FLORENCIA CON NIÑOS: OTRA VISIÓN DE UNA CIUDAD MARAVILLOSA

En la semana del puente del 1 de mayo, en lugar de puente hicimos acueducto y nos fuimos a recorrer una parte de Italia en familia. Estuvimos en diversas ciudades italianas, ya que además del avión, nos alquilamos un coche que nos permitió visitar muchas localidades que de otro modo nos hubiese sido imposible. Pero hoy quiero hablaros de mi ciudad italiana favorita: Florencia; y además de una visión de Florencia con niños.

Un viaje con niños puede ser diferente al viaje que haríamos sin ellos, pero no debe de ser menos especial, sino simplemente diferente. Os diré que el viaje a Italia fue maravilloso, pero también fue una auténtica paliza y que Henar anduvo muchísimo y se portó como una jabata. Aún así, como os contaba el verano pasado en el post viajar con niños: aprendizajes de verano, simplemente hay que intentar readaptar el viaje al ritmo de los niños, pero sin hacer excesivas renuncias.

Florencia, además de ser un lugar apasionante (estoy enamorada de esta ciudad desde mi adolescencia), es también una ciudad mediana y resulta muy sencillo recorrerla de punta a punta, sin necesidad de utilizar transporte público. Es cierto que es una ciudad muy turística, pero también lo es que si consigues salirte de las cuatro calles por las que transitan los turistas (a veces cogiendo una paralela lo consigues sin problemas), puedes vivir una ciudad tranquila y con muchas cosas que ofrecerte. Y una ciudad que a los niños les encantará. En este post no pretendo hacer un recorrido por los lugares tradicionales que todo el mundo sabe sobre Florencia (Duomo, Signoria, los Uffizi…) sino descubriros otra ciudad más amable para mayores y pequeños. Os dejo algunos de los lugares diferentes e imprescindibles para mí, con los que nosotros disfrutamos muchísimo.


San Miniato al Monte

La basílica de San Miniato al Monte acaba de cumplir un milenio, que se dice pronto, hace tan sólo algunas semanas. Es un lugar precioso, muy digno de visitar y que te sorprenderá por su espiritualidad y su fachada (en ella se inspiró Alberti para hacer la de Santa María Novella, en el centro de la ciudad). Pero sobre todo es un lugar impresionante por las vistas de Florencia. El paseo hasta allí es precioso, aunque muy cuesta arriba. Con niños no estoy muy segura de que sea muy recomendable, sí que merece la pena ir en coche, o en autobús hasta la Piazza Michelangelo y luego subir andando. Nosotros fuimos en coche de la que llegamos a Florencia desde Siena y fue nuestro primer contacto con la ciudad.

Florencia con niños


Oltrarno y Santo Spirito

Si el centro de Florencia es pura ebullición, no hace falta más que cruzar el río y adentrarnos en la zona de Oltrarno (al otro lado del Arno) y te parecerá que estás en otra ciudad. Si cruzas por el Ponte Vecchio seguirás viendo riadas de turistas que transitan hasta el Palazzo Pitti y los Jardines del Boboli. Por cierto, estos jardines son grandes, pero estupendos para visitar con niños, seguro que les gustará. Pero si te sales de la calle principal, descubrirás un barrio maravilloso. En la Piazza de Santo Spirito y alrededores hay mucha animación, muchas trattorias donde degustar comida toscana a buen precio y en las calles aledañas te encontrarás con un montón de negocios y tiendas de barrio tradicionales, así como talleres de artesanos y de moda. Es un barrio muy bonito, sorprendente y con poca gente tratándose de Florencia. Los niños disfrutarán a su aire por esta zona, especialmente por la zona de la plaza y alrededores.


El tiovivo de la Plaza de la República

Lo de Italia y los tiovivos es algo especial. Hace un tiempo os conté que para mí Roma es un tiovivo a orilla del río Tíber, desde que la visité con Henar cuando aún no había cumplido dos años y estuvimos allí disfrutando de ese lugar mágico. En este viaje, donde también nos acercamos a Roma, no pudo faltar tampoco el tiovivo romano, pero ésa es otra historia de otro post futuro.

Lo cierto es que nos encontramos, casi sin buscarlo, con tres tiovivos en nuestro viaje a Italia: uno en Lucca (nos lo encontramos por casualidad), el de Roma (que sabíamos dónde encontrarlo porque ya nos lo habíamos encontrado por casualidad en un viaje anterior) y el de Florencia. Confieso que busqué expresamente en Internet información sobre tiovivos en Florencia y encontré un par de lugares que hablaban de éste. Se encuentra en la Plaza de la República (muy cerca del Duomo pero mucho menos concurrida, rodeada además de tiendas lujosas, es como la milla de oro de Florencia). En medio de la plaza encontraréis este lindísimo tiovivo, que a los niños les encantará. Lo más sorprendente es su precio: ¡¡¡¡1 euro cada viaje!!!!, muchísimo más barato que en España. Seis billetes, cinco euros. Fuimos dos veces, una tanda de tres viajes y otra igual ese mismo día por la tarde.


Florencia con niños


Tiendas para niños: Bartolucci

En las principales ciudades italianas podréis encontrar una tienda muy especial: Bartolucci. Se trata de una tienda de productos infantiles realizados en artesanía en madera, que hace las delicias de mayores y pequeños. Tienen página web, por lo que podéis echar un vistazo a las cosas tan bonitas que hacen. Están hechas a mano, de manera totalmente tradicional, por lo que no hay dos cosas exactamente iguales. En mis visitas a Italia casi siempre vengo con algo de Bartolucci y esta vez no ha sido una excepción. En Florencia encontraréis dos tiendas Bartolucci muy cercanas una de la otra, en pleno centro de la ciudad: vía della Condotta y Borgo dei Greci. La primera es un poco mayor que la segunda y además en ella existe un taller de los artesanos de la marca. Os encantará y los niños podrán sacarse fotos como ésta, entre otras muchas.   


