VERANO EN MADRID: LA WARNER Y SUS JUEGOS DE AGUA

Este verano en Madrid está resultando suave en cuanto a temperaturas se refiere, pero no obstante, mientras llegan las ansiadas vacaciones, es bueno tener planes para los niños y para que disfruten. Muchas veces pienso en lo diferentes que son los veranos de ahora a los que vivimos otras generaciones. Nosotros estábamos dos o casi tres meses fuera de casa, es cierto que la mayoría del tiempo lo pasábamos en el pueblo con los abuelos, pero lo importante es que estábamos fuera de la rutina habitual de nuestras vidas.

Ahora, y más en una ciudad como Madrid, los niños, de media, no suelen tener tanta suerte. La mía se pasa prácticamente todo el mes de julio de campamentos y la verdad es que son estupendos (cuando nosotros éramos pequeños no había cosas tan chulas) y le encanta, pero no deja de estar en casa durante un mes más. Y ella no es de las que peor le va si miro a mi alrededor, porque hay otros niños que apenas salen de Madrid una o dos semanas en verano. Por eso, es importante buscar planes que les gusten.

Y hoy precisamente vengo a hablar de un plan con niños para el verano de Madrid: ¡¡¡ir a la Warner!!! Sí, ya sé que no soy muy original con la propuesta y, os parecerá mentira, pero nunca antes habíamos ido a la Warner en verano. Hemos ido muchas veces, ya que tenemos el pase anual, pero nunca habíamos ido en verano, y la verdad es que es súper divertido, aunque tiene sus pros y sus contras, que ya os contaré.  Creo que todo se resume en una frase que dijo mi hija: “mamá, es mucho más divertido que el resto del año”. Y la verdad es que tenía mucha razón.

Me parece que ir a la Warner es un planazo para el verano de Madrid. Fuimos en sábado y había bastante gente, pero no nos resultó agobiante. Además, me han dicho que entre semana está prácticamente vacío (entiéndase vacío bajo el punto de vista madrileño, claro), así que puede ser un plan aún mejor para las tardes de verano entre semana.


ATRACCIONES DE AGUA

Hay varias, aunque nosotras sólo nos montamos en una, con la que empiezo esta sección.


JUEGOS DEL AGUA DEL OSO YOGUI

La del oso Yogui, que es la más apta para niños pequeños (Henar aún tiene 6 años). Os aseguro que sales de allí tan mojado como si te hubieras duchado vestido, así que mejor si vais con ropa de las que se secan rápido, aunque con el calor que hace secará rápido igualmente, pero yo lamenté no haberme llevado un vestido de tela más suave, de esos de los que en diez minutos estás totalmente seco. Para los niños, veo recomendable que vayan directamente con ropa de baño. Además, no sólo para las atracciones de agua, sino para las fuentes, de las que luego os hablo.


La atracción del oso Yogui es familiar, consiste en una serie de barcas desde las que disparas y a las que disparan agua. Además, a lo largo del recorrido transitas por un montón de chorros externos que harán que te cales hasta los huesos. Es muy divertido, pero seguro que acabas mojadísimo. Creo que es la atracción de agua más familiar que hay en la Warner, apta para todos los públicos. 


Además, existen otras atracciones de agua en la Warner, aunque quizá para niños un poco más mayores.


RÍO BRAVO 

Podéis subiros a Río Bravo en la zona del viejo Oeste americano, la típica atracción acuática en la que, sentados en una gran barca, transitaréis por un escenario típicamente del oeste, a través de canales de agua, hasta bajar a toda velocidad por una empinada pendiente en la que os mojaréis también hasta arriba y más allá.


RÁPIDOS ACME 

Si no, otra opción son los Rápidos ACME en la zona de niños (Cartoon Village), en la que encontraréis al Coyote. A bordo de una balsa neumática bajarás también por rápidos canales de agua rodeada de los Looney Tunes y también acabarás en medio de un gran chapuzón y los diferentes muñecos te arrojarán chorros de agua, ¡inevitables!


CATARATAS SALVAJES

Por último, existe otra atracción de agua, las cataratas salvajes, también en el Old West. Me parece que esta ya es para un público más mayor, no apta para niños, pero me han dicho que una de las mejores atracciones de todo el parque, especialmente si vas al principio o al final de la barca, porque inevitablemente, te ducharás vestido por enésima vez en ese día. 


FUENTES DE AGUA: DIVERSIÓN ASEGURADA PARA NIÑOS

Muchas veces, lo más sencillo sigue siendo lo que mejor funciona. Y este sábado a mí me quedó claro una vez más. No subimos a muchas atracciones (había mucha cola en algunas de ellas), pero Henar se lo pasó fenomenal chapoteando en las fuentes del parque.  Sí, así, literal como lo leéis. Y si no, no tenéis más que echar un vistazo a las fotos más abajo.


FUENTE DE SUPERMAN

Todo empezó con la fuente de Superman en la zona de superhéroes. No podía haber nada más sencillo, allí echó un buen rato con los chorros. Unos simples chorros en vertical que subían y bajaban y hacían las delicias de los niños, no hay más que verlos. 



