponer compras, intercambiar cosas.... 

En definitiva, el Kakebo es una herramienta útil y que funciona, te permite ver a qué destinar tu dinero y con esa visión global tomar decisiones para ahorrar más. 

Comentarios

  1. Como ya me avanzó mi intuición...¡me parece muy interesante! Este año quiero poner en práctica varios métodos de ahorro. Uno es el bote lector, cada libro que lea 2€ al bote. Otro es uno para viajar a final del año y a ese le estoy dando vueltas. Con este que nos presentas has resuelto una duda que tenía y es bastante probable que intente ponerlo en práctica. Me recuerda mucho al método de comenzar una dieta de mi endocrino, llevar un diario de comidas diarias para ver exactamente que puedo quitarme sin morir de hambre o cómo hay cosas que como a deshoras o en demasiada cantidad. Como siempre un post muy útil que, con tu permiso, voy a compartir en twitter. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que lo encuentres interesente, Carmen. Encantada de que lo compartas dónde y con quien quieras. Yo utilizo un montón de botes, truquillos y gestos de ahorro, que me permiten controlar gastos y reservar parte de dinero para viajes y otras muchas cosas. Pero lo del Kakebo me ha gustado especialmente. Y sí, yo también hice el diario de dieta en el que verdaderamente te das cuenta de qué comes y cuándo. Pues esto es lo mismo, pero con el dinero ;) Un beso!

      Eliminar
  2. Nosotros compramos y utilizamos un kakebo allá por 2015 creo recordar, llegamos hasta mayo o junio, y esto me recuerda que anda por ahí y que es de esas cosas de las que me desharé. No es nuestro método.
    Lo que sí he puesto en marcha es el bote/hucha de las 52 semanas, y si lo vamos cumpliendo a final de año habrá unos 1400 € que nos servirá para el viaje navideño. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del bote de las 52 semanas esta genial, aunque a mi me parece demasiado fácil al principio y demasiado difícil en las últimas semanas, pero si funciona, ESTUPENDO!

      Eliminar
    2. Hay quien lo empieza por el final o quien lo hace de forma aleatoria según la semana, te contaré al final del año, je je.

      Eliminar
    3. Pues si, cuentamelo porque me va a interesar mucho tu experiencia, igual me animo yo también ☺

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)