El Mercado Central y sus alrededores

Si quieres comer bien en Florencia, sin demasiadas aglomeraciones de gente, comida tradicional y a buen precio, yo te recomendaría sin dudar la Plaza del Mercado Central.  Además del tradicional mercado de abastos (el Mercado Central), esta área presenta opciones muy interesantes de ocio y gastronomía. En la parte superior del mercado han puesto un mercado gourmet, tan de moda en otras ciudades europeas (en Madrid tenemos varios, el más conocido el mercado de San Miguel). Pero además, en los alrededores de la plaza encontraréis varias calles llenas de puestos donde encontrar muchísimas cosas. Florencia es conocida por sus artículos de piel, que podréis encontrar a buen precio en esta zona, aunque aviso que se lleva el regateo. También encontraréis corbatas y pañuelos de seda y mucho souvenir.

En la plaza del Mercado Central existen varias trattorias tradicionales que además disponen de terrazas. Una de nuestras preferidas es Da Garibardi, que yo personalmente conozco desde hace casi veinte años. Allí, los niños se lo pasan genial con una buena pizza a su gusto y los mayores disfrutamos de la tradicional cocina toscana.


Los museos y entradas a monumentos son gratis para los niños

Los precios para entrar a museos y monumentos son altos, pero al menos tenemos la buena noticia de que los niños no pagan. No estoy muy segura de hasta qué edad, quizá hasta los doce años, pero Henar a sus seis años no pagó por entrar a ningún sitio, lo que es de agradecer. Si vais a Italia o a Florencia por primera vez y queréis ver muchas cosas, me permito daros un doble consejo: reservar por adelantado (muchas veces llegas allí y no hay entradas para los siguientes tres días) y llevar un buen presupuesto para visitas. Como nosotros, con nuestros más y nuestros menos, habíamos ya visitado la ciudad en varias ocasiones, no visitamos demasiados monumentos de pago, pero aún así, con tres, nos gastamos unos 30 euros por adulto. Lo dicho, que los niños no paguen viene francamente bien.


Últimos consejos finales


Florencia es un lugar donde hace mucho frío en invierno y muchísimo calor en verano. La mejor época para ir, a ser posible, es primavera u otoño. Mejor si vas entre semana y evitando los puentes, habrá menos gente. Sé que no siempre todo esto es posible, pero yo dejo el consejo por si acaso.

Los taxis son carísimos, te cobran no sólo por el trayecto y las personas, sino también un euro adicional por cada maleta. Quizá tengas que coger alguno para ir a la estación, pero el resto de los trayectos los puedes hacer a pie, porque además el centro está atestado de turistas e ir en taxi a veces hace que tardes casi lo mismo que andando.

Los hoteles de Florencia son caros, muy caros. Es una de esas ciudades donde merece la pena estar en un hotel céntrico, pero si te desplazas un poco más allá (a quince o veinte minutos andando del centro), podrás encontrar un hotel más económico y que esté bien.

Comer en Italia es barato si te sales de los circuitos turísticos. En Florencia, es fácil que te claven y que comas regular allá donde comen los turistas. Si te sales de ese redil y vas a otras zonas (por ejemplo el Mercado Central, Oltrarno o cualquier otra zona no turística), podrás comer bien a buen precio.

¡Ah! Y los amantes de los helados no pueden marcharse de allí sin probar las maravillas italianas. Lo mismo, las zonas turísticas con muy caras, sin embargo en las no turísticas te sorprenderá. Para muestra, un botón. Una tarrina de dos bolas de helado en la zona del mercado central: 2 euros; en el centro: 8 euros. Lo digo de buena tinta, porque Henar se emperró en un helado y no me daba tiempo a cruzarme la ciudad, era más grande el helado, pero vamos, ¡¡¡no para costar 4 veces más!!!


Florencia es una ciudad muy bonita y con muchos planes y rinconcitos para niños. Una ciudad maravillosa para viajar solos, en pareja, en familia, con amigos… lo tiene todo. 

Comentarios

  1. Si todo sale bien, en septiembre iré a visitarla, pero como es la primera vez, este año he elegido ir con un circuito así que las visitas están ya programadas y no he mirado todavía bien si hay alguna tarde para ir por libre. Me guardo tu entrada por si acaso, a ver si me da tiempo de ver algo de lo que indicas. Te he dicho septiembre... Y ya estoy de los nervios! Tengo tantas ganas de conocer Italia...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escríbeme si necesitas alguna recomendación y disfruta Italia, es única en el mundo!!!!

      Eliminar
  2. No conocemos Florencia, pero estamos deseando, está en nuestros planes de futuro próximo, pero como mi lesión invernal nos obligó a cancelar algún que otro viaje, de momento tenemos muchos planes sin fecha, aunque estimo que me van a dar de alta muy prontito, de hecho quiero vivir el fin de curso en mi centro (aunque algunos de mis compis me llamen masoca) y creo que será posible. Cuando Florencia tenga fecha en mi agenda ya te pediré consejo. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi ciudad italiana favorita, si vas te digo donde comer y que cosas ver más allá de lo más turístico 😉

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? Déjanos unas palabras ;)