GRAN FUENTE DE LOS LOONEY TUNES

Desde allí, atravesamos Gotham, la zona del Oeste y llegamos a Cartoon Village, la zona infantil. Nos sorprendió mucho porque a la entrada de esta zona desde el Oeste existe una gran escultura de los Looney Tunes que tiene pinta de ser una fuente pero que nosotras al menos nunca la habíamos visto en funcionamiento. Obviamente fue porque nunca habíamos ido en verano, pero allí nos encontramos con todos los personajes, y arriba del todo, coronándolo, el gran Bugs Bunny que, regadera en mano, giraba en un ángulo de 360 grados y calaba por doquiera a todos los niños que estaban saltando debajo. Francamente divertido, Henar estaba emocionadísima e incluso hice un vídeo muy chulo.


JUEGOS DE AGUA ACME

Pero sin duda, el lugar favorito de mi hija en la Warner de verano ha sido los juegos de agua ACME. Situados en Cartoon Village, la zona infantil, los habíamos visto muchas veces en invierno, vacíos y sin agua, pero nunca habíamos ido durante el verano. Se trata de un grupo de juegos acuáticos que permiten a los niños mojarse, refrescarse y pasárselo pipa. Hay varios, llenos de chorros y diversión asegurados. Desde la boca de rana de la entrada los niños se lo pasan genial.  



Sin embargo, por lo que he podido ver, diría que el favorito de los niños es éste que tenéis más abajo. Las campanas se llena de agua y descargan el gran chorro sobre la cabeza de los peques, que adoran estar ahí debajo y mojarse una y otra vez. Pasases cuando pasases por ahí, siempre veías a los peques, apiñados, mojándose y pasándoselo fenomenal. 



RECOMENDACIONES BÁSICAS

Lo mejor es que los niños lleven bañador y ropa de cambio.  Y por supuesto también chanclas. También es muy recomendable llevar en la mochila una toalla (o dos, porque acabarán empapadas) y un cepillo para peinarles una y otra vez. 

La temperatura el sábado pasado era de más de 35 grados, por lo que se secaban en poco tiempo, aunque para mi gusto el agua estaba demasiado fría. Ya noté el agua demasiado fría, incluso para la temperatura ambiente, cuando lo sentí en propias carnes en la atracción de Yogui. Pero mi hija terminaba saliendo tiritando una y otra vez de las fuentes y especialmente de los juegos de agua ACME. Creo que es un claro punto a mejorar por parte de la organización de la Warner y como padres debemos andar con cuidado porque a pesar del calor hay momentos en que los niños pasan frío. Vuelvo al principio de este post, cuando decía que este verano de Madrid está teniendo unas temperaturas inusualmente suaves (en pleno mes de julio en el sur de Madrid los 40 o 42 grados suelen ser habituales). Pero con este temperatura se agradecería que el agua estuviese un poco más templada. 


En cualquier caso, nos gustó el plan y seguro que repetiremos este verano. Tenía mis dudas sobre si sacar una entrada a Warner Beach, que aún no conocemos. Seguro que merece la pena, pero la verdad es que, para mí, la principal atracción era el agua y la Warner me ha sorprendido con una buena oferta acuática para los niños

Como podéis ver, no disfrutamos de muchas atracciones, pero chapoteo y agua tuvimos un rato y Henar lo disfrutó como nunca.

Una reflexión que me hice a mí misma y quisiera compartir con vosotros es que este tipo de jornadas merece la pena con el pase anual. Llevo varios años comprando el pase anual porque creo que compensa y facilita ocio con niños en determinados momentos y, como os decía, no lo habíamos explotado lo suficiente en verano ya que, por ejemplo, a la Warner, nunca habíamos ido en verano. Es cierto que hemos ido y pensamos volver porque también sacamos el pase anual del parking de la Warner, ya que cada vez que vas el parking cuesta 10 euros, que es importante, y teniendo el pase anual del parking, creo que te libera mentalmente para poder ir más veces.

El caso es que con pase anual y pase de parking ir a la Warner cualquier día de verano es un gran plan. Además, creo que puede ser buena idea ir después de la hora de comer y aprovechar la tarde de manera extensa, aunque aviso que acabaréis agotados. De hecho, nosotras llegamos allí sobre las 14.30 horas y mi idea era quedarnos casi hasta que anocheciese, pero no pudimos, nos agotamos antes. Quizá la próxima vez nos planteemos ir a media tarde y merendar/cenar allí y aprovechar a ver el desfile o algo similar. 

En cualquier caso, un planazo para niños que os recomendamos. 



Comentarios

  1. Pues sí, un plan la mar de divertido y fresquito! Me da que vais a repetir mucho este verano.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, alguna otra vez iremos seguro ;) pero esperamos alejarnos de Madrid antes o después y llegar a la playa!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Este blog no es nada sin tus comentarios :)