MI PRINCESA DE 6 AÑAZOS

Parece que fue ayer y ya ha pasado un año... Bueno, en realidad un año y un día. El 14 de febrero de 2016 publicaba un post que se titulaba Felicidades a mi princesa de 5 añazos y hoy comparto mis reflexiones sobre una princesa de 6 añazos que me tiene robado el corazón

El tiempo pasa deprisa, demasiado deprisa. Pero mucho más aún cuando tienes un hijo que va creciendo cada día, que cada mes te sorprende con una nueva ocurrencia, haciéndose mayor a pasos agigantados. Yo no me siento más vieja porque ella vaya creciendo, pero sí me da pena que se me escape entre los dedos este tiempo de la infancia. Eso sí, os puedo asegurar que lo aprovechamos a conciencia, porque pongo en práctica mis ideales de que si tienes un hijo es para estar con él, para acompañarle en su crecimiento, en su viaje vital. Y yo soy de las que estoy. 

No siempre ha sido fácil, no sigue siéndolo ahora tampoco. Elegí antes de nacer mi hija que quería estar con ella. En su día, me cogí la reducción de jornada, y aunque en este país escoger esa opción sigue estando ligado irremediablemente a renunciar a muchas otras cosas, sin duda merece la pena. Yo no quiero encontrarme de pronto con una hija adolescente o adulta que ya no me necesite, sino que quiero acompañarla en todos estos pequeños momentos. Y lo estoy haciendo, tal como he escogido y tal y como me encanta hacerlo. 


Tengo la inmensa suerte de tener una niña maravillosa. Pizpireta, ocurrente, creativa... Es cierto que no para quieta, que tiene una fuerza y vitalidad desbordantes a las que a veces, en mitad de la rutina y el cansancio, me cuesta mucho seguir el ritmo. Pero es maravillosa. Con ella aprendo cada día sobre las cosas verdaderamente importantes de la vida, y también sobre las que no lo son. No siempre estamos de acuerdo, no siempre es un camino de rosas, criar y educar nadie dijo que fuese fácil. Pero es un camino apasionante

Cada año hacemos un libro de fotos en la que la veo crecer y soy más consciente de la volatilidad del tiempo. Ahí están inmortalizados muchos grandes recuerdos pero que sobre todo se trata de grandes emociones y experiencias reales vividas juntas. Y cuando digo grandes quiero decir pequeñas, ya lo decía Serrat, aquellas pequeñas cosas que son las que conforman una vida y además le dan sentido


En este año la he visto crecer, aprender, desarrollar su propia personalidad... Hemos reído y hemos llorado, hemos pasado trocitos de #veranoenelnorte, hemos leído juntas y aprendido juntas muchas cosas importantes. El universo está ahí fuera, esperando a que lo descubramos. Es algo que un niño tiene muy claro, pero que cuando llegamos a ser adultos, parece que se nos olvida. Por eso, tener la posibilidad de recordarlo y volver a vivirlo intensamente es un regalo del cielo. Un regalo que me inspira cada día y que yo aprovecho cada segundo




Gracias, Henar, por existir, por ser mi hija, por dar luz a mi vida y hacerme volver a soñar. Mi deseo es que crezcas feliz y te conviertas en una buena persona, y estar a tu lado en el camino siempre que me necesites. 

Felicidades, princesa, con un día de retraso. 

Comentarios

  1. Muchísimas felicidades para ambas!! Un post precioso, como vosotras! Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas felicidades a ambas! Y a seguir aprovechando todos los momentos, que son maravillosos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que ya te lo he dicho en otras ocasiones, pero por si solo lo he pensado...te lo vuelvo a decir. Me pareces una super mami y creo que eso se refleja en esa niña que irradia felicidad. Me encanta ver todas las cosas que haces con ella y como te involucras en su mundo, me encantaría que muchas que conozco te viesen por un agujerito a ver si se les pega algo...jajjaja Un besazo para ti y un gran felicidades a esa peque tan estupenda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Carmen, intento ser la mejor madre que pueda llegar a ser pero estoy muy lejos de ser una super Mami, hago muchas cosas mal... pero otras buen para compensar un poco 😄

      Eliminar
    2. Las super mamis son esas que, como tu, saben que a veces hacen las cosas mal y no les importa reconocerlo, de hecho saben que eso es lo que hay que hacer reconocerlo y seguir intentándolo. Así que ponte esa capa y sigue así!

      Eliminar
    3. Eres 😍😍😍!!!!!

      Eliminar
  4. ¡Felicidades Henar! Me ha encantado tu post, tienes una niña que es una ricura. Muchos besos a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Leire, un fuerte abrazo para ti.

      Eliminar
  5. Ay, qué grandes se nos hacen. Alegría con un pellizco de nostalgia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? Déjanos unas palabras ;)