Entradas

NADA UNE MÁS A DOS HOMBRES QUE HABER AMADO A LA MISMA MUJER Y HABERLA PERDIDO

PASEANDO LISBOA: DE LA PLAZA DEL COMERCIO A LA PLAZA DEL MUNICIPIO