MIS MOMENTOS DE ENERO 2018

Enero es un mes extraño y a menudo complicado. Comienza en plenas Navidades y tenemos la sensación de que eso no es enero, que el enero de verdad vendrá con la rutina. Pero sí que lo es. 

Desde hace años, estrenamos cada año y cada enero en Oviedo. Es una alegría pasar la Nochevieja allí y el cambio de año, son unos días especiales en los que hacer muy poco y vivir mucho. Además, varios de estos días nos hizo verdadero solazo y disfrutamos mucho de Oviedo, sus luces navideñas y en el caso de mi hija, sobre todo del Parque San Francisco y su feria de Navidad. Ponen varias atracciones para niños (que allí se llaman caballitos) y ni os cuento cómo se lo pasó la princesa de la casa todos esos días. 

Sin embargo, mi foto favorita es ésta. Porque uno no tiene la suerte de encontrarse todos los días con Jack y Gus, los ratones de Cenicienta. De hecho, este dibujo taaaan chulo cierra las ventanas de la biblioteca del Campo San Francisco, por lo que únicamente se pueden ver cuando está cerrada (este día sería un domingo o un festivo, no recuerdo). No podíamos desaprovechar la oportunidad. Había más dibujos muy chulos pero éste sin duda fue el favorito de Henar. 

Me encantó estar en Oviedo esos días y además con buen tiempo. Es cierto que de vuelta me traje una gripe que me tuvo cinco días en la cama y que además me ha pasado por segundo año consecutivo, pero aún así: me encanta ir a Oviedo en Navidad


Y toda Navidad que se precie tiene su noche y su mañana de Reyes. Para mí es una de las fechas más mágicas de la Navidad, especialmente si tienes niños en casa. Tener la suerte de hacer de paje de los Reyes Magos, empaquetar, colocar y dejarlo todo bonito es un verdadero regalo. Sobre todo porque a la mañana siguiente ¡¡¡es una fiesta!!! Este año yo diría que especialmente. Parece que los Reyes acertaron de pleno y la ilusión fue tal que sé yo de una que se pasó dos días en pijama jugando y volviendo a jugar con sus regalos y sus muñequitos nuevos. 

Además, desde que tiene su bolso del Rey Gaspar (su rey favorito) y lo llena de chocolatinas, todavía es más fantástico todo. 


Como ya avanzaba antes, después de Reyes me tiré cuatro días en la cama y otros ocho más fuera de la cama pero enferma. Forma parte de mi enero, pero no es muy memorable precisamente... 

Y enero, como era de esperar, ha estado lleno de pequeños momentos, esas pequeñas cosas que cantaba Serrat. Tales como muchos días de casa, manualidades con niños (ya os hablé de nuestro DIY de pavo real con CD o nuestro DIY Bajo del mar con sirenitas), sesiones de Magic English, sofá, mantita, lecturas... 

He vuelto a leer el primero de Harry Potter (pero no me ha gustado como cuando lo leí la primera vez), me vi todas las películas de la saga (para algo tenía que aprovechar estando mala en la cama). empecé mi agenda nueva y me he estrenado haciendo pinitos en la Thermomix. La tarta de zanahoria está deliciosísima. 




Y uno que yo me sé ha aprovechado al máximo los días soleados de enero. Y si no, para muestra un botón, sólo tenéis que ver la foto. Una pena no haber grabado un vídeo, porque él que estaba tan contento en su agua, cuando de repente vio que se le acercaba el cisne... ¡¡¡pies en polvorosa!!! Casi sale volando, orejas al viento... pobrecito mío. 



Mi mejor recuerdo del mes: la magia de la mañana de Reyes.

Lo que he aprendido: muchas cosas, pero sobre todo lo que he avanzado en mis sesiones de coaching.

Un recuerdo divertido: el musical de la Familia Addams, ¡me lo pasé fenomenal!

El post nuevo de este mes con más lecturas: Trucos de ahorro 10: Kakebo japonés.




Comentarios

  1. Me alegra que recuperes esta buena costumbre, yo tengo pendiente escribir mis favoritos. Mi enero ha sido muy reposado, por una lesión en la rodilla, febrero lo será un poco más, porque hoy me han recomendado seriamente que me coja la baja si quiero mejorar la lesión, pero me lo voy a tomar con calma, más lecturas, más pelis y series y más ratillos para el blog. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya... espero que te mejores pronto. Pero sí, el reposo también tiene cosas buenas y puedes pasar más tiempo en casita relajada. Y justo ahora con este tiempo ¡es lo que más apetece!

      Eliminar
  2. La mañana del día de Reyes con niños es mágica. Y aunque mi hija tiene ya los catorce, la verdad es que la sigue viviendo con la misma ilusión. Y yo también.
    Oviedo es una ciudad preciosa. Estuve ahí hace... ¡20 años! Como corre el tiempo!!! No me importaría volver.
    Y cuídate mucho! Descansa y que te den mimitos, aprovecha ahora!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es mágica, y se puede vivir así con 14 o con 40 años!!!

      Eliminar
  3. ajajaja que me parto con el cisne XD
    ay, la thermomix, qué invento. yo no sé cómo podía vivir sin ella antes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pienso yo exactamente de la Thermomix, cómo no la he comprado antes!!!!

      Eliminar
  4. hace poco que te sigo. supongo por los comentarios que conoces Oviedo ya que dices que hace años pasa la nochevieja allá. Yo no la conozco. Me podrías aconsejar que hacer 0 ver, mas allá de lo puramente turístico?. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HOLA! Soy de Oviedo, nací allí y viví allí 25 años, vuelvo varias veces cada año. Escríbeme a itacabuscandoaulises@hotmail.com e intento ayudarte con lo que necesites

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)